Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Abril > Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en el primero de los ‘Encuentros por un Nuevo País’

 

 

 Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en el primero de los ‘Encuentros por un Nuevo País’

 Granada, Meta, 18 abr (SIG).

Antes de iniciar el evento formalmente, quisiera hacerles un anuncio a los colombianos, pero sobre todo a los alcaldes y a los dueños de los restaurantes y a los dueños de los bares.

Yo firmé ayer un decreto que se firman todas las elecciones. Cada vez que hay elecciones se firma un decreto que impone la Ley Seca a todo el país desde el día anterior. O sea, la Ley Seca comenzaría o comienza, según ese decreto, a las 6:00 de la tarde de hoy hasta la madrugada del lunes.

Eso realmente no se justifica y le cuesta muchísimo al comercio, a los restaurantes, a los bares y a mucha gente que quiere divertirse hasta un poquito más tarde de lo que está establecido por este decreto.

Entonces hemos tomado una decisión.

Acabo de firmar un decreto autorizando, modificando la Ley Seca. Que en lugar de comenzar hoy a las 6:00 de la tarde, comience mañana a las 6:00 de la mañana.

Y para una cantidad de municipios donde no va haber consultas de los partidos –hay algunos partidos que están haciendo consultas, otros que no–, donde no va a haber consultas, el alcalde puede simplemente decir que no hay Ley Seca en esos municipios. 

No se justifica. Si no va a haber consulta, si no va a haber elecciones, ¿para que vamos a afectar el comercio, afectar los restaurantes, afectar la población, afectar los bares?

Entonces quería informar eso. Acabo de firmar un decreto que modifica las horas de la Ley Seca. No comienza hoy a las 6:00 de la tarde, sino comienza mañana a las 6:00 de la mañana la Ley Seca.

Y aquellos  municipios donde no hay elecciones, los alcaldes pueden perfectamente obviar la Ley Seca, es decir, que todo permanezca normal durante este fin de semana.

Quería hacer ese anuncio, porque realmente son medidas que vienen de atrás,  que no se justifican y que en realidad lo que hacen es ponerle trabas al bienestar de la población.

Muy bien. Estos eventos los hemos comenzado y los seguiremos comenzando con un corto balance de lo que ha sido esta semana.

El balance de esta semana.

Tuvimos un Consejo de Ministros y tuvimos una reunión del Conpes, del Consejo Nacional de Política Económica y Social.

Tal vez lo que hay que destacar es que ahí se tomó una decisión muy importante y es fijarles unas reglas de juego a todos los inversionistas y a todos los que van a financiar las grandes obras de infraestructura, las concesiones de cuarta generación, para que puedan endeudarse con mayor facilidad y menor riesgo en dólares.

Dada la devaluación, era una señal muy importante y esa fue una decisión que tomamos. Y se aprobaron cupos por 11.3 billones para las vías de cuarta generación.

El martes se adjudicó un proyecto, de muchísimos proyectos que el Gobierno ha venido realizando para mejorar el acceso de muchísimos municipios, de muchísimos usuarios, al servicio de energía eléctrica.

Esto es como lo que estamos haciendo en la infraestructura de carreteras. En lugar de unas carreteritas, que demoran muchísimo, a los pasajeros, a los camiones que están transportando nuestros productos, estamos construyendo unas autopistas de doble calzada, lo mismo estamos haciendo en materia de energía eléctrica.

Una de las zonas que más se ha afectado por la situación precaria de la infraestructura de transmisión eléctrica ha sido la Costa Caribe. Pero en general muchos municipios y muchos departamentos han venido sufriendo de esa falta de inversión en mejorar todos los sistemas de transmisión.

Ahí hicimos un evento donde se aprobó una planta en Las Lomas, en el Cesar. Pero ese es uno de  22 proyectos que hemos venido aprobando por más de 3.6 billones de pesos en proyectos de transmisión eléctrica.

El día miércoles. El día miércoles, infortunadamente amanecimos con la muy triste noticia de ese ataque miserable de las Farc contra los soldados que estaban en el Cauca.

