Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2014 > Noviembre > Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en la clausura de la Jornada de Reflexión del Partido de la U

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en la clausura de la Jornada de Reflexión del Partido de la U

 Santa Marta, 21 nov (SIG).

En 10 años han sucedido han muchas cosas (…) muy largo y muy corto, muy corto para un partido, muy largo para poder diseñar y encausar una nave como la que es un partido político.

Cuando se me ocurrió, se nos ocurrió crear un partido, yo me puse a revisar muy bien la historia. Recuerdo mis años en Inglaterra que me dedicaba a leer sobre la historia de los partidos y los hombres de estado, y había un común denominador de los partidos que han sido exitosos a través de la historia.

Los partidos que son exitosos son los partidos que logran transmitirle a su electorado, a la gente, una sensación de empatía: yo voto por ese partido porque me representa, porque me defiende. Y en ese proceso los partidos tienen que ir escogiendo las causas, escogiendo qué es lo que realmente defienden, por qué quieren que los quieran, cuáles son las razones para que el electorado vote por los partidos.

Y eso tuvo mucho que ver con el nombre del partido, el partido social de unidad nacional, social y unidad iban muy pegados, y eso me acuerdo que discutimos muchísimo con el senador Vélez, ese nombre. Yo le insistía en lo social, es el único partido que tiene la palabra social en su nombre.

No lo tiene el Partido Conservador, no lo tiene el Partido Liberal, no lo tiene Cambio Radical, no lo tiene el Centro Democrático, la Alianza Verde, ningún partido tiene la palabra social, que es hacia el futuro lo que más importa en este país, más importa en el largo plazo.

Por eso, si logramos nosotros en ese proceso de reflexión -como el que se está haciendo aquí- después de 10 años, dónde estamos, para dónde vamos, qué representamos (…) nos obliga a escoger. No puede ser un partido que quiera complacer a todo el mundo porque entonces se queda sin nada: el que mucho abarca poco aprieta. Electoralmente eso es muy importante, en el mercadeo político eso es muy importante.

El partido tiene contrato, eso es mucho o esas banderas que poco a poco lo van identificando la gente. Por eso, hoy tenemos una oportunidad de oro, el partido tiene una oportunidad de oro.

Yo he sido siempre como ustedes saben, defensor de la llamada tercera vía, que es una posición política pragmática. Ustedes me han oído muchas veces hablar de la tercera vía que se resume en esa famosa frase del mercado, hasta donde sea posible el estado hasta donde sea necesario.

Y eso aplicado al mundo de hoy, es lo que legalmente funciona y lo recordábamos en una cumbre de mandatarios o de exmandatario que fueron en su momento, los más exitosos en su país en su historia.

Aquí estuvo en Cartagena a principios de este año, a mediados de este año después de las elecciones Clinton, Blair, Felipe González, Lagos en Chile y esos mandatarios y Cardoso de Brasil.

Esos mandatarios, todos si uno analiza la historia, fueron los mandatarios que más prosperidad le trajeron a su país que toda la historia. Cardoso con sus reformas, los ocho años de gobierno; Clinton, nunca en la historia de Estados Unidos se había creado tanta prosperidad como cuando Clinton fue presidente; Blair, lo mismo, Lagos, lo mismo en Chile y Felipe Gonzáles pues hizo la gran revolución, modernizó y sacó a España del subdesarrollo y la llevó al desarrollo.

Todos aplicando en una u otra forma esa tercera vía

Lección número uno: este partido debía asumir esa posición en forma explícita porque eso además le facilita al partido, le facilita a cualquier político, a cualquier dirigente explicar en buena medida sus decisiones, su forma de gobernar, su forma de legislar.

Por otro lado, hoy el país tiene unas condiciones, unos retos, unos desafíos que también representan unas enormes oportunidades.

