Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Febrero > Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en la posesión del Viceministro de Empleo y Pensiones, Luis Ernesto Gómez

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en la posesión del Viceministro de Empleo y Pensiones, Luis Ernesto Gómez

 Bogotá, 9 feb (SIG).

A todos un saludo muy especial. Creo que es la primera vez en la Casa de Nariño que alguien se posesiona de tenis, me parece un buen detalle de cómo la juventud está adquiriendo cada vez más protagonismo en este Gobierno. Eso es lo que simboliza esta posesión.

El nuevo Viceministro es un representante de los jóvenes que va a trabajar para los jóvenes y con Lucho (Luis Eduardo Garzón, Ministro de Trabajo) hemos hablado de la importancia de focalizarnos muchísimo en los jóvenes porque ahí está buena parte del desempleo, pero ahí está todo el futuro de nuestra nación.

Por eso qué bueno Lucho que usted le esté dando tanta relevancia a todos los programas que tienen que ver con los jóvenes.

Nuestro nuevo Viceministro (Luis Ernesto Gómez Londoño) es uno de esos pilos, un joven pilo, es economista y politólogo de la Universidad Humboldt de Berlín y luego hizo una maestría en Ciencia Política y Administración Pública en mi alma mater, en la Escuela de Economía de Londres, sé que no es fácil allá graduarse y por eso lo felicito, tienen un impecable currículum académico.

No solo eso, sino que en su corta vida pública ha hecho un labor muy, muy importante, como Director del Servicio Público de Empleo, como Jefe de Planeación del Ministerio de Trabajo, donde lideró este gran programa que está teniendo tan buenos resultados que es el Servicio Público de Empleo.

Ha sido, quien lo ve tan joven, profesor, docente en la Universidad Externado y en la Universidad Nacional, y va a liderar el programa de Mi Primer Empleo, un programa que va dirigido precisamente a los jóvenes.

Además, está a punto de tener su primero hijo o hija, le preguntaba a Carol para cuándo era, me dijo que para junio y no saben si es hijo o hija que Dios, como dicen, disponga. Lo importantes es que ese hijo o hija tenga un país en paz y un país mejor educado y un país más equitativo, y por eso bienvenido Luis Ernesto y muchas felicitaciones, sé que va a hacer una labor extraordinaria.

Y aprovechando esta posesión quiero hacer algunos anuncios dirigidos precisamente a este empeño que tenemos con Lucho y con todo el Gobierno frente al empleo.

Ustedes saben perfectamente cómo el empleo es prioridad para el Gobierno, todo lo que hacemos está en función de ver cómo podemos seguir bajando las cifras de desempleo, es decir, seguir generando empleo.

Hace unas semanas, un par de semanas, el Dane nos dio las cifras que cerraron el año 2014, y cerraron en cierta forma el primer cuatrienio 2010 – 2014, cifras que nos colocan como en el fútbol, como cabeza de serie en toda América Latina, y también como ejemplo en el mundo, como lo han destacado las entidades internacionales, las entidades multilaterales.

Un desempleo de 9.1 por ciento, un dígito durante ya dos años seguidos, y la creación de más de dos millones y medio de empleos, la mayoría, un millón 700 mil, un poquito más, empleos formales.

O sea que hemos hecho las cosas bien, gracias a programas como los que va a liderar Luis Ernesto, pero somos los primeros conscientes de que nos falta también mucho camino por recorrer.

En el Plan de Desarrollo que presentamos ante el Congreso el viernes pasado, la cifra para los próximos cuatro años es generar dos millones de empleos adicionales.

Esto es como las dietas, los primeros kilos son los más fáciles o menos difíciles y ya los últimos son los más difíciles. En la medida en que vamos bajando la cifra de desempleo bajarla todavía más es un gran reto, pero estamos empeñados en lograrlo a través de programas como los que están marcha y los que pondremos hacía el futuro.

¿Qué hemos hecho ya concretamente que nos han ayudado a lograr esos resultados?

Hay cerca de 300 centros de empleo en el país. Como ustedes saben, y les recuerdo, son centros donde los que necesitan empleo van a registrarse y los que necesitan emplear van y dicen, necesito este tipo de trabajadores, alguien que me trabaje esto y aquello.

Y estos centros de empleo lo que hacen en cierta forma es conectar la oferta y la demanda.

En un año que lleva esta programa funcionando se registraron 1.6 millones de hojas de vida. Y al mismo tiempo por el lado de la demanda 415 mil vacantes, o sea 415 mil solicitudes por parte de las empresas.

Y bajo el lema de empleos sin palancas, porque aquí no hay ninguna intermediación, aquí es por puros méritos y necesidades, se han creado 270 mil empleos, o sea 270 mil colombianos a través de estos centros encontraron trabajo el año pasado únicamente.

