Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Enero > Palabras del Presidente de la República, Juan Manuel Santos, durante la inauguración del ‘Teatro Santamaría’ de Jericó, Antioquia

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Palabras del Presidente de la República, Juan Manuel Santos, durante la inauguración del ‘Teatro Santamaría’ de Jericó, Antioquia

 ​Jericó, Antioquia, 17 ene (SIG).

“La novela que está de moda o una de las que está de moda es la novela que escribió Héctor Abad, se llama ‘La Oculta’. Yo no la he leído, les confieso. Mi señora la está leyendo, pero lo que tengo entendido es que la novela tiene esa tradición de la familia antioqueña, desde hace más de 150 años, y todo lo que tiene que ver con su ilusión de pasar las navidades en sus sitios, sus fincas, sus sitios de recreo, y cómo eso se interrumpió por la violencia, por la inseguridad, por el paramilitarismo, por la violencia, por la guerrilla, y cómo ahora vemos que eso se está recuperando. Cómo si logramos esa paz, eso que evoca en forma tan clara y tan sentida Héctor Abad en su novela, podemos convertirla en realidad para todas las familias de Colombia en todos los lugares de Colombia.

Nuestro querido Ministro de Hacienda (Mauricio Cárdenas Santamaría) antioqueño, pasó sus navidades en Tarso, aquí cerquita, familia que lleva el nombre del mismo teatro: Santamaría. Su familia debe ser de los mismos Santamaría. Y me decía de esa ilusión con que la familia comienza a planear seis meses antes cómo es que van a celebrar la Navidad y cómo la celebran. Eso es algo de Antioquia y diría que de todo el país. Mi padre es boyacense y hacíamos lo mismo.

Qué bueno que podamos lograr eso mismo en todo el territorio. Y eso es lo que la paz va a permitir, para pasar las navidades en familia y nos va a permitir soñar en muchísimas cosas más. Lo que Manuela Pareja decía: cambiar el fusil por un instrumento musical. En lugar de dedicar los recursos hacia la guerra, dedicar esos recursos hacia la cultura. Por ejemplo, hacia obras como esta que hoy estamos inaugurando. Eso es lo que todos añoramos. Afortunadamente ya hemos avanzado y estamos sembrando paz. Como usted decía, querido Alcalde (de Jericó, David Alonso Toro Cadavid), esto es sembrar paz.

Lo que estamos haciendo en Antioquia con el Gobernador Sergio Fajardo, en materia de educación. Su gran ilusión, su gran proyecto de ‘Antioquia la más Educada’, que yo, en forma atrevida… Aunque le pedí permiso. Le dije: ‘Me voy a robar su eslogan, porque yo quiero que Colombia también sea la más educada’. Y ahí estamos trabajando juntos.

Las inversiones que se están haciendo en materia de infraestructura, han sido unas de las inversiones más grandes en la historia de nuestro país, y el departamento más beneficiado, sin duda alguna, ha sido el departamento de Antioquia. Las Autopistas de la Prosperidad, sobre las que el día de ayer hicieron un inventario el Vicepresidente y la Ministra de Transporte, que aquí nos acompaña, ya las obras están en proceso, ya están adjudicadas, y eso va a cambiar no solamente la movilidad de Antioquia sino toda la movilidad del país entero, para generar más empleo, para generar más bienestar, para generar más prosperidad. Por ejemplo, aquí en Jericó, hoy en día, ¿cuánto se demoran viniendo de Medellín? Dos horas. Pues con esas Autopistas se va a recortar a la mitad del tiempo. Eso significa un acercamiento. En el país nos vamos a acercar todos más. Eso se traduce en más empleo, más bienestar.

Pero algo muy importante es el deporte y la cultura. Mi Gobierno ha querido darle una especial importancia a ese binomio: deporte y cultura, como complemento a la educación, porque es parte de la educación. Por eso vengo de Andes, donde estábamos inaugurando precisamente un Estadio de fútbol, con las especificaciones de la Fifa, para darles a nuestros muchachos, muchachas, a nuestros niños y niñas oportunidades de desarrollarse, de ser mejores personas, de ser mejores ciudadanos. Unos escogen el deporte, unos escogen la cultura.

Qué lindo, qué felicidad sentí. Y vi que la Ministra de Cultura, Mariana Garcés, inclusive sintió más felicidad que yo, más emoción, porque se le salían las lágrimas cuando veíamos a estas niñas, que están ahí, bailando en clase, esa ilusión, esa cara feliz de cada una de esas niñas. Y después pasamos a otro salón y veíamos al profesor de teatro y a los estudiantes haciendo los ensayos de teatro. Les decía que por ahí debíamos pasar todos los que estamos en la política, porque la política en cierta forma es puro teatro. Entonces que tendríamos que pasar por ahí para aprender.

Después pasamos a la bendición que corresponde para la inauguración, y me fui a poner la camiseta de Jericó, y me la puse en un salón, donde les están enseñando a los niños a pintar. Y me mostraron las pinturas de varios de los niños. Una de esas niñas está aquí con nosotros, quien me hizo el favor de regalarme una de sus pinturas. Y le voy a decir: ya suba y me la regala, porque para mí eso es un inmenso honor. No se imaginan las pinturas de esta niña. Seis años creo que tiene Isabella.

Isabella tiene seis años. ¿Dónde está el profesor? Ahí está. Lo felicito. César, usted también es un héroe de la patria. Eso que usted hace con estos lo niños, lo que hacen todos los profesores que les enseñan a los niños a pintar, como usted le está enseñando a pintar a Isabella, eso también es sembrar paz. Muchas gracias, César. Y muchas gracias, Isabella. Voy a llevarme ese flamingo al Palacio presidencial y te invito al Palacio para que cuando vayas, lo veas allá colgado.
 
De manera que les confieso que estoy muy feliz de estar aquí en Jericó. Jericó para mí, pues, es algo especial. Primero que todo, tuve la oportunidad, Dios me dio esa oportunidad, de estar de Presidente de la República cuando canonizaron a la Madre Laura. Por eso fuimos hasta allá a Roma a esa ceremonia, que nunca se me va a olvidar, con el Papa Francisco. Una ceremonia que realmente nos llenó de emoción y de orgullo. La primera Santa de Colombia, de Jericó. Yo recordaba algo que también tiene que ver con los Santos terrenales, no los Santos del cielo. Como decía el padre, los Santos de la tierra también queremos emular a los Santos del cielo, pero nos falta mucho, mucho camino por recorrer.

Mi primera suegra, de Jericó –JB Londoño se llama el estadio–,  hermana de mi primera suegra, que en paz descanse. Yo creo que desde el cielo nos está mirando y está aplaudiendo porque acá estamos. Entonces por eso yo tengo un sentimiento muy especial con ustedes. Y esto que sucedió el día de hoy, esta inauguración, la forma tan calurosa, tan generosa como ustedes me han recibido, pues me compromete aún más. De manera que ya me puse la camiseta, ya soy jericoano. Y ustedes pueden decir, de ahora en adelante, que tienen Presidente jericoano. Muchas gracias”.