Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Febrero > Palabras del Presidente Juan Manuel Santos durante el lanzamiento de la Jornada Única Escolar, en la institución educativa ‘La Adiela’ de Armenia

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Palabras del Presidente Juan Manuel Santos durante el lanzamiento de la Jornada Única Escolar, en la institución educativa ‘La Adiela’ de Armenia

 ​Armenia, 5 feb (SIG).

“Este evento y este día van a quedar registrados en la historia y en mi memoria hasta el día de mi tumba. Les voy a explicar por qué es tan importante esto que estamos haciendo aquí y en el resto del país. Hoy es el lanzamiento del programa de Jornada Única en todos los colegios en Colombia. Esto representa un sueño que quiero convertir en realidad en nuestro país. Este es un paso en esa dirección.

La Jornada Única y el Programa de Bilingüismo que estamos también avalando en este momento en otro colegio, en el Colegio Hermógenes Maza, donde tuve el inmenso placer de poder dar una clase en inglés con unos estudiantes maravillosos, con un profesor y una profesora del programa que hemos puesto en marcha, que nos traemos profesores del exterior para que acompañen a los profesores de inglés locales y podamos mejorar la calidad de la educación bilingüe.

Eso por un lado, y esta jornada única por el otro, representan un paso importantísimo en esos dos objetivos de los tres que le he presentado al país y todos están íntimamente relacionados, representan, repito, un paso muy importante para lograr estos objetivos.

La equidad, esto que estamos haciendo en este momento es equidad. ¿Por qué? Porque los niños ricos de Colombia van a los colegios porque pueden pagar colegios donde les dan ocho horas de estudios, donde hay Jornada Única, pero eso solo representa hoy el 10 por ciento de todos los colegios del país.

Los niños y las niñas de menores ingresos no tienen con qué pagar esos colegios, van a los colegios públicos. Y en los colegios públicos, desde hace mucho tiempo, no solamente en Colombia sino en América Latina, se instauró la práctica para aumentar la cobertura, de tener varias jornadas. Por eso no estudian sino cinco horas al día. ¿Y el resto qué hacen? Se van para las calles y quedan a merced de las pandillas, a merced del narcotráfico, a merced de tantas tentaciones que hoy infortunadamente existen.

Por eso este programa de lograr que el país tenga Jornada Única en todos los colegios, es un programa que va directamente a cumplir con ese gran objetivo de crear un país más justo, un país con más equidad y también un país mejor educado. O sea esos dos pilares que son el fundamento de la paz, que es el otro pilar que estamos buscando, pues se consigue con acciones concretas como las que hoy estamos tomando.

Esta Jornada Única que estamos lanzando en muchos colegios en este momento, lo que nos va a permitir es avanzar enormemente hacia ese país más justo. Y tiene además una serie de ventajas adicionales. Está comprobado, es una verdad de a puño, que los colegios con Jornada Única tienen una mejor calidad. Es obvio: si los niños se quedan más horas estudiando, pues van a aprender más. Cuando uno compara los colegios y los países a los que les está yendo mejor en las pruebas internacionales, en todos hay un factor muy importante: es el número de horas que estudian los niños, el número de horas que permanecen en el colegio. Eso está directamente relacionado con la calidad.

Pero no sólo eso. Las mamás y los papás que aquí me acompañan o que nos están escuchando por la televisión, saben perfectamente que una de las grandes preocupaciones que hoy tienen con sus niños es precisamente qué hacen en las horas cuando no están en el colegio. Al prolongar en Jornada Única esas horas que permanecen en los colegios, ahí hay unos efectos clarísimos que ya están comprobados.

Por ejemplo, el único Objetivo del Milenio que no vamos a cumplir este año y al que nos comprometimos con el resto del mundo, es el objetivo de bajar a un nivel determinado el embarazo adolescente. Pues bien: la Jornada Única tiene un efecto directo en bajar ese flagelo del embarazo adolescente. Esa es una ventaja muy importante.

Baja inmediatamente el pandillismo, porque los niños no están ahí a merced de esos reclutadores de pandillas, para que se los lleven a formar parte de las pandillas. Baja entonces, por consecuencia de bajar el pandillismo, también baja la violencia. Muchos de los delitos que vemos en las calles de Armenia, de Bogotá o de cualquier ciudad, se están cometiendo por niños, adolescentes, que han sido mal educados y que han sido reclutados por esas pandillas. Por supuesto, eso genera una gran tranquilidad en los padres de familia. Por eso este paso que estamos dando es tan importante.

Aquí en esta institución educativa, La Adiela. Señor Rector, además lo felicito. Lo felicito por su entusiasmo, lo felicito por su compromiso y el compromiso de los docentes. Toda la parte educativa, toda nuestra estrategia de convertirnos en el país más educado de América Latina no tiene fundamentos, no tiene posibilidad, si no le ponemos especial atención a los docentes. De manera que compartimos plenamente su compromiso. Por eso, además, el papel que ustedes cumplen en la sociedad es fundamental. Lo he dicho siempre.

Antes de ayer estábamos en un evento en un colegio en Bogotá y les recordaba que he participado en creación de colegios. Estuve en el consejo directivo de la Universidad de los Andes 17 años. Y lo que yo quiero ser, lo he dicho con mucho orgullo, después de ser Presidente, cuando termine este Santos II, es ser profesor. Esa para mí es la carrera más linda que puede tener cualquier persona y cualquier sociedad.

