Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2014 > Agosto > Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en la presentación del Índice para la Reconciliación Nacional

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en la presentación del Índice para la Reconciliación Nacional

 ​Bogotá, 15 ago (SIG).

Les confieso que cuando me mencionaron un evento de lanzamiento del Índice de Reconciliación, yo quedé un poco sorprendido.

La agenda del Presidente es tal vez de las cosas más difíciles de manejar, le toca aquí a María Isabel Nieto (Secretaria Privada) y a un grupo (…) escoger a dónde voy y a dónde no voy, la demanda por el tiempo del Presidente siempre es mucho mayor que la oferta.

Por eso, cada evento tiene un análisis, todo un proceso, y me dijo María Isabel: este evento es de esos que le gustan.

Entonces yo dije, Índice de Reconciliación, ¿cómo así que esos que me gustan? Entonces yo pensaba, el lanzamiento de un Índice de Reconciliación es como un índice del amor, un índice de la alegría, ¿cómo mide uno la reconciliación?

Llamé a Paula (Gaviria), le dije: Paula, ¿esto qué es?, y ella me explicó que eso se trata de trabajo que viene haciendo -inclusive desde hace mucho tiempo, desde que trabajaba en la Asociación Social-, para medir toda una serie de circunstancias que deben estar presentes para que se pueda dar esa reconciliación.

Así fue como lo entendí e inmediatamente me pareció importantísimo, importantísimo porque dentro de este complejo proceso de ir sembrando semillas en todas partes para lograr esa paz. Hay semillas que a nadie se le han ocurrido o que a nadie se le hubieran ocurrido.

Ayer –mire la coincidencia- ayer mismo estaba yo en una reunión con la bancada –senadores y representantes- de la Alianza Verde, Navarro, Claudia López.

Y Claudia López me hizo una pregunta. Me dijo: mire, debemos citar un debate, me dijo, yo como parte de la Comisión de Paz del Senado, para ver quién va a remplazar a las Farc.

Yo le dije: ¿Cómo así? Sí, ¿qué va a pasar en aquellos territorios donde las Farc han tenido presencia durante tres generaciones, que hay unos comportamientos y unas circunstancias especiales, cuando ya las Farc dejen de ser Farc? ¿Qué va a pasar ahí?

Eso tiene mucho que ver con este Índice de Reconciliación, estar pensando en el posconflicto y en las circunstancias que van a permitir que ese posconflicto sea exitoso. Yo lo he dicho muchas veces, el posconflicto va a ser igual o más difícil - es un gran reto- que el propio proceso.

El proceso ha sido muy complejo, lleno de contradicciones, lleno de dificultades, lleno de enemigos, pero ahí vamos, creo que en la dirección correcta. Cuando uno tiene un norte claro, hay que perseverar, si se cometen errores hay que corregirlos pero hay que perseverar.

Lo que hoy sucedió, hace un par de horas, el primer grupo de víctimas que salió hacia La Habana, están volando en este momento, es un paso importantísimo en este proceso.

¿Y por qué es tan importante?, porque escuchar a las víctimas para poder respetarle y defenderles sus derechos y reconocerlas, pues es un paso de inmensa transcendencia que nunca se había dado y que tiene toda la lógica del mundo, si lo que queremos –como lo hemos manifestado tantas veces- que las víctimas sean el centro de la solución del conflicto.

Entonces la gente que no quería que se escucharan a las víctimas, decía pero por qué. Eso tiene una lógica muy elemental: si uno va a defenderle los derechos a cualquier persona, a una persona en situación de discapacidad -por ejemplo- lo obvio es escuchar qué quiere ella, qué considera esa persona que son sus derechos y cómo quiere que se le defiendan. Y esa es la importancia de estas visitas.

Son cuatro visitas, 60 víctimas, que han sido escogidas de una forma equilibrada.

