Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2014 > Diciembre > Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en la inauguración de la Subestación Policial de Los Gómez

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en la inauguración de la Subestación Policial de Los Gómez

 Itagüí, Antioquia, 19 dic (SIG).

Yo quisiera comenzar lamentando la muerte en combate de cinco de nuestros héroes de la Patria, soldados de nuestros Ejército, esta mañana en el Cauca. Murieron defendiendo la seguridad del resto de los colombianos.

Estos cinco soldados, estos cinco héroes, cayeron cumpliendo con su deber.

Mis condolencias más sentidas, a nombre del Gobierno y de todos los colombianos, a sus familiares.

Se suman a otros cinco miembros de nuestra Fuerza Pública que en la última semana han muerto cumpliendo con su deber.

Y por la otra parte tenemos 31 miembros de la guerrilla que han sido neutralizados. Dentro de ellos, 15 han sido abatidos, muertos, también en combate.

Esa es la guerra que yo quiero terminar.

Le agradezco mucho, querido Alcalde (Carlos Andrés Trujillo), su apoyo a este proceso que, como usted bien dice, ha sido difícil e incomprendido. Pero es lo mejor que le puede pasar a Colombia, terminar esta fábrica de víctimas, este desangre de más de 50 años, lograr ese valor supremo de cualquier sociedad, que es la paz.

Mañana comienza un cese al fuego unilateral e indefinido por parte de las Farc. Es un gesto positivo en la dirección correcta.

Yo espero que eso se complemente con otros gestos, para ir desescalando este conflicto. Y espero que esto también contribuya a acelerar los resultados de las conversaciones en La Habana, para llegar –ahí sí– a ese cese al fuego bilateral y definitivo, que le ponga fin a esta guerra.

Mientras tanto, vamos a ir vigilando este cese al fuego unilateral, que además se suma con algo que ayer sucedió, que creo que es otro paso en la dirección correcta.

Por primera vez las Farc reconoce su responsabilidad en la masacre de Bojayá, asumen esa responsabilidad, piden perdón y se comprometen a reparar a las víctimas.

Eso nos va a ir acercando a ese momento definitivo de ponerle fin a este conflicto.

Por eso creo que vamos en la dirección correcta.

Pero aquí estamos en Itagüí para celebrar y felicitar a Itagüí y a su alcalde, a la Policía, por esos grandes logros que ustedes han obtenido durante estos años en materia de seguridad y en materia de sembrar paz.

La seguridad es otra forma de ir sembrando paz, pero también el desarrollo en materia de educación, de salud y todo lo que hemos visto. El progreso en Itagüí nos llena de esperanza.

Acabamos de inaugurar esta subestación. Una gran subestación, un esfuerzo que hizo el Alcalde de Itagüí con los recursos del municipio, que ya decía el general (Rodolfo) Palomino y el Ministro (de Defensa, Juan Carlos Pinzón), ya quisiera que otros municipios tuvieran la calidad de subestaciones como esta que estamos hoy inaugurando.

Un gran esfuerzo que se complementa con lo que se ha venido viendo en este municipio, con inmensa satisfacción y para mí, con mucho interés. Y con mucho optimismo.

Como lo decía el Alcalde, cuando él recibió este municipio, los habitantes del municipio estaban con miedo, estaban extorsionados; el microtráfico estaba por todos lados y los índices de homicidio y todos los índices de inseguridad estaban por las nubes.

Un esfuerzo que yo quiero resaltar y decirles a los demás alcaldes del país: miren que sí se puede. Sí se puede con perseverancia, con determinación, con buenas estrategias, vencer a esos delincuentes que hoy para nosotros son objetivos de alto valor, que están afectando la seguridad de los ciudadanos a lo largo y ancho del país.

Que con estrategias efectivas se puede desaparecer la microextorsión y se puede reducir a su mínima expresión el microtráfico.

Precisamente veníamos de una discusión con el Gobernador (de Antioquia, Sergio Fajardo) y su equipo, sobre este tipo de desafíos que tenemos en el Gobierno Nacional, los gobiernos departamentales y en una parte importante, un número importante de municipios.

