Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2014 > Agosto > Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en el Aniversario No. 86 el Batallón Guardia Presidencial

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en el Aniversario No. 86 el Batallón Guardia Presidencial

 ​Bogotá, 29 ago (SIG).

 Hoy el Batallón Guardia Presidencial cumple 86 años, 86 años, y he tenido la oportunidad de estar a su lado durante cuatro años y tendré el honor de estar a su lado otros cuatro.

Ustedes son el Batallón que camina a mi lado y su lealtad y su amor por su institución y su amor por la patria me dan la seguridad para continuar mi tarea de gobierno.

Dice su comandante, el Coronel (Antonio José) Dangond, nos llega al corazón a toda la familia, dice: ‘hoy la razón de ser del Batallón es la familia Santos’.

Les agradezco, nos han protegido muy bien –a mi familia y a mí-, valoramos muchísimo su trabajo, su labor. Ustedes no se imaginan lo que representa para nosotros el trabajo de todos y cada uno de ustedes.

Sé que muchos vienen de diferentes partes del país, sacrifican tiempo con sus familias por estar aquí. Eso es parte del sacrificio del servicio público, sobre todo en una institución que exige tanto como son nuestras Fuerzas Armadas.

Y por eso también me ha interesado mucho, no solamente en el caso de ustedes, sino de todas las Fuerzas Armadas el tema del bienestar, pero ustedes también y un tema muy particular, la Presidencia (de la República) dio los recursos para remodelar el coliseo, la piscina, el teatro; además con el apoyo del Comando del Ejército remodelaron el centro de bienestar, construyeron ocho alojamientos múltiples, construyeron la iglesia y el salón histórico.

Y hoy en este cumpleaños número 86 quisiera resaltar algunos aspectos de este Batallón: su mística y su entrenamiento sobresalen, se ven en las guardias que implican trasnocho y exigencia física y también –por supuesto- cuando impiden que se vulnere la seguridad presidencial.

Su disciplina se refleja en las ceremonias de honores militares como la que estamos efectuando en este momento. Y con esto hacen un gran aporte a la buena imagen de la Presidencia, de nuestras Fuerzas Militares y del país.

Todos los jefes de estado que vienen a visitarnos, cuando ven el despliegue, la forma como ustedes se desenvuelven, la disciplina con la que actúan, el buen orden cerrado; eso me lo comentan siempre, porque quedan siempre bien impresionados. Muchas gracias.

Y también han cumplido un compromiso social, la actividad de integración, de recreación, de medio ambiente con las comunidades cercanas, con las comunidades donde vivimos y con quienes compartimos en: la Candelaria, Santa Fe, San Cristóbal. A los alcaldes de esas localidades también muchas gracias por su permanente colaboración con nuestro Batallón, con nuestros soldados.

Ustedes pueden sentirse muy orgullosos por formar parte de una guardia de honor, porque eso es lo que son, una guardia de honor. De la misma forma que una guardia de honor hizo posible la gesta libertadora de nuestro máximo prócer Simón Bolívar.

De aquí saldrán con muchas virtudes aprendidas y sobre todo con un compromiso mayor con el país, un compromiso de amor por su patria como debería asumir todos y cada uno de los colombianos.

Muchas felicitaciones a quienes recibieron la medalla “Guardia Presidencial” y la medalla “Fergusson” (Guillermo), las merecen por su lealtad y por el apoyo que han dado al Batallón.

Y hoy quiero darles un mensaje a todos los miembros de nuestras Fuerzas Armadas, los colombianos necesitamos sentirnos protegidos y tranquilos; eso es lo que aspira cualquier población y esa es la razón de ser de nuestras Fuerzas Armadas.

Queremos que la violencia cese, que esa violencia que tanto ha golpeado a nuestro país por tanto tiempo sea un capítulo pasado de nuestra historia. Por eso -y no me canso de repetirlo- no podemos bajar la guardia ni un solo instante, no podemos bajar la guardia en la lucha contra las bandas criminales, contra los grupos armados ilegales, contra la delincuencia callejera.

Tenemos que siempre dar más resultados, tenemos siempre que mantener la iniciativa y la ofensiva y para ello seguiremos en el proceso de fortalecimiento y mejoramiento continuo de nuestras Fuerzas Armadas, de nuestro Ejército, de nuestra Armada, de nuestra Fuerza Aérea, de nuestra Policía.