No pretenden, es imposible que 60 víctimas puedan representar todas las víctimas de Colombia, pero se hizo un ejercicio equilibrado, donde hay también víctimas de diferentes tipos, víctimas además de los diferentes actores del conflicto, están por supuesto la guerrilla, los paramilitares y el Gobierno, los agentes del Estado. Esos han sido los actores del conflicto.

Algunos decían, pero por qué van a ir personas que no han sido víctimas de las Farc, por qué van víctimas de los paramilitares o víctimas de los agentes del Estado.

La respuesta es tan bien muy sencilla: porque el conflicto es uno y si queremos paz en este país, no podemos comenzar a segmentar, no solamente estas víctimas, pero estas víctimas no. El conflicto es uno y la solución al conflicto es una. Por eso se deben escuchar a todas las víctimas. Es así de sencillo pero así de contundente.

Si queremos paz, tenemos que escuchar a todas las víctimas y qué bueno que vayan allá todas las víctimas o representantes de las diferentes víctimas a decir: cómo se ven ellos en el proceso, cómo pretenden ellos que se les reconozca su condición de víctimas y se les defiendan sus derechos.

Por eso es tan importante este paso que se dio, que las propias Farc aceptaran que ese paso era necesario. Muy importante lo que hoy comenzó.

La semana entrante, el jueves se instala allá en La Habana el grupo que va a comenzar a hacer una catarsis sobre este conflicto.

De acuerdo a las diferentes ópticas parte del proceso de paz tiene que ser que las personas que ven el conflicto desde diferentes lados, con diferentes prismas, por lo menos tengan la oportunidad de expresar sus puntos de vista: este conflicto se originó por esto, y este conflicto fue producto de esto.

Eso en cierta forma como nos dice la Biblia, la verdad nos libera, cada uno tiene una verdad diferente. Si encontramos o si permitimos que esa verdad salga a relucir nos libera, nos permite esa reconciliación por eso están tan vinculados todos estos pasos que se están dando.

Al día siguiente -de hoy en ocho días- se instala una subcomisión que va a comenzar a hablar de cese al fuego bilateral, cese de hostilidades, dejación de armas.

A esa subcomisión van a asistir muy altos oficiales en servicio activo, expertos ya en ese tipo de temas, o sea, ya estamos hablando de la última fase de este proceso de la última fase de la agenda.

Pero tenemos que trabajar muy duro en la fase siguiente que es el posconflicto, por eso este Índice de Reconciliación me parece tan oportuno.

Le voy a pedir a los citantes de la Comisión de Paz del Senado que la citen para que usted vaya al Senado y explique este ejercicio, me parece muy interesante porque esa pregunta:

¿Que vamos a hacer, quién va a remplazar a las Farc?, a mí me dejó un poco como fuera de base la pregunta, pero me puse a reflexionar y en el fondo la pregunta tiene una respuesta y es cómo vamos a garantizar el desarrollo, la reconciliación, la convivencia de esas zonas alejadas.

Y este Índice entra como anillo al dedo, porque lo que hace es como una especie de Sisben; donde podemos estar tranquilos que la reconciliación va a ser más fácil. Creo que no va a ser fácil en ninguna parte, pero dónde hay más circunstancias y dónde tenemos que trabajar más para que esa reconciliación se dé y hay ejemplos maravillosos como el municipio de San Carlos , creo que yo he sido el Presidente que más ha visitado ese municipio en la historia, porque ahí hay una serie de circunstancias maravillosas, donde podemos decir sí se puede.

Mire este ejemplo, San Carlos gracias a la iniciativa de la Alcaldía de Medellín de tiempo atrás, donde con una lógica impecable, sencilla pero muy importante decía: los desplazados se nos están viniendo a la ciudad de Medellín nos demandan más servicios públicos, vivienda, empleo, no lo encuentran y se dedican a robar, a atracar, qué maravilla podría ser financiar el lugar de las viviendas ahí en Medellín financiarle la vivienda a la gente que quiere retornar a su lugar de origen, de donde fue desplazada, para eso se requería una serie de circunstancias en ese lugar de donde fueron desplazados.

