Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Febrero > Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en el Consejo Regional de Ministros en Cúcuta

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en el Consejo Regional de Ministros en Cúcuta

 Cúcuta, 6 feb (SIG).

A esta sesión, que como aquí se ha dicho, es la segunda vez que nos reunimos aquí en Cúcuta como Consejo de Ministros.

Lo que se aspira o lo que hemos querido hacer en estas reuniones es primero, comenzar con un pequeño resumen sobre las actividades que se han hecho esta semana.

En este caso en particular vamos a lanzar el Plan de Desarrollo. Es un acontecimiento muy importante. El Plan de Desarrollo es la hoja de ruta que va a tener el Gobierno y el país durante los próximos cuatro años, tres años y medio que nos quedan de gobierno.

Esto ha sido un Plan discutido, y un Plan que tiene una serie de elementos nuevos, que creo van a enriquecer muchísimo al desarrollo del país y a fortalecerlo.

Y luego haremos el ejercicio sobre la Región Centro Oriente que es parte del propósito de estos encuentros que iniciamos hace una semana en la Región Pacífico; en la Región de los cuatro departamentos del Pacífico, en Guapi.

Ahí van a intervenir los cuatro gobernadores de la Región Centro-Oriente, y los ministros se van a referir a lo que los gobernadores comenten, y al desarrollo de los planes que ya están ejecutándose, o que se han ejecutado, y los que están en el plan para ejecutarse en el futuro.

Comenzamos entonces por un pequeño resumen de las actividades principales de esta semana que comenzó el domingo pasado.

Tal vez lo que más podríamos destacar el día lunes fue la inauguración del acueducto de Riohacha de las obras de ese acueducto.

Riohacha ha sido una ciudad que durante toda su vida ha añorado tener 24 horas diarias de agua. Y las obras que estamos realizando garantiza es precisamente, eso.

Esta primera fase se refiere al Centro Histórico, beneficia a cerca de 30 mil personas.

Y de aquí a junio se van a ir incrementando las obras, inaugurando las obras para Riohacha tenga 24 horas diarias siete días a la semana.

Creo que esto es lo que hay que resaltar de esa visita. Por supuesto la visita que hicimos a la iglesia y a conmemorar y agradecerle a la Virgen de Los Remedios.

También ese día tuvimos una interesante reunión con las dos Premio Nobel, mujeres que nos visitaron esta semana aquí en el país.

Fue un encuentro con un grupo de mujeres de diversos orígenes, con diversas experiencias.

Ahí estaba presente otra mujer extraordinaria, una periodista egipcia que fue violada, creo que 24 veces en un solo evento, en una plaza allá en Egipto, y qué fortaleza de esa mujer diciendo cómo su experiencia la había llenado de fortaleza para luchar por los derechos de la mujer.

La reunión fue una reunión muy interesante, yo aprendí mucho. Tengo que reconocer que las experiencias que ahí se compartieron, las opiniones que ahí se emitieron.

Como conclusión importante de esa reunión es mi convencimiento de lo que ya hemos hecho en la mesa de La Habana, y es poner en el centro de la solución de este conflicto armado a las víctimas, pero muy particularmente a las mujeres.

Por eso, por primera vez en la historia de cualquier solución de un conflicto armado hay un segmento, hay un capítulo especial de género, para que las mujeres en el proceso de respetarle y reivindicar sus derechos pues tengan un papel especial. Y eso se debe a que en las guerras las víctimas son en su mayoría mujeres, y las que más sufren las guerras son las mujeres. Las que quedan viudas son las mujeres.

Por eso me pareció tan interesante escuchar las diferentes opiniones, y ya les di las instrucciones a los negociadores en La Habana para que reforzaran ese capítulo de la participación de la mujer en la solución del conflicto, y sobre todo, en el posconflicto. Y el respeto del derecho de las víctimas, sobre todo, de las mujeres que han sido, por ejemplo, víctimas del abuso sexual, de la violencia sexual.

Es uno de esos delitos que en el mundo se ha ignorado, y aquí en Colombia también, en cierta forma, se han ignorado pero que no podemos ignorar. Si queremos realmente tener una paz duradera y sostenible a largo plazo.

