Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Febrero > Palabras del Presidente Juan Manuel Santos durante la entrega de tabletas en el Centro ‘Los Pinos’ de Cúcuta

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Palabras del Presidente Juan Manuel Santos durante la entrega de tabletas en el Centro ‘Los Pinos’ de Cúcuta

 

​Cúcuta, 6 feb (SIG).

“Vamos a hacer una reunión de todo el Gabinete aquí en Cúcuta, para que podamos no solamente supervisar cómo van todas las obras en esta Región del Centro-Oriente colombiano, aquí en Norte de Santander, aquí en Cúcuta, sino también desde aquí, desde Cúcuta, vamos a lanzar el Plan de Desarrollo para los próximos cuatro años.

Es la hoja de ruta que nos va a permitir hacer las inversiones y continuar en ese camino que ustedes saben que estoy buscando, de que seamos un país en paz, un país con equidad, un país mejor educado.

Gracias a todos los que aquí han hablado, porque son ustedes los protagonistas, ustedes los que realmente han sido los responsables de lo que hemos logrado hacer. Pero yo soy el primero en ser consciente de que nos falta muchísimo camino por recorrer.

En materia de educación, efectivamente se ha hecho la inversión más grande en la historia de Norte de Santander, de Cúcuta. En infraestructura educativa, pero sabemos que nos faltan todavía muchas más aulas por construir, muchos más colegios por restaurar y por construir.

Tenemos que hacer un mayor esfuerzo. Yo felicito a todos los estudiantes, porque aquí han logrado mejorar –me contaba el Alcalde–

las Pruebas Saber, en un porcentaje importantísimo: 41 por ciento. Los felicito, pero nos queda todavía un camino largo para seguir mejorando, para que seamos el país mejor educado de toda América Latina en 10 años.

Esta misma semana, con la Ministra de Educación aquí presente, estuvimos ayer en Armenia lanzando el programa de Jornada Única. Hoy solamente el 10 por ciento de los colombianos, de los estudiantes de los colegios, tiene Jornada Única.

Esa es una promesa de campaña y ayer lanzamos el plan para que muchos más colegios y muchos más estudiantes puedan tener Jornada Única. Es un esfuerzo enorme, costoso, pero que lo vamos a cumplir. De aquí al final del cuatrienio esperamos tener por lo menos el 30 por ciento y continuar hasta que todos los colegios de Colombia tengan Jornada Única.

Los padres de familia saben lo importante que eso es para su propia tranquilidad, para que los niños y niñas no estén deambulando por la calle, sino que estén en el colegio en esas horas importantes que hacen la diferencia de si se meten a una pandilla o continúan en el colegio.

También ayer estuvimos lanzando un plan maravilloso del bilingüismo. Y hace algunos días estuvimos en otro programa, en el Colegio Jaime Garzón, lanzando el plan del Día E, 25 de marzo, el Día de la Excelencia y la Educación. Porque los esfuerzos que vamos a hacer en materia de educación van a ser muy grandes.

Por primera vez, en el Plan de Desarrollo, que hoy estamos enviando al Congreso, estamos anunciando que el presupuesto de la educación supera el presupuesto para las Fuerzas Militares, el presupuesto militar.

Gracias también a todos los profesores, a las profesoras, a los docentes. La labor que hacen ustedes es una labor fundamental. Pero precisamente por eso también lanzamos hace unos días el plan para que los docentes puedan hacer unas maestrías, con unas becas que el Gobierno da ciento por ciento en las mejores universidades, para que regresen a los colegios y puedan enseñar mejor, para que esos muchachos y esas muchachas cada vez tengan una mejor calidad en materia de educación. Hemos hecho inversiones en todos los frentes. Hemos hecho inversiones en infraestructura como nunca antes, pero sabemos que nos falta muchísimo por recorrer.

Acabo de inaugurar un centro de radioterapia en el Hospital Erasmo Meoz. Un hospital que hace dos años y medio o tres años estaba realmente en cuidados intensivos y a punto de morir. Ese hospital se iba a cerrar. Pero gracias a un esfuerzo grande del Gobernador, que dedicó unas regalías; gracias a la labor del Ministro de Salud, que por aquí está también, y gracias a una buena Gerencia, ese hospital se salvó. Y no solamente se salvó, sino que va a ir mejorando su capacidad para atender mejor a los pacientes. Esta unidad de radioterapia es un paso importantísimo, dentro de los muchos pasos que vamos a dar para mejorarles la salud a los cucuteños y a los nortesantandereanos.

Yo tuve cáncer, y logré salvarme porque tuve acceso a este tipo de servicios, que hoy en Cúcuta inauguramos, para que todos los cucuteños puedan tener en un hospital público el mejor servicio de radioterapia, para que efectivamente no tengan que ir a Bogotá o a Bucaramanga a que les hagan su tratamiento.

Hoy también estábamos recordando las inversiones en reforzamiento estructural del hospital en la sala de urgencias, para que cuando vayan los pacientes no los dejen esperando. Muchos de ellos se mueren esperando. Yo no quiero que ningún paciente tenga que esperar cuando llegue a los hospitales. Ese es mi sueño. Y estamos trabajando para que poco a poco lo logremos.

En materia de desempleo, yo soy el primero en estar consciente del problema de desempleo que hay en Cúcuta. Ayer estaba en Armenia, que también tiene un problema serio de desempleo. Hemos logrado generar muchísimos puestos de trabajo. Hemos sido el país de América Latina que más empleo hemos generado. Pero soy el primero en estar consciente de que hay más de dos millones de personas que todavía buscan empleo y no lo encuentran. De que todavía tenemos que hacer un esfuerzo muchísimo mayor para que aquí en Cúcuta, que todavía tiene una tasa de desempleo de dos dígitos, más alta que el promedio nacional, podamos hacer más inversiones y más acciones, para siga bajando esa tasa de desempleo, que es una de las prioridades de mi Gobierno.