Cuando yo dije en la segunda posesión,  que mis tres pilares eran la paz, la equidad y la educación; eso no fue algo que se me ocurriera el día anterior o un mes antes, eso es algo que he venido madurante desde hace muchísimo tiempo y que creo que es exactamente lo que este país necesita y si lo podemos expresar bien, lo podemos trasmitir bien, ahí tenemos una gran oportunidad para poder lograr esa empatía, ese reconocimiento por parte del electorado: este partido me representa, este partido lo que está defendiendo es lo que yo defiendo, lo que a mí me gusta.

Ahí están los tres pilares: la paz, la paz por ser el único país en conflicto de todo el hemisferio occidental, habrá algunos que no les gusta el proceso pero nadie, nadie inclusive me lo dicen los opositores del proceso, nadie está en contra de la paz, la paz, todo el mundo quiere apropiarse dela paz en una u otra forma.

Pero el Partido de La U es el partido de Gobierno y el Presidente de la República es el que está buscando la paz y por consiguiente, los que tienen la autoridad moral para decir: nosotros somos el partido de la paz, es el Partido de Gobierno y esa es una oportunidad de oro.

Yo pienso que en las próximas elecciones que como me gusta que aquí se haya pactado con el Partido Liberal y Cambio Radical o con la Unidad Nacional, lo que se pactó en el sentido de irse unidos a las elecciones.

Esas elecciones nuevamente van a estar muy definidas, de quiénes están a formar de la paz y quiénes no.

Yo les aseguro que de aquí a allá, esa situación va a ser mucho más clara y va a ver una oportunidad de oro para apropiarse de ese anhelo de paz, es un anhelo político poderosísimo con muchas más condiciones y con mucha más fuerza de lo que inclusive se hizo en las elecciones pasadas donde el tema de la paz jugó un papel muy importante.

Y por qué lo digo, porque en la medida en que vayamos avanzando, en la medida en que vayamos haciendo pedagogía de la paz y que la gente vaya entendiendo, porque todavía es increíble, la gente no ha entendido qué es el proceso, para dónde vamos, qué es lo que estamos negociando, y con esa cantidad de desinformación que ha tenido el proceso por razones políticas o de cualquier otro índole, todavía hay mucha confusión. Lo medimos permanentemente, la última medición que hicimos hace una semana, todavía la gente está muy confundida.

Pero lo que sí es absolutamente claro, es que la paz es algo que todo el mundo anhela y cuando la vean más clara, la van a abrazar con mucho más ímpetu, con mucha más fuerza y ahí  (…) porque es una oportunidad muy importante y tiene que estar el partido para esa empatía y ese vínculo con el electorado. Ese primer pilar es una oportunidad de oro.

En materia de equidad, yo lo explicaba y es obvio, que esos tres pilares están todos relacionados el uno con el otro, no son independientes sino son interdependientes.

Si queremos una paz estable y duradera este país tiene que cerrar brechas y tiene que diluir las desigualdades, tiene que concentrarse mucho más en lo social y en las poblaciones vulnerables.

Ese otro pilar es dinamita pura en el sentido positivo, es muy, muy fuerte, y esa palabra social del partido la podemos trasmitir, la podemos sentar como una de las banderas del partido que la gente vea: este partido protege a los vulnerables, este partido está por lo social.

Eso es un activo importantísimo, tal vez el más importante para un partido en el largo plazo que pueda tener, sobre todo en un país en las condiciones que vive Colombia.  

Y ahí estamos haciendo mucho, pero como decía en la campaña: falta muchísimo más por hacer.

La gente tampoco ha percibido o sabe que falta demasiado por hacer, entonces todavía es escéptica, todavía dice: bueno, yo cómo voy, cómo me ayudan, cómo me identifico, pero hay unas políticas muy, muy importantes, muy efectivas, donde el partido debería y tiene que apropiarse de ellas.

Ustedes mencionaban varias de ellas, por ejemplo, la parte de las poblaciones vulnerables, las personas en situación de discapacidad, eso creo que es el siete por ciento, ocho por ciento de la población; es una población muy grande que se siente totalmente desprotegida a pesar de lo mucho que se ha hecho y se ha legislado, pero se siente totalmente desprotegida.