Esa fue la conclusión de esa reunión.

El martes fuimos con la Ministra de Educación (Gina Parody) a un colegio (Jaime Garzón) en Bogotá, que es el colegio que tiene el mejor desempeño en materia de calidad de educación, para hacerle un homenaje a ese gran colombiano, gran amigo que fue Jaime Garzón y ahí lanzamos el Día E.

Lo hemos llamado así porque es educación y excelencia, el 25 de marzo lo hemos calificado como el Día E, para promover todo tipo de acciones que combinen educación y excelencia, excelencia y educación, es parte del proceso de mejorar la calidad de educación en el país.

Hicimos el saludo, con la señora Canciller (María Ángela Holguín) del cuerpo diplomático que se hace todos los años, el día miércoles.

También recibimos credenciales a varios embajadores de Panamá, de Suiza, de Corea, al de la República Checa.

Me interesó mucho algo que me dijo el Embajador de la República Checa (Milos Sklenka) sobre el interés que hay, inclusive, ya hay proyectos de reforestación que tiene la República Checa en Colombia, ese es un punto importantísimo para el posconflicto y ahí quedamos de abrir oportunidades a la República Checa y a los inversionistas colombianos para que aprovechemos esa experiencia, que es un país que ha tenido una gran experiencia en la recuperación de bosques.

Ese mismo día, aprobamos el Plan de Desarrollo en el Conpes, un Conpes ampliado.

La ley establece que el Plan de Desarrollo debe aprobarse, tiene un Conpes ampliado donde participan los miembros habituales del Conpes, más un grupo de gobernadores y un grupo de alcaldes que estuvieron ahí presentes opinando sobre el Plan, haciendo una serie de propuestas y finalmente quedó aprobado en ese Conpes ampliado.

Un Plan de Desarrollo, al cual me voy a referir en algunos momentos.

Ayer estuvimos nuevamente con la Ministra de Educación en dos eventos que también tienen que ver con ese pilar de la Educación que es tan importante.

El primero, un programa para traer profesores de origen de los países de habla inglesa, es decir que tengan como lengua materna el habla inglés, que vienen a reforzar a los profesores de inglés en los colegios públicos y esa es una forma de ir mejorando también la calidad de la educación bilingüe.

Estuvimos haciendo una clase en inglés con un profesos colombiano y una profesora que, en este caso, fue de Nueva Zelandia y me emocioné mucho porque vi la diferencia que hace la presencia de estos profesores, de estos asistentes, por así decirlo, de los países de habla inglesa a todo el proceso de educación bilingüe y me emocioné mucho también ver a esos niños y esas niñas, en este caso eran de noveno grado en Armenia ya hablando un buen inglés.

Y ese mismo día, ayer, nos trasladamos a otro colegio para lanzar el programa de Jornada Única, esa fue una promesa que hicimos en la campaña.

La Jornada Única es la extensión del tiempo de permanencia de los estudiantes en el colegio.

Resulta que aquí en Colombia el 10 por ciento de los colegios tienen Jornada Única y son los colegios donde asisten los niños más ricos, los niños que tienen los recursos para poder pagar colegios que tienen la infraestructura y las facilidades de tener la Jornada Única y el resto, el 90 por ciento, no tiene Jornada Única.

Y ahí comienzan las inequidades, los niños ricos tienen la Jornada Única y pueden estudiar ocho horas y el resto solamente pueden estudiar cinco y eso es lo que vamos a corregir y por eso iniciamos este programa de Jornada Única, hoy en día tenemos el 10 por ciento en Jornada Única, vamos a incrementarlo el 30 por ciento en los próximos cuatro años, tres años y medio.

Chile se tomó 15 años para llegar al cien por ciento en la medida en que los recursos, porque esto tiene un costo muy alto, nos permita acelerar ese proceso y eso tiene unos beneficios enormes, no solamente en materia de calidad de educación sino también en unos efectos muy positivos en otros problemas que tenemos que afrontar todos los días.

