Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2014 > Agosto > Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en la Reunión Anual de la Comisión Nacional de Competitividad

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en la Reunión Anual de la Comisión Nacional de Competitividad

 Bogotá, 13 ago (SIG).

​El pasado 7 de agosto le presenté al país mi visión de una Colombia en paz, con equidad y educada; una visión que impulsa el crecimiento económico, con visión, que genera más trabajo y más bienestar para todos los colombianos.

La Agenda de Competitividad 2014-2018 que estamos lanzando hoy va a ser uno de los vehículos que nos va a permitirá hacer realidad esa visión.

Queremos ayudar a las empresas y a las instituciones de carácter social y público a competir. Y competir no sólo a nivel nacional sino también a nivel internacional. Queremos que generen valor para que ese valor lo podamos compartir.

Y es precisamente a eso —a generar valor— a lo que apunta esta agenda de competitividad: a apoyar al empresario, a brindarle capacitación, servicios, conocimiento, acceso al crédito, acceso a los mercados internacionales…

Pero también a darle todo lo que requiera en su entorno: mejores carreteras, mejores puertos, mejores instituciones, mejor justicia, más talento para su empresa.

Ya hay un importante camino que se ha recorrido en estos 4 años, pero queremos ser aún más efectivos, mucho más allá.

Por eso hemos definido una lista de 11 TEMAS PRIORITARIOS para darle un nuevo impulso a la competitividad en el país.

Los 11 que llamaríamos ejes verticales, estratégicos, con los que vamos a respaldar los desafíos del sector productivo son:

- Ciencia, tecnología e innovación.

- Desarrollo regional

- Infraestructura

- Transformación agropecuaria

- Transformación industrial

- Educación y empleo

- Institucionalidad

- Estabilidad macroeconómica

- Justicia

- Lucha contra la ilegalidad y la corrupción

- Prácticas leales de competencia

El “cerebro” de esta agenda es el eje de Ciencia, Tecnología e Innovación.

Si queremos seguir dinamizando el crecimiento económico, si queremos que las agendas de formación y conocimiento estén alineadas con las necesidades del país, sobre todo, en materia productiva, es ahí donde tenemos que concentrar nuestros esfuerzos.

¿Y cómo lo vamos a hacer?

Vamos a fortalecer la integración efectiva del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología, Innovación y Competitividad, así como a Colciencias —ahora a cargo de Yaneth Giha, quien tiene una verdadera pasión por el tema, lo respeta y, me consta, lo impulsó con mucho éxito cuando yo estuve en el Ministerio de Defensa.

Nuestro objetivo es articular y potenciar la ciencia, la tecnología y la innovación con la academia, con las regiones y con el sector privado. Eso parece obvio.

¿Pero por qué articular?

Porque hay varios frentes, programas e instituciones dedicadas a este tema, de modo que —siguiendo además una recomendación de la OCDE— tendremos una Ventanilla Única para acceder a toda la oferta de instrumentos del Gobierno en materia de innovación.

Y a propósito de la OCDE, el otro día le pregunté a la Secretaria Jurídica (Cristina Pardo) que me trajera todas las decisiones que ya se han tomado como recomendaciones de la OCDE, y es impresionante lo que ya hemos avanzado. Recomendaciones que tienen que ver muchas veces con políticas micro y otras con políticas macro.

Pero realmente lo que yo les dije hace 4 años, que por qué quería yo que Colombia entrara a la OCDE, se ha cumplido y con creces.

Hemos venido mejorando la calidad de nuestras políticas públicas, de nuestros procedimientos, siempre siguiendo los lineamientos de las mejores prácticas a nivel mundial.

A la par de esto, seguiremos aumentando los recursos para investigación e innovación.

El siguiente punto es el Desarrollo Regional.

No queremos soluciones estándar sino políticas diferenciadas.

Queremos que cada región saque lo mejor de sus propias capacidades en materia de productividad, en materia de competitividad, en materia de innovación, enfocando su vocación en la demanda tanto nacional como internacional.

En esta dirección vamos a seguir fortaleciendo las Comisiones Regionales de Competitividad con proyectos sectoriales específicos y con un propósito singular: crear regiones de clase mundial.

ESE es el nuevo foco de la Agenda Nacional de Competitividad.

Es en el territorio —con los actores locales y los desafíos que tienen allá, pero también con el talento y el liderazgo de cada rincón del país— donde realmente se construyen las mejores condiciones para que compitan las empresas, de todos los tamaños: pequeñas, medianas grandes y puedan ser exitosas.

