Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Diciembre > Declaración del Presidente Juan Manuel Santos luego de inaugurar el Centro Regional de Atención y Reparación a Víctimas

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Declaración del Presidente Juan Manuel Santos luego de inaugurar el Centro Regional de Atención y Reparación a Víctimas

 Cúcuta, 11 dic (SIG).

Acabamos de tener dos eventos que tienen un muy importante significado, porque nos van a permitir avanzar hacia ese gran objetivo de todos los colombianos que es vivir en paz.

El primer encuentro, el primer evento de hoy, esta mañana aquí en Cúcuta fue la inauguración del Centro Regional de Atención a Víctimas de Cúcuta.

Cúcuta ha sido una de las ciudades más afectadas por el desplazamiento, por la presencia de desplazados de las víctimas. Creo, ministro (del Interior, Juan Fernando) Cristo, que es proporcionalmente hablando es una de las ciudades que más víctimas tiene, que más desplazados tiene.

Por eso qué bueno poder inaugurar este Centro Regional, ahí lo vimos, centro regional con todas las de la ley, muy bien construido. El Gobierno Nacional aportó más de 3.000 millones de pesos, y ya lo vimos funcionando.

¿Por qué es tan importante? Porque atender a las víctimas del conflicto es un propósito fundamental dentro de esa construcción de la paz.

Lo que estamos negociando en La Habana es el fin del conflicto. Y eso lo que nos va permitir es iniciar un proceso de construcción de esa paz.

Y sino atendemos las víctimas, sino cicatrizamos las heridas, sino aprendemos a reconciliarnos, a perdonarnos, la paz es difícil.

Por eso concentrarnos en las víctimas es tan importante, y por eso aprobamos esa famosa ley. Aquí estuvo el Secretario General de Naciones Unidas, asistiendo a la promulgación de la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras (Ban ki-moon), porque era el primer país en la humanidad que en medio del conflicto armado comienza a reparar las víctimas. Y eso lo hicimos a propósito, adrede.

Porque después de 50 años de guerra teníamos que no esperar más para iniciar este proceso de cicatrización de las heridas que deja una guerra.

Y eso ha sido admirado por el mundo entero, aquí han venido de todos los países, de Myanmar vinieron la semana pasada una delegación -la guerrilla y el gobierno- a preguntar: cómo es que ustedes están reconciliando a los colombianos, cómo es que ustedes están atendiendo a las víctimas.

Porque esas cifras que hoy podemos decir con orgullo, con mucho orgullo, -doctora Paula-, con mucho orgullo, que hemos ya reparado más de 580 mil víctimas. Es algo que ningún país del mundo, en ninguna parte se ha logrado.

Por eso están admirando y respetando a Colombia.

Y eso lo hemos hecho porque a las víctimas las pusimos desde el comienzo del proceso como el centro de la solución de este conflicto armado, el respeto por sus derechos. El derecho a la verdad, el derecho a la reparación, el derecho a la justicia y el derecho a la no repetición.

Si logramos respetarle a los millones de víctimas esos derechos el conflicto se termina y partimos de una base mucho más sólida para la construcción de esta paz.

Y eso es lo que en este momento, mientras yo estoy hablando, se está acabando de negociar en La Habana, el tema de las víctimas que ojalá sea muy pronto un paso fundamental hacia esa paz que tanto añoramos.

Pero mientras eso se negocia, aquí en Colombia estamos adelantando toda esa labor de reparación de esas víctimas, reparación que se da de muchas formas.

Reparar totalmente a una víctima es imposible.

¿Cuánto vale un hijo? Ahora que estuve en el Centro les pregunté a varias víctimas que les había pasado.

Una señora madre me dijo me mataron a mi hijo.

¿Cuánto vale repara a esa señora por la pérdida de su hijo? Eso no tiene precio, la vida no tiene precio, todo en cierta forma simbólico, pero es importante algunos solamente quieren que les digan la verdad, ¿dónde están sus seres queridos desaparecidos? ¿Por qué los mataron? Que les digan.

