Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2014 > Septiembre > Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en la posesión del Contralor General de la República

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en la posesión del Contralor General de la República

 Bogotá, 5 sep (SIG).

Este es un evento muy importante, posesionar al Contralor General de la República es un acto oficial de gran trascendencia.

El Contralor debe ni más ni menos que cuidar los recursos del Estado, recursos que son sagrados, como debemos todos los días recordárselo a los funcionarios y a los colombianos.

Y el buen desempeño de la Contraloría tiene repercusiones muy directas y muy importantes en el quehacer cotidiano de todos los ciudadanos.

Nosotros en Colombia, por fortuna, desde hace muchísimo tiempo tenemos una tradición: manejar nuestra economía en forma responsable.

Ha habido desde hace muchísimos años una especie de acuerdo tácito de un manejo responsable de la economía, por eso hemos sido el país de América Latina con más estabilidad económica que cualquier otro país durante décadas, y eso es un activo muy importante.

Últimamente hemos logrado colocar nuestra economía en un lugar privilegiado en materia de indicadores fundamentales.

Hoy podemos decir con orgullo que somos la economía tal vez con mejores indicadores en su conjunto de cualquier economía de América Latina.

No solamente la tradicional estabilidad, que es algo importante, sino también las cifras que hoy tenemos y podemos mostrar: las cifras de crecimiento económico, las cifras de inversión, el manejo responsable y prudente, y aprovecho aquí la presencia del Gerente del Banco de la República - de nuestra política monetaria, que ha estado no de ahora, de hace muchísimo tiempo, muy bien coordinada con la política fiscal.

Y qué nos ha llevado a bajar la inflación, que éramos uno de los países con la inflación más alta de toda América Latina, a ser el país el año pasado con la inflación más baja de toda América Latina.

Una inflación sólida, es decir, no es producto de una falta de demanda, no es producto de una desaceleración de la economía, es producto de un manejo prudente de nuestra política monetaria.

Tenemos cifras muy importantes en empleo y en reducción de la pobreza. Porque para eso son las cifras macroeconómicas, para que se traduzcan en más empleo, mejor empleo, en más recursos para poder hacer inversión social, reducir la pobreza y buscar siempre ese pilar –que ustedes me han oído y me oirán muchísimo- que debemos buscar y es el de la equidad.

Entre más sea nuestra economía un instrumentos para generar equidad, más fuerte, más dinámica será esa economía. La sostenibilidad de nuestra economía depende del éxito de nuestra lucha por la equidad.

La inequidad, las desigualdades de cualquier economía son la semilla de su propia destrucción. Por eso el mejor negocio que podemos hacer es buscar esa equidad.

Hace pocos días estuve reunido con presidentes de las compañías mundiales que están invirtiendo en Colombia, y me decían que una de las razones por las cuales están mirando a Colombia con tanto entusiasmo, con tanta atención, es precisamente la política social, porque aparte del crecimiento natural de la economía, que es el más alto de la región en este momento, el crecimiento de la clase media genera para cualquier empresa que busca mercados unas oportunidades enormes.

O sea, que estamos en cierta forma en un círculo virtuoso y el desafío en este momento es mantenerlo y fortalecerlo.

El ambiente internacional se ha venido deteriorando. La región ha venido sufriendo una caída en el ritmo de crecimiento. Ayer mismo el Fondo Monetario (Internacional) creo que revisó las cifras para la región hacia abajo.

Hace unos días en el Perú, que era una de las economías estrellas, revisó su crecimiento también hacia abajo.

Nosotros por el contrario hemos venido revisando nuestro crecimiento hacia arriba. Y mantenerlo ahí es el gran desafío que tenemos en este momento.

Y eso depende mucho de la salud, de la fortaleza de nuestras finanzas públicas.

Y el guardián de esas finanzas públicas, que se inviertan bien, que se inviertan con eficiencia, que se inviertan con sentido social, que tengan un norte, es el señor Contralor General de la República.

Por fortuna estamos posesionando a una persona que ya le ha demostrado al país que tiene todas las características, todas las cualidades, todas las virtudes para ser un buen contralor.

Yo tuve el privilegio de poder trabajar con él cuando fue Procurador. Y aparte de conocer las leyes y conocer los reglamentos y conocer los procedimientos; en esas posiciones es muy importante el carácter, el talante, la forma de concebir el Estado y no me cabe la menor duda que Edgardo Maya tiene todas las características para ser un gran, gran Contralor.

Por eso, yo me siento muy satisfecho de haber podido posesionar a este insigne ciudadano, amigo, y que ya además ha comenzado con el pie derecho, cuando dice, por ejemplo, en algo que es obvio, pero que a veces no resulta tan obvio, que cualquier organismo de control no puede ser ni amigo ni enemigo del Gobierno. Tiene que entrar con total mente abierta.

Y que hay algo donde yo también quisiera insistir, aprovechando aquí la presencia del nuevo señor Contralor, señor Procurador, los Presidentes de las Cortes.

En estos últimos días en visita a la Corte Suprema, en visita a la Corte Constitucional, reiteraba mi deseo -como Jefe de Estado- de impulsar siempre la armonía entre los poderes públicos, eso es lo que hace efectiva una democracia, es lo que le permite a las democracias producir resultados.

Cuando se polarizan las democracias, o bien sea en la política o bien sea en choques de trenes entre los poderes públicos, la democracia deja de ser efectiva.

Y, ¿quién sufre?, el ciudadano común y corriente.

Mencionaba el ejemplo de una de las democracias más antiguas del mundo: Estados Unidos, que durante cinco años, doctor José David, por polarizaciones entre los partidos políticos no lograron aprobar por cinco años la ley más importante de cualquier gobierno, que es el presupuesto general de la nación.

Y eso en qué se tradujo, en una crisis económica a nivel mundial que afecto a millones y millones de personas, es un ejemplo de muchos.

Por eso yo insisto tanto en procurar trabajar siempre manteniendo esa armonía, preservando por supuesto la independencia de cada poder porque eso también es parte fundamental del engranaje democrático.

Y el choque de trenes o las peleas entre los poderes públicos, entre los organismos de control no trae sino dificultades, sinsabores y consecuencias negativas.

Como conozco al doctor Edgardo Maya muy bien, sé que su presencia en la Contraloría va a contribuir enormemente a que se restablezca esa necesaria armonía entre los organismos de control que le ha hecho, francamente, mucho daño a la institucionalidad y a la imagen de nuestra democracia.

Por eso también celebro su presencia en ese importantísimo organismo de control.

Decirle doctor Edgardo que usted cuenta con un soldado como Presidente de la República, para que a usted le vaya bien.

Si al Contralor General de la República le va bien, si hace su labor correctamente, todos ganamos, todos ganamos, gana la economía, ganan las finanzas públicas, gana el país.

O sea, que cuente con toda nuestra colaboración para que usted se luzca en este nuevo puesto, y le agradezco además que nuevamente haga ese sacrificio, ese servicio público por sus compatriotas, todos se lo agradecemos.

¡Muchas gracias!