O sea que aquí estamos en una institución educativa que nos está dando un ejemplo. Alcaldesa: usted mencionaba ese compromiso suyo con la educación, lo hemos comprobado, lo tenemos totalmente presente y este es un ejemplo. Porque aquí, ¿qué es lo que se conjuga? Se conjuga algo muy importante en la Jornada Única: la alimentación. Allá fui a probar el almuerzo que les están dando a los niños. Le están dando su sopa, que está bastante buena, su carnecita, arroz, tomate, plátano y jugo de guayaba. Probé todo y está de buena calidad. Eso es muy importante.

Está la infraestructura. Allá fui a ver las aulas que se construyeron para poder tener esta Jornada Única: unas buenas aulas, buenas condicione. Esa infraestructura es fundamental. Y por supuesto, el corazón de toda la educación, la parte de los profesores, los docentes. Esos tres elementos se conjugan en la Jornada Única.

Para lograr que podamos ser exitosos en ese objetivo de tener Jornada Única en todos los colegios del país, pues vamos a tener que construir muchas más aulas, vamos a tener que hacer muchos más esfuerzos para que todos los colegios puedan tener esta capacidad que tiene este colegio. Lo felicito, Rector, porque la capacidad está muy buena, en el sentido que veo cómo los niños se están alimentando bien y eso es muy importante. Los niños mal alimentados no aprenden, porque a los niños con hambre les da sueño. Entonces por eso es tan importante. Y la parte de los docentes.    

Entonces aquí nos estamos preparando para hacer lo que el resto del país debe hacer, lo que el resto de los colegios debe hacer. Aquí en Armenia, y los felicito también porque aquí ya llegamos al nivel que nosotros aspiramos a llegar en este cuatrienio, que es el 30 por ciento, tenemos el 10.  Es un ejercicio costoso, es difícil. En Chile se tomó 15 años en lograr el 100 por ciento. Nosotros esperamos tomarnos menos. Pero el objetivo que nos propusimos con la Ministra en los próximos tres años y medio es lograr el 30 por ciento.

Ustedes ya aquí tienen el 30 por ciento. Y qué bueno que quien la vaya a suceder, alcaldesa, se comprometa con eso y podamos decir que Armenia tiene el 100 por ciento de Jornada Única al terminar mi cuatrienio. Ese sería un logro maravilloso.

De manera que este evento, como digo, es un evento importantísimo. Muy importante porque esto de la Jornada Única realmente contribuye enormemente al sueño de convertir a Colombia en el país mejor educado de América Latina. Y repito: los papás y las mamás, hablo con ellos todos los días en todos los rincones de la patria, cuando les dije durante la campaña: ‘Yo me comprometo a trabajar por la Jornada Única, porque eso es parte fundamental de mi sueño de hacer un país más educado’, veía esa sonrisa de satisfacción y de ilusión, porque son los que realmente aprecian que sus hijos tengan la posibilidad de ir a un colegio con Jornada Única. Y ese es un gran paso hacia el objetivo de mayor equidad y de mejor calidad en la educación.

Es por eso que hay que generar toda una dinámica positiva, hay que ir estimulando a los colegios a que se convierten en colegios con Jornada Única. Por eso, por ejemplo, el programa que hemos lanzado hace unos días para los docentes, para que los docentes puedan hacer maestrías en las mejores universidades, se va a focalizar en los colegios con Jornada Única. O sea que es un estímulo adicional. Ese engranaje es lo que nos va a ir permitiendo mejorar la calidad de la educación y, al mismo tiempo, ir mejorando el acceso a la educación, a una buena educación, es decir, a un país con más equidad.

Por eso estos pasos concretos como el de hoy, de lanzar esta Jornada Única con la Ministra Gina Parody que le ha puesto todo el empeño. Gracias, Gina, porque realmente la pasión que tiene por la educación, pero sobre todo por la Jornada Única, batallando en el Consejo de Ministros, para que el Ministro de Hacienda le dé más presupuesto para su Jornada Única, para sus becas para los muchachos y muchachas de menores ingresos, para que puedan ir los más pilos, ‘Ser Pilo Paga’ es un programa maravilloso, ahí está Gina batallando, y ella sabe que en la medida de las circunstancias posibles, tendrá siempre mi respaldo, porque para mí este objetivo de ser el país mejor educado es la base del país que estamos construyendo.

Esto es construir paz. Allá en La Habana, donde también estamos avanzando, los reportes que me dieron los negociadores de este nuevo encuentro, esto va marchando en la dirección correcta, hay todo tipo de dificultades, hay todo tipo de desafíos, pero eso va a silenciar los fusiles, que es una condición necesaria, pero no suficiente para lograr la paz. La paz se construye en las aulas, la paz se construye en los hogares, la paz se construye en nuestros corazones a través de una buena educación.

De manera que esto que estamos haciendo es también un paso importantísimo en esa construcción de paz, para que ese sueño de una Colombia en paz, una Colombia más equitativa y una Colombia mejor educada, lo convirtamos en realidad.

Gracias a ustedes por el apoyo, porque esto se requiere apoyo de los rectores, de los docentes, de los padres de familia, de los funcionarios, de los alcaldes, de los gobernadores. Unidos, el país. Mi obsesión es que nos unamos todos, dejemos de pelear, unámonos todos para que los niños de Colombia tengan una mejor educación. Eso sería el más maravilloso regalo que le podemos dejar a las generaciones futuras. Muchas gracias”.