Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2014 > Noviembre > Palabras del Presidente de la República, Juan Manuel Santos, durante la inauguración Centro de Integración Ciudadana en Puerto Caicedo, Putumayo

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Palabras del Presidente de la República, Juan Manuel Santos, durante la inauguración Centro de Integración Ciudadana en Puerto Caicedo, Putumayo

 ​Puerto Caicedo, Putumayo, 25 nov (SIG).

Qué orgullo y qué alegría ser el primer Presidente en la historia de Colombia y en la historia de Puerto Caicedo que viene a visitar este noble pueblo.

Aquí hasta hace poco campeaban todas las expresiones de violencia: la guerrilla, los paras, los narcos. Esta era una población sometida a esas fuerzas oscuras. Hoy afortunadamente estamos viendo una realidad distinta, una realidad que todos queremos para todos los municipios de Colombia.

Hoy vemos inversión social, hoy vemos obras, hoy vemos alegría; hoy vemos niños y niñas que quieren estudiar y quieren ser campeonas de patinaje, hoy vemos a una población con esperanza, con futuro.

Aquí hay un ejemplo de cómo podemos transformar a Colombia.

Y aquí en este barrio viven personas, todas víctimas de la violencia, que están rehaciendo sus vidas y dejándoles a sus hijos, a sus familias, un camino labrado para que tengan un mejor futuro. Eso es lo que queremos hacer a lo largo y ancho de todo el territorio nacional.

Aquí hemos venido con el presupuesto a ayudar en la construcción de ese mejor futuro, de esa paz.

Ya lo mencionó el Alcalde: se han construido 200 de las 75 mil viviendas gratuitas que hemos construido a lo largo y ancho del país. Y vamos a construir 100 mil de aquí al final de año y otras el año entrante y el año siguiente, para que ningún colombiano se quede sin vivienda.

Aquí se han construido seis kilómetros de vías terciarias en placa-huella.

En todos los municipios de Colombia prácticamente hemos logrado ese pequeño aporte, pero sabemos que aquí en Puerto Caicedo, y en todos los municipios de Colombia, se necesitan muchas más inversiones en vías terciarias, y vamos a hacer todos los esfuerzos para seguir aumentando esas inversiones en vías terciarias.

Y al mismo tiempo estamos haciendo el mayor esfuerzo en la historia de Colombia en materia de inversión en infraestructura, en carreteras, en dobles calzadas, en puertos, en aeropuertos, y el departamento del Putumayo se está beneficiando, y de qué forma, de esas inversiones: 1.7 billones de pesos solamente en vías que se están invirtiendo en este departamento.

Aquí se ha hecho un esfuerzo en algo que es elemental para cualquier ciudadano, y por eso le hemos dedicado tiempo y recursos, en alcantarillado, la electrificación rural, en la Inspección de San Pedro, que ya por fin tendrá ese alcantarillado y esa electrificación rural.

Está el polideportivo José Antonio Galán y yo creo que podemos hacer un esfuerzo para que estas promesas del patinaje tengan su sitio dónde poder patinar: el patinódromo lo vamos a hacer.

Yo le voy a decir al Director de Coldeportes que venga aquí. ¿Cómo no vamos a ayudar a estos muchachos? Porque lo que estamos haciendo en deporte en Colombia, además, es algo maravilloso.

Están compitiendo nuestros deportistas en este momento en Veracruz en México. Yo les dije, cuando les entregué el Pabellón Nacional, porque todos nuestros deportistas son embajadores nuestros, embajadores de Colombia, en todas esas competencias.

Hoy están en los Juegos Centroamericanos y del Caribe y les puse una meta, que me perdone mí vecino, pero les dije: “Tenemos que ganarle a Venezuela”, porque generalmente quedaban: México, Cuba, Venezuela y Colombia.

Y les dije: “No tienen que venir con la medalla de oro del primer puesto, porque sé que nos falta un poco, pero vengan con la medalla de bronce, gánenle a Venezuela”. Y le estamos ganando a Venezuela.

Nos quedan cuatro días, pero estoy seguro de que van a llegar con el tercer puesto y vamos a seguir avanzando.

Es que en el deporte hemos hecho una labor maravillosa. Nuestra Selección de Fútbol ya cerró con broche de oro este año. Allá estamos ya de terceros en el ranking de la FIFA. En las Olimpiadas, en el atletismo, en el ciclismo, en todos los escenarios deportivos nos estamos destacando, afortunadamente.