Proexport, por ejemplo, va a concentrar sus esfuerzos en generar, en las regiones, oferta competitiva para un mercado globalizado.

***

Nuestra lista de temas prioritarios también contempla una serie de facilitadores que van a respaldar y apalancar la puesta en marcha de la nueva agenda y su buen funcionamiento.

En primer lugar está la Infraestructura.

Ya entregamos más de 620 kilómetros de doble calzada y van adjudicadas 6 concesiones de las 40 mega-obras de las 4G.

Y apropósito de estas megaobras de las 4G, lo que se decidió ayer de no vender Isagén en estos días para nada va a afectar estas obras y estos programas realmente revolucionarios en materia de infraestructura.

Esta es o es una posible fuente de financiación, pero fuentes de financiación hay muchísimas. Entonces se traslada una o se remplaza una por otra.

La razón de la venta de Isagén es simplemente una razón del uso ideal de efectivos del Estado en Isagén, nos da una rentabilidad aquí, nos da otra. Pero nada tiene que ver, nada afecta el programa, que tiene unas necesidades de financiación, porque podemos remplazar el día de mañana esta financiación por otra.

También cerramos la licitación del proyecto que le permitirá al río Magdalena volver a ser navegable y estamos reviviendo el transporte férreo con inversiones de más de 6 billones de pesos.

Igualmente, logramos la aprobación de las leyes de alianzas público privadas, de infraestructura y de seguridad vial.

Otra prioridad será la Transformación Agropecuaria, que es uno de los temas en los que más vamos a trabajar con políticas diferenciadas.

Un productor de frutas y verduras en el Valle del Cauca necesita un apoyo diferente para competir y crecer al que requiere un productor ubicado en el Diamante Caribe.

Teniendo en cuenta esas particularidades, vamos a apoyar al agro fortaleciendo la institucionalidad, actualizando los instrumentos financieros, revisando los mecanismos de estabilización de precios y apoyando el encadenamiento productivo del sector agropecuario y agroindustrial, para su mejor inserción en las cadenas globales de valor.

Siempre he dicho que la economía campesina no riñe con la agroindustria competitiva: se refuerzan una a la otra, y por eso seguiremos fomentando las alianzas entre pequeños productores y agroindustriales.

La Transformación Industrial es otro eje fundamental y —en lo que nos corresponde— tenemos muy claros los pasos a dar para asegurarnos de que siga creciendo.

En primer lugar, hay una buena expectativa pues este año vamos a exceder la meta del recaudo del IVA, y esto significa que los empresarios podrán comenzar a descontar en 2015 el IVA pagado sobre bienes de capital.

Además, crearemos un “fondo de fondos” de capital de riesgo para apoyar el emprendimiento en todas sus etapas.

La industria ha registrado una importante recuperación este año, y hay que decir —muy claramente— que el crecimiento negativo de meses anteriores no equivale a desindustrialización.

Entre los facilitadores hay un eje crucial, pues incluye dos puntos fundamentales de nuestra visión de país: Educación y empleo.

La educación —como saben— es uno de los tres pilares de este nuevo periodo de gobierno y nuestra principal apuesta para incrementar la competitividad del país a mediano plazo.

Por eso me comprometí el 7 de agosto a que —a partir de 2015— su presupuesto sea el que más peso tenga entre todos los sectores.

Vamos a seguir mejorando la calidad de la educación básica y secundaria, una labor muy importante que la doctora Maria Fernanda Campo ha venido haciendo de ese programa de “Todos a aprender”. Realmente es un programa bandera, elogiado internacionalmente, de lo cual estamos todos enamorados y eso hay que continuarlo y extenderlo a la secundaria.

Vamos a promocionar la educación para el desarrollo productivo y hay un nicho o un sector muy importante en la educación técnica y tecnológica.

Para los empresarios y para el país es muy importante que la educación superior y técnica sea más pertinente en las regiones, y acorde a las necesidades empresariales.

Y ahí tenemos también unas ideas muy interesantes.

Estuve reunido con la presidenta mundial de IBM (Ginni Rometty) — primera vez que un presidente mundial de IBM viene al país, estuvimos con el Ministerio de las Tics (Diego Molano)—, y realmente viene porque aquí en Colombia un enorme potencial, una enorme oportunidad pero la cantidad de aplicaciones que tiene ya, inclusive nos ofreció para mejorar la calidad del empleo, subsanar el déficit que tenemos de talento en materia de las TICs.

Y eso referido a la educación, a la agricultura, a los empresarios. Ahí hay un mundo realmente interesante donde Colombia puede convertirse en líder en efecto en muchos sectores ya está como líder a nivel regional, inclusive a nivel mundial.