Esa noticia pues nos ha consternado a todos. Ayer asistimos al entierro de estos soldados. Yo estuve presente en el entierro de uno de ellos en Bogotá.

Y lo que quiero yo es que precisamente no sigamos viendo ni sufriendo esos hechos.

Ver a los padres, a las madres enterrando a  sus hijos, que es lo que sucede con las guerras.

Por eso, por supuesto, condenamos desde todo punto de vista ese ataque, que además representa un rompimiento de una promesa que hicieron las Farc de una tregua unilateral, porque esto fue un ataque premeditado y por eso suspendí la orden de la suspensión de los bombardeos a los campamentos de las Farc.

Vamos a continuar con el proceso, pero les advertimos a las Farc, este tipo de hechos no los vamos a seguir tolerando y que ya llegó la hora de comenzar a pensar en ponerle unos plazos a este proceso, porque necesitamos terminar esta guerra lo más pronto posible.

Llevamos 50 años desangrándonos.

Aquí en esta región sí que han sufrido las consecuencias de este conflicto armado. Todos ustedes han sufrido las consecuencias de esta guerra y por eso, qué maravilla sería poderla terminar lo más pronto posible, para que podamos realmente realizar nuestro verdadero potencial como región, como país.

Y ese día desde el comienzo, cuando nos enteramos de ese terrible, terrible evento, comenzaron unas mentes malévolas a tratar de pescar en rio revuelto, a tratar de sacarle provecho político a semejante evento.

Y comenzamos a escuchar un rumor que realmente a mí me estremeció, porque ¿cómo puede ser alguien capaz de comenzar a circular un rumor que decía que los Altos Mandos de las Fuerzas Armadas, los señores generales, el señor Director de la Policía y el alto Gobierno habían prohibido una ayuda a estos soldados por vía aérea.

Un rumor que, repito, a mí me consternó, porque yo pensé quien sería capaz de circular semejante rumor. Es que sí estaba circulando y lo estaban multiplicando por todos lados, hasta el punto que le tocó al señor Comandante de nuestra Fuerza Aérea, al general (Guillermo) León, salir en una rueda de prensa a desmentir semejante acusación.

Y salió y dijo esto es absolutamente falso, esto no tiene ni pies ni cabeza; las circunstancias del tiempo, las circunstancias del clima, estaban totalmente cerrada la posibilidad de cualquier ayuda aérea en ese momento.

Que además, el ataque duró, diez, quince minutos. O sea, la ayuda aérea hubiera llegado mucho más tarde de lo que sucedió infortunadamente allá en ese municipio.

Pero ese rumor, a pesar de la forma categórica como lo desmintió el señor Comandante de la Fuerza Aérea, como lo ha venido desmintiendo el alto Gobierno y muchos generales, siguió. Y gente inescrupulosa –realmente que yo no entiendo cómo es que juegan con la vida de nuestros soldados, con eventos como este–, siguen con ese rumor.

A mí me entregaron esta mañana una copia de un Twitter…

Esta mañana, 8:30 de la mañana, me dicen: mire lo que está circulando por las redes sociales.

Y está circulando por las redes sociales y están diciendo que ¿qué dice el gobierno? Gobierno, reaccione por favor.

Ministro, le entrego esto para que reaccione. Reaccione y diga qué es lo que está pasando. Dele un micrófono al Ministro, por favor, porque realmente esto no tiene ningún tipo de explicación.

Ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón: Presidente, gracias. La verdad es que cuando yo leo esto, primero me quedo como sin palabras, me parece contra la naturaleza misma de lo que representa el Presidente de la República, el Gobierno Nacional, los Comandantes de Fuerza.

Alguien que ejerció esas mismas funciones y que conoce las realidades de estas situaciones, de ninguna manera, en ningún escenario debería estar haciendo este planteamiento.

Presidente, yo lo digo aquí públicamente, porque también usted me lo ha pedido y como saben, en estas cosas yo no tengo agenda. Siempre he manifestado el mayor respeto por los expresidentes de la República y siempre he manifestado el mayor respeto por el expresidente Álvaro Uribe, hoy senador de la República y mantendré mi respeto por aquello que contribuyó al progreso del país, siendo usted Ministro, yo también Viceministro de ese Gobierno.