Ahí hay una oportunidad de oro.

Hemos pasado leyes, ustedes las han aprobado en este Gobierno, dos leyes importantes, pero todavía eso está como expósito.

Y qué buen que ustedes estén pensando y tienen mi absoluto respaldo en trabajar con más fuerza y con más ímpetu en la protección de las personas, en hacer respetar los derechos de las personas en situación de discapacidad, de eso se trata, no es más, que le respeten sus derechos porque se sienten en su inmensa mayoría discriminados, discriminados y eso es el gran desafío en ese sector.

La parte agrícola, ahí está concentrada la pobreza, ahí está concentrada la desigualdad, qué bueno que el partido tenga un ministro identificado con esa cartera donde va a haber recursos importantes y que el posconflicto se va a dar en el campo: que el partido esté ahí presente, que el partido se apropie de eso.

Eso también es de una importancia vital para identificarse con esa población que queremos atraer y que se vuelva leal  en el largo plazo.

Lo que hay por hacer en el campo colombiano, está todo por hacer, lo que en este momento está comenzando a hacerse: en materia de vivienda rural, en materia de proyectos productivos, en materia de titulación, en todos los frentes y con recursos y con recursos importantes; cuánto es el presupuesto 5.2 billones, eso nunca lo había visto el campo colombiano y va a haber más, se va a necesitar más  y buena parte  de la cooperación internacional va ir dirigida al campo. Ahí tiene que estar el partido.

De manera que la parte social, la parte de generar empatía porque el partido representa lo social, eso no tiene precio en cuanto a la importancia y por eso los estimulo a que trabajemos juntos para lograr ese propósito.

Eso no se da de la noche a la mañana, eso hay que perseverar y hay que trabajar hasta el cansancio para que comiencen a reconocerle a un partido o a un presidente o a un gobierno, ese tipo de  identificación.

Y así es como los partidos van echando raíces, 10 años para un partido es muy poco, apenas con unas raicitas muy pequeñas cualquiera viene y jala la mata y las rices se van, hay que echar raíces pero hay que echar las raíces correctas.

Y el complemento de la educación, todos sabemos que la educación es el factor de movilidad social más potente el factor de equidad más efectivo y es un poco la base de los otros dos pilares, la equidad sin acceso a una buena educación es casi imposible y la paz sin equidad y sin una buena educación también es muy difícil.

Usualmente la educación no ha sido utilizada políticamente en el buen sentido de la palabra, ah, es que es un inversión como de muy largo plazo, yo prefiero construir un puente que eso a los tres años voy y lo inauguro entonces la gente me lo va a reconocer, pero eso ya no es tan cierto.

Hoy si uno hace un análisis de lo que la gente está queriendo de lo que las mamas quieren para sus hijos, de lo que necesita la población, la educación está allá arriba y eso lo ve uno todos los días, el programa de las becas gratis que estamos repartiendo, ustedes no se imaginan, genera más entusiasmo o igual entusiasmo que las casas gratis.

Que una mamá tenga a un hijo con la posibilidad de ir a una buena universidad eso es tal vez el regalo más grande que le puede dar uno a una familia, le cambia la vida a esa familia  y le cambia el futuro a esa persona y es toda cadena.

Usted mencionaba Sergio, ese plan que para mi señora es como su niña consentida, De Cero a Siempre. Los premios Nobel, no uno si no varios, se han ganado el premio Nobel por que han demostrado que es la inversión  social más efectiva que puede hacer cualquier sociedad: invertir en los niños entre los cero y los seis años; porque ahí es cuando se forman, ahí es cuando aprenden a aprender ahí es cuando realmente se construye la base. 

Si un niño llega al colegio desnutrido o maltratado queda rezagado de por vida, por ese ese propósito de volver política de estado a través de una ley, no solamente se aprueba la ley, sino que promulguémosla por todo el país. Y repitamos eso mil veces para que la gente comience a decir: el Partido de la U tiene a los niños en su programa, al Partido de la U le importa mi niño, se requiere un esfuerzo grande pero si todo lo hacemos casi que hacerlo todos los días eso va calando.

