Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Agosto > Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en la Gira ‘Estamos Cumpliendo’ del Ministerio del Interior

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en la Gira ‘Estamos Cumpliendo’ del Ministerio del Interior

 Cúcuta, 3 ago (SIG).

¿A qué vinimos aquí?

Vinimos dentro de la gira que estamos haciendo, dentro de cada ministerio y diferentes regiones del país, una gira que hemos denominado ‘Estamos cumpliendo’.

De qué se trata esta gira. Esta gira se trata de discutir, como lo hemos discutido ahora en una sesión privada con todos los funcionarios de cada ministerio –en este evento es el Ministerio del Interior–, con los ministros, los funcionarios, haciendo un análisis, una especie de rendición de cuentas.

¿Qué hemos logrado estos más de cinco años de Gobierno? El próximo 7 de agosto, es decir en cinco días, completamos cinco años de gobierno, cuáles han sido los logros,  qué resultados se han obtenido y qué vamos a hacer en los próximos tres años. De eso se trata este ejercicio, esta gira.

Quiero comenzar agradeciéndoles a los funcionarios del Ministerio, ellos se encuentran aquí presentes, a todas las personas que ha venido trabajando con ellos, porque cuando uno hace el balance, los resultados son muy positivos. Los resultados sobre las responsabilidades que tiene el Ministerio del Interior, que son responsabilidades muchas de ellas transversales y que tienen que ver con prácticamente todos los sectores de la sociedad.

El Ministerio del Interior es una especie de catalizador de muchas de las políticas, que tiene que ver con la seguridad, que tiene que ver con la defensa de los derechos. Así como el Ministro de Justicia se dedica también a defender el derecho a la Justicia, el Ministerio del Interior se dedica también a defender los derechos de los colombianos a la justicia y a los demás en derechos fundamentales.

Entonces el Ministerio cumple un papel muy importante también en su relación con las comunidades que componen la sociedad colombiana, porque este es un país muy diverso. Parte de nuestra riqueza, así lo decía un gran mexicano –fue profesor mío– que murió hace un poco tiempo, Carlos Fuentes, decía ‘la fortaleza de América Latina está en su diversidad. Pero si hay un país que tiene una fortaleza especial por su diversidad es Colombia’.

Yo concuerdo con esa apreciación y el Ministerio tiene que hacer una labor muy importante de promover la diversidad y de promover el diálogo con los diferentes sectores. Y esa es una parte fundamental que hace el Ministerio.

Hicimos como una especie de resumen de los resultados que se han venido obteniendo. Yo voy a hacer un resumen muy corto y voy a hacer algunos comentarios, y después le voy a dar la palabra al Ministro para que el Ministro me complemente lo que voy a decir.

Hay resultados que tienen que ver con la política de víctimas. Esta es una responsabilidad muy grande. Las víctimas, ojala no tuviéramos víctimas. Lo que yo quiero para este país es cerrar esa fábrica de víctimas que se llama la guerra, el conflicto armado. Es lo que yo quiero acabar, esa fábrica de víctimas, para que nunca más pueda haber más víctimas.

Pero mientras tanto, tenemos que atender a las víctimas. Es una obligación como sociedad. Es parte además de esa reconciliación que tanto necesitamos. Reconocer a las víctimas, repararlas, darles sus derechos, que se respeten sus derechos.

Y ahí se ha hecho muchísimo.  La ley, precisamente de reparación de víctimas y restitución de tierras, que promovió el Ministro Juan Fernando Cristo. Está todo lo que tiene que ver con las decisiones, decretos, leyes, sobre desaparición forzada, superación de condiciones de vulnerabilidad, bancos de perfiles genéticos. Todo eso tiene que ver con la política de víctimas.

También en materia de diálogos. El Ministerio ahora reúne algo que estaba disperso en el Gobierno. Unos estaban atendidos en la Presidencia, otros en el Ministerio del Interior, otros en el Ministerio de Agricultura.

Eso lo unificamos. Y los diálogos están hoy en cabeza del Ministro del Interior. Diálogos que hay que mantener permanentemente. Los problemas van surgiendo, los problemas se van solucionando cuando tienen solución o se va explicando por qué no puede haber una solución como se pretende o como se quiere; puede haber otro tipo de solución.

Este es un gobierno que dialoga, es un gobierno que cree que a través del diálogo se resuelven mucho mejor los problemas que a través de la confrontación, de los insultos o de la violencia.