Pero yo no puedo entender, no puedo entender, no puedo aceptar que saquen un texto como este. A mí me parece inaceptable querer poner –y lo digo a nombre de los soldados, marinos y policías de Colombia–, querer convertir el dolor de nuestras familias, el dolor institucional, en un hecho mentiroso que no está diciendo lo que es, que está deliberadamente diciendo mentiras, pues no está bien.

Dice el texto:

“Gobierno, reaccione. Por favor esto es un sentimiento generalizado no una creación de redes sociales”.

Pues claro que el Gobierno reacciona. Claro que el Gobierno reacciona.

Claro que a mí me duele más la muerte de cualquier soldado, cualquier policía o cualquier colombiano. Y los lloro y los he ido a recoger y he ordenado más golpes que nadie en la historia del país, en este tiempo de Gobierno.

Presidente, con toda franqueza y le quiero decir porque, quería ser prudente, a esta hora –lo estoy informando públicamente– Presidente, ya se hizo una operación de bombardeo. Se destruyó aquí en la zona de Vista Hermosa toda la fábrica de explosivos del Frente Séptimo de las Farc, fueron abatidos dos terroristas y se incautaron gran cantidad de explosivos.

Esta es la forma como reaccionamos. Con la gloria de estas Fuerzas Armadas, con la convicción que ellas tienen y es lo que tendremos que seguir haciendo.

Yo pido, lo pido con el respeto, como lo dije antes, la admiración por aquello que se ha hecho. Pero francamente la incomprensión de que se pongan a jugar de esta manera con el dolor del país.

El país tiene en esto que estar totalmente unido, contra el terrorismo, en este caso contra las acciones de las Farc, rodeando al Presidente de la República en sus decisiones y acompañando la construcción de una paz definitiva, que es la victoria que las Fuerzas Armada han venido produciendo y seguirán produciendo.

Presidente Juan Manuel Santos: Gracias, Ministro.

Que quede claro –y yo hago eco de lo que el Ministro acaba de decir–, no podemos jugar con el dolor de las familias de nuestros soldados, de nuestros policías, de nuestros héroes de la Patria.

El jueves fuimos a Cartagena, instalamos el Congreso de Asofondos. Y tuvimos otra reunión muy, muy interesante, muy productiva, con los miembros de nuestras Fuerzas Armadas, explicándoles qué estamos haciendo en materia del proceso de paz. Qué les va a pasar a los miembros de nuestras Fuerzas Armadas.

Cómo no es cierto que los vamos a perjudicar en sus prestaciones sociales, o que los vamos a reducir en su número o en su fortaleza.

Cómo no es cierto que le vamos a entregar a la guerrilla las pensiones de nuestros soldados o policías retirados.

Cómo no es cierto que estamos negociando el futuro de las Fuerzas allá en La Habana.

Porque esa es otra de esas mentiras que han venido circulando. Que las Fuerzas Armadas, que nuestra Policía, nuestro Ejército, están siendo negociados en La Habana. Eso es absolutamente falso.

Y nos ha tocado ir de guarnición en guarnición, con el señor general (Óscar) Naranjo, (Ministro Consejero para el Postconflicto, Derechos Humanos y Seguridad), con el señor general (Jorge Enrique) Mora, (Plenipotenciario de la Delegación del Gobierno en la Mesa de La Habana) con el Ministro, con los Comandantes, aclarando que esto nada tiene de verdad.

Que es todo lo contrario, nuestras Fuerzas Armadas van a continuar fortaleciéndose.

Tenemos hoy afortunadamente el mejor Ejército de nuestra historia; la mejor Fuerza Aérea de nuestra historia; la mejor Armada de nuestra historia.

Nunca la Armada Nacional había tenido tantos buques.

Nunca nuestra Fuerza Aérea había tenido tantos aviones.

Nunca nuestro Ejército había tenido tanto equipo para cumplir con su misión.