Esos delitos de microextorsión, el delito del microtráfico, la minería ilegal, que en este caso pues no se aplica a Itagüí, son esos delitos que tenemos que confrontar con mucha más contundencia.

Pero ejemplos como este que estamos viviendo en Itagüí, es lo que nos muestra que hay caminos efectivos y que no tienen que demorarse mucho, porque aquí lo que necesitamos son alcaldes con decisión, con coraje, con determinación. Y equipos como los del Alcalde, que producen resultados en compañía de una Policía que está estimulada, que ha sido puesta a trabajar 24 horas.

Porque me decía el Alcalde que así como les está dando una subestación y unas comodidades enormes a los policías, los pone a trabajar como corresponde, 24 horas para proteger la seguridad de Itagüí.

Y lo estamos viendo en todos los resultados. Los homicidios se han reducido en un 58 por ciento y eso de poder decir que Itagüí lleva 318 días sin un solo homicidio, es algo que nos hace sentir muy orgullosos a todos los colombianos, querido Alcalde, porque eso es lo que queremos, que cada vez disminuyan homicidios y los demás delitos que afectan la seguridad de nuestros compatriotas.

En esto quiero decirle, Alcalde, que me gustaría mucho que usted, y lo invito a que recorra el país contándoles a otros alcaldes, cómo lo hizo, cómo fue que, por ejemplo, en la microextorsión ¿por qué no comenzamos ya, por qué no les dice a los medios de comunicación, en una forma breve, cómo fue que usted logró desaparecer la microextorsión?

Antes de eso seamos, muy francos, y solamente con la verdad podemos trabajar:

¿Hay alguien aquí que esté extorsionado o que piense que lo que está diciendo el Alcalde no es correcto? ¿Que la extorsión aquí continúa en Itagüí?

Lo felicito, Alcalde. Esto es muy importante, nadie alzó la mano.

Cuénteme cómo lo hizo.

(…)

Pues miren, esto es un caso de éxito. Y los felicito a ustedes por tener este Alcalde, porque esto es un ejemplo, un ejemplo para el resto del país.

Ministro (de Defensa, Juan Carlos Pinzón), yo creo que podemos tratar de replicar este modelo en aquellos municipios donde están viviendo lo que usted encontró y mostrarle a la gente que cuando se unen las comunidades con la Fuerza Pública, con las autoridades, con las alcaldías y tienen un plan específico, los únicos que salen derrotados son los delincuentes.

Y que se puede vencer ese tipo de delito, que se puede desaparecer de la faz de los municipios y de Colombia ese tipo de delitos.

Qué bueno que, querido Carlos Andrés, que usted pueda mostrar estos resultados. Y yo me voy a encargar de que usted se vuelva ejemplo para el resto de los municipios, porque es lo que necesitamos. Que alcaldes con verraquera logren resultados como lo que usted ha logrado aquí en el municipio de Itagüí.

Y como usted decía, eso es otra forma de ir sembrando paz.

Cuando pensamos en el posconflicto, pensamos en ese tipo de desafíos.

Y hablábamos con el Ministro, con la Fuerza Pública, con los comandantes, cómo tenemos que comenzar a rediseñar toda la funcionalidad de nuestra Fuerza Pública, precisamente para dedicarla con más efectividad a la seguridad ciudadana.

Cuando ya no tengamos que perseguir a los guerrilleros por allá en las selvas del Amazonas o del Vichada, podemos rediseñar los objetivos de la Fuerza Pública para darle más seguridad al ciudadano de pie, al ciudadano de las ciudades, a los habitantes de las veredas, de corregimientos y así ir avanzando en el progreso hacía un país en paz, un país más equitativo y un país mejor educado.

De manera que muchas felicitaciones. Qué bueno haber venido hoy. Yo le había prometido que aquí estaba, que quería exaltar ese trabajo. Yo le he venido haciendo seguimiento

Yo le he venido haciendo seguimiento, Alcalde, a usted ya hace un tiempo. He venido viendo y comprobando con diferentes fuentes sus resultados. Y lo que hoy quiero decir claramente es: felicitaciones, porque usted ha hecho una labor excelente.

Muchas gracias.