Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Agosto > Palabras del Presidente Juan Manuel Santos durante la firma del contrato para construir el corredor vial Bucaramanga – Barrancabermeja – Yondó

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Palabras del Presidente Juan Manuel Santos durante la firma del contrato para construir el corredor vial Bucaramanga – Barrancabermeja – Yondó

 Bucaramanga, 21 ago (SIG).

A todos un saludo muy especial. Qué bueno estar aquí en esta Universidad Santo Tomás, en este evento, asistiendo a la firma de uno de los muchos contratos que se están firmando y se están iniciando de obras que se estaban esperando hace muchos años, como nos lo recordaba el Gobernador de Santander y el Alcalde de Barrancabermeja.

Esto es parte de una revolución que estamos adelantando aquí en Colombia. Desde el primer día de mi Gobierno, nos propusimos pensar en grande, dejar a un lado ese complejo de inferioridad que teníamos los colombianos. Acuérdense que todo lo reducíamos a diminutivos. Hablamos de los puentecitos, de las carreteritas, de los pesitos, de todo lo pequeño.

En la campaña nos reunimos con muchos de los compañeros y compañeras y dijimos: Pensemos en grande. Colombia puede hacer grandes cosas. Tenemos todo para hacerlo. Simplemente necesitamos tener la mente abierta, ser ambiciosos en el buen sentido de la palabra y poder realizar sueños que durante mucho tiempo fueron simples sueños.

Pues bien: ya estamos logrando que esos sueños se conviertan en realidad. Me acuerdo cuando dijimos que íbamos a conectar el país con fibra óptica y banda ancha a todos los municipios. Nos dijeron que estábamos locos, que eso era imposible. Hoy ya es una realidad. Todos los municipios de Colombia están conectados con fibra óptica y banda ancha, para que la tecnología se convierta en una herramienta, no en un lujo, para todos los colombianos.

Cuando dijimos: Vamos a poner en marcha una política social agresiva y vamos a bajar los índices de pobreza y pobreza extrema como nunca antes se han bajado en este país, nos dijeron: Eso no va a ser posible, eso es muy difícil. Pues lo logramos. En estos primeros cinco años de Gobierno, la pobreza se ha reducido más que en cualquier otro periodo de la historia de Colombia. Y lo mismo la pobreza extrema.

Cuando dijimos que íbamos a bajar el desempleo a un dígito y que íbamos a crear 2 millones y medio de empleos, nos dijeron: Eso no es posible, no prometa lo que no puede cumplir. Llevamos 3 millones de empleos creados y el desempleo en su nivel más bajo en toda la historia.

Cuando dijimos que íbamos a hacer una revolución en materia de infraestructura, que íbamos a tener unas carreteras, unos puentes, unos viaductos como los que hay en Suiza, como los que hay en Alemania o en Estados Unidos, y yo me preguntaba: ¿Por qué no? ¿Acaso los ingenieros colombianos son inferiores a los ingenieros alemanes? ¿Acaso la UIS, la Universidad Santo Tomás no gradúa estudiantes con las mejores calificaciones y con una gran preparación, que puedan diseñar obras como las que se diseñan en otros países? Claro que sí. ¿Entonces por qué no podemos hacer eso?

Ahí comenzó una revolución, de las varias revoluciones que estamos adelantando, que se inició con la parte institucional. No teníamos las instituciones adecuadas. Creamos la ANI, creamos la Agencia Nacional de Infraestructura, para aprender a estructurar proyectos, porque hasta ese momento el país no estructuraba esos proyectos. Los alcaldes, los gobernadores y los presidentes comenzaban a licitar las obras sin que los proyectos estuvieran bien estructurados.

¿Qué pasaba? Que entonces las obras se quedaban por la mitad, comenzaban los pleitos, los litigios, y las obras no se completaban. O si se completaban, acababan costando 2, 3 ó 4 veces o hasta 10 veces lo que se había presupuestado.

Dijimos: No. Un alto en el camino, organicemos la institucionalidad y organicemos la forma de contratar. Nada de dar anticipos, sino que les vamos a exigir a los constructores, a los contratistas, que nos entreguen la obra: obra entregada, obra pagada.