Por eso qué bueno que eso sirva de estimulante para que todos los niños y niñas de Colombia sientan el deporte como parte fundamental de su educación. Qué bueno que los colegios fomenten el deporte. Qué bueno que los alcaldes fomenten el deporte.

Tenemos un programa que se llama Supérate. ¿Aquí están compitiendo en ese Programa?  El Programa Supérate ya tiene dos millones 200 mil muchachos y muchachas como éstas, que están compitiendo en las disciplinas deportivas, que están incluidas en el Programa, precisamente para ir estimulando el deporte y para ir descubriendo talentos.

Varios de los que están ganando las competencias en Veracruz, este programa no lleva sino tres años, han sido escogidos de ese Programa de Supérate.

En materia de salud, hemos dotado con equipos médicos y hemos cofinanciado la ambulancia fluvial. 

Ya tienen todos estos municipios algo muy importante para estos muchachos y esas muchachas, esos niños y esas niñas: la fibra óptica, la banda ancha, el internet, el acceso a la tecnología. Y que desde aquí, desde Puerto Caicedo, puedan conectarse.

Ya se pueden conectar también con los computadores que le hemos regalado a los colegios, con los siete kioscos digitales rurales, con las 60 tabletas y los 345 computadores.

¿Eso por qué es importante? Porque esa tecnología del internet les ayuda a los profesores y a las profesoras a enseñar mejor. A los profesores y las profesoras les doy un saludo especial por el papel tan importante que cumplen.

¿Usted es profesora? Muy bien. Y usted sabe lo importante que es tener acceso a la tecnología, que estos muchachos tengan eso. ¿Por qué? Porque descubren un mundo nuevo. Y tienen el mismo acceso, el mismo acceso a ese mundo maravilloso que tiene un niño rico en Medellín o en Bogotá, o un niño rico en Miami o en Nueva York. Eso es igualdad de oportunidades. 

Que desde Puerto Caicedo los niños tengan el mismo acceso, es lo que a mí me parece que es muy importante, por eso esa conexión de fibra óptica y banda ancha aquí. En Puerto Caicedo estamos haciendo esa realidad que queremos de construir esa paz territorial. La paz se hace en el territorio. 

Comienza por nuestros hogares, por nosotros mismos. Cuando estamos en paz con nosotros mismos, podemos estar en paz con nuestras familias. Y luego con nuestros vecinos. Y luego con nuestras comunidades, en los colegios en las universidades, en los territorios. Y luego en el país.

La paz se construye todos los días de muchas formas, y se construye como aquí se está haciendo: unidos. Qué buenas palabras, Alcalde, cuando usted dice: “Todos unidos podemos seguir avanzando hacia esos propósitos que todos queremos”.

Hoy quiero ponerles un reto, un reto maravilloso: hay que pensar en grande y los colombianos cuando pensamos en grande logramos los objetivos, si nos unimos. Imagínense por un momento lo que podría ser el departamento del Putumayo sin coca. Lo que podría ser la sustitución de cultivos.

Vamos a hacer un gran plan para que nunca más tengamos que fumigar en este departamento. Nunca más. Se firmó un acuerdo. Se firmó un acuerdo ya, ya está firmado, entre el Gobierno y la Mesa Regional de Organizaciones Sociales. Yo estuve reunido con uno de sus voceros ahorita en Mocoa. Y ya ese acuerdo está firmado, para elaborar un plan concreto, detallado, de sustitución de cultivos ilícitos.

Es parte de lo que ya acordamos en La Habana con las Farc. Pero no vamos a esperar a que se termine el proceso de las Farc. Vamos a comenzar en el Putumayo ya.  Y vamos a comenzar con un plan piloto. A través de Naciones Unidas se escogieron cinco personas. Las organizaciones sociales van a poner esas cinco personas y el Gobierno designa cinco instituciones que tienen que ver con la sustitución de cultivos: el Ministerio de Agricultura, el Ministerio del Interior, el Departamento de la Prosperidad Social, el Departamento de Planeación.

Entonces eso ya está constituido y el propósito es que de aquí a abril tengamos listo el plan piloto. Yo vendré a darle el inicio a ese plan piloto, para que poco a poco vayamos sacando la coca, los cultivos de coca, y vayamos dándoles a todos esos campesinos una buena oportunidad de tener una vida digna, de tener un ingreso digno, sin necesidad ni de violencia ni de fumigaciones, sino darles una oportunidad.

