Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2014 > Diciembre > Palabras del Presidente Juan Manuel Santos durante la posesión de los Directores de Cooperación Internacional y de Regiones y del Inspector General de la Dirección de Inteligencia

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Palabras del Presidente Juan Manuel Santos durante la posesión de los Directores de Cooperación Internacional y de Regiones y del Inspector General de la Dirección de Inteligencia

 ​Bogotá, 23 dic (SIG).

Tres nombramientos para mí muy importantes. Comienzo por Iván Mustafá. Yo a Iván Mustafá lo conozco hace mucho tiempo. Fue uno de los grandes soldados en mi campaña de hace cuatro años, y lo fue también en esta campaña.

Pero también fue un funcionario ejemplar durante esos primeros cuatro años. Allá estuvo como Viceministro de Agua, trabajando mañana tarde y noche, bajo la implacable férula de Germán Vargas. Y sobrevivió.

Pero ahí lo vi desempeñarse con gran eficacia. Le conocí su don de gentes, su capacidad para relacionarse con la gente, y fue por eso que buscando con lupa la persona que debería ocupar el cargo que ahora ocupa, encontré en Ivan Mustafá la persona precisa.

Ese cargo, en este momento, tiene una tremenda importancia. La relación con los gobernadores, con los alcaldes, con los territorios, cuando estamos hablando de posconflicto, cuando vienen unas elecciones, cuando estamos ejecutando la última parte de los gobiernos salientes y cuando estamos discutiendo el Plan de Desarrollo, donde las regiones, por supuesto, quieren y deben tener un papel y una participación, todo eso hace la relación del Gobierno con las regiones absolutamente indispensable.

Por eso es tan importante, Iván, esa responsabilidad que asume el día de hoy. No cualquier persona puede cumplir esos requisitos y esas obligaciones. De manera que usted tendrá todo mi respaldo y estará trabajando muy de cerca conmigo, porque es clave lo que a usted le va a tocar hacer en estos próximos meses, en este próximo año. De manera que, como lo conozco, sé que va a tener un gran éxito.

El caso de Alejandro Gamboa, en la Cooperación Internacional. A Alejandro lo conozco desde el Ministerio de Hacienda, hace 10 años. Después en el Ministerio de Defensa. También conozco sus capacidades, su criterio para tomar decisiones, su capacidad gerencial.

Después se fue para el BID, donde jugó un papel muy importante, haciendo también un trabajo muy importante. Un trabajo que tiene mucho que ver con lo que le va a tocar hacer ahora.

La Agencia de Cooperación Internacional cobra en este momento una tremenda importancia, porque va a ser uno de los pivotes para canalizar toda la ayuda internacional si logramos esta paz para el postconflicto.

Inclusive él me  acompaño en la gira por Europa en la solicitud para que se creara un fondo a nivel de la Comunidad Europea, pero ese es uno de muchos fondos.

Tener a una persona adecuada aquí en la Agencia, que pueda coordinar la parte internacional y también pueda coordinar la canalización de eso a los diferentes proyectos, eso es muy importante. Va a estar trabajando muy de la mano con María Lorena Gutiérrez, con el general Óscar Naranjo y con otras muchas entidades.

Ahí sí se requiere una persona que tenga experiencia internacional, que usted la adquirió ahora en el BID con lujo de detalles, y experiencia nacional, que me consta que la tiene por todo lo que ha trabajado conmigo. Entonces, Alejandro, bienvenido. Aquí estaremos muy de cerca y le deseo muchos éxitos.

Nicolás Urrutia es una persona que en cierta forma fue escogido por pura meritocracia. No lo conocía yo hasta una entrevista que tuvimos, pero sí me lo referenciaron mucho, personas en las que creo. Yo necesitaba una persona de entera confianza, que me diera la seguridad de representarme en una de las agencias más importantes que en este momento tenemos, que es ni más ni menos que la Agencia Nacional de Inteligencia, recién creada por la ley. Está todavía en proceso de maduración.

Ahí se ha hecho una labor muy cuidadosa de ir tomando los pasos correctos para crear una buena Agencia y dejarle al país una inteligencia que recobre la confianza, porque se ha venido perdiendo por todos los escándalos que hemos visto en los últimos años, que recobre la confianza del país en su inteligencia.

Un reto enorme que tiene ahora esa Agencia de Inteligencia es mantenerse al día con los avances tan impresionantes en materia de vulnerabilidad electrónica, los ‘hackers’, todo lo que estamos viendo, el ciberterrorismo, la ciberinvasión, la ciberdefensa, eso está desbordando las agencias de inteligencia del mundo entero.

Ayer veía en las noticias cómo este ataque que le hicieron a Sony, un ataque demoledor, le tocó intervenir al Gobierno norteamericano y muchos decían: lo que pasa es que la tecnología avanza tan rápido que nos desborda cualquier intento de controlar esos ataques. Ese va a ser uno de los grandes retos de la agencia, entre muchísimos otros.
 
Por eso Nicolás creo que es la persona correcta. Es licenciado en relaciones internacionales, con énfasis en seguridad internacional, ni más ni menos que de la Universidad de Stanford. Tiene una maestría en Ciencia Política de la Universidad de los Andes. Fue calificado con cinco su tesis de grado sobre evolución del Ejército en 48 años. Ha sido docente sobre violencia, sobre conflicto, sobre terrorismo, en la propia Universidad de Los Andes, en la Escuela de Inteligencia y Contrainteligencia.

Ha sido consultor de seguridad y defensa del Departamento de Planeación. Consultor de la Fundación Ideas para la Paz y consultor para el sector de seguridad y defensa en asuntos estratégicos y tecnológicos. De manera que Nicolás será una voz seria y con autoridad para controlar el uso adecuado de nuestra inteligencia.
 
Tres nombramientos importantes el día antes de Navidad. Aprovecho para desearles Feliz Navidad, que estén muchísimo con sus familias porque los van a ver poco a partir del próximo primero de enero. Muchísimas gracias. Buen viento y buena mar”.