Lo mismo hicimos con las casas gratis. Las casas gratis, que se quedaban en unos carta-cheques que nunca se convertían en casas. También hicimos un cambio de fondo: solamente casa entregada, casa pagada. Y ya llevamos 93 mil casas entregadas a las familias más pobres. Y de las otras ya están en construcción y muy pronto vamos a entregar las 100 mil que dijimos que íbamos a construir, que también nos habían dicho que eso era populismo, demagogia, que no lo íbamos a poder cumplir.

Pues bien, en la infraestructura sí que estamos haciendo un esfuerzo inmenso. Más de 50 billones de pesos que estamos contratando para cambiar la faz de este país. Esta obra que hoy se ha firmado: Yondó – Barrancabermeja –Bucaramanga, es una parte de esa gran revolución. Cuando se termine en cuatro años, entre Barrancabermeja y Bucaramanga se van a tomar 1 hora y 20 minutos más o menos.

Pero la utilidad de esa obra va mucho más allá. ¿Qué quisimos hacer nosotros? Desembotellar Santander. Santander tiene un potencial enorme en su producción, su capital humano, pero Santander estaba como sitiado, no tenía vías de comunicación para conectarse con el resto de Colombia y el resto del mundo.

Así teníamos varios departamentos y varias regiones del país. Y eso es lo que estamos corrigiendo, porque miren ustedes lo que significa esta obra. Esta es una obra que hace parte de un sueño que estamos cumpliendo, de conectar al Ecuador con Venezuela, vía Colombia. Hoy coincidencialmente dentro de las obras que estamos financiando por obra pública, que son 57 obras, por 4 billones de pesos, que estamos abriendo una licitación todos los días, la de hoy es la número 37. ¿Cuál fue la que abrimos hoy? Una carretera, una autopista, que va desde el Puente de San Miguel, puente con Ecuador, hasta Santana.

Pues esa obra nos va a permitir lo siguiente: todo lo que viene del Ecuador pasa por San Miguel, por el puente, va hasta Santana. Hace unos días estuve en Neiva firmando el contrato de la obra entre Santana y Neiva, Neiva – Girardot, esa ya está en marcha; de Girardot podemos ir hasta Puerto Salgar, que ya está en marcha, y de Puerto Salgar a Barranca, que ya está en marcha, y Barranca – Bucaramanga.

Espero que de aquí a un par de meses, máximo en octubre, estemos ya contratando la obra, o abriendo por lo menos la licitación de la obra, que va a costar 2 billones de pesos, entre Bucaramanga y Cúcuta, Bucaramanga – Pamplona, Pamplona – Cúcuta.

Está el Puente de Tienditas, que lo vamos a inaugurar muy pronto, que es el puente que nos conecta con Venezuela. Cuando esté eso conectado, pues ahí sí irán muchos colombianos a Venezuela, porque en este momento yo no veo a los colombianos que dicen que están viajando a Venezuela, una cifra que se mencionó por ahí, pero que yo no la puedo constatar en ninguna parte. Aquí lo que hemos es recibido a venezolanos con mucho gusto, con el corazón abierto. Los venezolanos siempre son bienvenidos aquí en Colombia. Y siempre serán bienvenidos aquí en Colombia.

Pero esa conexión Ecuador con Venezuela es algo que para Colombia tiene una utilidad enorme, porque son dos mercados para nosotros naturales, dos mercados para Bucaramanga, para Santander, naturales. Y no solo eso. Ahora que vamos a poder, con esta obra, una obra en la que se invertirán 1,7 billones de pesos, va a generar cinco mil empleos, esa obra nos va a poder conectar también con el río Magdalena, como lo dijo el alcalde de Barranca.

Ese río se debe convertir, como lo quería nuestro Libertador Simón Bolívar, en la principal arteria de Colombia. Y ya se está convirtiendo. ¿Cuánto se ha invertido, Alcalde, ya en los puertos allá en Barranca, que están listos para poder embarcar todo tipo de productos hacia Barranquilla? Más de 300 millones de dólares que se han invertido.