El único indicador que no cumplimos en los compromisos que asumió Colombia en materia de los objetivos, los llamados objetivos del milenio, es el embarazo adolescente, ahí no cumplimos, no logramos llegar al nivel que nos habíamos comprometido.

Pues bien, la Jornada Única tiene un efecto directo y contundente en bajar esos índices de embarazo adolescente por razones obvias que no creo que deba explicar en este momento.

Pero no solo eso. Inmediatamente baja el pandillismo y por consiguiente la violencia. Baja la adicción a las drogas de los muchachos y las muchachas que, de otra forma, estarían expuestos a esas mafias y al reclutamiento de esas mafias para que se vuelvan drogadictos o se vuelvan ‘mulas’ del microtráfico.

De manera que esto tiene un efecto muy positivo también en la calidad de la educación, es obvio, si un muchacho, una muchacha estudian ocho horas claro que van a quedar mejor educados que si estudian cinco horas al día.

Todos los colegios o los países que tienen los mejores índices de educación a nivel mundial, cuando uno va a analizarlos tienen unos horarios bastante más amplios de los que tenemos aquí en Colombia en materia de horas de estudio para los muchachos. Por eso es tan importante la Jornada Única.

De manera que eso fue lo que hicimos durante la semana y hoy estamos aquí en Cúcuta lanzando el Plan de Desarrollo y también adelantando la reunión sobre los planes, lo que se ha hecho y lo que se va a hacer en esta región del Centro-Oriente.

El Plan de Desarrollo, el Plan de Desarrollo lo aprobamos en la sesión del Conpes, como lo mencioné. Es un Plan que va desde el 2014 al 2018, un Plan que refleja, en forma muy clara esa visión que yo quiero convertir en realidad en este país, un país en paz, un país con más equidad y un país mejor educado.

Todo el articulado del Plan tiene esos pilares como su fundamento, como sus principios que forman el Plan. Así se podría resumirse, digamos, los planes pilares del plan que reflejan la visión que le hemos propuesto al país y que estamos haciendo realidad.

Este Plan tiene como propósito continuar y fortalecer todas las políticas para cerrar las brechas, por eso la parte de la Equidad es también una especie de línea transversal en todos los articulados y todas las propuestas que tiene el Plan.

El Plan tiene un elemento novedoso y es un Plan que se creó, que se diseñó de abajo para arriba.

Fueron muchísimas las reuniones que se realizaron, que realizó el Director de Planeación (Nacional, Simón Gaviria) varios de los ministros, con gobernadores, alcaldes y muchos representantes de las regiones, de cada región, para priorizar las necesidades, para priorizar las inversiones y por eso, por primera vez, tenemos un Plan que se va elaborando de abajo hacia arriba y no de arriba para abajo.

Eso es algo novedoso. Que además tiene una explicación muy importante. Cuando uno estudia el desarrollo de los países que han sido exitosos, en materia de desarrollo que han podido salir de la pobreza y convertirse en países desarrollados, encuentra una serie de comunes denominadores, uno de ellos es que han concebido el desarrollo por regiones, lo que llaman los corredores, los ejes del desarrollo que en este caso es el desarrollo a partir de las regiones.

Entonces, este Plan tiene ese elemento muy bien definido y que además en la elaboración se tuvo en cuenta, como materia prima muy importante en la redacción de los artículos, lo que las regiones necesitaban.

Por ejemplo, en materia agropecuaria, que tiene una gran importancia en el Plan, pues no es lo mismo lo que se requiere en Nariño que lo que se requiere en Vichada, son dos necesidades diferentes sobre un tema común que es el tema del desarrollo agropecuario.

Entonces, por eso, en diferenciar las regiones en el Plan de Desarrollo es un elemento novedoso y creo que muy importante y, a su vez, si le sumamos otro elemento novedoso muy importante es el de medir el Plan, medir digamos su desarrollo por resultados y no por ejecución eso nos obliga a ser mucho más efectivos y eficientes, o sea los principios del buen Gobierno aplicados al Plan de Desarrollo.

