Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2014 > Agosto > Palabras del Presidente Juan Manuel Santos durante su visita a Nazaret, corregimiento de Uribia, La Guajira

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Palabras del Presidente Juan Manuel Santos durante su visita a Nazaret, corregimiento de Uribia, La Guajira

 ​Nazareth, Uribia, La Guajira, 8 ago (SIG).

 “Este es mi primer acto como Presidente de la República de Colombia (para el periodo constitucional 2014 – 2018). Quise venir aquí a La Guajira porque quería enviar varias señales: primero, reiterar mi compromiso con La Guajira. Un compromiso que ha estado presente desde hace cuatro años, cuando me posesioné en el año 2010, el 7 de agosto, y que se ha venido manifestando en muchas formas, en muchas inversiones. Ese compromiso ha estado presente y estará presente en los próximos cuatro años.

Hace cuatro años, el primer acto que hice fue visitar la región de La Mojana en el departamento de Sucre. Allá estuvimos en el municipio de Guaranda. Fui a acompañar a ese municipio, porque estaban en medio de la peor inundación que se haya conocido en la historia de Colombia. El Fenómeno de La Niña estaba haciendo estragos y el Gobierno Nacional tenía que estar presente para ver cómo ayudaba a todas las víctimas, a todos los damnificados.

Iniciamos un proceso muy importante, muy profundo, donde mucha gente colaboró, porque estábamos afrontando el peor desastre natural de nuestra historia. Así fue como comenzamos a generar todos los mecanismos, las instituciones que nos permitieran, como país, afrontar con mayor eficacia, con mayor efectividad, los desastres naturales. Así nació Colombia Humanitaria. Aprobamos una ley, con el doctor Germán Vargas Lleras, que estaba en ese momento de Ministro del Interior, la Ley de Gestión de Riesgos, y fortalecimos el sistema, sistema que hoy dirige el doctor Carlos Iván Márquez.

Y hoy, cuatro años más tarde, cómo es la vida, fíjense la paradoja, vengo a La Guajira a hacer presencia en un momento en donde la sequía nos está golpeando especialmente duro. Se siente sobre nosotros otro fenómeno totalmente contrario al que teníamos hace cuatro años: en este caso no es ‘La Niña’ sino ‘El Niño’. Y El Niño, infortunadamente y ustedes sí que saben lo que eso significa, El Niño no significa demasiadas lluvias sino demasiada sequía, falta de agua, falta de lluvias para poder hacer todas las actividades necesarias en cualquier región de Colombia, pero sobre todo aquí en La Guajira.

Afortunadamente tenemos esa institucionalidad, esas formas de afrontar los desastres, que hemos venido desarrollando en estos primeros cuatro años. Desde que comenzamos a escuchar que hacía falta agua, que no había llovido hacía mucho tiempo, el sistema ha comenzado a funcionar. Hemos atendido y seguiremos atendiendo a las familias afectadas por la sequía, hasta que esta situación se normalice. El doctor Carlos Iván Márquez tiene toda la autoridad y tiene las instrucciones para hacer todo lo que está a su alcance, para ayudar a todas las familias a que puedan afrontar esta situación de la mejor forma posible.

Afortunadamente no estamos solos: tenemos una serie de personas que pertenecen a unas instituciones realmente maravillosas. Tenemos, por ejemplo, a la Defensa Civil, aquí los tenemos listos siempre a ayudar en momentos difíciles. Tenemos a la Cruz Roja, tenemos al Cuerpo de Bomberos, tenemos a nuestras Fuerzas Armadas, a nuestra Policía, a todas las autoridades locales, que tienen que colaborar y colaboran siempre en este tipo de situaciones. Ellos están coordinando en este momento en una sala de crisis, tanto en el departamento como a nivel nacional, todas las acciones, 24 horas al día, para poder poner a funcionar el sistema de la mejor forma posible.

Hemos entregado más de 10 mil kits alimentarios de inventarios y esta semana vamos a entregar 10 mil más. Eso beneficia a cerca de 40 mil beneficiados en total. Hoy estamos entregando más de mil 500 mercados, que van a alcanzar hasta por 20 días cada familia con cada mercado. Y continuaremos entregándoles a quienes los necesiten.

Pero aquí les tengo una muy buena noticia. Yo sé que toda esta Alta Guajira ha tenido unos problemas serios en el suministro de elementos, problemas que se agravaron a raíz de la decisión que tomó el Gobierno de Venezuela de suspender, de parar todas las importaciones por parte de Colombia de los alimentos provenientes de Venezuela. Y como aquí tenemos una circunstancia muy particular por cuestiones de infraestructura, queda más cerca, es más fácil acceder a los mercados venezolanos que a los colombianos, por ejemplo en Riohacha, eso ha generado unos problemas serios.

