Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2014 > Agosto > Entrevista del Presidente Juan Manuel Santos al programa de televisión ‘Agenda Colombia’

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Entrevista del Presidente Juan Manuel Santos al programa de televisión ‘Agenda Colombia’

 Bogotá, 25 ago (SIG).

Secretario de Prensa de la Presidencia, John Jairo Ocampo: Comenzamos ‘Agenda Colombia’ mostrando sus imágenes del viernes, usted ejerciendo como profesor, fueron 45 minutos dictando clase de matemáticas. Comencemos con eso: ¿cómo se sintió dictando clase de matemáticas? ¿Cómo se sintió en esa experiencia de ser profesor?

Presidente de la República, Juan Manuel Santos: Muy bien, muy bien. Yo había tenido esa experiencia. Hace algunos años fui profesor durante un semestre en la universidad y a mí me gusta muchísimo. Yo digo con mucha frecuencia que quisiera, después de ser Presidente, ser profesor. Me parece una de las profesiones más lindas, más bonitas, y además creo que me tengo que estar entrenando para ser buen profesor el día de mañana.

Pregunta: ¿Y por qué escogió dictar clases de matemáticas? A mí me parece como más difícil que de pronto ciencias sociales u otra materia?

Presidente Santos: Yo fui muy bueno en matemáticas. Cuando estuve en la Armada Nacional, en la Escuela Naval de Cadetes, saqué la mejor calificación en matemáticas, porque me gustaba muchísimo. Y creo además –les dije así a los estudiantes– que las matemáticas son como una especie de gimnasia para la mente. Las matemáticas son muy importantes en cualquier educación, sobre todo en un mundo cada vez más globalizado, donde los ingenieros y las carreras que tienen que ver con matemáticas, se vuelven cada vez más importantes.

Pero, además, una de las razones por las cuales estoy yendo y quiero ir con más frecuencia a los colegios, es porque quiero, por un lado, elevar ante la opinión pública, ante el país, el papel del profesor y de la profesora. Son papeles fundamentales. Y segundo, concientizar al país de la importancia de la educación y de mejorar la calidad de la educación. En eso el país tiene que comprometerse todo. Y si el Jefe de Estado, el Presidente, está ahí presente haciendo eso, en el terreno, pues eso ayuda a que todo el mundo se concientice de la necesidad de una buena educación.

Pregunta: Pues precisamente, Presidente, vimos en una nota en ‘Agenda Colombia, antes de que usted llegara, cómo se está destinando la mayor parte del presupuesto en materia de recursos para el tema de la educación. Definitivamente su compromiso con ese pilar no tiene reversa.

Presidente Santos: El país tiene que tomar conciencia y tiene que estar enterado de que el Gobierno tiene esos tres pilares: paz, equidad y educación, que están muy relacionados: no puede haber paz sin equidad. La equidad es uno de los requisitos para que haya paz, para que la paz sea sostenible. Y la equidad se consigue a través de muchos caminos, pero tal vez el más importante es a través de la educación. Si todo el mundo tiene un buen acceso a la educación, a una buena educación, habrá más equidad. Entonces eso es algo que el país tiene que entender. Por eso todos tenemos que ayudar a que eso sea posible.

Pregunta: ¿Va a seguir haciendo visitas sorpresa a los colegios?

Presidente Santos: Por supuesto. Porque además quisiera que los colegios, los profesores, también tomaran conciencia de la necesidad de ir elevando la calidad. Voy a ir a los colegios de sorpresa a dictar clase, pero también a hacer preguntas a los estudiantes: ¿cómo van ustedes en matemáticas, en ciencias? En aquellas asignaturas donde es importante que el país eleve su calidad. Yo creo que esa es una causa que todos debemos tener en nuestro corazoncito.

Secretario de Prensa, John Jairo Ocampo (a las periodistas Andrea Olano y Karen Acero): ¿Ustedes pensaron alguna vez en estudiar en el exterior, ser inquietas en materia de buscar la beca en el exterior?

Periodista Andrea Olano: Claro. Yo, por lo menos, siempre lo he querido, no lo he podido hacer hasta el momento, pero es uno de mis planes fijos.

Periodista Karen Acero: Yo sí recibí mi carrera universitaria en Barranquilla, luego tuve la oportunidad de ir al exterior, estudiar por seis meses, pero ahora también me gustaría de pronto hacer un posgrado, una especialización en el exterior, es una de mis ideas fundamentales.