Muchas veces, y ha sido como una costumbre medir los resultados de un plan por ejecución. Sí ejecutamos el cien por ciento de los recursos, se invirtieron, pero cómo se invirtieron, qué resultados dan esos recursos. Eso es otro elemento novedoso de este Plan que creo que le agrega muchísimo a su calidad, por eso creo que habría que destacar esa parte del Plan.

Es un Plan realista, responsable, tiene como base financiera todas las proyecciones que se han hecho en el Confis, en el Conpes, con los funcionarios del Ministerio de Hacienda, con los funcionarios de Planeación, de todos los ministerios para mantener algo que el país tiene que cuidar como uno de sus activos más importantes y es la confianza de los colombianos y extranjeros en la solidez de nuestra economía.

Durante los últimos cuatro años hemos hecho inmensos esfuerzos para generar cada vez más confianza y lo hemos logrado. La prueba está que, por primera vez en la historia, nos mejoraron la calificación a Colombia en cuatro años, nunca había sucedido algo parecido.

La prueba también es en el costo del dinero que pedimos prestado. Hace unos días hicimos una emisión de bonos por mil 500 millones de dólares y nos costó menos, nos estaban cobrando menos interés de lo que estábamos pagando hace un año.

Eso ha sido una constante en todas las emisiones que hemos hecho en los últimos cuatro años y eso tiene un efecto muy positivo en todos los sectores, porque eso nos permite mejorar el flujo de caja y las inversiones para poder dar resultados.

Esto es la confianza de mantener nuestras finanzas en equilibrio y la solidez de la economía, es algo que tenemos que cuidar.

Por eso la semana pasada redujimos el monto de inversión a las proyecciones realistas, con base en la nueva realidad, la nueva coyuntura y es que el precio del petróleo ha bajado más del 50 por ciento y eso nos golpea, nos golpea nuestras finanzas porque nos genera menos utilidades a Ecopetrol, menos impuestos, menos regalías.

Y, para no hacernos ilusiones y engañarnos a nosotros mismos y engañar a los mercados ni engañar a la población pues hemos tomado la decisión de acoplarnos a la nueva realidad, apretarnos el cinturón y por eso redujimos el monto de inversión, como lo dijo hace unos días el Ministro de Hacienda (Mauricio Cárdenas) y el Director de Planeación (Nacional Simón Gaviria) en cerca de 17 billones de pesos para los próximos cuatro años.

Sin embrago, el Plan sigue siendo un plan muy ambicioso. Nuestros objetivos en materia de indicadores sociales siguen siendo muy ambiciosos. Partimos de la base de lo que hemos logrado en estos primeros cuatro años que fueron unos logros muy importantes.

Es algo que no podemos dejar de resaltar cada vez como el mundo nos admira en este momento por nuestros indicadores económicos y sociales.

La cantidad de personas que salieron de la pobreza, la cantidad de personas que salieron de la pobreza extrema, lo que hemos logrado en muchos de los sectores específicos que tienen que ver con el desarrollo social.

Esta mañana estábamos entregando 13 mil tabletas aquí en Cúcuta, es la entrega más grande que se ha hechos en la historia de este país. El efecto de esto en la educación, en el desarrollo de las comunidades, el hecho de que ya hemos cumplido con la conexión de todos los municipios del país con fibra óptica y banda ancha.

Ahora el gran reto es cómo vamos a utilizar esa gran infraestructura.

Todo eso se mantiene. Los objetivos siguen siendo supremamente ambiciosos y nos va a obligar a ser muy efectivos, muy eficientes, nos va a obligar a ser más eficientes que antes, porque va a haber menos recursos.

Pero el esfuerzo lo vamos a tener que redoblar para continuar con esos objetivos ambiciosos en materia económica y social.

En el ejercicio también quisiera agradecerle a todos los que participaron, porque me consta y yo estuve en varios de ellos, las personas que participaron y fueron muchísimas en la elaboración de este plan, no solamente a nivel nacional sino a nivel local y todos los sectores, porque no es solamente el sector oficial, el sector privado, las organizaciones no gubernamentales.