Y por eso hemos venido fomentando el diálogo entre las diferentes necesidades del país. Muchas veces esas necesidades entran en contradicción y ahí es cuando el Gobierno tiene que desplegar su habilidad diplomática, su habilidad de mediador o su habilidad de gobierno dialogante, para encontrar unas soluciones.

Se han creado Escuelas de Paz y Convivencia y se está haciendo una labor muy importante en materia de posconflicto.

Este ministerio tiene mucho que ver con el posconflicto.

Está toda la parte de las relaciones con los alcaldes, los gobernadores; lo que se ha logrado en materia de leyes, de reformas, en ese sentido, es algo muy importante.

Yo quiero felicitarlo, porque el Ministerio de Interior en materia de leyes y de reformas constitucionales, pues simplemente es mostrar lo que se ha aprobado, senador (Manuel Guillermo) Mora, ustedes han hecho una labor extraordinaria. Las reformas constitucionales, las reformas legales, los proyectos de ley, muestran una legislatura en estos cinco años reformista, modernizante, progresista, siempre teniendo los más vulnerables como uno de los objetivos.

Y ahí hay más de 300 leyes para mostrar. Unas muy importantes que tienen que ver con las relaciones con los gobernadores y alcaldes, la ley de ordenamiento territorial, los Contratos Plan que pusimos en marcha. Eso fue una copia de un esquema francés, en donde las regiones, gobernadores, alcaldes, y a veces se pueden unir, no necesariamente tiene que ser con una región o un departamento o con un municipio; son varios municipios o varios departamentos. Establecen los Contratos Plan como una forma de administrar y de ejecutar grandes proyectos.

Eso está ya en marcha, el responsable de eso es el señor Director de Planeación. El nuevo régimen municipal, que les dio a los municipios más dientes, más responsabilidades.

Esta la ley de distritos, la ley de áreas metropolitanas. Creamos, por ejemplo, el centro de Riohacha, la zona Bogotá–Cundinamarca. Entonces ya pueden planear conjuntamente; eso es muy importante para todas las ciudades metropolitanas como Cúcuta, porque ahí también puede haber una serie de decisiones que ya legalmente se pueden tomar en forma conjunta.

Está todo lo que tiene que ver con las consultas previas, respetando los derechos de las comunidades indígenas, de los afrodescendientes, para que cualquier proyecto que los afecte, ellos puedan tener decisión sobre qué proyecto les conviene, qué no les conviene o cómo los afecta, eso es un derecho que está consignado en nuestra Constitución.

Y la forma como hacen esas consultas es muy importante, porque tampoco podemos paralizar el país y lo que queremos es que las comunidades queden mejor que antes, después de los proyectos.

Ahí hemos logrado un avance importantísimo en la agilidad para hacer esas consultas. Era un reclamo de todo el mundo y estamos en este momento estudiando cómo vamos a presentar un proyecto de ley para mejorar todavía más ese proceso de las consultas a las diferentes comunidades.

Está el Observatorio contra la Discriminación y el Racismo. Este Gobierno ha sido muy, muy diligente, interesado en, inclusive, penalizar la discriminación.

Es la primera vez que un Gobierno penaliza la discriminación y el racismo. Eso es algo que la comunidad colombiana tiene que ir internalizando en su interior, en sus corazones, en sus cabezas. Y a través de las leyes también estamos contribuyendo a ponerle coto a este tipo de discriminaciones, porque no es conducente a un país civilizado y democrático.

Está todo lo que tiene que ver con la administración también de las diferentes religiones. Nosotros somos un país con mayoría católica pero aquí hay una muy importante representación de otras iglesias.

Somos un país laico pero que respetamos mucho las religiones que quieran expresarse. Y el Ministerio tiene esa responsabilidad.

Le he dicho al Ministro que ese es un aspecto muy importante. Los líderes espirituales pueden cumplir un papel excepcional en este proceso de reconciliación del país. Son los más escuchados. Se le cree más a un líder espiritual que a un líder político, que a un líder material, por así decirlo. Y por eso una relación con los líderes espirituales para mi es cada vez más más importante.

Inclusive, ahora, hace algunas horas entregué la ciudadanía al pastor (José Satirio) Dos Santos, que ha estado aquí durante cuarenta años haciendo su labor de ir sembrando esos valores que nos van ayudar mucho a la paz.

El pastor Eduardo Gomez está aquí. Y usted sabe el compromiso que tiene el Gobierno en ese sentido.