Secretario de prensa, John Jairo Ocampo: Pues, Presidente, lo pregunto, porque quiero que nos acompañe a ver la siguiente nota, de cómo unas jóvenes colombianas ya se han beneficiado con el tema de las becas dentro del programa de la Alianza del Pacifico: cómo a través de esas alianzas que se han logrado en el Gobierno, no solo es para el comercio sino cómo también está el tema de la educación. Veamos esta nota, Presidente (…). ¿Cómo la vio, Presidente?

Presidente Santos: Pues muy bien. Ese es uno de los programas que, con los presidentes de la Alianza, más estamos estimulando, más nos gusta, porque esa otra forma muy efectiva de integrar nuestros países. Cualquier estudiante colombiano que vaya a alguno de esos países o viceversa, queda de cierta forma enterado de por vida y relacionado de por vida al país donde fue a estudiar. Entonces es una forma muy efectiva de integrarnos.

Pero hablando de las becas, hay una necesidad aquí en Colombia enorme, por ejemplo, hablando de las matemáticas, de ingenieros de sistemas, de todo lo que tiene que ver con el mundo de la informática, hay una demanda enorme por mano de obra, por personas que estén capacitadas.

El Ministerio de las TIC dice que hay necesidad de 90 mil ingenieros de sistemas. Y hay becas dentro del programa que tenemos en el Gobierno con las TIC, becas para que la gente estudie ingeniería de sistemas y estudie programación. Hay una gran necesidad de programadores.

Yo quisiera estimular a muchos muchachos que están buscando qué estudiar o dónde matricularse, a que exploren esa posibilidad, porque además ahí hay un futuro enorme. Los puestos mejor pagados que hay hoy en el país, tienen que ver directamente con sistemas, con la ingeniería de sistemas.

Pregunta: En este momento precisamente los estudiantes de Calendario A que ya están casi por culminar el año y bachillerato, estarán pensando precisamente: ¿yo qué voy a estudiar? ¿A dónde me inscribo? Pues bueno, ahí está: becas que ofrece el MinTIC.

Presidente Santos: El MinTIC está ofreciendo unas becas para que estudien sistemas, estudien ingeniería, ingeniería de sistemas, programación. Hay las becas. Y, curiosamente, me decía el Ministro (Diego Molano), no están todas copadas. Entonces ahí hay una posibilidad enorme.

Periodista Karen Acero: Bueno, señor Presidente, nos encanta que venga aquí a ‘Agenda Colombia’ y que nos dé todas estas excelentes noticias en materia de educación. Pero, bueno, quiero cambiar un poquito de tema. Lo vimos el fin de semana bastante activo. Visitó Villavicencio y lo vimos con Doña Mechas, su amiga, porque creo que ella se ha convertido en un personaje bastante especial para usted: ¿Cómo la vio? ¿De qué hablaron? ¿Cómo se desarrolló este encuentro especial con Doña Mechas?

Presidente Santos: Pues yo tenía un viaje planeado a Villavicencio, íbamos a inaugurar la primera parte de las instalaciones de la Policía Metropolitana y dije: ¿en qué andará Doña Mechas? Yo le profeso un enorme cariño. Esa mujer maravillosa que, en cierta forma, ha logrado interpretar muchos de los sentimientos del país y tuvo un percance de salud, como ustedes saben.

Entonces quería ir a visitarla y coincidía con que el Alcalde, no quiero llevarme yo los méritos, porque fue el Alcalde quien le consiguió en su barrio una casa. Entonces querían que yo fuera a visitarla en su nueva casa. Y allá fui a visitarla en su nueva casa a preguntarle cómo estaba funcionando su corazoncito, cómo estaba su familia. Fue una visita muy agradable. Esa mujer me produce a mí una gran felicidad.

Pregunta: Usted precisamente, Presidente, el viernes estuvo clausurando la Convención Bancaria. Y en su discurso usted dijo: Vea cómo Doña Mechas, que es una persona que no sabe leer, no sabe escribir, interpretó lo que usted hizo en los cuatro años.

Presidente Santos: Así es. Con un lenguaje muy sencillo, muy claro, muy espontáneo, en varias ocasiones ha interpretado perfectamente lo que este Gobierno quiere hacer en la parte social, en poner a los pobres de primero, en el objetivo más importante de nuestra lucha por la equidad, de darles a los más pobres la oportunidad, a los que se pueda, de una casa. Eso es también más equidad. Y ella lo ha interpretado muy bien. Por eso la puse como un ejemplo de que efectivamente hay gente que sí ha entendido lo que este Gobierno quiere hacer.