Ya llegó la primera carga seca, hace un par de semanas, de Barranquilla a Barranca. O sea, ya estamos comenzando a ver los primeros indicios de lo que será ese río y de lo importante que será para la movilidad en el sistema multimodal que estamos haciendo en Colombia.  O sea que ustedes van a poder exportar desde aquí, desde Barranca, toda su producción al sur, al norte o a la Costa Caribe, con un precio mucho más bajo, y eso les va a dar competitividad. ¿Y eso en qué se traduce? En más empleo, en más prosperidad.

Hoy Bucaramanga tiene dos campeonatos que para mí son muy importantes. Es la ciudad con el índice de pobreza más bajo y es la segunda ciudad con el índice de desempleo más bajo. Muchas felicitaciones.  Pues eso hay que mantenerlo y hay que mejorar todavía más y seguir cerrando brechas. Eso se puede con unas buenas carreteras, con una buena competitividad.

Por eso la inversión en educación, y aquí afortunadamente hay materia prima. La inversión que estamos haciendo en tecnología, y aquí hay materia prima. Entonces está todo por hacerse todavía, pero hemos hecho muchísimo. Y esta obra que hoy estamos contratando, pues es una parte fundamental de esa nueva Colombia que estamos construyendo.

La revolución de la infraestructura se está haciendo en diferentes frentes. En el frente de los aeropuertos. Aquí, como ya se dijo, se están invirtiendo, se está modernizando el Aeropuerto. Pero como éste, se están modernizando 58 aeropuertos en Colombia.

En la parte férrea, estamos recuperando los ferrocarriles. Y en la parte de las vías, viaductos, túneles, se están haciendo unas obras que, como les decía al principio, pueden sumar más de 50 billones de pesos.

Les voy a mencionar solamente tres cifras. La primera ola, 12 billones de pesos, están todas contratadas, todas las obras. Los cinco tramos de la Autopista de la Prosperidad, que para Antioquia y el resto del país es muy importante; Cartagena – Barranquilla; la que les mencioné: Girardot – Puerto Salgar; la Perimetral del Oriente de Cundinamarca; Ocaña – Gamarra; Mulaló – Loboguerrero, esas obras ya están contratadas y deben iniciar, ya los buldócer y los camiones, entre noviembre y diciembre de este año.

La segunda ola: otros 12 billones de pesos, nueve proyectos, ocho ya han sido adjudicados. Falta un proyecto, el  llamado Mar 2, que se va adjudicar el mes septiembre. ¿Ahí qué hay? La conexión Cesar con La Guajira, Caucasia con Cartagena, el tercer tramo Bogotá – Villavicencio.

Si ustedes ven lo que ahí se está construyendo, se dan cuenta de que no tenemos nada que envidiarle a Suiza o a Alemania: unos viaductos, unos túneles de primera categoría. Ibagué – Cajamarca, que es parte de lo que les mencionaba de la conexión hasta Venezuela; la Malla Vial del Meta; Cambao – Manizales; está Neiva – Girardot y está un tercer carril: vamos a tener 6 calzadas, por primera vez en Colombia, entre Bogotá y Girardot.
Esas son las obras de iniciativa privada, 9 billones, la segunda ola, o sea que ya hay 37 billones contratados. Eso va cambiar la faz de Colombia en materia de infraestructura.    

Por eso me complace tanto estar hoy aquí. Esta mañana estuvimos en la Cámara de Comercio explicando cómo estamos haciendo una serie de acciones concretas para darle un estímulo a la economía, que ha sido golpeada por la baja del precio del petróleo, cómo eso está dando resultados, cómo vamos a crecer este año entre 6 ó 7 veces lo que está creciendo el promedio de América Latina.

Porque mucha gente dice: Uy, se bajó el crecimiento de Colombia. Sí, claro que se bajó, se ha bajado el crecimiento de todos los países del mundo, pero en el caso nuestro, mucho menos. Y seguimos creciendo y seguimos, sobre todo, generando empleo. A pesar de la baja en el crecimiento, seguimos generando empleo. Y para poder seguir generando empleo hacia el futuro, estas obras que estamos contratando nos van a garantizar que vamos a ser competitivos y vamos a poder seguir creciendo hacia el futuro. Y si logramos la paz, haremos mucho más. Muchas gracias”.