El Ministerio del Interior tiene que hacer una labor muy importante en materia de asegurar la transparencia y la seguridad en las elecciones.

Y aquí se ha venido haciendo una labor muy efectiva. Se puso la ventanilla única para que todas las entidades del Estado puedan responder rápidamente los requerimientos de los diferentes partidos sobre la idoneidad de los candidatos.

¿Cuántos candidatos, Ministro, fueron rechazados a través de esa ventanilla única?

Ministro del Interior, Juan Fernando Cristo: Presidente, se revisaron antecedentes de más de 300 mil candidatos y de ellos, 9 mil 826 candidatos resultaron inhabilitados por razones penales, disciplinarias o de responsabilidad fiscal.

Presidente Juan Manuel Santos: La intención del Gobierno es tener unas elecciones transparentes y seguras. Y en eso no vamos escatimar esfuerzos.

Por ejemplo, la trashumancia. Que ya hay unos municipios que están identificados donde puede haber, o todo parece indicar que ha habido trashumancia y en algunos casos bastante grave el problema. Yo les pediría a las autoridades correspondientes, en este caso el Consejo Nacional Electoral, que comiencen a proceder, a corregir y a tomar las medidas del caso para evitar esa trashumancia.

Ministro, usted tiene unas instrucciones muy claras y muy concretas. Las mesas que están distribuidas, que no se repita lo que se ha presentado en ocasiones anteriores, que por razones de seguridad, a último momento comienzan a trasladar las mesas rurales hacia las ciudades.

No. Me mantiene las mesas rurales y la Policía nos garantiza que allá se va a poder votar con toda tranquilidad.

En eso es bien importante y sobre eso, quisiera yo dejar algo muy en claro.

He venido oyendo, leyendo, está mañana escuché un periodista muy importante diciendo ‘el candidato del Gobierno es fulano de tal´.

Quiero dejar muy en claro: este Gobierno no tiene candidatos en estas elecciones. No tiene ningún candidato.

El único candidato de este Gobierno es la transparencia; es la transparencia en las elecciones. Esa es la obligación del Presidente y de todo el Gobierno.

Ningún funcionario del Gobierno puede comenzar a decir mi candidato es este o estoy privilegiando esto o aquello.

El candidato del Gobierno es la transparencia en las elecciones y la seguridad. No tenemos candidatos en el Gobierno. Que quede absolutamente claro.

Por otro lado, está el tema de, bueno, los asuntos legislativos. Hay unas leyes que tenemos que reglamentar. La reforma constitucional del equilibrio de poderes, la ley estatutaria de salud; esas dos leyes que hay que reglamentar.

Bueno, varias de las leyes que vamos a presentar. Por ejemplo, Ministro, yo quisiera que, tenemos un evento muy pronto con Coldeportes, para hacer una presentación de la Ley del Deporte.

Jossimar, le voy a dar a usted una buena noticia. Hemos venido discutiendo, hemos venido debatiendo y analizando una buena Ley del Deporte, que promueva todavía más el deporte en Colombia y que le dé más dientes al Gobierno para poder ayudar más a los deportistas.

Hace más o menos un año, poco más de un año, comenzamos a discutirlo. Esa ley ya está lista. La vamos a presentar al Congreso. La vamos a denominar la ley Jossimar Calvo.

Usted, por lo que dije, representa la excelencia en el deporte.

Como usted hay muchos deportistas colombianos. Tenemos afortunadamente ya una cantidad de deportistas que nos están dejando muy bien en todos los escenarios internacionales. En el ciclismo ni se diga y ayer comenzó la Vuelta Colombia.

En atletismo, como usted, pero también en salto triple, Catherine Ibargüen pues tiene a su haber varios triunfos para Colombia. Se acaba de ganar nuevamente el Diamante de oro allá en Europa.

Ni qué hablar de nuestros futbolistas que nos están dejando tan bien.

Y ni qué hablar de todos los deportistas. Realmente es algo extraordinario.

Me decía el Director de Coldeportes (Andrés Botero) que están comenzando a llegar países a pedir asesoría. Qué es lo que Colombia está haciendo para que nos vaya tan bien en los deportes. Somos campeones mundiales hasta de tiro con arco. Y yo fui a Pereira, de donde son los campeones y pregunté dónde están ensayando.

Y allá no había ningún sitio para practicar tiro con arco.

Eso tiene que ver con el talante del colombiano, con la materia prima como Jossimar. Y que si podemos descubrir esos talantes y echarlos para delante, vamos a seguir siendo campeones.