Pregunta: Cuando estuvo aquí en el evento de posesión, porque vino, usted la invitó, vino muy pinchada, de vestido azul.

Presidente Santos: Estaba elegantísima. Ahí me contó que ella tenía cierta reticencia a ponerse el vestido azul, porque ella no era conservadora, pero que le dijeron que se veía muy bonita. Un comentario muy simpático.

Pregunta: Definitivamente Doña Mechas se está robando el corazón de todos los colombianos. Y lo decía precisamente porque ella, cuando estuvo en su posesión y fue entrevistada por los medios, hizo un llamado a la reconciliación. Y además de una manera supremamente sencilla, Presidente.

Presidente Santos: Así, con ese lenguaje, un llamado a la reconciliación, al perdón, a que tenemos que abrirles los brazos, las puertas a los que quieran integrarse a la vida civil, dejar las armas, dejar la violencia.

Pero lo hizo de una forma tan sencilla y contundente que me pareció que era pertinente recordarlo, porque algunos otros no han entendido que el país lo que quiere es eso: la reconciliación. Que es tan importante que en este país, después de 50 años de guerra, logren reconciliarse los unos con los otros, perdonar y vivir en paz. Ser un país normal, ser un país tranquilo.

Cuando uno le pregunta a la gente qué quiere, dice: pues yo quiero vivir tranquilo, le dice a uno muchísima gente. Vivir tranquilo es vivir en paz. Y para vivir en paz, hay que reconciliarse, hay que saber perdonar, hay que respetar las diferencias y respetar que otras personas piensan diferente a uno. Y en eso no hay ningún problema. Simplemente hay que saber convivir en paz y eso es muy importante. Y esta maravillosa Doña Mechas ha entendido eso perfectamente.

Pregunta: Pues eso me lleva, Presidente, con todo el respeto que usted me merece, a hacerle unas preguntas un poco más de la coyuntura nacional y permítame ir allá. Quería preguntarle: ¿qué significa esto que pasó en los últimos días, lo que está pasando: el hecho de las víctimas y el hecho de los militares en La Habana? Pero, primero: ¿qué significa el hecho que las víctimas vayan y se reúnan en la Mesa, en La Habana? ¿Eso para el país qué tanta importancia tiene?

Presidente Santos: Eso tiene una gran importancia por lo siguiente: porque en este proceso, difícil, complejo, de buscar la paz, de buscar la reconciliación, después de 50 años de guerra, se decidió desde el principio poner a las víctimas en el centro de la solución del conflicto. Eso nunca había sucedido. Las víctimas nunca habían sido tenidas en cuenta.

Pero si queremos reconciliarnos, las víctimas, aquí hay cerca de 6 millones de víctimas, tienen que ser tenidas en cuenta. Y sus derechos tienen que ser respetados. Sobre todo que en este momento –eso no sucedía antes, porque el mundo ha cambiado–, en este momento hay algo que se llama la justicia transicional, donde el respeto a los derechos de las víctimas es una condición necesarísima para poder llegar a la solución de un conflicto armado.

¿Cuáles son esos derechos? El derecho a la justicia, por eso aquí no va a haber impunidad, que eso quede muy claro. Aquí hay mucha gente que ha dicho que esto se está negociando con impunidad. No. Aquí no va haber impunidad, no puede haber impunidad, porque se les va a respetar el derecho a la justicia a las víctimas.

Se les va a respetar el derecho a la verdad, el derecho a la reparación, y el derecho a la no repetición. Esos derechos no son negociables. Esos derechos tienen que estar presentes en la solución del conflicto.

Ahora: ¿cómo se les respetan esos derechos? Pues lo más lógico, lo que el sentido común le dice a uno, es que escuchemos a las víctimas, para que ellas mismas digan cómo quisieran ellas que se les respetaran sus derechos.

Esa es la importancia de esta visita de las víctimas a la Mesa de La Habana, para que los que están en la negociación escuchen a las víctimas, sobre cómo las víctimas quisieran ver sus derechos respetados en la Mesa. Ese es el gran valor de esa visita.

Por eso yo realmente no entiendo las acusaciones: que es que están escogiendo mal las víctimas. No. Es un ejercicio maravilloso de ir exorcizando esos odios y esas diferencias, para ir buscando ese camino de la reconciliación. Este es un ejercicio muy importante. Y ahí radica la importancia de este hecho.