Y todo esto es lo que se está negociando en La Habana, el hecho, por ejemplo, hace unos días que un miembro del Secretariado de la guerrilla haya ido a Bojayá y en frente de las víctimas haya pedido perdón por ese hecho tan macabro es un paso muy importante en esa dirección de ir asumiendo responsabilidades y cicatrizando heridas.

Este Centro que hoy inauguramos pues va permitir la atención de muchas más víctimas, aquí ya se han atendido muchísimas, tengo entendido que se han atendido cerca de 43 mil víctimas, pero se van a atender, van a quedar con la capacidad con este Centro que acabamos de inaugurar de asesorar más de 210 mil víctimas de todo Norte de Santander.

O sea que este es un paso importantísimo que hemos dado con la inauguración de este Centro por el dolor que aquí en Cúcuta y en todo Norte de Santander durante tantos años ha generado esta guerra.

Y este Centro y todo lo que estamos haciendo lo que quiere es mitigar ese dolor y tratar de sentar las bases de esa construcción de la paz.

El segundo evento es el que estamos haciendo en este momento.

Acabamos de terminar una conexión con cinco ciudades más, estaban los alcaldes de cada ciudad, los comandantes de Policía de cada ciudad, los directores de la Fiscalía de cada ciudad –muy importante, aquí tenemos el Director de Fiscalías de Norte de Santander- la presencia y colaboración de los fiscales es crucial en la lucha contra la delincuencia, porque en la medida que logremos la paz y silenciemos los fusiles de las Farc, y los fusiles, ojalá también los del ELN, nos vamos a dedicar a la seguridad ciudadana. Y ahí tenemos que hacer una labor muy importante.

Y lo que hoy estamos haciendo nos va a ayudar muchísimo.

Hace nueve meses en el Palacio de Nariño, allá en Bogotá, los alcaldes de estas seis ciudades se reunieron y firmaron con el Ministro del Interior un proyecto que se denominó Vive seguro, Vive en Paz’, y era un proyecto simplemente de darle una cobertura del ciento por ciento a estas ciudades con cámaras de seguridad en los sitios complicados, en los llamados sitios calientes.

Por qué es tan importante este paso. Porque ya está comprobado, esto es producto de muchos estudios, de análisis en otras ciudades, que la presencia de las cámaras de televisión en los sitios más complicados de las ciudades tiene un impacto muy positivo para bajar los índices de delincuencia, de crimen.

No solamente son disuasivos sino que hoy la ley colombiana, y así lo hicimos aprobar en el Congreso de la República hace unos años, las filmaciones de esas cámaras son prueba para que la Fiscalía acuse antes los jueces a los delincuentes, o sea si el delincuente lo filman en esa cámara y lo ven, ya es una prueba para que sea condenado.

Esto ayuda enormemente a la efectividad de las autoridades, tanto de la Policía como de la Fiscalía, y el tener toda la ciudad cubierta en los sitios calientes, los sitios más complicados, pues ayudará enormemente a bajar los índices de delincuencia. Y ese es el propósito que tenemos.

Yo decía que en un evento hace un par de días sobre los dividendos de la paz, los dividendos de la paz son enormes en todos los frentes, pero en el frente de la seguridad tiene un dividendo especial, porque en muchos de los efectivos que hoy están dedicados a la guerra se pueden dedicar a la guerra pero contra la delincuencia común, contra el crimen organizado y son muchísimos esos efectivos tanto en la Policía como en nuestras Fuerzas Armadas.

Y por eso los ciudadanos van a sentir un alivio en lugar de un detrimento en su seguridad como ha sucedido en otros países.

En otros países, El Salvador, Guatemala como desmantelaron el ejército dejaron a la ciudadanía en manos de los desmovilizados que no tuvieron como reincorporarse a la vida civil se dedicaron fue a delinquir, entonces la inseguridad subió, nosotros estamos haciendo exactamente lo contrario.

Tenemos muy bien planeado, hemos aprendido todo el proceso de desmovilización y ya nos estamos preparando para ese paso que signifique una mejoría sustancial en las seguridad del ciudadano de a pie, en la mamá que vive angustiada porque su hijo se va al parque y de pronto lo roban, de la señora que sale de su trabajo y tiene miedo de que la atraquen, el que está hablando por celular y le arrebatan el celular y se lo roban.