Bajo el Ministerio está también ni más ni menos que un grupo de colombianos que son otros héroes que desde la Independencia están ahí presentes, siempre ayudando, siempre presentes, y, hasta que llegó este Gobierno, sin ningún tipo de ayuda, que son nuestros bomberos.

Los bomberos de Colombia son unos verdaderos héroes.

Les voy a dar una cifra. Los bomberos de Colombia recibían antes del año 2010,  cuando se inició este Gobierno, alrededor de 800 millones de pesos al año.

El año pasado los bomberos recibieron 23 mil millones de pesos. En lo que va corrido de este Gobierno desde que se expidió la ley, se les están dando a los bomberos 45 mil millones de pesos.

Y les acabo de dar una serie de instrumentos para que tengan con qué cumplir con su deber.

Eso es bien importante. Los bomberos son unos verdaderos héroes. Yo quiero agradecerles a los bomberos ese gran trabajo. Vamos a seguir apoyándolos.

Esta ley ya les da unas herramientas mínimas para que puedan cumplir mejor con su trabajo.

Está también la Unidad Nacional de Protección que está bajo el Ministerio.

Esa Unidad fue creada por este Gobierno para proteger a los colombianos que están en riesgo.

En la medida en que el conflicto armado se vaya disminuyendo, pues la necesidad de esa protección va a ser cada vez menor.

Y espero que el día de mañana y ojalá no muy lejos, podamos desaparecer la Unidad de Protección. Porque la gente no va a necesitar de esa protección, porque vamos a ser un país normal. Es decir, un país en paz, un país donde no se estén matando los unos con los otros.

Aquí discutimos mucho en la reunión sobre el desempeño de la Unidad Nacional de Protección.

Hoy hay un poco más de 15 mil que han sido protegidos. Pero hoy hay más o menos 9 mil y pico de colombianos que están bajo la protección de la Unidad Nacional de Protección.

Y hay otros 4 mil y pico, general Palomino, que están bajo la protección de la Policía.

Y les dije tanto al Director de la Unidad –que además es un ilustre nortesantandereano, el doctor (Diego) Mora– y al general Palomino, que me hagan un estudio nuevo sobre la verdadera necesidad de muchos de estos compatriotas que hoy tienen protección, que ya no necesitan protección, para que nos dediquemos con más efectividad en aquellos que pueden estar en zonas vulnerables que sí requieran de protección.

La gente, una vez tiene protección, la quiere tener para toda la vida. Yo conozco funcionarios que dejaron de ser funcionarios y que a los 20 años dicen: no, y qué pasó con mi escolta o mi carro blindado.

Y eso es por cuenta de todos los contribuyentes y eso no debería ser así.

Por eso tenemos que ir reduciendo el número de personas protegidas y concentrando los esfuerzos en aquellas personas que realmente se merecen la protección.

He dado instrucciones precisas en ese sentido. Por ejemplo, hay mucha gente que se autoamenaza, le dice a algún amigo llámeme y me amenaza. O mándeme un tuit y me amenaza.

Entonces van y dicen, miren me amenazaron. Necesito un carro blindado y un escolta. Eso no debe ser así.

Yo quisiera, general Palomino y el doctor Mora que hicieran una verificación muy exhaustiva de todas esas amenazas que están supuestamente llegando, para ver cuáles son verdaderas –y  ahí actuar– y cuáles no. Y también actuar.

Porque lo que he recibido como información es que muchas de esas amenazas no tienen ningún sustento y son personas que simplemente quieren justificar algún tipo de protección, porque les gusta el carro blindado, les gusta andar con una escolta. Y eso no debería ser así.

Por otro lado, está algo que el Ministerio ha hecho con mucha diligencia y es financiar a través de Fonsecón, la compra de cámaras de televisión para instalar en las ciudades.

Las cámaras de televisión bien utilizadas cumplen un papel importantísimo para mejorar la seguridad de las ciudades donde están instaladas.

Aquí en Cúcuta hemos aumentado mucho el número de cámaras. ¿Cuánto llevamos?

Ministro del Interior: Presidente, hace tres años en Cúcuta no había cámaras de seguridad. Y al finalizar este año vamos a tener cobertura en toda la ciudad de Cúcuta. No habrá sitio crítico en la ciudad que no tenga cámaras. Habrá 315 cámaras  de seguridad instaladas antes de finalizar este año.

Ya están comenzando a ser instaladas.

