Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2014 > Agosto > Declaración del Presidente Juan Manuel Santos en el lanzamiento del Programa Cadenas de Producción Propios en Juriakath, departamento de La Guajira

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Declaración del Presidente Juan Manuel Santos en el lanzamiento del Programa Cadenas de Producción Propios en Juriakath, departamento de La Guajira

 ​Juriakath, La Guajira, 8 ago (SIG).

En el segundo Gobierno, mi primer día quise pasarlo aquí en La Guajira por muchos motivos. Primero, mi compromiso con La Guajira y como agradecimiento porque La Guajira ha sido también muy generosa conmigo, lo cual también me compromete aún más.

También porque hace más de cuatro años estuve en La Mojana, en el departamento de Sucre, atendiendo el Fenómeno de la Niña, las inundaciones que realmente devastaron zonas enteras de este país, el peor desastre natural que hemos vivido y me tocó afrontarlo con el gobierno desde el primer día, desde el 8 de agosto hace 4 años.

Y hoy paradójicamente estamos ad portas de sufrir un fenómeno parecido pero todo lo contrario; en lugar de inundaciones tenemos el Fenómeno de El Niño, no La Niña y El Niño lo que hace es traer sequía, traer todo lo contrario a las inundaciones falta de agua; dicen que infortunadamente eso es más grave que las propias inundaciones, más difícil de contrarrestar, más difícil de manejar.

Pero también afortunadamente en estos cuatro años hemos aprendido a manejar a mitigar los efectos de los desastres naturales, hemos aprendido y hemos generado las instituciones, las capacidades necesarias con el doctor Carlos Iván Márquez (Director de Gestión del Riesgo) que está al frente de una institución nueva que creamos hace cuatro años precisamente para manejar este tipo de situaciones.

Ahí hemos venido avanzando, aprendiendo de otros países, importando o copiando experiencias exitosas, por eso pues vamos a afrontar este Fenómeno de El Niño como Dios manda, con toda la institucionalidad, con toda intención y la organización debida y con la ayuda de todos ustedes, de todos los colombianos.

Esto va a requerir que todos colaboremos, que todos tomemos consciencia de que estos fenómenos, producto del cambio climático, los tenemos que afrontar en forma mancomunada, todos unidos, para poder mitigar el efecto sobre las poblaciones, las más vulnerables, más pobres, que son las que suelen sufrir más cuando tenemos estos fenómenos.

Por eso he venido yo a La Guajira, estuvimos en Nazareth, allá les explicamos además que sobre todo la Alta Guajira está teniendo un problema serio de falta de alimentos por lo que había sucedido con Venezuela, que habían cerrado totalmente la exportación de alimentos hacia Colombia, la importación desde Colombia, pero esa ya afortunadamente se solucionó y a partir de la semana entrante van a tener acceso a los productos venezolanos toda la Alta Guajira, para que este problema de los alimentos pueda ser resuelto.

Mientras tanto hemos venido asistiendo con alimentos especiales que ha dado la Dirección de Riesgo y ahí hemos podido ayudar a las comunidades que les ha faltado los alimentados.

También hemos hecho una labor muy importante para concentrarnos en los más vulnerables, en los niños sobretodo, niños que siempre son muy susceptibles de sufrir en estas situaciones.

Esto ha sido un esfuerzo que no solamente el Gobierno, sino muchas empresas y muchas organizaciones, por ejemplo la Fundación Éxito nos ha venido colaborando con alimentos, con raciones, para que podamos tener los mercados suficientes que se requieren para que nadie pueda sufrir por falta de alimentos.

Mi señora María Clemencia va a regresar -la Primera Dama- el martes para repartir una donación que hizo Fundación Éxito de mil 500 mercados para que nadie pueda sufrir de falta de alimentos y haremos todo lo que sea necesario para que esa situación se corrija.

Pero, este problema y estos tipos de situaciones, de adversidad, también nos obliga a pensar en soluciones de fondo. La Guajira ha tenido toda la vida problemas de agua, y las crisis –como lo hicimos hace cuatro años, las queremos convertir en oportunidades.

Hace cuatro años con las inundaciones reconstruimos casi cinco mil escuelas, las dejamos mejor de lo que estaban antes de las inundaciones y quisimos que la mayor cantidad de gente que ha sido damnificada por el invierno quedara mejor de lo que estaba antes.

Muchas de ellas les ha sucedido eso, han tenido la oportunidad de reconstruir sus casas de reconstruir sus ingresos y han quedado mejor de lo que estaban antes.

Y esta crisis que estamos apenas comenzando, la falta de agua de El Fenómeno de El Niño, pues también la debemos convertir en oportunidades.

Aquí estamos en un ejemplo concreto de cómo podemos convertir un problema en una gran oportunidad.

El Ministerio del Interior con el operador Fupac, la empresa Corderos y una serie de organizaciones, de instituciones y de funcionarios, -le agradezco mucho al señor ministro del Interior, Aurelio Iragorri,- ha diseñado y puesto en marcha lo que en este momento estamos viendo: convertir un desierto en un oasis, en algo productivo.

Lo que ustedes ven allá atrás (se dirige a los televidentes), es un pequeño esfuerzo porque no es algo de gran calado, no es demasiado, no es muy costoso, pero trae unos beneficios enormes.

Aquí donde estamos se perforó un pozo de 150 metros, que dio agua potable, suficiente para regar hasta cinco hectáreas, cinco hectáreas que en este momento se están regando, una por goteo, y está convirtiendo este desierto en una zona muy, muy productiva, porque esta zona por falta de agua es muy agradecida cuando recibe agua y ustedes lo están viendo.

