Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2014 > Agosto > Palabras del Presidente Juan Manuel Santos durante la posesión de la Ministra de Educación y los directores de Colciencias y el Sena

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Palabras del Presidente Juan Manuel Santos durante la posesión de la Ministra de Educación y los directores de Colciencias y el Sena

 Bogotá, 20 ago (SIG).

“Ayer decía que este Gabinete lo habíamos dividido en tres sectores con la finalidad de representar en cierta forma esa visión que queremos para Colombia: Colombia en paz, Colombia con equidad y Colombia con buena educación.

Y que esos tres pilares se mezclaban entre sí. Que si bien había algunos ministerios o instituciones que tienen que ver como un pilar, no quería decir esto que fuera excluyente. Todos tienen que ver en una u otra forma con todo. Por eso era tan importante el trabajo en equipo. Sin embargo, hay un grado de especialización que es necesario para ser efectivo en el Gobierno y hacer realidad los resultados y los propósitos.

Y hoy estamos, en cierta forma, posesionando ese pilar tan importante que tiene que ver con la educación, con Colombia bien educada. Con ese sueño que nos hemos puesto como objetivo de ser el país mejor educado de América Latina en el año 2025. Es un sueño ambicioso. Es un resultado que va a requerir muchísimos esfuerzos. Si nosotros no ponemos como prioridad la educación, no vamos nunca a lograr los otros dos objetivos de forma sostenible.

Hemos dicho con toda claridad, y quiero repetirlo aquí: un país en paz no es posible mantenerlo en paz si no tiene equidad. Y la mejor forma de lograr esa equidad y de lograr el progreso, es a través de la educación. No hay mejor forma. Si uno le da a un niño las oportunidades para asistir a un buen colegio y todos tienen la misma posibilidad, ahí comienza la equidad.

Cuando tenemos, como tenemos hoy, niños de colegios aquí en Bogotá que pueden estudiar ocho o diez horas, y otros niños que solamente pueden tener acceso a la educación cinco o seis horas diarias, ahí comienza la inequidad.

Inclusive desde antes del colegio: la primera infancia. Por eso la importancia que le hemos dado a los programas de ‘De Cero a Siempre’, que tenemos que ir también mejorando para que todos tengan las mismas oportunidades en materia de educación: que cuando lleguen al colegio, todos estén lo suficientemente bien preparados para poder asimilar lo que les enseñamos en los colegios. Y que cuando se gradúen del colegio, tengan la posibilidad de continuar hacia la educación superior.

Un gran reto es ir mejorando la calidad. Como ustedes bien saben, nosotros estamos muy rezagados. ¿Rezagados frente a quién? Y eso es importante. Rezagados frente a los países con los cuales nos queremos comparar para forzarnos a ser mejor.

Cuando nos critican por las Pruebas Pisa, una crítica que considero necesaria en el sentido que nos despierta para podernos esforzar mucho más y mejorar nuestra calidad, por eso nos pusimos el reto de ingresar a la OCDE. Eso era precisamente lo que estábamos buscando: compararnos con los mejores.

Las Pruebas Pisa además no están midiendo este Gobierno sino gobiernos de los 10 años anteriores, pero todas maneras es un resultado que nos debe estimular a concentrarnos más en la educación. Y si nos comparamos con la región, posiblemente estemos en el promedio. Si nos comparamos con los mejores, estamos de últimos.

Pero fíjense lo importante que es compararnos con los mejores: con Finlandia, con Corea, con los países que están a la vanguardia de la educación, para poder mejorar.

Es con ellos con quienes tenemos que competir, porque al fin y al cabo, en este mundo cada mes más globalizado, un ingeniero que sale de aquí de cualquier universidad, está competiendo con un buen ingeniero que sale de una universidad en París o en Tokio o en Seúl o en la China. Eso es lo que tenemos nosotros que entender para poder lograr ese objetivo de ser el país más educado.

Para llegar a eso se requieren esfuerzos en muchos frentes: en acceso, en calidad, en pertinencia de la educación. En estos últimos días me he reunido con empresarios que están invirtiendo cada vez más en Colombia. Hace unos días, con la presidenta mundial de IBM y hoy con los directivos de Coca Cola a nivel mundial, que están a punto de inaugurar una planta en Colombia, la más sofisticada que van a tener en toda América Latina y dicen que posiblemente en el mundo entero.

Y les preguntaba: mano de obra, calidad en la capacitación. Y me decían: en ciertos aspectos mejor, en otros rezagados. Y todo eso nos debe estimular a buscar la excelencia en la educación, como decía nuestro querido Gabo, desde la cuna hasta la tumba. Ese concepto de que uno tiene que estar todo el día educándose. Crear esa cultura es algo que para cualquier sociedad es algo muy importante.