En cuanto al trabajo, estos 4 años vamos a generar otros dos millones y medio de empleos nuevos, tal y como lo hicimos entre 2010 y 2014.

Vamos a formar capital humano de acuerdo con los requerimientos de la trasformación productiva, y seguiremos apoyando la creación de nuevas empresas innovadoras a través de Bancóldex e iNNpulsa Colombia.

Queremos que más jóvenes terminen la universidad con la vocación de generar empleo. Por eso mantendremos nuestro apoyo a empresas de alto potencial de crecimiento, dotándolas de capacidades para competir a nivel nacional e internacional.

Esta presidenta de IBM, nos ofreció algo muy importante, un currículum para iniciar en las universidades después de pronto en los colegios, para motivar a todos los trabajadores a irse familiarizándose cada vez más con la tecnología.

Me dice que en los países en donde han puesto en marcha ese programa ha sido muy exitoso. Pero ahí lo importante es que todo trabajador del mañana sea consciente que en el fondo va a ser un pequeño ingeniero de sistemas, que si no está familiarizado con la tecnología, se va a quedar rezagado.

Eso me pareció bien, bien importante y un desafío nuestro en la parte de la educación.

También seguiremos explorando fórmulas para reducir los costos laborales no salariales, en particular las cajas de compensación familiar.

***

Esta lista incluye también componentes para garantizar la seguridad jurídica, que es fundamental para atraer inversión y evitar que nos metan goles al país y a los empresarios.

En materia de Institucionalidad, por ejemplo, contamos con el Sistema Nacional de Competitividad, el cual soporta la sostenibilidad y eficacia de la agenda productiva nacional.

Hablamos también de Estabilidad macroeconómica, pues sin una economía estable la competitividad es un sueño lejano y ahí afortunadamente hemos avanzado yo creo que como nunca antes.

El año pasado tuvimos un crecimiento del 4.7 por ciento, consolidamos la dinámica que empezamos a ver a partir de junio del año pasado, en gran medida gracias a la implementación del Plan de Impulso a la Productividad y el Empleo, que denominamos con el Ministro de Hacienda el PIPE, que además funcionó muy bien, de acuerdo a lo que nosotros habíamos previsto para darle como un impulso a la economía. Y aprendimos, aprendimos además cuáles son los sectores que no podemos dejar que se caigan para mantener un buen crecimiento económico.

En el primer trimestre de este año —como ustedes saben— tuvimos un crecimiento del 6,4 por ciento — sacamos provecho porque es el segundo a nivel mundial, después de China— y todos los analistas consideran que vamos a poder crecer este año alrededor del 5 por ciento.

Pero hay algo que también quisiera hacer énfasis, de nada sirve crecer si ese crecimiento no mejora la vida de la mayoría de la gente, sobre todo de los más pobres y los más vulnerables, y si —además— ese crecimiento no es compatible con estándares exigentes de sostenibilidad ambiental, entonces se vuelve un crecimiento perverso.

Por eso hemos convertido la estabilidad macroeconómica como una de las condiciones fundamentales para el bienestar de los colombianos y sobre todo en materia de equidad. Y ahí hemos hecho un gran esfuerzo, y ya los resultados se están viendo, los 2 millones y medio de colombianos que superaron la pobreza y un millón 300 mil que superó la pobreza extrema.

Y ahí tenemos que hacer un esfuerzo muchísimo mayor porque todavía tenemos unas desigualdades que son vergonzosas.

En la lista también encontramos la Justicia, que es un elemento fundamental para fomentar la competitividad.

Ahí en eso nos ha ido muy mal en las mediciones que nos hacen en la apreciación sobre el funcionamiento de nuestra justicia; ahí no estamos bien.

Estamos fortaleciendo los mecanismos alternativos de solución y hemos impulsado la incorporación y el uso masivo de las tecnologías de la información en el sector.

Hablábamos justamente con el Ministro de las TICs, tenemos todo listo para aplicarle más adecuada tecnología a facilitar y agilizar todos los procedimientos dentro de la justicia.

Vamos a pedirle al Consejo Superior de la Judicatura, donde infortunadamente hemos encontrado como demasiada lentitud, para que hagamos eso en su conjunto, porque ya están todos los instrumentos listos, está todo diseñado para poder aplicar. Se requiere que de parte de la justicia, del Consejo Superior de la Judicatura, se tome la decisión política y facilite, ahí ustedes van a ver un salto muy importante en la eficacia y eficiencia de la justicia.