Pues bien, hemos venido hablando con el Gobierno venezolano: yo personalmente con el Presidente Maduro, la Canciller con el Canciller venezolano y las autoridades de los dos países. Hace exactamente una semana, el viernes de la semana pasada, estaba aquí en Colombia el Presidente Maduro, nos sentamos a ver cómo podíamos resolver este problema.

¿Por qué surgió este problema? Quiero explicarles a ustedes, porque esto es importante para que ustedes ayuden a que esto no se vuelve a repetir: el problema surgió porque Venezuela tiene una crisis económica muy seria, y allá importan la gran mayoría de los alimentos y subsidian los alimentos para que al pueblo no le cueste tanto conseguir esos alimentos.

¿Pero qué pasó? Que esos subsidios se constituían en un gran atractivo para que esos alimentos pasaran a Colombia de contrabando, y se vendieron en el mercado colombiano porque eran más baratos de lo que se vende en Colombia. Entonces se generó todo un negocio, de traerse los alimentos de Venezuela, no solamente para la Alta Guajira, sino que muchos abusaron de esa situación e importaban volúmenes muy grandes de alimentos y dejaban a Venezuela sin alimentos. O sea ellos se estaban quedando sin alimentos por cuenta de que algunos aquí en Colombia estaban comprando mucho más de lo que se necesitaba para alimentar a la Alta Guajira.

Ante esa situación, Venezuela dijo: No puedo más y cerró totalmente el comercio de alimentos, la exportación de Venezuela hacia Colombia. Y por supuesto, ¿quiénes fueron los primeros afectados? Ustedes. Aquí fueron los primeros afectados, porque ustedes durante mucho tiempo han venido comprando los alimentos, que además son más baratos que en Colombia, en Venezuela.

Entonces lo que logramos con el Presidente Maduro y con las autoridades venezolanas, es que reabrían el mercado para la Alta Guajira. Hace una semana tomamos esa decisión y, Canciller, ¿cuándo va a estar eso listo? La semana entrante. Hoy están en este momento reunidos para ver cómo va a operar ese sistema.

Entonces en una semana van a poder comenzar a tener alimentos desde Venezuela, pero es muy importante, porque esa fue una condición del Gobierno de Venezuela, que los alimentos que lleguen sean suficientes para alimentar a toda la Alta Guajira. Y ya tienen un censo: 206 mil personas, 26 mil familias repartidas en toda la Alta Guajira y las propias comunidades escogieron a los transportadores que van a ir hasta Venezuela y traer esos alimentos. Esos transportadores van a traer suficientes alimentos que son más baratos, mucho más baratos que en Colombia, para toda la Alta Guajira. Pero es importante que no se aprovechen algunos de comprar muchos más y llevarlos al interior del país. Porque entonces las autoridades venezolanas van a decir: Están abusando de nuestra generosidad. Y vuelven a parar las exportaciones.

Mientras comienza el sistema, se requería que alguien comenzara a pagar por esos alimentos y esos mercados. El Gobierno colombiano dijo: ‘Nosotros para iniciar al proceso vamos a comprar esos mercados’. Por eso ya dentro de una semana vamos a comenzar a traer los alimentos de Venezuela y a normalizar la situación para que vuelva a ser como era antes. Al cabo de unas semanas, entonces se normaliza la situación y ya van a poder todos comprar los mercados y los alimentos en Venezuela a menor precio y se normaliza.

Una segunda buena noticia: aquí vine con el señor Ministro de Salud. Señor Ministro, venga y les contamos la buena noticia. Ayer firmó una resolución, aquí está la resolución firmada por el Ministro, en donde se ordena una ambulancia y todo el equipamiento, la dotación para el hospital. La dotación biomédica. Aquí está la gerente del hospital. Va a recibir ambulancia y todos los equipos que necesita el hospital.

En materia de agua, hemos atendido a 46 mil familias y hemos entregado 9 millones de litros de agua en 11 municipios de toda La Guajira. Mucha gente no sabe que Uribia es tres veces más grande que el departamento de Quindío, que es muy grande. Se han rehabilitado 25 jagüeyes, se han instalado seis plantas desalinizadoras y se han entregado 900 tanques con filtro. Vamos a seguir trayendo más agua, pero esa no es la solución que queremos. Necesitamos soluciones permanentes. Por eso lo que vamos a hacer, con la Gobernación, es que vamos a ir construyendo pozos. Vamos a construir 100 pozos de agua, para que podamos tener agua en forma permanente. Mientras esos pozos de construyen, van a llegar carrotanques con agua para ir supliendo las necesidades.