Presidente Santos: La información que me llega a mí me dicen que aquí en Cúcuta ha bajado el homicidio pero está subiendo la percepción de inseguridad por los atracos, por los hurtos.

Entonces, quiero Ministro y general Palomino. General Palomino, yo quisiera que usted hiciera un esfuerzo y en la promoción de policías que sale el mes entrante,  me trajeran 100 policías adicionales aquí a Cúcuta.

Y yo quisiera que usted y el Ministro se quedarán, no se regresen conmigo a Bogotá sino se quedan aquí haciendo un labor con las comunidades a ver cómo podemos atacar el tema de la inseguridad.

Hay otra labor maravillosa que hace este Ministerio, que son los Centros de Integración Ciudadana. Y yo quisiera que –para darle la palabra–  usted comenzará explicando qué son los Centros de Integración Ciudadana, Cuántos llevamos, cuántos vamos a construir y alrededor de eso, la labor del Ministerio, y qué se me quedó dentro del tintero, para que usted les cuente a sus coterráneos cucuteños, y al país, la labor del Ministerio del Interior.

Nuevamente, felicitando a todos los funcionarios del Ministerio y agradeciéndoles su trabajo, porque es un trabajo para todos los colombianos.

(…)

Este ministerio en cierta forma refleja lo que este Gobierno quiere hacer. Muchos filósofos, mandatarios de la historia, uno de ellos, Nelson Mandela, decía: “a los gobiernos hay que juzgarlos por la forma como tratan a los sectores más vulnerables de su país o de su sociedad”.

Eso es lo que nosotros, este gobierno, va a hacer: focalizar la acción del Estado en los más débiles, en los más vulnerables, en los más pobres, en los desempleados, en los que no tienen oportunidades.

Llevamos cinco años adelantando esa labor. Adelantando leyes para que no discriminen a las minorías. Que todo el mundo tenga las mismas oportunidades. Que todo el mundo tenga garantizados sus derechos fundamentales.

Fuimos el país del mundo entero de colocar la salud como un derecho fundamental.

A la educación. Expedimos un decreto haciendo que la educación resultara totalmente gratuita para todos los niños y niñas de Colombia del grado cero al grado 11.

Hemos adelantado políticas para proteger todas esas sociedades vulnerables dentro de nuestro territorio colombiano. Y el Ministerio del Interior cumple ahí un papel fundamental.

También la paz, que no ha permitido que la población colombiana pueda gozar plenamente de sus derechos. No hay nada que viole más los derechos humanos de una sociedad que una guerra. Y nosotros llevamos más de cincuenta años en guerra.

Por eso un país en paz y un país con más equidad necesariamente tiene que pasar por un país que se concentra en ayudar a las minorías y a los sectores vulnerables.

Y eso es lo que el Ministerio del Interior trata de coordinar con los demás ministerios. Y creo que ahí hemos avanzado muchísimo, pero nos falta un camino enorme por recorrer.

Pero vamos en la dirección correcta. Y si logramos llevar este conflicto a su fin, si logramos tener acuerdos en La Habana, ese gran obstáculo, ese gran freno para que el Estado pueda realmente satisfacer los derechos fundamentales de la sociedad, se podrá realizar con mucho más facilidad.

Porque una guerra, por ejemplo, aquí en Norte de Santander –Gobernador (Edgar  Díaz), usted conoce su departamento como la palma de su mano– ¿a cuántas zonas del departamento no puede llegar usted realmente a poder aplicar la acción del Estado por presencia del conflicto?

Y así sucesivamente en toda Colombia.

Por eso es tan importante como condición fundamental para poder realizar lo que este ministerio y el Gobierno quieren hacer, que terminemos el conflicto.

Por eso yo les gradezco tanto a todos los que aquí se han expresado a favor de ese objetivo tan importante.

Lo decía la mamá de Sergio Urrego. Qué bonito, qué necesario es que el Estado colombiano sea un Estado incluyente, que no deje por fuera a nadie. Sobre todo, a los más débiles, sobre todo a los que han sido discriminados tradicionalmente.

Y ese es el propósito de este gobierno.

Por eso digo que hemos avanzado mucho pero nos falta mucho por hacer.

Pero vamos a seguir en esa dirección. Con el apoyo de todos ustedes; con el apoyo de todos los cucuteños, de todos los nortesantandereanos, vamos a seguir en esa dirección, buscando la paz. Pero una paz justa donde todo el mundo se sienta incluido.

Muchas gracias.