Esa inseguridad va tener un efecto muy positivo en todo este proceso.

Y estas cámaras son un instrumento fundamental para que eso se pueda lograr.

Aquí hemos hecho un gran esfuerzo muy importante, pasamos de 920 cámaras en estas ciudades a más de 4.300. Vamos a instalar 7 mil cámaras y para el año 2018 tenemos previsto instalar más de 11 mil cámaras. Y eso, repito, bien utilizadas esas cámaras multiplican la efectividad de la Fuerza Pública.

Vive seguro, vive en paz, esa es esta la estrategia.

De manera que en estas ciudades que comenzando por eso estamos aquí en Cúcuta pero también hablamos con los alcaldes de Valledupar, Riohacha, Cali, Pasto, Armenia, muchas de ellas no tenían cámaras y pasaron de cero a ciento por ciento.

El efecto en la seguridad va ser enorme en esas ciudades y desde hoy más de 1.850 cámaras empezarán a vigilar la seguridad de estas ciudades.

Fue una inversión de más de 62 mil millones de pesos, de las cuales 47 mil fue del Gobierno Nacional y el resto de las alcaldías de estas ciudades, y pues este es un buen regalo de navidad en esta navidad para Cúcuta y para estas ciudades, porque realmente debe tener un impacto muy positivo en la seguridad de los cucuteños.

Quiero, además, hacerles un reconocimiento a los cucuteños, a los nortesantandereanos.

Ustedes han vivido tiempos difíciles en estos últimos tiempos, tiempos complicados, unos desafíos muy importantes que los han tenido que sortear frente a todo lo que ha sucedido con la frontera, con la inseguridad.

Y ese carácter de los nortesantandereanos, de los cucuteños, esa voluntad de no darse por vencidos es algo que el país entero les admira y yo les admiro.

A ustedes realmente una felicitación, ustedes podrán contar con este Gobierno en las duras y en las maduras, como dicen.

Como decía el Alcalde (de Cúcuta) Donamaris (Ramírez-Paris Lobo) hemos estado presentes en los tiempos de dificultades y estaremos siempre presentes en los buenos tiempos y en los malos tiempos. Porque de eso se trata de estar allá solidarios cuando al Gobierno lo necesitan.

Y gracias también a nuestras Fuerzas Armadas, en este caso a nuestros policías que están ahí presentes, estamos entregando unos materiales muy importantes, estamos entregando 20 camionetas blindadas al Ejército. General (Jorge) Jerez (Comandante de la Segunda División del Ejército) usted sabe que esas camionetas van a tener un uso muy importante.

Y aquí a la Policía de Cúcuta 10 camionetas 4x4, 7 camionetas, de otra modalidad, 70 motos de 200 centímetros cúbicos, ahí están las motos.

Y a la Policía de San Cayetano, Alcaldesa (Celina Rubio Ramírez), 2 camionetas 4x4.

Todo esto tiene un valor de 6 mil millones de pesos, 6 mil 255 mil millones de pesos, y el porte ha sido del Ministerio del Interior, del Gobierno Nacional más de 5 mil millones, 5 mil 014 millones de pesos.

Y los aportes territoriales de aquí de las entidades territoriales ha sido de mil 200 millones.

Quiero además finalizar diciéndoles a los policías: gracias, gracias por su trabajo, gracias por su dedicación. Ahora les vemos a dar unos regalos de navidad también, ustedes se merecen todo.

Esto es también un gesto simbólico que les manda mi señora que está enferma, quería venir a repartir los regalos como está haciendo por el país entero, ahí les dejamos los regalos.

Y quiero agradecerle muy especialmente a Nutresa, dos empresas muy importantes, Nutresa y la multinacional Totto, porque nos han ayudado a que estos regalos se puedan entregar el día de hoy.

A nuestros policías con el agradecimiento del país entero por la labor que ustedes hacen.

A los cucuteños, a los nortesantandereanos, a todos muchas gracias.