Yo quiero, Gobernador, decirle que vamos entonces a ir construyendo y perforando esos pozos para que la solución del agua sea no transitoria, porque los carrotanques van a seguir llegando, van a llegar en total cerca de 110, pero los carrotanques no son la solución. Sabemos que la solución son los pozos, son suministros permanentes.

Eso es lo que vamos nosotros a ir a suministrar. ¿Por qué no les explica, Gobernador, lo que vamos a hacer como solución más profunda?

Yo estaba enterado de que algunas personas están cobrando por el agua de los carrotanques. Señor Director de la Policía… Por favor, ayúdenme. Si les cobran por el agua, los meto a la cárcel. El agua es gratis. Los carrotanques traen agua gratis. No deben cobrarles ni un peso por el agua.

Sé que también tienen problemas de combustible. Ya di las instrucciones a la DIAN para que estén disponibles 5 mil galones de gasolina y ACPM y los van a traer para que tengan también acceso a combustible. Ese combustible debe utilizarse para poder poner a funcionar las plantas desalinizadoras y las que generan también la energía. Entonces es muy importante para que tengan eso en cuenta.

Y quiero decirles que vamos a desarrollar con todo el Gobierno, con el Ministro del Interior, con el Ministro ahora de Agricultura y con todos los Ministros y con el Gobernador, unos proyectos, después de utilizar mejor los pozos que vamos a ir perforando. Ya tenemos mucha mejor idea dónde podemos perforar los pozos para que salga agua que realmente se pueda utilizar, para que podamos generar proyectos productivos, para que puedan tener más alimentos, crecer aquí los alimentos, producir más. Eso lo vamos a hacer una vez el señor Ministro de Agricultura se posesione como nuevo Ministro de Agricultura.

Las plantas desalinizadoras ya hay seis funcionando, pero la idea con el Gobernador es poner 39 más, para que en total sean 45 que van a producir 90 mil litros de agua cada día.

Y quiero finalizar felicitando nuevamente a la rectora y a todas las hermanas que administran el colegio. Ustedes, lo dije ayer en mi discurso, todos los educadores y educadoras de este país serán los héroes y las heroínas de Colombia. Ustedes hacen una labor muy importante. La importancia que le vamos a dar a la educación es cada vez mayor. Es a través de la educación como los países y las regiones y los pueblos, pueden progresar.

Por eso, cómo me complace haber podido venir el primer día de mi nuevo Gobierno a hacerle un reconocimiento a este colegio que está cumpliendo 103 años. Los felicito mucho y tengan la seguridad de que lo que ustedes necesiten, aquí tienen un Presidente que les va a ayudar a que este colegio sea cada vez mejor.

Me había pedido la palabra un vocero de las comunidades Wayúu, pero antes de darle la palabra quiero contarles algo: este evento es muy simbólico. Yo ayer dije que Colombia va a progresar si logramos la paz, que Colombia va a progresar si somos un país más equitativo y que Colombia va a progresar si tenemos mejor educación.

Ayer mismo le entregué un regalo al Rey de España, que por primera vez visita un país después de haberle entregado el trono a su hijo, el Rey Juan Carlos. ¿Y saben qué le entregué? Le entregué un bastón de palabrero y le dije que eso era una tradición de las comunidades Wayúu, que me enseñaron a mí y me entregaron un bastón hace ya tres años, cuando comencé el proceso de paz, y me dijeron: Le hemos entregado ese bastón a García Márquez, porque es el arquitecto de la palabra, y a usted, para que le ayude a hacer la paz.

O sea que este evento de hoy recoge la paz, recoge ese deseo y vamos a ponerlo en práctica, de tener más equidad, porque vamos a concentrar muchos más recursos en los más vulnerables de La Guajira, en los niños que están teniendo tantas dificultades. Aquí traje a mi señora, traje a los funcionarios, para que La Guajira se convierta en uno de los primeros departamentos donde todos los niños tengan la posibilidad de atención integral, que tengan una buena atención antes de entrar al colegio.

Y aquí con este reconocimiento que estoy haciendo a este colegio que cumple 103 años, estoy renovando el compromiso para darle a La Guajira más facilidades y más instrumentos y van a tener más recursos, para tener una mejor educación. O sea que aquí se están, en cierta forma, poniendo en marcha esas tres grandes metas, las bases que van a ser de Colombia un país mucho mejor hacia el futuro: paz, equidad y educación”.