Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Enero > Palabras del Presidente Juan Manuel Santos durante la inauguración de la Hidroeléctrica Sogamoso

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Palabras del Presidente Juan Manuel Santos durante la inauguración de la Hidroeléctrica Sogamoso

 Betulia, Santander, 15 ene (SIG).

Siempre es bueno ver los sueños convertidos en realidades y hoy, estamos en un día especial porque un sueño se está convirtiendo en realidad o ya se convirtió en realidad.

Como lo decía el doctor (Luis Fernando) Rico (Pinzón, Gerente General de Isagen) en este departamento lleva más de medio siglo añorando a Hidrosogamoso, clamando por Hidrosogamoso.

Me recordaba el doctor (Horacio) Serpa (Senador Liberal) cuando él era alcalde de Barrancabermeja, aquí subía con el entonces gerente de la Electrificadora, Hugo Serrano, que después fue durante muchos años senador de la República, miembro líder de la Comisión Quinta, y siempre empujando este proyecto.

En esos años sesenta era una ilusión, un sueño. Hoy doctor Serpa es una realidad. Una realidad que significa muchísimo para el departamento de Santander y para el país.

Esta obra nos da una inmensa tranquilidad a los colombianos en materia de nuestra capacidad para cubrir la creciente demanda por energía.

Estábamos en el Consejo de Ministros el día martes haciendo un análisis sobre los efectos del fenómeno de El Niño, que se nos viene encima, y afortunadamente todo lo que hemos logrado construir, las represas que hoy están en un nivel suficiente para que tengamos los colombianos la tranquilidad de que a pesar de fenómenos como el de El Niño no vamos a tener ningún problema en suministrar la energía requerida.

No quiere decir esto que no hagamos esfuerzos para ahorrar energía, para ahorrar agua porque este fenómeno nos obliga, pero de todas formas qué bueno tener la suficiente oferta energética para poder tener esta tranquilidad y esta obra refuerza en forma importantísima esa tranquilidad hacia el futuro porque la demanda por energía va a seguir creciendo.

Nos fortalece también esta obra porque nos llena de optimismo y de seguridad en nosotros mismos. Cuando vemos la magnitud de la obra, lo que representa, la energía que va a generar y la comparamos con obras a nivel mundial podemos decir que los colombianos sí somos capaces de pensar en grande, de hacer grandes obras y de hacerlas bien hechas porque esta es una obra bien hecha.

Isagen, además, queda con esta obra posicionada como la segunda generadora de electricidad en Colombia.

Tenemos aquí en Santander, Gobernador (Richard Aguilar Villa), usted puede decir, el embalse más grande de todo el país y esta obra va a suplir más o menos el 8 por ciento de la demanda a nivel nacional comparándola con el departamento de Santander, por ejemplo, es suficiente para darle electricidad a todo Santander, a Santander del Norte y sobra para darle a otros departamentos.

Ese es el orden de magnitudes que significa esta obra que hoy estamos inaugurando.

Pero también quiero resaltar la forma cómo se hizo, por eso decía que esta es una gran obra bien hecha. Se mantuvo siempre con los más altos estándares en materia ambiental, se invirtió una suma de dinero muy grande en la labor de no perjudicar y por lo contrario, favorecer, a las comunidades que iban a ser afectadas y que fueron afectadas por esta obra.

Para darles también un orden de magnitudes, la obra costó 4. 3 billones de pesos y se invirtieron 1.2 billones (de pesos) en el manejo ambiental y en las obras, por ejemplo, las carreteras que aquí se mencionaron, entre Bucaramanga y Barrancabermeja o entre Bucaramanga y San Vicente de Chucuri, 1.2 billones, equivalen a la mitad del presupuesto de Familias en Acción, o sea se invirtió un dinero muy importante en hacer la obra bien y afectar positivamente a las comunidades.

Tengo testimonios de muchas de las personas que fueron afectadas, testimonios que nos confirman cómo fueron reubicadas, las nuevas oportunidades que se les dieron y que hoy están mejor de lo que estaban antes de las obras. Así es como se deben hacer las obras en Colombia.

Y hablando de obras importantes, señor Gobernador quiero darle una información importante para Santander y para el país, la última gran obra de la segunda ola de las concesiones de cuarta generación es la concesión precisamente entre Bucaramanga y Barrancabermeja, ayer se le dio el último visto bueno para que pase al Confis, que le pedí al Ministro de Hacienda (Mauricio Cárdena) que lo convocara a principios de la semana entrante, o sea que la semana entrante, esa misma semana se va a abrir la licitación para esta obra que ya no va a costar 800 mil millones sino 1.5 billones de pesos.