Eso es lo que nos va a permitir ser en el futuro un país en paz, con equidad y mejor educado.

Las Fuerzas Armadas nos han dado la seguridad y la confianza para poder visualizar esa visión y tener ese sueño que tenemos todos los colombianos de que esa visión: Colombia en paz, con equidad y mejor educada, se haga realidad.

Así como ustedes han sido los guardianes de la democracia y la libertad, esperamos que sean también los guardianes de la paz porque la paz es su victoria.

General (Javier) Flórez, nuestro Jefe de Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Militares. Un oficial que ha sido ejemplo, un oficial que ha estado al frente de las operaciones más importantes que ha realizado nuestro Ejército, nuestras Fuerzas Armadas en la historia reciente del país, un oficial que ama su institución, que ama su país, que ha llegado donde está por su méritos, por sus méritos, por su profesionalismo, por su forma de ser, su carácter, por ser un buen militar.

Y él asumirá otra comandancia, el Comando de Transición que se va a crear.

Ese Comando es el que se encargará de todo el proceso que nos va a exigir muchos esfuerzos, de ir de la guerra a la paz, del conflicto al posconflicto.

Algunos han querido criticar que un general y que unos oficiales porque él va a estar acompañado de oficiales de todas las fuerzas, los mejor preparados, los que han estudiado y han tenido experiencia para cumplir su labor de forma más efectiva.

Que oficiales en servicio activo estén sentados dando las directrices, dando sus opiniones, analizando cómo es que vamos a hacer esa transición, cómo es que vamos a supervisar la desmovilización del enemigo, cómo es que vamos a supervisar y garantizar la entrega de armas.

Y realmente, yo no encuentro ninguna razón para criticar semejante paso tan importante en el proceso de paz, cuando ya comienza uno a hablar de los temas del fin del conflicto, es que son los temas del punto número cinco, el último punto.

¿Cuál crítica? Ah, que es humillante para las Fuerzas Armadas, ¡Por Dios!, qué ignorancia sobre la historia universal, sobre la historia militar; todas las guerras, todas, terminan en una mesa y en esa mesa van quienes estuvieron al frente del combate: los militares, la Segunda Guerra Mundial, la Guerra de Corea, Vietnam, en todas partes.

¿Cuál es el acto humillante?, todo lo contrario, dignifica a cualquier militar que sabe que la victoria es la paz, poder participar activamente en el diseño de esa paz, porque es su victoria.

Eso es muy dignificante.

Y alguien le preguntaba con tono cuestionador ayer al doctor Humberto de la Calle y al general Mora, que por qué, que él reconocía que sí, efectivamente era dignificante para los militares estar en esa posición, en esa situación y en esa mesa, pero lo que si no era aceptable era que los enviaran sin uniforme.

¡Hágame el favor!, si eso fue precisamente lo que nosotros le impusimos a las Farc desde el comienzo de las negociaciones: no me vengan aquí con uniformes ni con vestimentas de guerrilleros, o con armas, o con boinas.

Eso fue una condición nuestra, entonces no saben de qué prenderse para criticar un proceso, que por fortuna, va por buen camino.

Y ese paso –general (Javier) Flores- que vamos a dar con usted, es un paso transcendental. Yo le agradezco como Presidente de la República, pero también como colombiano, esa nueva responsabilidad que usted va a asumir, es una gran responsabilidad y una posibilidad que lo enaltece a usted y a todas las Fuerzas Armadas de Colombia, es un paso muy importante en nuestra historia.

El hecho que comencemos a hablar de ese tema, no quiere decir que ese tema se vaya a dar ya. El cese de fuego definitivo, el cese de hostilidades, se tiene que dar en algún momento, ojalá lo más pronto posible, cuando estén dadas las circunstancias, mientras tanto continúan las acciones militares, continúa la ofensiva porque desde un principio lo hemos venido repitiendo una y otra vez.

Pusimos también como condición que no vamos a bajar la guardia, sino hasta el momento en que firmemos el fin del conflicto. Cuando estén dadas las circunstancias tomaremos el paso, pero es nuestra obligación por los avances que hemos logrado en el proceso, en los puntos que ya hemos acordado, comenzar a discutir sobre ese último punto.

