Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Agosto > Mensaje del Presidente Juan Manuel Santos con motivo de la conmemoración de los 80 años de la Confederación de Trabajadores de Colombia

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Mensaje del Presidente Juan Manuel Santos con motivo de la conmemoración de los 80 años de la Confederación de Trabajadores de Colombia

 Cali, 10 ago (SIG).

Un saludo afectuoso a todos los sindicalistas de Colombia y en particular a los afiliados a la Confederación de Trabajadores de Colombia, que celebra su octogésimo aniversario con este congreso. Les agradezco mucho su invitación a acompañarlos –que me honra–, y aunque no me ha sido posible asistir, no quiero dejar pasar la ocasión sin enviarles un mensaje solidario.

Ya son 80 años los que cumple la CTC defendiendo los intereses de los trabajadores de nuestro país. Desde sus comienzos en 1935 –durante ese periodo de profundas transformaciones que fue la República Liberal– son muchas las causas a las que ustedes han contribuido a través de la actividad sindical. Igualmente, son muchos los avances y los logros que, en términos de derechos y condiciones laborales, contaron con su participación directa.

Ustedes lo saben. En estos cinco años de gobierno hemos construido con los sectores sindicales una relación basada en la cooperación y el respeto. Esto ha sido posible porque entendemos que nuestros objetivos –la defensa de los derechos humanos, la reducción de la pobreza, la disminución del desempleo, la formalización laboral y el mejoramiento de la calidad de vida de los colombianos– son los mismos.

Eso no quiere decir que tengamos que estar de acuerdo en todo, pero lo cierto es que hemos avanzado en el establecimiento de una nueva cultura de relaciones laborales, respetuosa de los derechos fundamentales. Y les doy algunos ejemplos:

En la Ley de Víctimas reconocimos a los líderes sindicales como un grupo social que ha estado expuesto a riesgo en el marco del conflicto armado y, de hecho, hemos fortalecido los mecanismos de protección y garantía de sus derechos.

Reformamos el Código Penal para establecer penas por violaciones al derecho de asociación y negociación colectiva.

Mantuvimos y fortalecimos la dinámica de la Comisión Nacional de Concertación de Políticas Salariales y Laborales, baluarte del diálogo social en Colombia.

Suscribimos numerosos acuerdos de formalización, y hemos hecho grandes esfuerzos para ampliar la protección y la seguridad social de los trabajadores colombianos.

Hoy tenemos 2,6 millones de afiliados más en el Régimen de Seguridad Social en Pensiones, lo que representa un aumento del 38 por ciento. En el régimen de Riesgos Laborales la ampliación fue de 2,7 millones de personas, y en Cajas de Compensación Familiar tenemos afiliadas 2,4 millones de personas más que en 2010. Estos incrementos representan mayor bienestar y seguridad para miles de hogares colombianos.

Adicionalmente, avanzamos muchísimo en generación de empleo. De los cerca de 3 millones de puestos de trabajo creados en estos cinco años, más de 1,9 millones corresponden al sector formal. Por primera vez en la historia hemos logrado que la tasa de informalidad ceda.

Tenemos muchos retos más que estamos asumiendo, para mantener el rumbo de la economía, para seguir creciendo, para seguir formando a nuestros jóvenes de manera pertinente para el trabajo, y en todos estos retos es importante continuar con la dinámica de diálogo y concertación que ha privilegiado nuestro gobierno.

El mejor escenario para los trabajadores de Colombia, sin duda, sería una nación en paz, donde los recursos que hoy se destinan a la guerra se conviertan en oportunidades sociales. Por eso sé que contamos con ustedes y los invito a seguir acompañando la causa de la paz, que es el objetivo supremo de cualquier sociedad.

La CTC tiene un papel muy importante que desempeñar en la profundización de las reformas democráticas y en la promoción de los intereses de los trabajadores del país. Ante ustedes, reafirmo una vez más mi compromiso con la paz, con el respeto integral de los derechos humanos –y sus defensores–, y con el sindicalismo como institución esencial de la democracia.