San Carlos es un ejemplo perfecto, si hay un municipio que sufrió la violencia es el municipio de San Carlos y hoy es el de ejemplo de una buena reconciliación, , el típico ejemplo de posconflicto exitoso es el municipio de San Carlos, y así es como quisiéramos que se comportaran todos los municipios .

Dónde requieren más ayuda, dónde están en condiciones muy precarias para que esa reconciliación se dé y que se requiere, qué tipo de presencia del Estado o qué tipo de trabajo eso es lo que este Índice nos va a dar.

Por eso me parece tan importante y lo que decía el señor Encargado de Negocios de Estados Unidos, una palabra que hoy está muy de moda, pero qué bueno que se aplique, esto es innovador, esto es un experimento que debe funcionar y que se vuelve referente para otros conflictos, este proceso de paz lo está siguiendo mucha gente porque es un proceso de paz sui generis, dificilísimo, complejísimo, que está dictando unas pautas nuevas, entre otras, que somos el primer conflicto que se resuelve, conflicto armado que se resuelve bajo el paraguas del Tratado de Roma, de la Corte Penal Internacional,

Y, ahí hay muchos interesados en ver cómo se va a resolver el conflicto, porque en cierta forma se está sentando un precedente, eso uno diría es bueno o es malo, yo diría, lo hace más difícil, porque en esas circunstancias los extremos comienzan a ‘jalar’ para su lado.

Y aquí tenemos algunos ejemplos en Colombia, ayer escuchábamos a un alto funcionario del Estado criticando el punto tres de la agenda, llamándolo lavado de activos; un punto tan importante, tan importante como es lograr con las Farc ponernos de acuerdo para que rompan cualquier vínculo con el narcotráfico y que juntos sustituyamos los cultivos ilícitos, desaparezcamos de la faz de Colombia ese maldito negocio del narcotráfico, esa es una noticia maravillosa.

Apenas logramos un acuerdo sobre ese punto me llamó el Secretario General de Naciones Unidas, me enviaron mensajes de Estados Unidos, Europa, es un paso fundamental que no solamente afecta a Colombia, a la región entera, al mundo.

Somos, infortunadamente los proveedores de cocaína, hemos sido durante los últimos 30, 40 años del mundo, y ese paso era fundamental, pero algunos de esos fundamentalistas, quieren ‘jalar’ para su lado para que la solución definitiva de este conflicto pues este más de un lado o del otro.

Son circunstancias normales, a mí no me disgusta que se dé la discusión, que los debates se mantengan.

Y hay que aguantarnos que de lado y lado habrán opiniones y habrán posiciones pero nosotros vamos a seguir perseverando, perseverando en ese camino que creemos que es el correcto, que hasta ahora ha sido un proceso serio -como lo dijimos desde el principio-, eficaz, ha sido digno, tiene que ser digno para todo el mundo y tiene que ser un proceso donde todo el mundo ponga su granito de arena, por eso he insistido tanto, este no es un proceso de Juan Manuel Santos, ni siquiera de mi Gobierno, es un proceso de todos los colombianos.

Y este Índice de Reconciliación sí que ratifica eso, porque cuando vean el índice lo que mide, ahí se da uno cuenta como es de importante, que muchísima gente esté comprometida, para que esa reconciliación se dé, comenzando pues por los corazones de todo el mundo, su disposición a perdonar, el perdón es un acto - yo lo he dicho muchas veces de valentía no de debilidad como algunos han dicho- la reconciliación requiere valor, requiere trabajo, requiere cambio de paradigmas, y si queremos esa paz pues tenemos que seguir trabajando todos en esa dirección.

Por eso los felicito a todos los que han sido artífices de este Índice, María Isabel Nieto tenía toda la razón este es el tipo de eventos que me encanta asistir porque es lo que me llena de entusiasmo para perseverar en búsqueda de la paz de este país.

Muchas gracias.