Mucha gente participó en las discusiones del Plan, fueron más de siete siete mil personas que participaron, 33 encuentros regionales, 27 diálogos sectoriales, porque el plan se discutía a nivel de región las necesidades de cada región, pero también por sectores, entonces era como una especie de matriz, parte regional y la parte sectorial. Y ahí se cruzaban y ahí se fue elaborando el plan artículo por artículo.

También habría que destacar que este plan tiene una dimensión ambiental muy importante.

El medio ambiente es para nosotros una prioridad, preservarlo y utilizarlo bien, hacerlo compatible con nuestros desarrollo sin destruirlo, es un gran reto, no solamente nuestro sino del mundo entero.

Hoy en día tal vez las discusiones más complejas a nivel mundial sobre temas de desarrollo tienen que ver con ese gran reto: ¿Cómo nos desarrollamos?, pero evitando estimular el cambio climático, manteniendo y preservando nuestras riquezas naturales.

En el caso colombiano pues es especialmente importante por la enorme riqueza que tenemos nosotros en materia ambiental, en materia de biodiversidad, por eso ese componente ambiental que es como transversal a todos los sectores es algo que está presente en plan.

Yo diría que con esa introducción podemos decir que el Ministro de Hacienda (Mauricio Cárdenas) y el Jefe de Planeación (Simón Gaviria) hoy van a hacer entrega formal al Congreso de la República del Plan, así lo exige la ley, y a partir de este momento para eso convocamos a sesiones extras Congreso, en el Congreso se va a discutir.

Es un Plan que tiene muchísimos artículos y resuelve muchísimos problemas concretos que estaban ahí en la tubería sin resolver; entonces nosotros también decidimos aprovechar para resolver una serie de problemas concretos que no es del caso enumerarlos.

Voy a dar un ejemplo: el problema de la restauración y la preservación de una joya arquitectónica como es el Hotel del Prado en Barranquilla. Eso estaba en problemas por una serie de cuellos de botella que requerían legalmente una solución, pues lo estamos solucionando en el Plan de Desarrollo.

Y así hay una cantidad de temas específicos que vamos a resolver en el Plan y que en las discusiones en el Congreso se van a ir sacando a relucir y mostrándole al país las bondades de este Plan.

Vuelvo a resumir: El Plan es un Plan ambicioso, es un Plan realista, es un Plan muy elaborado y muy discutido con las regiones, que es a partir de las regiones, eso es una parte nueva. Es un Plan que se va a medir por resultados y no por ejecución, ese es otro componente nuevo, y es un plan que va a satisfacer, si logramos cumplirlo a cabalidad, como hemos cumplido buena parte del Plan que nos propusimos hace cuatro años. Que eso también quiero resaltar y agradecerle a todos los que lo han hecho eso posible.

Cuando uno compara el Plan de Desarrollo de hace cuatro años, las promesas que hicimos en la campaña y en el Plan de Desarrollo y hoy tenemos los resultados concretos, que logramos cumplir y que no logramos cumplir, yo me siento muy satisfechos, porque buena parte de los objetivos los cumplimos con creces.

En la parte del empleo, en el Plan de Desarrollo estaba dos millones y medios de empleos un dígito y eso lo cumplimos con creces.

La parte de la pobreza, la parte de la pobreza extrema. Todos esos grandes objetivos los cumplimos con creces.

Hay algunas cosas que obviamente no se pudieron cumplir, porque no tuvimos la capacidad legal o por algún motivo, pero en términos generales el Plan de Desarrollo que se aprobó hace cuatro años en el Congreso de la República, si hoy hacemos una prueba de ácido crítica, que es lo que llaman los economistas pues un análisis de que se cumplió y que no se cumplió, yo me siento muy satisfecho que logramos cumplir con casi la totalidad de los objetivos y muchos de ellos –repito- con creces.

Lo que hemos establecido es otro Plan nuevamente muy ambicioso -el Plan anterior era muy ambicioso-, realista por la nueva coyuntura que también nos va a obligar a trabajar muy duro para poder decir en cuatro años lo mismo que estamos diciendo hoy: le cumplimos al país.

Entonces, sin más preámbulos vamos a continuar con la discusión.