Nuestra Policía, nunca había tenido tanta fortaleza. 25 mil policías adicionales tenemos hoy frente a lo que teníamos hace unos años.

Y vamos a seguir fortaleciendo las Fuerzas, porque así como estas Fuerzas han sido necesarias para poder llegar a donde estamos, acariciar la posibilidad de paz, van a ser también necesarias para mantener esa paz y que esa paz sea estable y duradera.

De manera que eso vamos a seguirlo haciendo en todas las guarniciones y en todos los batallones

Y finalmente, ayer vino la Presidenta de Corea (Park Geun–hye). Visita oficial de una Presidenta que decía ‘yo entiendo perfectamente lo que usted está sufriendo, yo entiendo perfectamente lo que usted quiere hacer, porque yo también fui víctima’.

Resulta que ella, la Presidenta de Corea, que nos visitó ayer, que creo que todavía está hoy en Colombia, está saliendo a las 3:00 de la tarde, a su mamá la asesinaron y a su papá también. En dos periodos diferentes.

Y a ella también la trataron de asesinar.

Y me decía: ‘nosotros también hemos vivido esa violencia que usted quiere acabar en este país, pero la acabamos; acabamos esa violencia’.

Y hoy Corea es uno de los países más desarrollados, que más progresa en el mundo entero.

Cuando nuestros soldados del Batallón Colombia fueron a pelear a Corea hace ya más de 50 años por la libertad y por la democracia, Corea tenía un ingreso per cápita la mitad del de Colombia. Es decir, éramos dos veces más ricos que Corea.

Hoy Corea tiene un ingreso per cápita creo que cuatro o cinco veces el nuestro.

Y eso lo ha permitido, entre otras cosas, la falta de un conflicto, la falta de guerra, la seguridad.

Y por eso ella me decía: ‘entiendo perfectamente lo que usted está buscando y entiendo lo que usted dice: que es más fácil hacer la guerra que hacer la paz’.

Pero hacer la paz a la larga es lo que beneficia a cualquier población, porque es el valor supremo de cualquier sociedad.

Pues en esa visita, nos sentamos a estudiar una cantidad de temas que tenemos entre Corea y Colombia para desarrollar las oportunidades que se nos presentan.

Y Corea para esta región, toda esta región de los Llanos Orientales, sí que representa una inmensa oportunidad.

Ellos son grandes importadores de alimentos, de productos agropecuarios.

Por ejemplo, yo vengo ahorita de un proyecto agropecuario maravilloso que se llama ‘La Fazenda’. Me mostraron la producción de cerdos.

Corea, solamente en carne de cerdo, importa un millón 400 mil toneladas, que es más que la producción total de Colombia en un año.

Y así con casi todos los productos.

El Tratado de Libre Comercio con Corea comienza a tener vigencia apenas la Corte Constitucional le dé el visto bueno último, que debe ser en los próximos meses o próximas semanas, y ahí se abre un horizonte impresionante.

En carne bovina, me decía la Presidenta, eso es lo que más necesitamos nosotros de ustedes; en frutas, en todo tipo de productos agropecuarios.

Y ahí, coincidencialmente, se presenta una oportunidad muy importante.

También nos van a cooperar. Ellos han desarrollado una tecnología maravillosa en muchos sentidos.

Nosotros también aquí hemos venido conectando todos los municipios con fibra óptica, banda ancha, para llevarle a los colegios, a los colegios más remotos, la mejor tecnología para que puedan estudiar mejor, para que usen esa tecnología para su propio beneficio.

Para que los campesinos puedan usar la tecnología para mejorar su productividad.

Y en eso también los coreanos han hecho un gran esfuerzo y nos van ayudar.

En materia de protección del medio ambiente, de las cuencas de nuestros ríos, los coreanos han desarrollado también muchas tecnologías que nos van a compartir. 

De manera que estamos pues ante una situación muy especial de oportunidad con un país como Corea, pero sobre todo estamos ante una especial oportunidad para desarrollar nuestro campo colombiano, para seguir sembrando paz y para seguir dándoles la tierra a los campesinos. Pero no solamente darles la tierra, sino darles todos los instrumentos para que puedan tener una vida digna.