Hecho que ha sido señalado por la comunidad internacional como un hecho sin precedentes en la historia. Decía la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, que esto nunca se había visto en ningún otro conflicto, que qué maravilla que Colombia estuviera sentando un precedente, poniendo un buen ejemplo en la forma como se está teniendo en cuenta a las víctimas en la solución del conflicto.

Pregunta: Pues llama la atención que precisamente mientras que en el mundo destacan todo lo que está pasando, aquí estemos un grupo de personas como perros y gatos peleando y criticando todo, diciendo que esto es una farsa. Es decir, no tiene sentido, ¿no?

Presidente Santos: Pues muy triste, muy triste. Pero yo creo que a punta de perseverancia y de paciencia… Yo voy a muchos sitios y cuando pregunto: ¿Usted tiene algunas dudas sobre el proceso? Y cuando pregunto: ¿qué dudas tiene? Y se han convencido de la tesis de algunos que no quieren el proceso de paz. Y les digo: No, eso no es así, eso no tiene ningún significado, no ningún sentido que ustedes piensen de esa forma, porque la realidad es otra, la realidad es ésta, ésta y ésta, y la gente poco a poco va entendiendo.

Uno no puede estar en contra de la paz. Es como estar en contra de la belleza, en contra de la juventud. La paz es el valor supremo de cualquier sociedad. Y créame que estamos consiguiendo esa paz de forma prudente, de forma responsable.

Todo lo que hemos venido haciendo ha sido estudiado, ha sido planeado. Aquí no estamos haciendo concesiones desproporcionadas. De ninguna manera. Estamos es logrando un proceso serio, digno, realista, eficaz, como lo hemos dicho.

Periodista Andrea Olano: Otro hecho importante que también se realizó en La Habana y que también ha generado todo tipo de comentarios, de alguna manera inentendibles para muchos, tiene que ver con la presencia de militares activos. ¿Cómo se entiende que se critique también este tema y por qué se creó esta comisión, para qué?

Presidente Santos: Infortunadamente los enemigos de la paz están buscando cualquier argumento para atacar el proceso, y se prenden de cualquier hecho, por más positivo que sea.

Este es otro hecho muy positivo, muy positivo. Eso es evidente. Porque el hecho que militares activos vayan a La Habana y puedan participar, puedan dar sus opiniones, puedan dar sus consejos, puedan dar sus lineamientos, sobre cómo el enemigo va a entregar las armas, sobre cómo se va a desmovilizar, eso es algo que, primero que todo, ha sucedido siempre a través de la historia.

Eso los dignifica, dignifica a nuestros militares, les da garantías a las Fuerzas Armadas y al propio país que las cosas se están haciendo correctamente. Porque ellos son los que más saben de cómo opera la guerrilla, porque los han combatido, han sido los que conocen muy bien su proceder, para que realmente haya garantías de que lo que se está haciendo, se cumpla, pues la opinión de ellos es importantísima

Y que ellos estén allá diciendo y señalando la forma como los negociadores deben proceder para la finalización del conflicto, es una noticia muy, muy importante.

Estamos ya en la última fase. Este es el último punto. Y el país debería estar es contento. Y la comunidad internacional así también lo ha dicho: qué bueno que ya estemos hablando de eso. No quiere decir que estemos ad portas, a punto de lograr la paz ya, pero ya que comencemos a hablar sobre esos temas, me parece que es un paso muy importante.

Yo no he entendido realmente la crítica a ese otro hecho, que es un hecho muy positivo, es un hecho que enaltece, que dignifica a nuestras Fuerzas Armadas.

Dicen: no, cómo los van a reducir al mismo nivel o a hablar con terroristas. Pero, ¡por Dios!, si es que se está hablando con el enemigo para lograr la paz. Entonces, ¿con quién habla uno?

Ahí hay una contradicción en la crítica, porque los que hablan ahora de que cómo se van a sentar a hablar con terroristas, estuvieron sentados con los mismos hablando sobre la posibilidad de lograr la paz, pero ahora dicen que no, que eso no es digno. Ahí hay unas contradicciones.

Por eso digo que infortunadamente hay enemigos del proceso que se prenden de cualquier argumento para tratar de envenenar el proceso. Pero por eso nuestra labor de paciencia y de perseverancia en la búsqueda de la paz y en la pedagogía que tenemos que hacer, pues tiene que ser permanente.