Así vamos a ir erradicando esos cultivos ilícitos, remplazándolos por cultivos lícitos, con proyectos productivos, con infraestructura, para que los puedan sacar a los mercados. Con asistencia técnica, con bienes públicos, con colegios y hospitales. Así es como vamos a darles la mano a todos esos campesinos que hoy están sufriendo las consecuencias de esos cultivos ilícitos.

De manera que, Alcalde y Gobernador,  este es un  reto que tenemos todos y que lo vamos a lograr.

Por otro lado, a través del Ministerio de Minas, se va a financiar la interconexión eléctrica del corredor Puerto Vega – Teteyé y con esto ganamos en seguridad. Vamos a darle un impulso a la actividad productiva, porque ahí hay una cantidad de oportunidades de una zona que ha vivido el conflicto como pocas.

Alcalde: en dos meses está el Banco Agrario aquí. Y no solamente va a estar el Banco Agrario, sino que va a venir el Ministro de Agricultura y va a acordar con usted un plan de vivienda rural. Porque además el Ministerio de Agricultura es el que lo ejecuta.

Uno es el plan de vivienda urbana. Ese va viento en popa. Como les decía, ya completamos las 100 mil al final de este año y comienzos del año entrante. Ya iniciamos la segunda fase para otros sectores de la población que se van a beneficiar con las políticas de vivienda del Gobierno.

Pero una parte muy importante que tiene un impacto especialmente efectivo en nuestra lucha contra la pobreza y la pobreza extrema es la vivienda rural. ¿Por qué? Porque en el campo está concentrada la pobreza, en el campo está concentrada a la desigualdad. Uno de los factores que más influye, que más efecto tiene, efecto positivo, en la lucha contra la pobreza, es darle una vivienda a una familia que no tiene vivienda.

Por eso vamos a hacer un gran esfuerzo en la vivienda rural. Ya están los recursos. De manera que la ‘ñapita’ a la oficina del Banco Agrario va ser ese plan de vivienda.

Pero tenga usted bien diseñado el plan, para que podamos ejecutarlo y lo lanzamos cuando, por ejemplo, lancemos en abril del año entrante el plan para cero coca en el departamento del Putumayo. Son objetivos realizables todos.

Yo sé que aquí en Puerto Caicedo hay un número extremadamente alto de víctimas. Puerto Caicedo tiene cerca de 14 mil 500 habitantes y el 40 por ciento de los habitantes de Puerto Caicedo han sido víctimas del conflicto: 40 por ciento. Tres mil ya han recibido alguna ayuda humanitaria. Algunos han recibido la indemnización.

Lo que quiero decirles a ustedes aquí en Puerto Caicedo y a todas las víctimas del país: este Gobierno está comprometido a fondo con las víctimas.

¿Por qué? Porque el conflicto, que ha durado tanto tiempo, si queremos resolverlo, si queremos realmente que la paz también sea perdurable, no solamente tenemos que hacer de este país un país más justo, menos desigual, con más equidad, mejor educado, sino también tenemos que cerrar, sanar las heridas que durante tanto tiempo este conflicto ha venido abriendo en tantas familias colombianas.

Por eso puse, por primera vez en la solución de un conflicto de estos, a las víctimas en el centro de la solución de este conflicto. Por eso aprobamos la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras, que fue señalada por Naciones Unidas como un ejemplo a nivel mundial. Por eso ya hemos reparado a cerca de 470 mil víctimas, aunque nos falta muchísimo, porque hay más de seis millones de víctimas.

Pero el compromiso con las víctimas va a durar muchísimo tiempo. Esas víctimas han dado un verdadero ejemplo de entereza, de generosidad, en sus visitas allá a La Habana. Yo creía que eso iba ser traumático, yo creía que eso iba a generar unos problemas delicados, y lo que hemos logrado con esas visitas de las víctimas es que nos den una lección al resto de los colombianos, de entereza, de carácter, de generosidad. Yo pensé que las víctimas iban a salir de allá vociferando. Y lo que han salido es dándonos una lección de cómo perdonar, de cómo reconciliarnos. ¡Qué maravilla!

Por eso mi compromiso con las víctimas crece todos los días y seguirá creciendo.  Ese compromiso se tiene que traducir en hechos concretos. Por eso las víctimas están siendo beneficiadas con las casas gratis, con las becas, con las diferentes oportunidades que estamos desarrollando a lo largo y ancho del país. Aquí hemos invertido en el Putumayo 137 mil millones de pesos para las víctimas.

