Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Febrero > Palabras del Presidente Juan Manuel Santos durante el lanzamiento de la segunda convocatoria de la jornada única en el país y la inauguración de la segunda fase del colegio Roberto Velandia de Mosquera, Cundinamarca

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Palabras del Presidente Juan Manuel Santos durante el lanzamiento de la segunda convocatoria de la jornada única en el país y la inauguración de la segunda fase del colegio Roberto Velandia de Mosquera, Cundinamarca

 Mosquera, Cundinamarca, 24 feb (SIG).

Muy buenas tardes a todos. Les decía que estoy muy contento de estar en Mosquera, de estar aquí en este colegio, en esta institución educativa Roberto Velandia, en esta sede de La Armonía.

Y estoy muy contento porque desde aquí escogimos este sitio específicamente para lanzar la segunda convocatoria de la jornada única a nivel nacional. La estamos lanzando con un factor adicional: por primera vez se va a lanzar con incentivos, incentivos para el cuerpo administrativo, para los docentes, para que más y más colegios entren a jornada única.

Alcalde, yo lo felicito a usted, lo felicito porque le notó su pasión por la educación. Desde que me saludó cuando llegué. Del helicóptero hasta cuando llegamos aquí, al salón de clase y después en cada salón de clase, el alcalde señalándome los avances en el municipio en general, pero en la educación en particular.

Lo felicito porque usted tiene ya el 50 por ciento de los colegios en jornada única. Es de los municipios que tienen el porcentaje más alto de todo el país. Ahí se está disputando con Envigado en Antioquia, y hay que seguir, hay que seguir porque la jornada única es uno de los objetivos que yo tengo con la Ministra Gina Parody, por muchas razones.

La jornada única, y aquí hay muchos padres de familia, son los que más aprecian la importancia de que sus hijos estudien más horas en el colegio, porque en lugar de estar expuestos a las pandillas, al narcotráfico, a todas esas tentaciones, están en una institución como estas aprendiendo más.

Eso tiene una cantidad de consecuencias positivas, por ejemplo, en materia de seguridad. Ayer estuvimos siete horas en el Consejo de Seguridad Nacional hablando sobre los diferentes problemas de la seguridad. Uno de ellos es el problema de los niños y las niñas utilizados por las pandillas para cometer delitos. ¿Y dónde los reclutan? Los reclutan en aquellos ambientes donde están los niños sin hacer nada.

Por eso la jornada única contribuye también forma muy importante a la seguridad; contribuye a evitar uno de los peores problemas que tenemos en Colombia. No hemos podido cumplir la meta que nos comprometimos a nivel internacional en materia de embarazo adolescente, y está comprobado que la jornada única baja automáticamente el embarazo adolescente.

Contribuye a algo que para mí es importantísimo, es una de mis prioridades, como lo mencionaba el señor Gobernador: la equidad. No hay derecho, no es justo que los niños ricos en Bogotá, en Medellín, en Barranquilla, estudien ocho o nueve horas y los niños pobres estudien cinco horas. Ahí comienza la inequidad.

Por eso el empeño nuestro con la Ministra de ir incorporando más y más colegios en jornada única. Y además, si queremos ser el país mejor educado de América Latina del año 2015, una de las formas de lograr ese objetivo, uno de los pasos que tenemos que dar, es precisamente incorporar más y más colegios a la jornada única.

Por eso qué bueno, qué bueno estar lanzando esta segunda convocatoria desde aquí, desde un colegio y un municipio que es ejemplo. Lo vuelvo a decir, alcalde, felicitaciones, y a usted también, gobernador, felicitaciones porque sé el orgullo que siente, la satisfacción que siente cada vez que puede decir: Cundinamarca es el departamento que tiene las mejores Pruebas Saber de todo el país.

O sea, usted va con la camiseta amarilla en materia de educación. Ahí detrás, chupando rueda, va el gobernador de Antioquia, pero usted no se puede dejar quitar esa camiseta, tiene que seguir invirtiendo en educación porque, como todos sabemos, eso es lo más importante para una sociedad.