Pregunta: Presidente, pues mientras muchos hablan y critican, y dicen que esto puede ser una humillación para las Fuerzas Militares, hay otros que sí ven en esto como una oportunidad y como que estamos llegando a un punto irreversible dentro del proceso de paz.

Presidente Santos: Por eso. La inmensa mayoría ve esto como un paso muy positivo. Realmente los que están diciendo que esto es una humillación son una pequeña porción de la población, que siempre ha estado en contra de la paz. Siempre han querido encontrar argumentos para oponerse.

Que si es en La Habana, por qué es en La Habana; que si se va a sentar con el enemigo, que por qué se sienta con el enemigo; que si llevan las víctimas, que por qué llevan a las víctimas; que si llevamos a los militares, que por qué llevan a los militares.

Fíjese cómo ha sido de constante esa crítica, que se aferran a cualquier cosa, pero sin ninguna lógica y sin ninguna coherencia.

Usted analiza el hilo conductor de quienes han estado en contra de la paz, y se da cuenta de que los argumentos no tienen ninguna validez. Son argumentos de coyuntura, mediáticos, que se caen de su propio peso.

¿Cómo va a estar uno en contra de que las víctimas vayan a dar su opinión sobre cómo se les respetan sus derechos? ¿Cómo va a estar uno en contra de que los militares activos, que son los que conocen, sean los que digan cómo se debe desmovilizar y cómo el enemigo debe entregar sus armas? ¿Cómo va a estar uno en contra de eso?

Pregunta: Presidente, precisamente uno cuando ve este tema y este acercamiento, la pregunta que uno se hace y que se hace mucha gente, es: ¿estamos cerca ya de una firma de un acuerdo?

Presidente Santos: Pues, John Jairo, hemos avanzado como nunca antes y tenemos que insistir. Estamos llegando al punto más difícil y el final de todo conflicto es el más difícil. Es donde realmente se tienen que tomar las decisiones complejas, donde el conjunto de lo que se ha venido conversando tiene que encajar. Es el momento más difícil.

Yo lo dije en la alocución de la posesión: estamos entrando en la fase final, que es la más difícil. Y ahí es donde se requiere más pedagogía, más sindéresis. Y créame que vamos a continuar en este proceso con toda la prudencia, contundencia y transparencia que requiere un proceso de esta naturaleza.

Pero sí vemos que hay una real posibilidad. Y lo he dicho muchas veces: real, tal vez única y última, de lograr, después de 50 años de guerra, la paz en este país.

Pregunta: Bueno, Presidente, no me lo perdonaría yo como periodista no hacerle esta pregunta ya para cerrar ‘Agenda Colombia’, y de antemano agradecerle su presencia, y es: el tema hoy en los medios está relacionado con la entrevista que dio para la Revista Semana el ‘hacker’ Sepúlveda. La verdad que yo lo dije y a uno le da escalofrío todo lo que uno lee ahí. Presidente, ¿cuál es su opinión frente a este tema?

Presidente Santos: A mí también me dio escalofrío. Yo leí eso y me preocupé mucho. Me pareció escandaloso. Y lo que a uno le dice eso es que lo que ahí existía y existe es una empresa criminal, una empresa para delinquir.

Por eso yo, como Presidente de la República y como Jefe de Estado, lo que quiero es que se llegue al fondo de esta situación, porque esas acusaciones, esos señalamientos son supremamente graves. En un Estado de Derecho, en una democracia como la nuestra, eso es muy peligroso.

Allí hay unas aseveraciones, unas acusaciones supremamente delicadas. Y yo quiero que en esto se llegue al fondo. Y todas las autoridades van estar ahí muy pendientes de que se llegue al fondo de esta situación, para bien de nuestra democracia, para bien de nuestro Estado de Derecho.

Pregunta: Muy bien. Pues, señor Presidente, muchas gracias por estar en ‘Agenda Colombia’. Y bueno, este programa está aquí todos los lunes de 7:00 a 8:00 de la mañana y aquí lo esperaremos cuántas veces quiera venir, Presidente, para contarnos, para hacer la pedagogía, que es muy importante. No solo en paz, también en educación, en el tema de equidad, que es lo que hemos visto hoy a lo largo de este programa. Y aquí lo esperaremos todas las mañanas.

Presidente Santos: Pues si me invitan, aquí volveré con frecuencia. Porque me parece además útil. Me parece que este programa y que hablemos sobre la agenda del Gobierno, que me hagan preguntas, como la que usted me está haciendo, parte del arte de gobernar es comunicar y esta es una forma de comunicar.