Hace una semana, el Dane nos dio las cifras sobre cómo cerró el desempleo el año pasado: el desempleo más bajo desde que se llevan las cuentas, pero demasiado alto todavía. Por eso tenemos que redoblar los esfuerzos. Y eso lo hacemos a través de muchas acciones, entre ellas la de mejorar la educación usando la tecnología. De ahí la importancia del evento que ahora o del acto que ahora vamos a realizar de entregar 13 mil tabletas. Es la entrega más grande que se ha hecho en la historia del país.

Llevamos cuatro años entregando tabletas a los muchachos y las muchachas colombianas, a los colegios. Hemos entregado más de 2 millones. Pero esta entrega que vamos a hacer ahora, 13 mil, nunca la habíamos hecho tan grande. ¿Por qué es tan importante eso? Déjenme dos minuticos para explicarles por qué es tan importante esta entrega de tabletas.

Hace cuatro años, teníamos un sueño: conectar todos los municipios del país con fibra óptica y banda ancha. Me dijeron: ‘Presidente, no prometa lo que no pueda cumplir, ¿para qué les promete a los colombianos que usted va a hacer eso?’.  Les dije: ‘Porque les vamos a cumplir’. Y hoy podemos decirles que les cumplimos: todos los municipios del país están conectados con fibra óptica y banda ancha.

¿Por qué es tan importante eso? Aquí estuvo hace unas semanas el presidente de esa gran compañía de Facebook. Colombia es uno de los países que más utiliza esa tecnología en el mundo entero. Y le pregunté por qué vino a Colombia. Y me dijo: ‘Porque ustedes están haciendo las cosas correctas, porque ustedes están pensando en el futuro’.

¿Y qué es lo que estamos pensando? Que estos niños y estas niñas, que todos los niños, no importa de dónde vengan, de los estratos más bajos, tengan acceso a la tecnología, a ese maravilloso mundo de la tecnología, y que se conecten por internet a las mejores clases, a las mejores lecciones que se dan por medio del internet, que tengan acceso a ese mundo maravilloso y tengan las mismas oportunidades de acceso a la tecnología que los niños ricos en Cúcuta o los niños ricos en Bogotá o en Miami o en Nueva York o en Tokio. Eso es igualdad de oportunidades. Y eso es lo que estamos haciendo con la entrega de estas tabletas, con la conexión de todos los municipios, para que ayudemos a la Ministra de Educación a mejorar esa calidad de educación.

Hoy leía en uno de los periódicos, en el avión, de unos muchachos en Bucaramanga que se inventaron un juego que ya está por el mundo entero. Y que el gerente de esa empresa maravillosa que hace los videojuegos decía: ‘Es que el talento colombiano es un talento especial’.

Eso es lo que yo quiero que podamos sacar a relucir –en todas partes, aquí en Cúcuta, en Bucaramanga o en Bogotá– todo ese talento, a través de la tecnología. Por eso es tan importante esto que estamos haciendo hoy de entregar estas 13 mil tabletas, porque les va a dar los instrumentos y las herramientas a estas muchachas y estos muchachos para tener un mejor futuro. Así vamos construyendo esa paz que quiero dejarles a mis hijos, a sus hijos y a las próximas generaciones: que después de 50 años, podamos decir que vamos a tener un país en paz.

Hoy vamos, después de este acto, a reunirnos con todos los ministros, con el Gobernador, con los gobernadores de toda la Región del Centro-Oriente, a hacer  un inventario de todos los proyectos que se han hecho, cuáles a medio hacer, qué problemas hay para terminarlos y cuáles proyectos vamos a hacer en los próximos cuatro años.

Tengan la seguridad que, así como Cúcuta y Norte de Santander en los últimos cuatro años han recibido la inversión más grande en su historia, seguiremos haciendo un esfuerzo igual para los próximos cuatro años, porque, repito, soy el primero en ser consciente de las dificultades, del camino que todavía nos toca recorrer. Pero si nos unimos, yo lo decía ahora al Gobernador, esta unidad de radioterapia, esta recuperación del hospital, es simplemente el producto de una buena coordinación. Yo tengo unos grandes socios en el Gobernador y en el Alcalde. Han sido unos socios entusiastas, han sido unos socios efectivos, y mucho de lo que estamos anunciando hoy como logros  del Gobierno, es porque hemos trabajado de la mano y con el apoyo de ustedes.

Así es como los países salen adelante, no peleando los unos con los otros, sino uniéndose, poniéndose objetivos claros, metas ambiciosas, y alcanzar esas metas. Nos hemos puesto unas metas muy ambiciosas hace cuatro años, y las hemos cumplido. Somos el país con el crecimiento económico más alto de América Latina el año pasado, somos el país que más ha bajado la pobreza de toda América Latina: casi diez puntos porcentuales, pero todavía nos queda por bajar otro 30 por ciento.

Somos el país que ha bajado la pobreza extrema gracias a la Red Unidos: casi seis puntos porcentuales, pero todavía el 10 por ciento de los colombianos vive en la pobreza extrema. Por eso tenemos que seguir trabajando para alcanzar esos objetivos que todos queremos, un país en paz, un país con más equidad y un país más educado. Y con el entusiasmo que veo aquí, con ese recibimiento que me llega al fondo de corazón, salgo de aquí redoblado en esfuerzo, en ganas, en pasión por seguir trabajando por ustedes. Que Dios los bendiga y muchas gracias”.