Muchas veces parece que no se viera, pero es una inversión grande. Esa inversión, querido Gobernador, va a continuar, porque el Putumayo es uno de los departamentos que más ha sufrido con el conflicto. Por eso tenemos que ayudar al Putumayo en iguales proporciones para cuando salgamos hacia el posconflicto.

Esto que estamos inaugurando hoy es un ejemplito de lo que va ser ese posconflicto: sitios donde podamos reunirnos, así como estamos reunidos hoy, con los niños, con las diferentes expresiones de la sociedad, de las comunidades, para ir discutiendo los problemas, para ir forjando un buen futuro. Eso es lo que vamos a continuar haciendo.

Por eso qué bueno estar hoy aquí en Puerto Caicedo. Y hoy quiero referirme a unas víctimas muy especiales, porque hoy se está celebrando en el mundo entero el Día de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres. Las mujeres víctimas del conflicto, las mujeres víctimas de la agresión sexual.

A esas víctimas –porque Colombia infortunadamente aparece en el escenario mundial como uno de los países con mayor número de víctimas de agresión sexual por culpa del conflicto–, pues vamos también no solamente  a darles a esas víctimas un especial respaldo, sino hoy decirles que estamos comprometidos también con su futuro, con su situación, para que dejen atrás esa situación tan difícil y sigamos reconstruyendo la vida hacia adelante. De eso se trata la paz. La paz es para que no haya más víctimas hacia el futuro en este país.

De manera que aquí estamos en Puerto Caicedo es para hacer ese reconocimiento a ustedes. Además para agradecerles de todo corazón. Aquí gané con el 90 por ciento de los votos, querido Alcalde. De manera que esta también es una visita de agradecimiento, de agradecimiento y de felicitación. Cómo ha cambiado Puerto Caicedo. Cómo vemos a una población que pasa de una situación, o está pasando de una situación tan difícil, a una situación ya llena de esperanza y alegría.

Yo quiero hacerme partícipe de ese proceso. Por eso vine un día después de su cumpleaños y aquí volveré, Alcalde. Aquí volveré para que podamos ir desarrollando, ir mejorando en todos esos frentes.

Las demás solicitudes que usted me hizo las vamos a estudiar. Aquí han tomado atenta nota. La doctora María Lorena (Gutiérrez, Ministra Consejera de Gobierno y Sector Privado), que es tal vez la persona que a usted más le interesa, que anote bien esas solicitudes, porque es la que allá mueve los hilos para que las cosas se puedan producir. Entonces usted aquí está con una madrina, porque la acabamos de nombrar madrina de Puerto Caicedo. Queda usted muy bien amadrinado, querido Alcalde.

No pudimos inaugurar la Casa de la Justicia, que ya está lista, pero vamos a ir a visitarla ahora de regreso. Esas Casas de Justicia tienen también un gran significado. Aquí se materializa el propósito de hacer del acceso a la justicia también una especie de sinónimo de paz.

Las Casas de Justicia acercan el Estado a las comunidades y les dan la oportunidad de establecer un contacto directo para resolver muchos de los problemas que las comunidades tienen y que no saben a quién acudir.

Las Casas de Justicia han tenido un gran resultado. Por eso me complace mucho haber podido construir esta casa. Tuvo un costo de más de mil millones de pesos.

Hay ya 29 Casas de Justicia en diferentes sitios estratégicos, uno de ellos es Puerto Caicedo. Y ya se han atendido cerca de 10 millones de compatriotas que han acudido a la Casa de la Justicia. 

Por eso vamos a seguir construyendo más y vamos a seguir construyendo más Centros de Integración Ciudadana como éste. Este es el primer Centro de Integración Ciudadana que se inaugura. Lo acabamos de inaugurar con el Alcalde.

Como estos tenemos previstos hacer por lo menos 250 en diferentes municipios, porque este es un Centro que lo hemos estudiado, multipropósito, y que ayuda mucho a que las comunidades se junten, se unan y se diviertan y puedan progresar unidas. Por eso muchas gracias a ustedes, les agradezco enormemente este recibimiento tan caluroso, me compromete todavía más con ustedes.

Querido Alcalde: aquí haremos todo lo que sea necesario para que podamos seguir trabajando juntos con el Gobernador y lograr estos grandes propósitos: un departamento como el Putumayo, en paz, con equidad, mejor educado.

Y un departamento como el Putumayo con cero cultivos ilícitos y con mucho progreso y mucho dinamismo para ir forjando cada vez más un futuro para esos futuros campeones del patinaje, como son esos muchachos aquí de Puerto Caicedo. Muchas gracias a todos ustedes. Que Dios los bendiga.