Y por eso es algo que con el nuevo Ministro de Justicia y con las TICs nos vamos a proponer eso.

Con la adecuada implementación de los nuevos códigos que aprobamos el pasado periodo —como el Administrativo y el General del Proceso— esperamos lograr que todo proceso nuevo no demore más de un año en fallarse.

También vamos a hacer unas reformas —se han venido anunciando por parte de la justicia—, como quitarles las atribuciones de nominación y designación de ciertas autoridades para las cortes, ver a ver cómo se puede controlar esa puerta giratoria. Esas reformas también deben contribuir a reformar la justicia.

También creemos que los organismos de control y de fiscalización requieren de una revisión de sus facultades y atribuciones, por ejemplo, ese control de advertencia se está volviendo en el fondo un control previo, la contraloría, y el control previo, ustedes saben mejor que yo, ha sido nefasto para el desarrollo del país, para el desarrollo de los proyectos, ahí hay que hacer también una serie de reformas que vamos a presentar al Congreso.

Está también la lucha contra la ilegalidad y la corrupción.

Ahí estamos fortaleciendo la Policía Fiscal y Aduanera —la POLFA—, se sacó adelante el Estatuto Anticorrupción y presentamos el proyecto de ley anti-contrabando que va avanzando en el Congreso.

Y tenemos, doctor Santiago, algunas iniciativas que hay que acelerar, los escáneres en los puertos, muy importante; otro tipo de iniciativas para controlar cierto tipo de productos para que no entren de contrabando.

Ahí espero poder dar buenos resultados en el futuro cercano que cambien radicalmente muchos de los procedimientos y de la velocidad de ciertos trámites de comercio exterior.

También convertimos a los responsables de casos de corrupción en objetivos de alto valor. Sin embargo, esta es una batalla que no podemos dar solos: la corrupción es de dos vías y necesitamos el compromiso de todos para erradicar este flagelo.

Encontramos, por último, las Prácticas Leales de Competencia, el fair play que nos enseñó nuestra Selección Colombia, cómo ganar y perder, pero siempre con juego limpio.

Vamos a fortalecer los mecanismos de defensa comercial, la institucionalidad y los aspectos normativos en materia de salvaguardias y de dumping.

Y vamos a brindar capacitación para un uso efectivo de los instrumentos de defensa comercial.

También a seguir fomentando la competencia.

Ustedes ya vieron el caso de los pañales. Ahí vamos a ser muy diligentes en que casos como esos no se repitan, porque eso también atenta contra la competitividad.

Este cuatrienio será —entonces— definitivo para seguir mejorando, fortaleciendo la competitividad de nuestro país.

Los invito, por eso, a trabajar de forma articulada: ¡De eso depende que ganemos espacio, la competitividad que nos permita dar el salto en materia de bienestar, de desarrollo!

Esta no es de ninguna manera una tarea solamente del Gobierno, nosotros simplemente somos facilitadores.

A nosotros nos corresponde articular, facilitar, generar las condiciones pero son ustedes también —los empresarios— los que tienen que contribuir con su compromiso, esfuerzo e innovación a este empeño de volverse cada vez más competitivo.

Hablábamos con varios expertos en materia de innovación. Yaneth Giha, esto debe ser muy importante para usted. Qué país ha sido el más exitoso en materia de innovación, qué tipo de institucionalidad debemos tener para fomentar la innovación.

Yo he venido asistiendo, ayer asistí, a unas reuniones con unos muchachos que simplemente con computadores estimulando a que asimilen la cultura de la innovación y tratando de descubrir cuál es la mejor fórmula. No la hemos encontrado, no hay fórmula perfecta pero si he visto como una especie de común denominador de los países exitosos en donde la innovación surte mejores efectos y está más en el lado del sector privado que del lado del sector público.

Por eso en la asignación de los recursos vamos a tratar de que del sector privado vengan más iniciativas para poder alimentar más el sector privado en materia de innovación.

Y debo decir que nada de esto se va a quedar simplemente en buenas intenciones o como una simple lista de mercado.

Seguiremos trabajando con ustedes, coordinando con ustedes y ojalá evaluando periódicamente los avances, doctora Rosario (Córdoba), para que usted sea como una especie de veedora de todo lo que estamos tratando de lanzar estos 4 años.

No lo olviden: grábenlo en sus memorias y sus corazones.

Está en nuestras manos la construcción de una nueva Colombia: una Colombia en paz, con equidad y educada.

¡Una Colombia competitiva!

Muchas gracias.