Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Diciembre > Palabras del Presidente Juan Manuel Santos durante la ceremonia de ascensos de la Armada Nacional

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Palabras del Presidente Juan Manuel Santos durante la ceremonia de ascensos de la Armada Nacional

 Cartagena, 5 dic (SIG).

Hoy es un día muy especial, muy importante, para nuestra Armada Nacional, para Colombia. En estas últimas horas hemos sido testigos de tres acontecimientos realmente importantes.

El primero de ellos fue la información que se dio a conocer hoy a Colombia y al mundo, del hallazgo del Galeón San José, es uno de los descubrimientos más importantes no solo en Colombia sino en la historia de la humanidad: 307 años llevaba ese Galeón hundido sin descubrirse. Y gracias al esfuerzo de mucha gente, pero muy determinante de nuestra Armada Nacional, con el buque que tenemos a nuestra derecha, el ARC Malpelo, sus oficiales, sus suboficiales, sus tripulantes, más un grupo de expertos nacionales e internacionales, se logró este histórico hallazgo.
 
Es un hallazgo que tiene una tremenda importancia desde el punto de vista científico, arqueológico, histórico, y ahora comienza esa fase de ver cómo se va recuperando ese gran patrimonio que hoy es patrimonio de los colombianos, y también vamos a compartir este conocimiento con toda la humanidad.

Ha sido un hallazgo producto de un gran esfuerzo, de una política, de una decisión que tomamos desde el primer día de mi Gobierno, de generar una política efectiva para proteger el patrimonio que es de todos los colombianos, el que está sumergido.

Pasamos una ley. Quiero desde esta base naval agradecerle al Congreso de la República, a todos los responsables, por la aprobación de esa ley, que fue la base legal para actuar en la forma como hemos venido actuando y que nos llevó a este hallazgo tan importante.

Felicitar de todo corazón a la Armada, a la Dimar, a la Ministra de la Cultura, a su personal, al Director del Icanh, al doctor Montealegre, tal vez el colombiano más conocedor de estos temas que tenga la nación en este momento.

Es un hallazgo que el mundo entero ya está apreciando, está valorando, y, como digo, hasta ahora comienza un proceso que le va a dejar a Cartagena, a Bolívar y al país un gran legado.

Señor Alcalde, usted sabe la importancia de lo que estoy diciendo. Y qué bueno que podamos decir desde Cartagena que en horabuena todos los que participaron en esta gran empresa.

A renglón seguido, acabamos de bautizar dos submarinos: ‘El Intrépido’ y el ‘Indomable’. Escogieron unas madrinas de lujo, las madrinas que les van a dar a estos dos submarinos esa buena estrella o que le van a agregar a la buena estrella, porque ya el hecho de bautizarlos el mismo día en que se anuncia el hallazgo del Galeón, significa que ya de por sí tienen una buena estrella, pero que con estas madrinas de lujo estoy seguro de que seguirán defendiendo nuestra soberanía, seguirán protegiendo a los colombianos hasta el fin de sus días.

La importancia estratégica de estos submarinos para nuestras Fuerzas Armadas, para nuestra Armada Nacional, para el país, es difícil de exagerar.

Estos submarinos contribuyen, y de qué manera, a ese objetivo, a esa responsabilidad que tenemos todos los gobernantes de estar siempre preparados para proteger los intereses de nuestra patria, sea donde sea, en tierra, en el mar o en el aire. Son submarinos que tienen la última tecnología.

Y quiero agradecerle muy especialmente al Gobierno de la República Federal de Alemania, estuve con la Canciller Alemana hace unos días en París y le agradecí personalmente, pero hoy aquí ya con los submarinos bautizados quiero agradecerle a ella y al Almirante Krause, que acabamos de condecorar, su ayuda, su cooperación.

El Almirante Krause inició su carrera en la Armada Alemana allí en ese submarino, en ‘El Intrépido’, hace ya 45 años, año 81, y yo sé lo que está usted sintiendo en este momento, Almirante, lo mismo que yo siento cuando voy al otro lado de la bahía, a mi Escuela Naval.

Nunca se nos olvida cuándo iniciamos nuestras carreras, la suya en la Armada Alemana, yo inicié mi carrera aquí en Colombia en la Armada Nacional, y por eso el amor que tengo por mi institución es como el amor que usted tiene por este buque. Eso nunca se olvida. De manera que muchas gracias, Almirante Krause, le agradezco muchísimo. 

Y para rematar este gran día, acabamos de graduar a estos tenientes de corbeta, subtenientes y pilotines de la Armada Nacional, son 76 nuevos marinos.