Doctor Julio Roberto: me decía la presidenta de IBM algo que inmediatamente me recordé de usted y de todo lo que es el proceso de capacitación de la mano de obra. Me decía: hacia adelante, el mundo tiene que ser consciente de que todo trabajador va a tener que ser, en uno u otro sentido, un pequeño ingeniero de sistemas. La tecnología está avanzando tan rápido en todos los procesos, que quien no asimile eso se va a quedar rezagado y rezagado de por vida.

Ya hay unos desafíos enormes. Por eso está presente también el Ministro de las TIC, que tiene mucho que ver con este sector, este pilar de la educación. El Ministro de Trabajo, que tiene que ver también mucho con el pilar de la educación.

Ahí tenemos un gran reto. Afortunadamente estas tres personas que hoy posesionamos tienen además una característica muy importante para cualquier funcionario: todos estaban muertos de ganas de poder trabajar en estos sectores.

Gina, desde hace mucho tiempo, decía: la educación. Pasó por el Sena. Y ahora la educación tiene que ser el pilar, tiene que ser la prioridad. Y en cierta forma la pasión que ella siente por la educación la va a poder desarrollar a plenitud en esta nueva posición.

Yaneth Giha, desde que la conocí en el Ministerio de Defensa, ella manejaba la investigación, la ciencia y la tecnología del Ministerio de Defensa, me hablaba de Colciencias, me hablaba de darle un vuelco a todo lo que tiene que ver con innovación, ciencia y tecnología. Su pasión por ese sector la conozco desde hace mucho tiempo.

Y a Alfonso Prada, cuando le dije: ¿cómo le parecería a usted algo en este momento tan importante como lo que llamamos nuestra joya de la corona, no había visto una persona más feliz cuando le dije eso. Porque entiende perfectamente la importancia, la importancia para el país, la importancia de esa institución.

O sea que son tres personas que van a trabajar muy en equipo con las que ya están posesionadas y con el resto del gabinete, por un sector que para mí es fundamental.

Vamos a ver también cómo conseguimos cada vez más recursos. Como todo en la vida, las prioridades se tienen que manifestar en los presupuestos. Ser el país más educado de América Latina va a costar plata. Y ahí vamos todos a tener que poner nuestro granito de arena.

El sector privado es el más interesado en que logremos ese objetivo, porque eso es lo que va a generar más crecimiento, más prosperidad, más consumo. El sector académico, imagínense, son el núcleo de todo este gran desafío. Toda la parte científica, la parte de la investigación.

Siempre hay esas fricciones entre los investigadores digamos científicos y los investigadores de innovación para las empresas: a dónde asigna uno los recursos. Ahí hay un gran reto que tenemos de la mejor utilización de los recursos de las regalías para ciencia y tecnología.

He escuchado muchos comentarios, algunas críticas: que no estamos invirtiendo donde deberíamos estar invirtiendo. Siempre hay criterios encontrados frente a dónde debía ser, pero esa es una de las discusiones importantes que tenemos que tener y decisiones que tenemos que tomar.

El Sena es la institución más querida por todos los colombianos. En cierta forma es una fábrica de empleo, que debe ser cada vez más pertinente. Tiene unas oportunidades enormes de poder jugar un papel fundamental en ese sueño para el año 2025.

Ver cómo cada vez mejora su calidad, mejora la oferta. ¿Cuántos estudiantes quieren entrar en este momento al Sena que no cuentan? Creo que son uno de cada cuatro. Imagínense la frustración de los otros tres. Cómo podemos mejorar ese acceso. Eso cuesta plata, por supuesto. O cómo le podemos dar uso a esa educación no necesariamente en el Sena sino en otras instituciones.

De manera que tenemos un reto enorme. Lo importante es que todo el mundo tome consciencia y que el país tome consciencia de que este es un reto para el país: hacer de la educación el motor de largo plazo de nuestro progreso, de nuestro desarrollo, de nuestra paz. Es algo que requiere que todo el mundo reme en la misma dirección.

Por eso ustedes tienen una inmensa responsabilidad. Tienen aquí un Presidente totalmente convencido de esa causa. Aquí veo al doctor Pablo Navas, de la Universidad de los Andes. Yo fui su compañero de colegio. Con él hemos venido trabajando en esto de la educación hace mucho tiempo. Fuimos compañeros 17 – 18 años en el Consejo Directivo de los Andes. No tocó todo el proceso de acreditación.

Veo también aquí al señor Rector de la Universidad Nacional, donde tenemos un gran reto ahí también con la universidad pública. Aquí no están todos los que son, pero los que están aquí sí son todos.

Por eso me complace tanto posesionar a tres personas que sé, porque las he conocido a las tres, que van a hacer una labor maravillosa. Y todo el país tiene que embarcarse en este gran propósito por la educación, porque eso es lo que realmente nos va a llevar a la paz y a la equidad. Muchas gracias”.