Y repito, ojalá venga más temprano que tarde, así salvaremos vidas, salvaremos mucho sufrimiento, pero precisamente la ofensiva militar y el no cese al fuego mientras que no se termine el conflicto, lo que nos obliga es a terminar el conflicto lo más pronto posible, que es lo que todos queremos.

En ese orden de ideas la ofensiva sigue.

Esta sola semana se han presentado 40 capturas de miembros de bandas criminales solamente en Buenaventura, 15 capturas de bandas criminales en Quibdó, 55 capturas entre esas dos ciudades no más.

Se capturó por nexos con paramilitares a un número importante de personas en Urabá, se ha continuado destruyendo la maquinaria de la minería criminal y ahí tenemos que hacer un mayor esfuerzo, y lo vamos a hacer.

Hay en estos momentos una operación en desarrollo, hay una operación en contra del frente 37 de las Farc en el sur de Bolívar y la última información que nos dieron: tres guerrilleros abatidos, cuatro heridos graves y la operación continúa y por qué continúa, porque seguimos en la guerra que es lo que el pueblo colombiano tiene que entender.

Esta guerra continúa hasta el momento en que firmemos el fin del conflicto, porque eso es lo que nos va a llevar al fin del conflicto más rápido, y por eso las órdenes son muy claras y perentorias, contundentes, para el Ejército, para la Infantería de Marina, para la Armada, para la Fuerza Aérea, para la Policía, no bajen la guardia, como no la están bajando.

De manera que en este día de cumpleaños del Batallón Guardia Presidencial pues tenemos mucho para celebrar, tenemos todos los avances que gracias a la labor de las Fuerzas Armadas este país ha logrado en los últimos tiempos.

Esta misma mañana nos daban otra magnifica, magnífica noticia, el Dane publicó nuevamente las cifras de empleo para el mes de julio pasado.

Y esas cifras mostraban nuevamente después de 48 meses seguidos otra baja en el desempleo, de 9.9 por ciento de desempleo hace un año, a 9.3 de julio de este año, se crearon 240 mil empleos, eso es una noticia muy importante.

Pero eso uno se pregunta a qué se debe. Se debe a que hay más confianza, a que hay más inversión, a que hay más producción, a que hay más consumo, y, ¿por qué hay más producción?, y ¿por qué hay más confianza?, por la labor de nuestras Fuerzas Armadas, por la labor de nuestros soldados de tierra, mar y aire, de nuestros policías, por eso les agradezco y todo el pueblo colombiano les agradece sus labor permanente.

Esta mañana por ejemplo también se realizó por órdenes mías un consejo de seguridad en San Andrés, allá se ha presentado el asesinato de un joven, hirieron a otro, un argentino el día de ayer, un asesinato, un atraco, un acto de violencia es demasiando y no se puede tolerar y se debe combatir y allá vamos a aumentar el pie de fuerza.

San Andrés no debería tener ni bandas criminales, ni gente armada, porque allá es una isla donde debe haber facilidad para combatir esas bandas criminales y por eso he dado instrucciones para que se intensifique la acción de la Policía en nuestra isla.

De manera que felicitaciones a todos ustedes, muchas gracias por su labor.

Aquí veía entre los condecorados algunos miembros de nuestra Fuerza Pública que llevan 16, 17 años acompañándonos, le pregunté a uno de ellos cuantos años tenían y me dijo 38, o sea, lleva la mitad de su vida acompañándome, se imaginan ustedes mi agradecimiento y el de mi familia con este personal que se dedica a cuidar ahora a la familia presidencial.

Que es el mismo agradecimiento de los colombianos, el mismo agradecimiento que deben tener los colombianos con todos y cada uno de nuestros soldados y policías, porque lo que hacen todos nuestros soldados y policías con las familias de Colombia es lo que hace este personal con la familia presidencial, cuidarnos, darnos confianza, darnos seguridad.

De manera que muchas gracias y aquí vendremos en el cumpleaños número 87 el año entrante, para seguir celebrando los aniversarios de ente batallón que ha hecho historia, buena historia para nuestro país.

¡Muchas gracias!