Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Agosto > ‘Al Gobierno de Venezuela le exigimos respeto por todos los colombianos’: Presidente Santos

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 ‘Al Gobierno de Venezuela le exigimos respeto por todos los colombianos’: Presidente Santos

• “Los colombianos pueden tener la certeza de que, con prudencia y diplomacia –que no riñen con la firmeza y la autoridad–, vamos a seguir defendiendo nuestra soberanía y los derechos de nuestros compatriotas”, sostuvo el Mandatario.

• “Los intereses de la patria –de las dos patrias– deben estar por encima de los afanes politiqueros”, afirmó tras la reunión de la Comisión Asesora de Relaciones Exteriores, este martes en la Casa de Nariño.

 Bogotá, 25 ago (SIG).

“Al Gobierno de Venezuela le exigimos respeto por todos los colombianos: desde los más humildes hasta los más poderosos; desde los más cercanos a nuestro Gobierno hasta los que nos critican ferozmente”.

Así lo afirmó el Presidente Juan Manuel Santos al término de la reunión de la Comisión Asesora de Relaciones Exteriores, este martes en la Casa de Nariño.

El Mandatario dijo que esto lo exigirá el Gobierno colombiano por las vías de la diplomacia y el diálogo, “que es como se entienden las naciones civilizadas”.

Hizo énfasis en que todo ser humano merece respeto. “Aun si estuviera en un país sin todos los papeles legales, merece ser tratado con respeto y dignidad, y merece un debido proceso. Y eso es lo que vamos a exigir”, sostuvo.

En este sentido, rechazó el trato que les está dando a algunos colombianos. “Allanar las viviendas, sacar a la fuerza a los habitantes, separar las familias, no dejarles sacar sus pocos bienes y marcar las casas para luego demolerlas, son procedimientos totalmente inaceptables”, afirmó.

Y agregó el Jefe de Estado: “Lo que más nos preocupa, por supuesto –lo que es absolutamente intolerable–, es el maltrato a nuestros compatriotas, y la afectación a la población en la zona de frontera”.

Al pueblo colombiano le dijo el Mandatario: “Los colombianos pueden tener la certeza de que, con prudencia y diplomacia –que no riñen con la firmeza y la autoridad–, vamos a seguir defendiendo nuestra soberanía y los derechos de nuestros compatriotas”.

Enfatizó en que “no es momento de hacer sonar las trompetas de guerra que algunos quisieran escuchar”.

“Es momento de obrar con firmeza, con sensatez y eficacia para solucionar esta situación y defender las vidas y la dignidad de nuestros compatriotas”, aseveró.

Adicionalmente, rechazó que algunos estén usando esta situación para fines políticos.

“Qué triste ver que esta situación es utilizada –en ambos países– para promover intereses políticos, que buscan pescar en río revuelto, teniendo en cuenta la proximidad de las elecciones regionales en Colombia y de las elecciones legislativas en Venezuela”, aseguró.

Añadió que: “No podemos permitir esto. Los intereses de la patria –de las dos patrias– deben estar por encima de los afanes politiqueros”.

Sobre los avances del Gobierno para normalizar esta situación, dijo que “mañana, nuestra canciller María Ángela Holguín –junto con los ministros del Interior, de Defensa y de Comercio– se reunirá con la Canciller venezolana para buscar soluciones conjuntas y para sentar también nuestra protesta por la forma en que han sido maltratados nuestros compatriotas”.

Así mismo, le dio instrucciones al Ministro de Minas y Energía, Tomás González, para que se garantice el suministro de combustible, ampliando los cupos de la gasolina subsidiada si fuera necesario.

De igual forma, dio instrucciones a varios ministros del Gabinete para que se desplacen mañana nuevamente a la frontera para seguir apoyando a la población afectada.

A los colombianos que están siendo deportados, les dijo que “el Gobierno está haciendo todas las gestiones necesarias para que los colombianos deportados puedan rescatar los bienes y enseres que tuvieron que dejar y para que las familias se reúnan”.

Reportó que hasta este momento 1.071 compatriotas han sido deportados, de los cuales 608 fueron trasladados a albergues –tanto en Cúcuta como en Villa del Rosario–, y el resto se está quedando con sus amigos o familiares.

“Estamos dándoles asistencia en alojamiento, salud, asesoría jurídica, búsqueda de sus familiares, entre otras necesidades”, indicó el Mandatario.

Y agregó: “Hoy podemos decir que no hay un solo colombiano deportado que no esté durmiendo bajo techo, con un colchón, con alimentación, elementos de aseo y las condiciones mínimas necesarias para su bienestar”.

Al concluir manifestó: “Es momento de obrar con firmeza, con sensatez y eficacia para solucionar esta situación y defender las vidas y la dignidad de nuestros compatriotas”.