Eso se agrega a lo que yo les decía ayer a los colombianos, este año y el año entrante y el siguiente vamos a ver a Colombia en obra, construcción, así como cuando aterrizamos en el aeropuerto de Barrancabermeja vimos la cantidad de obras que ya se están haciendo, las que se van a hacer con la licitación que se va a abrir este mismo mes por 140 mil millones de pesos adicionales.

Eso que vimos y lo que estamos viendo hoy, y lo que vamos a ver con la concesión de 4G es lo que vamos a ver en el país entero durante los próximos tres, cuatro y cinco años.

Y eso además viene en un momento muy oportuno porque con todos los problemas económicos que está sufriendo el mundo: con la baja del precio del petróleo, con las restricciones en las inversiones que nos van a tocar realizar para ajustarnos a esa difícil realidad, la forma de contrarrestar desde el punto de vista del crecimiento económico, de generación de empleo, de dinámica social y comercial y económica es a través de obras públicas de vivienda y por eso afortunadamente ya teníamos planeadas estas grandes inversiones que nos van a servir de buenos amortiguadores frente a esas tormentas internacionales.

Quiero también resaltar lo que aquí se dijo: el efecto del empleo de esta obra y la forma, repito, correcta como se hizo contratando en forma prioritaria mano de obra de la región, más de 7.000 empleos, 60 por ciento santandereanos, y la forma como se contrataba era primero los municipios afectados y después los santandereanos y en última instancia colombianos de otros departamentos. La mitad de las empresas que participaron también son empresas santandereanas.

Y la parte ambiental se mantuvo siempre como prioridad. Se instaló -y esto me parece importantísimo como precedente- una franja de protección ecológica alrededor del embalse de 4.000 hectáreas.

Usted Gobernador mencionaba Guatapé y otros embalses donde no existe esa franja de protección, aquí sí va a existir y eso va a contribuir enormemente, doctor (Luis Fernando) Rico, a que el embalse pueda tener también esos efectos muy positivos hacia el futuro para Santander y para el país.

La pesca, el turismo y todas las actividades que se van a generar alrededor del embalse, que van a crear mucho empleo, que van a crear mucha prosperidad, en la medida en que se hagan preservando el medio ambiente esa es la forma para poder ganar por todas partes y por eso también los felicito por esa visión.

Otra cosa importantísima, Ministro (de Minas Tomás González) y lo hemos discutido muchísimas veces. Esta obra es la contribución también al medio ambiente porque produce energía limpia a partir del agua, que es lo que el mundo entero está clamando y nosotros tenemos un compromiso como país y frente al mundo de continuar en nuestra política de ir reduciendo, aunque nosotros contribuimos muy poco a las emisiones de carbono, pero este tipo de energía es la que el mundo entero está reclamando, energía limpia, energía a base de agua y además es energía más barata, es 30 por ciento más barata que la energía a partir de gas y más del 80 por ciento más barata de la que se produce a partir de combustibles líquidos.

O sea, que lo que hoy estamos inaugurando es un verdadero ejemplo para los colombianos pero para el mundo de una obra de un proyecto bien hecho.

Ha sido hecho con eficiencia, ha sido hecho con disciplina con muchas dificultades, por supuesto, yo recordaba cuando nos tocó administrar el fenómeno de La Niña, y aquí el doctor Rico recordaba, estuvimos a punto con el doctor Serpa de tener que administrar un desastre de marca mayor, que afortunadamente por la forma efectiva, eficiente que se trató esa crisis se evitó un desastre, pero fue una dificultad enorme en la construcción de esta inmensa obra.

A pesar de todas esas dificultades porque no fue solamente ese hecho, fueron muchísimos los que se presentaron la obra terminó a tiempo, inclusive constando menos de lo que estaba proyectado.

Y esta obra Monseñor también, como usted bien decía, contribuye a la paz. Esta obra nos une como colombianos, nos llena de esperanzas, nos da seguridad en nosotros mismo, aparte de generar de empleo, aparte del desarrollo de la región, aparte de haber sido ejemplo de diálogo y concertación, porque las comunidades siempre fueron admitidas, las comunidades siempre fueron escuchadas y a través del diálogo se fueron resolviendo los problemas y se fueron acoplando las necesidades de cada cual para que esta obra se pudiera realizar.

De manera que yo me siento también, doctor Rico, muy feliz como Presidente, muy feliz como colombiano porque esta obra es ejemplo para el mundo entero de lo que Colombia puede hacer.

Estamos haciendo otras obras de este mismo tenor, en Ituango con Antioquia, en el Quimbo en el Huila, y vamos con este ejemplo a continuar esas obras usando esos parámetros de Hidrosogamoso, que son parámetros de gran altura para que el mundo entero nos vea cada vez con mejores ojos y para que nosotros los colombianos cada vez nos sintamos más orgullosos de este gran país que tenemos.

¡Muchas gracias!