Ustedes no se imaginan lo que agradece la gente la educación gratuita en las escuelas públicas y también lo medimos en la encuestas. La gente dice este Gobierno qué ha hecho de bueno, entonces -así como pregunta libre- aparece educación gratuita bien arriba siempre y no hay nada más efectivo para que alguien lo quiera a uno que uno cuide a sus hijos,  que uno ayude a sus hijos.

Entonces si uno le da educación gratuita y el partido se abandera de la educación de calidad de que ese niño o esa niña salgan del colegio en buenas condiciones, con buenas oportunidades, eso tiene un precio altísimo.

La educación superior es el gran reto ahora, el acceso a la educación superior, hemos aumentado muchísimo en términos porcentuales subimos casi 10 puntos, pero nos falta más de la mitad

O sea, hoy hay 46 más o menos, 49 cerramos el año, faltan 51.

Ningún tiene el ciento por ciento, pero nos falta ahí mucho camino por recorrer.

Pero también se están haciendo cosas importantes, esos recursos a la universidad pública del CRE, los rectores, yo no he visto rectores más contentos, hace mucho tiempo no recibían ese tipo de recursos; ahí el partido puede apropiarse, en el sentido político de la palabra, de todos ese esfuerzo que estamos haciendo en la educación y eso es otro activo que si logramos trascender, que si logramos meternos en el imaginario de la gente, que digan:  el Partido de la U es el Partido que defiende la educación,  es el Partido que defiende a los niños, el Partido  de lo social, el Partido de la paz, tengan la seguridad de que esas raíces crecen mucho más rápido.

Porque no nos digamos mentiras entre amigos, como dicen, y para decirnos las verdades el Partido no ha hecho una labor consistente, disciplinada, y efectiva en esa dirección.

Qué es lo que sale del Partido: las peleas internas,  que el Partido hace X ,que Y el Partido en este momento no tiene una buena imagen, se ha deteriorado la imagen del Partido.

Algunos enemigos se han dedicado a que así sea pero la política es así, pero tenemos todos los elementos todas las herramientas para contrarrestarlo y avanzar en la dirección correcta, todos los elementos pero necesitamos ahí y vuelve la otra palabrita del partido, unidad.

Yo también les pido, es que el Partido unido, como debe ser, como tantas veces lo hemos repetido no lo vence nadie, este Partido unido tiene una fortaleza muy especial, este Partido      

Yo si les pediría que hagan un esfuerzo en mantener una sola posición una sola imagen, cualquier diferencia hay si como dicen la ropa sucia se lava en casa, porque tenemos muchos enemigos somos como la cabeza de la manada, a quien le disparan a quien va de primero y quien va de primero el Partido de la U.
.
Entonces en el fondeo tenemos todos los que están detrás jalándonos a ver si nos caemos por eso tenemos que tener una disciplina  y una unidad para poder hacer esa labor que es necesaria en cualquier partido.

Usted me mencionaba, Sergio, una serie de iniciativas, por ejemplo, la del referendo para la cadena perpetua para los violadores de niños, yo eso lo suscribo con entusiasmo.

Me acuerdo que a Gilma yo le prometí eso, y a su hija también.

Para que eso tenga posibilidades ya en esta legislatura, ¿es una ley ordinaria?
Entonces podemos presentarla de una vez, le damos primer debate, después sigue para segundo debate y podemos hacer algo cercano a las elecciones de octubre. No sé si eso veamos,  pero que salga ese compromiso y ustedes pueden decir que el Gobierno se comprometió a apoyar ese referendo. Eso me parece que es una buen causa y a mi realmente era una promesa que yo había hecho.