Y eso es lo que estamos haciendo en el día de hoy.

Después de 50 días de Gobierno, de este segundo periodo, recorrí con todo el equipo de Gobierno las seis regiones del país.

Realizamos ocho Consejos de Ministros. Hoy hemos venido aquí a Granada con una estrategia que hemos denominado ‘El Presidente en las Regiones’.

Y hoy hacemos como un nuevo capítulo que hemos llamado ‘Encuentro por un Nuevo País’.

Como lo hicimos en el pasado, con los ‘Acuerdos para la Prosperidad’, realizamos 109 acuerdos, con estos acuerdos queremos acercarnos a las realidades y poder poner nuestro granito de arena, tomar las decisiones que puedan mejorar el bienestar de las poblaciones de las regiones específicas, pero de forma rápida.

Y por eso la forma como lo estamos haciendo es que cada semana vamos a ir a una región para resolver problemas, para hablar con la ciudadanía, para hacer en cada sitio Consejos de Seguridad y también hacer algo de pedagogía para ponerle fin a este conflicto y alcanzar la paz.

Este día vamos a hacer un balance de nuestra política integral de tierras, que es una condición fundamental para poder tener un país en paz, un campo con más oportunidades.

Nosotros hemos abandonado el campo durante siglos. Y por eso el campo colombiano concentra la pobreza y la desigualdad en este país, mucho más que en la ciudades.

Pero el potencial del campo es inmenso y esa es exactamente la historia que queremos cambiar.

Si tenemos paz, si acabamos con el conflicto, esa verdadera oportunidad se puede convertir en una realidad.

Y lo hacemos aquí en los Llanos porque, de lejos, es la región que más ha convertido en propietarios a familias campesinas y a comunidades indígenas.

De las 2.3 millones de hectáreas tituladas en este Gobierno, cerca de 1.5 se han entregado a poco más de 7.500 familias en los siete departamentos de la región de los Llanos.

Y por eso hemos dicho: a los Llanos le llegó la hora de transformar su potencial.

Suena a una idea, porque aquí han venido tantas veces, e inclusive yo al comienzo del Gobierno, diciendo, el potencial de los Llanos es enorme, hemos venido a convertirlo en realidad para su gente y para el desarrollo del país, con medidas concretas.

Por ser la región más dinámica en crecimiento de la población y con un gran potencial para producir alimentos y ser realmente esa despensa del mundo, y eso es lo que decía ayer con la Presidenta de Corea. Y ella me decía ‘pocos países tienen el potencial que tiene Colombia de convertirse en una despensa, cuando el mundo cada vez está demandando más alimentos’.

Y no sabemos, y es una preocupación de toda el Asia, no sabemos de dónde van a venir esos alimentos.

Ya hay ocho países, identificados por la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), como los únicos ocho países de todo el planeta con un verdadero potencial para aumentar la producción de alimentos.

Y uno de ellos es Colombia. Y dentro de Colombia, esta es la región que más oportunidad tiene en ese sentido.

Por eso aquí tenemos que concentrar esos esfuerzos.

Hoy –y por los próximos 30 o 40 años– también va a ser la región con mayores reservas de petróleo. Esa es una riqueza que tenemos que explotar con mucha responsabilidad.

Y eso sin contar los avances en la producción de biocombustibles, a partir de la caña de azúcar, de la palma africana.

Aquí en el Meta, en este departamento –mi querido Alan Jara (Gobernador del departamento del Meta)– hemos invertido 9 billones de pesos.

Casi un 45 por ciento más de lo que se invirtió en los cuatro años anteriores.

Y eso se ve reflejado por ejemplo en cosas como, ya aquí se está viendo el mejoramiento de la malla vial, en vivienda que hemos invertido mucho.

Y yo quisiera que veamos un video que nos resume un poco las inversiones que hemos hecho, o parte de las inversiones que hemos hecho en el Meta, y aquí también –querido alcalde (Jaime Guzmán)– en Granada. 

Si nos pasan el video, muy rápidamente.