Luis Ernesto va a continuar con este programa, y repito es un programa focalizado hacía los jóvenes, porque los jóvenes necesitan un impulso adicional para reducir la tasa de desempleo, que no solamente en Colombia, sino en todas partes del mundo es mucho más alta que el promedio.

Les ponen todo tipo de trabas, ‘ah que no tienen experiencia’, entonces por eso es que el desempleo es más alto y por eso estamos haciendo un esfuerzo dirigido en su mayor parte hacia los jóvenes.

Hoy entonces estamos lanzando tres programas: Un programa que hemos denominado 40 mil primeros empleos, son cerca de 300 mil millones que estamos invirtiendo en estos 40 mil empleos para los recién regresados de bachillerato.

¿En qué consiste este programa? –repito- como los jóvenes llegan a las empresas y lo primero que les dicen ‘¿experiencia?’, pues un joven que está recién salido de bachillerato o de la universidad, no tiene experiencia, ‘ah no tiene experiencia, para afuera’.

¿Entonces cómo vamos resolviendo esos obstáculos y esos cuellos de botella para darle mucha más facilidad a los jóvenes?

Este programa en particular, donde repito se va a invertir 300 mil millones de pesos, le dice a las empresas, ‘señor empresario le voy a entregar x número de jóvenes para que trabaje en su empresa y yo le pago los primeros seis meses del trabajo de estos jóvenes para que adquiera la experiencia, entre otras cosas’.

Pero usted señor empresario se compromete a que el 60 por ciento de los jóvenes que le vamos a entregar usted los retiene ya con todos los vínculos laborales formales. Eso es un gana-gana, ganan los jóvenes, ganan las empresas, gana el país.

Y ese es uno de los programas que estamos anunciando hoy. Que se va a hacer la convocatoria el día de hoy a las empresas para que comencemos el proceso, para que muy pronto miles de jóvenes tengan esa oportunidad apenas terminen sus estudios, o apenas quieran adquirir algún trabajo.

El otro programa que me parece muy bonito y muy social. Muchos jóvenes no tienen ni siquiera los recursos para transportarse al lugar donde quieren trabajar

Por ejemplo, llego a un centro de empleo y yo tengo ciertas características, y la persona del centro de empleo me dice: mire, aquí hay cuatro empresas que requieren este tipo de trabajo que usted puede ofrecer. Entonces esas empresas quedan en diferentes puntos de la ciudad.

¿Qué vamos hacer? Vamos a entregarles a esos jóvenes unas tarjetas para que puedan transportarse gratis a los sitios para que les hagan las entrevistas y así facilitarles la vía, el acceso al empleo.

Son 43 mil tarjetas del Sistema Integrado de Transporte (SITP), y cada tarjeta va a estar cargada con 24 mil pesos. Eso es lo que estamos lanzando en el día de hoy para ayudar a los jóvenes, repito, a conseguir empleo con mayor facilidad.

Y finalmente un programa, que va muy de la mano de este espíritu, de este enfoque que queremos darle cada vez más a la educación y el vínculo entre educación y empleo.

Este programa lo hemos llamado Talentos para el Empleo, que se van a ofrecer 13 mil becas para cursos de formación para el trabajo.

Muchos bachilleres, muchos jóvenes, el problema es que no saben cómo trabajar, si les enseñan cómo trabajar inmediatamente adquiere trabajo, consigue trabajo.

Entonces vamos a iniciar un programa: 13 mil becas en diferentes ciudades.

Y ¿cómo las consiguen? Deben acercarse a los centros de empleo. En Bogotá, en Barranquilla, en Cali, en Cúcuta, Medellín, en Pasto y en Sincelejo. Son cursos para validar el bachillerato. Cursos por ejemplo, en materia de computadores, en manejo de finanzas. Es darles instrumentos para que esos muchachos tengan las habilidades, las herramientas, las capacidades para conseguir un empleo.

Creo que son tres aportes muy importantes, Lucho y Luis Ernesto, ahora de Viceministro, para este sueño que tenemos nosotros, y este esfuerzo y este compromiso con el empleo. Pero sobre todo con el empleo para los jóvenes donde está concentrado el desempleo en este país.

De manera que, lo felicito, cuide mucho a Carol. Ahora cuando bauticen a su nuevo hijo o hija, pues entonces sienta la satisfacción que usted está trabajando para dejarle a ese hijo y a todos los hijos de todas las mamás y de todos los papás de aquí en adelante un país en paz, un país con más equidad y sobre todo un país mejor educado.

Muchas gracias.