La otra solicitud Sergio y yo les sugiero otro proyecto de ley,  ya que aquí se mencionó algo que yo conozco bastante bien y es nuestras Fuerzas Militares. Les  sugiero un proyecto de ley y que se abandere lo más rápido posible. Dios mediante vamos a alcanzar la paz, Dios mediante vamos a alcanzar la paz relativamente pronto.

Ustedes hablaban de los soldados discapacitados, coincidencialamente cuando tomaba el avión en Cartagena, ahí en el aeropuerto estaban unos 40 soldados discapacitados que venían de un  programa que pusimos en marcha con Sandra Bessudo, que es volverlos buzos  y venían muy contentos, pero a uno le da mucha impresión ver 40 muchachos sin piernas. Eso es impactante.

Pero no solamente los discapacitados, la cantidad de policías, soldados que han peleado la guerra,  que han sido una guerra irregular, que ha sido una guerra como muy extensa, pero cuando termine esta guerra, qué bueno poder decirle a esos soldados y a esos policías: gracias.

Y cómo le dicen los países a los policías o a los soldados, gracias después de una guerra, con ciertas prebendas, con ciertos beneficios: la ley de veteranos, yo les proponía que establezcan una, se copian de la ley, todos los países la tienen además, una buena ley de veteranos que apenas tengamos la paz esta ley entra en funcionamiento.

Se les da una serie de beneficios a todos los miembros de nuestras Fuerzas Militares,  de nuestra Policía,  que además no es muy costosa. Es darles prioridades en acceso a las universidades, todo el sector privado está listo a dar descuentos en los supermercados, es una serie de (…)  que tengan algún tipo de privilegio, en fin eso se puede hacer algún tipo de inventario y eso sería un mensaje muy poderoso a más de 400 mil miembros  de nuestras Fuerzas Militares y a sus familias que si se multiplica son más de dos millones de personas.

Ahí también hay nichos donde el partido se puede identificar con ese sector de la población fácilmente.

(…)

Recibí una llamada del señor Presidente del Congreso de la República, que con razón, con razón, ya tomé las medidas del caso después de que hablamos, decía los ministros no están yendo, los ministros no están presentes.

Ustedes se van a aburrir de los ministros de aquí hasta que termine la legislatura porque allá van a estar todos los ministros apoyando.

(…)

El partido diez años, llevamos diez años.

Yo les recordaba  aquí ahora en la Cámara de Infraestructura, les contaba cómo fue que le dimos una vuelta de 180 grados a la política exterior colombiana, que hace cuatro años estábamos a punto de una guerra con Venezuela: no teníamos relaciones diplomáticas, no teníamos comercio, movilizábamos tanques y nos insultábamos todos los días. Lo mismo con Ecuador.

Éramos la oveja negra de la región. Nos tenían bloqueados los tratados en el Congreso americano en la Unión Europea. En los organismos internacionales de derechos humanos, en todos estábamos en las listas negras, nos estaban poniendo visas hasta en los países centroamericanos y en las islas del Caribe.

Así estábamos hace cuatro años, un poquito más.

Me eligieron Presidente y dije que esto no puede seguir así, soy Presidente de todos los colombianos, no soy periodista, ni soy Ministro de Defensa y tengo que buscar a ver cómo cambiamos esa situación.

Las relaciones con Venezuela han sido difíciles, complejas, pero son hoy muy diferentes a lo que eran y eso desencadenó un cambio de 180 grados en nuestra  política exterior.

Hoy nos están quitando las visas hasta en Europa, hoy a Colombia la están viendo como a la estrella fulgurante, nos quitaron de todas las listas negras.

Somos estrella económica. Es una situación realmente diferente.

Diez años de este partido, diez años, que son como les decía al principio son pocos para un partido. Hay que seguir haciendo el esfuerzo para que esas raíces sigan creciendo, tenemos una oportunidad de oro, cuenten conmigo, este partido es en cierta forma mi criatura, así lo siento y por eso cuenten que este Presidente, este amigo de ustedes estará siempre como soldado de esta causa.   

Muchas gracias.