Aquí hay maíz, hay (…) y pasto, para los corderos, que eso es algo bien importante porque estamos haciendo una solución integral.

Bien el agua se acompaña con un proyecto productivo, en este caso la posibilidad de construir lo que podríamos llamar unos establos, se llaman apriscos, donde hay entre 200 y 400 ovejos y esos ovejos ahora pueden tener mejores alimentos, les estamos dando mercado, y por ejemplo, un corderito de tres meses, dos meses, ya se lo compran, eso antes se demoraba año y medio, y se lo compran por el mismo precio y se lo pagan en efectivo y eso ya le da a estas comunidades unos ingresos suficientes para seguir viviendo dignamente.

A parte de eso, ustedes escuchan la planta (a los televidentes), la planta es lo que surte que el bombeo se pueda dar y además da electricidad para que las comunidades puedan tener electricidad.

Y el agua, entonces no solamente es agua para un humano, sino sirve también para el riego de las plantas, de los cultivos, para los animales y para las comunidades aledañas.

Hay agua suficiente.

Como este proyecto ya hay seis, seis proyectos en diferentes comunidades.

Ustedes lo están viendo, ahí está El Caimito pero hay cuatro más, el de aquí, hay seis comunidades que están replicando, es un ejemplo de éxito.

Y como los ejemplos de éxito se deben copiar y se deben replicar, ahí está la comunidad de Zapatamana, Serroplano, El Caimito, La Paz, el Internado Camino Verde.

En el Internado Camino Verde hay también mil niños beneficiados.

Pero seis, Ministro, es muy poquito, entonces yo di una orden -la primera orden como Presidente recién posesionado por segunda vez- allá en Nazarenth y le dije, necesito que los nueve corregimientos al lado de Nazarenth se puedan perforar unos pozos, unos pozos que requieren allá en la Alta Guajira.

Pero esto es tan maravilloso, que yo creo que podemos multiplicarlo por 10. Por qué no multiplica esto y produce 60 de estos proyectos que no son muy costosos, 150, 160 millones.

De manera que a producir proyectos de estos por toda La Guajira.

Qué maravilla convertir La Guajira en un sitio fértil, que genere ingresos, que genere prosperidad.

Y de eso se trata este Gobierno, ayer les dije, quiero la paz y ahí estamos utilizando esa filosofía, ese genio wayuu, la palabra para traer la paz a este país y también estamos dedicados a la equidad.

Aquí en La Guajira hay demasiada pobreza, por eso nos vamos a dedicar a erradicar la pobreza extrema en La Guajira y a dar mejor y más educación para que podamos tener una mejor Guajira y una mejor Colombia.

Y parte de esa equidad tiene que ver con darle oportunidades a todas las comunidades de tener ingresos dignos, de tener una vida digna y con este tipo de proyectos, lo vamos a lograr.

También vamos a ser inversiones importantes que sean soluciones duraderas, soluciones permanentes a la falta de agua.

El proyecto de Ranchería que ya ha completado su primera fase, ya hay un embalse.

En unas semanas se van a adjudicar la licitación para los estudios de la segunda fase, para darle agua permanente a nueve municipios de La Guajira con el proyecto de Ranchería, a parte del agua que le da al distrito de riego para que se pueda también poner a producir toda esta Guajira, que si le damos agua se vuelve una despensa, que ese es mi sueño: convertir La Guajira en una despensa para Colombia y el resto del mundo, y lo vamos a lograr, lo vamos a lograr con la ayuda de todos ustedes.

Y lo vamos a lograr porque ya están los ejemplos, lo estamos viviendo, aquí estamos en un ejemplo pequeño, un pequeño laboratorio, pero esto es lo que podemos hacer en toda La Guajira.

De manera que les agradezco mucho a todos los que han colaborado con el diseño de este ejemplo, a todos los que han venido desarrollándolo y lo que tenemos que hacer ahora, es multiplicarlo por todos lados.

Y nuevamente quiero decirles, tenemos que trabajar todos juntos no solamente aquí en La Guajira, en toda la Costa Caribe y en toda Colombia frente a este fenómeno de El Niño, no ha llegado ni siquiera, todavía El Niño no está presente, se está acercando y ya tenemos problemas de falta de agua.

Esto va a ser duro, va a ser duro pero tenemos todos que trabajar juntos para que ese fenómeno lo podamos mitigar, que no nos golpeé tanto. Lo que les he dicho, ahorren agua, ahorren energía, eso es muy importante para que podamos pasar este problema, que según dicen los expertos, puede durar seis o siete meses y eso infortunadamente es mucho tiempo.

Un fenómeno de estos seis o siete meses es un tiempo muy largo, pero si trabajamos todos juntos y el Gobierno estará dispuesto y listo a ayudar en todo lo que este en nuestro alcance.

Con la ayuda de ustedes vamos, vuelvo y repito, a generar proyectos como este que nos va a permitir quedar mejor después de El Niño y de lo que estábamos antes de El Niño.

De manera que muchas gracias.

De aquí saldremos para Riohacha a reunirnos con el señor Gobernador, con todos los alcaldes, para que todo esto que estamos haciendo tenga continuidad y tenga la colaboración de todos.

Aquí los municipios, el departamento, el Gobierno Nacional y todas las comunidades, trabajando juntos vamos a sacar a toda La Guajira y a Colombia adelante.