Quiero reiterar mis agradecimientos y mi felicitación a quien obtuvo el primer puesto, porque es un ejemplo, un ejemplo para todos, un ejemplo para el resto del país. Graduarse en la Armada Nacional, convertirse en oficial y ser el primer puesto, debe tener muy orgullosos a sus padres, que aquí están con nosotros.

Les digo: pueden llorar tranquilos de la felicidad como pueden llorar todos los padres, madres, de estos grandes oficiales el día de hoy. Ustedes los familiares son parte importantísima de la carrera de estos muchachos y de estas muchachas. Muchas gracias a los papás, a las mamás.

Y ustedes, nuevos oficiales de nuestra Armada, ingresan ustedes hoy a ser parte de un grupo muy especial, no es un grupo cualquiera, es el grupo de oficiales de las Fuerzas Armadas de la República de Colombia.

No se llega ahí por coincidencia, se llega ahí por esfuerzo, por dedicación, por disciplina, por coraje. Los colombianos podemos sentirnos muy orgullosos de nuestras Fuerzas Armadas y nuestros oficiales.

Conozco muy bien el entrenamiento que todos ustedes tuvieron. Los principios y los valores que allá en la Escuela Naval les inculcaron. Ese amor por la institución, ese amor por la patria, esa valentía con que ustedes se van a desempeñar por el resto de sus días.

Asumen una gran responsabilidad. Portar ese uniforme con dignidad es una obligación. Cada uno se va a sus respectivos lugares y comienza su carrera como oficial de la Armada. Algunos en la Armada Nacional, otros en la Infantería de Marina, otros como mercantes.

Tengo entendido que por primera vez en la historia se gradúa una pilotín, una mujer como oficial mercante. Evoluciona la Armada, evolucionan nuestras Fuerzas Armadas, siempre manteniéndose a tono con las nuevas condiciones y a las nuevas necesidades.

Y asumen ustedes esta responsabilidad en un momento histórico para el país. Estamos viviendo un punto de inflexión en nuestra historia y vamos por buen camino. Vamos con el viento en popa y tenemos que mantener el rumbo, y en manos de ustedes, los nuevos oficiales, está esa responsabilidad, porque conseguir la paz y mantenerla, mantener la seguridad de los colombianos, salvaguardar nuestro progreso, garantizar nuestra democracia, es una labor de todos los días. Y los oficiales de nuestras Fuerzas Armadas, de nuestra Armada Nacional, juegan un papel preponderante en esa misión.

Hoy podemos decir que hemos tenido una semana espléndida. Se inició el lunes en París con la COP-21, donde fuimos a defender los intereses de la humanidad para detener el cambio climático y evitar así desastres que a nosotros en Colombia nos afectan especialmente.

Luego pudimos lanzar un fondo que se llama Colombia Sostenible, que va a tener más de 1.900 millones de dólares para proteger nuestros bosques, nuestros ríos, nuestros mares. Y ustedes, oficiales, tendrán una responsabilidad en esa misión.

Luego nos quitaron la visa en 26 países europeos. Felicitaciones, Canciller, toda la Cancillería, porque eso también fue producto de un gran esfuerzo de muchos años, de una gran gestión y un reconocimiento al progreso de Colombia.

Luego, en forma unánime, la Unesco declaró el vallenato tradicional como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad, para que ese folclor nuestro, esa cultura nuestra, vallenata, se mantenga por toda la eternidad. Gracias, Ministra de Cultura, porque eso también fue un gran esfuerzo del Ministerio de la Cultura durante mucho tiempo.

Llegamos y el Congreso de la República, la Cámara de Representantes, aprobó en su último debate el plebiscito, que nos va a permitir a los colombianos expresarnos en su momento a favor de la paz que va a cambiar la historia de Colombia, para bien. Porque la paz, no se les olvide a ninguno de ustedes, señores oficiales, la paz es la victoria de nuestras Fuerzas Armadas.

Y para rematar, encontramos el Galeón San José.

Una semana inolvidable, que quiere decir que ustedes, oficiales, y esta es una buena noticia para sus familias, se gradúan con un paraguas de buena suerte. Napoleón decía que él escogía a los oficiales por su trayectoria, pero sobre todo si tenían buena suerte. Algo también decía parecido el Almirante Nelson.

Y si algo podemos decir a nuestros nuevos oficiales, es que ustedes se están graduando en un momento muy particular, donde las estrellas están alineadas a favor de Colombia.

Por eso, y con esto termino, no se les olvide nunca esa última estrofa del himno de la Armada que a ustedes les enseñaron y que nunca se les olvidará, que dice: Por eso canto cuando navego, poco me importa la tempestad. No se les olvide los dos luceros que siempre los deben guiar, esos luceros que hoy están alineados, el de su patria y el de su hogar. Muchas gracias.