Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2014 > Agosto > Palabras del Presidente Juan Manuel Santos durante su visita al Colegio ‘San Francisco Javier’ de Pasto

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Palabras del Presidente Juan Manuel Santos durante su visita al Colegio ‘San Francisco Javier’ de Pasto

 ​Pasto, 26 ago (SIG).

 “A los comandantes regionales de nuestro Ejército, de nuestra Policía, felicitarlos, porque han dado unos golpes en estas últimas 24 horas muy importantes.

Con el Gobernador hace rato estaban rondando a una banda: ‘Arbey’, una banda de delincuentes que estaba causando mucho daño. Y los han venido capturando a todos. Y finalmente a los últimos dos los capturaron. Y a otro delincuente al que también capturaron el día de hoy y al que estaban persiguiendo hace rato. De manera que muchas gracias. Ustedes siguen cumpliendo con su deber.

Quiero decir, en primera instancia, que cómo me alegra mi primera visita a Nariño, aquí a Pasto, después de ser relegido Presidente. Y reelegido con una votación muy grande de pastusos y nariñenses.

Yo estoy muy agradecido con Nariño, con Pasto, muy comprometido. Y que mi primera visita sea a este evento, a este colegio, a este claustro, a ver cómo se ha mejorado, a través de todo un proceso donde mucha gente participó, para que Pasto tenga estas instalaciones, este gran colegio. Y ustedes, los niños y las niñas, puedan gozar de la mejor educación posible.

Yo tengo como uno de mis grandes propósitos, como una visión de país, tener a Colombia en el año 2025 como el país mejor educado de América Latina. Eso va a requerir de un gran esfuerzo. Esfuerzo de mucha gente en muchas regiones del país. Pero ejemplos como éste, el colegio en donde estamos, es lo que a mí me llena de entusiasmo, de que sí se puede.

Un colegio que tiene una larguísima tradición: las instalaciones son unas instalaciones históricas. Tienen también una tremenda importancia. Pero lo mejor que tiene el colegio es la calidad de su educación. Y eso es algo que nadie le quita a una institución.

Gracias al padre Aguilar y gracias a toda la comunidad jesuita por lo que han hecho a través de la historia, aquí en Colombia, por educar mejor a nuestra juventud, por educar mejor a nuestro pueblo, y este es un buen ejemplo.

Me decían que el año pasado un egresado de este colegio: Álvaro Zarama, se ganó el primer puesto de las Pruebas Saber. Eso es precisamente lo que yo quiero que suceda con todos los estudiantes: que todos se ganen el primer puesto de las Pruebas Saber, para que todos sigan mejorando cada vez más.

Y para que cualquier graduado de este colegio, allá están los de 11, le damos un saludo muy especial a una niña que llegó hace cinco días de Dinamarca. Esta niña la estaba entrevistando. Llegó hace cinco días y va a quedarse un año aquí. Me dijo que ya en cinco días estaba enamorada de Pasto, del colegio y de Colombia.

Lo que quiero decir es: qué bueno el intercambio, qué bueno que todos los graduados de este colegio, niños y niñas, puedan tener las puertas abiertas en las universidades, en la educación superior. Entre mejor calidad de la educación, pues más se van a abrir esas puertas.

Porque en el fondo lo que hay que tener conciencia, y eso debe ser un esfuerzo nacional, es que no hay mejor inversión para una nación que la educación. No hay nada más importante para cualquier familia que tener la posibilidad de que sus hijos e hijas tengan una buena educación. No hay nada más importante para el futuro de cualquier país que poder educar bien a su pueblo.

Y que personas como estas niñas y estos niños de 11° que se van a graduar, en el fondo lo que están haciendo es competir el día de mañana con niños y niñas en Buenos Aires, en París, en la China, en cualquier parte del mundo. Porque el mundo cada vez se está achicando, se está globalizando. Y por eso lo único que va a distinguir a un país de otro es la calidad de su educación. Por eso qué bueno haber venido aquí a este colegio.

Recorrí con el padre Aguilar, con el Alcalde y los arquitectos, todas las obras que se hicieron. Queda uno muy impresionado y también es motivo de gran satisfacción, como Presidente o como servidor público, porque eso es lo que soy. Los presidentes son servidores públicos, al servicio de la gente. Eso tiene unos grandes sacrificios, pero tiene unas grandes satisfacciones, porque a veces ve uno que los esfuerzos que hacen producen resultados.

El esfuerzo que aquí se hizo en poco tiempo, cuánto duró, año y medio, dos años, un préstamo que hizo Findeter a una tasa de interés muy favorable a la Compañía de Jesús, produjo esto que estamos viendo: unas instalaciones que tienen un valor histórico y arquitectónico muy especial, reforzadas. Ya tienen todos los requerimientos antisísmicos, están renovadas y preservaron muy bien la esencia, la identidad, el carácter de estas maravillosas instalaciones.

Por eso quiero también felicitar a dos nariñenses, arquitectos, los dos graduados de aquí. Ahí hay otra demostración de la calidad de educación de este colegio. De manera que a todos muchas felicitaciones.

Decir que este esfuerzo de lograr posicionarnos como el país mejor educado de América Latina en 11 años, requiere también de los estudiantes, los padres de familia y los profesores.

Yo ahora, con mucha timidez, me estoy entrenando como profesor. Fui a dar unas clases de matemáticas, las seguiré dando. ¿Por qué hago eso? Porque los profesores son héroes y debe ser así, deben ser vistos como héroes en cualquier lugar de Colombia, porque ellos son los que realmente van a hacer que todos los alumnos de Colombia puedan tener una mejor educación.

Eso es lo que además quiero hacer cuando yo sea expresidente, pero prefiero que me digan el ‘profe’ Santos, como profesor que quiero ser el día de mañana.

Decirles al Gobernador y al Alcalde que hemos venido trabajando juntos desde que a ustedes los eligieron, y seguiremos trabajando juntos hasta que ustedes terminen su mandato. Saben que pueden contar conmigo en la medida de mis posibilidades. Seguiremos trabajando juntos por Nariño, por Pasto, pero sobre todo por la educación. Quiero hacer énfasis en eso y por eso estoy tan satisfecho de tener mi primera visita aquí con ustedes en este evento tan especial.

Además descubrí algo muy importante, que el padre Aguilar y yo tenemos algo en común. Resulta que él en su juventud también bailaba y bailaba con mi señora. Bailaban en esa época. Entonces allá lo conoció. Entonces ya veo de dónde mi señora salió tan buena bailarina. Muchas gracias, padre. Muchas gracias a todos ustedes. Y sigan estudiando mucho. Que Dios los bendiga. Muchas gracias”.