Estos niños, estas niñas, si reciben una buena educación van a tener las puertas abiertas del mundo, del país, para tener una vida digna, que es lo que todos los padres y las madres queremos dejarles a nuestros hijos, una buena educación. Por eso mi empeño en convertir la educación como uno de los pilares para construir este país con mejor educación, con más equidad y para construir la paz. Son totalmente dependientes lo uno de lo otro.

Si queremos un país en paz, tenemos que trabajar por un país más equitativo, un país más justo. Un país donde los pobres suban y disminuyamos las brechas entre los ricos y los pobres, porque este país, porque este país sigue siendo, a pesar de que hemos avanzado, un país muy injusto, un país donde las brechas son todavía vergonzosas porque son demasiado grandes.

Y para lograr esa equidad, el mejor camino es la educación. Si uno les da a estos muchachos, a estos niños, a estas niñas, una oportunidad de estudiar bien, de estudiar en un buen colegio, como este, así se construye equidad. Yo cómo me siento de contento, señora rectora, de haber venido a este colegio y ver y constatar la pasión con que usted les inculca la buena educación, la educación de calidad a estos muchachos.

Este colegio, aquí lo conocen pero en el país no lo conocen, este colegio es campeón nacional en robótica, y ahí me hicieron una demostración maravillosa. Y no se llega a ser campeón nacional de robótica así por generación espontánea. Eso requiere, y yo les preguntaba: ¿qué les sirve más para poder ser buenos en robótica? Me decían los estudiantes: por ejemplo, las clases de sistemas.

Fui a otra aula y estaban todos los niños con sus computadores, y en otra todos con sus tabletas. O sea que aquí lo que se está haciendo precisamente es una educación de alta calidad. Creo que ocho estudiantes de este colegio se ganaron las becas de los más pilos. Eso me parece maravilloso y ojalá que en el próximo año sean diez o sean doce. Pero eso significa que están educando a los niños con una buena calidad.

Y eso es lo que les va a dar a ellos esas oportunidades en la vida. Aquí hay niños, por ejemplo, del grado quinto. ¿Cuántos están en quinto aquí? ¿Cuántos saben ya sumar fracciones? Tomás, ¿usted sabe sumar fracciones? Más o menos, está aprendiendo. ¿Me invita a darle una clase un día de estos? Porque en quinto debe comenzar a aprender a sumar fracciones. Que no es difícil, es casi como sumar números, pero así se va aprendiendo. Y que vayan interesándose en las matemáticas, y que los padres de familia les inculquen la lectura y que se vayan enamorando de los libros.

Y eso les enseña a aprender cada vez mejor y que descubran ese maravilloso mundo de la tecnología, para que tengan el mismo acceso a ese maravilloso mundo de la tecnología que tienen los niños ricos, no solamente en Bogotá; en Miami o en Nueva York. Porque la tecnología es una y el acceso al internet es uno, y eso es lo que yo quiero para todos los niños y niñas de Colombia. ¿Y cómo se hace? A través de buenos colegios como este. Como este colegio Roberto Velandia.

Le preguntaba al gobernador que por qué le puso ese nombre, me dijo: porque es tal vez el más importante historiador que ha tenido Cundinamarca y que murió hace unos tres años. Don Roberto Velandia como historiador debe estar allá en el cielo muy contento de ver que este colegio tiene su nombre. Y que esta sede tiene el nombre de la armonía.

Miren qué coincidencia. Estaba ayer con el exSecretario General de Naciones Unidas hablando de la paz, y me decía: lo importante para ir construyendo paz es generar armonía entre todos los ciudadanos que piensen diferente, pero que puedan con armonía encontrar objetivos comunes. O sea que aquí hay una feliz coincidencia en este colegio, el nombre de la sede y lo que hoy estamos viendo y constatando: buena educación de calidad.

Jornada única es lo que yo quiero que todos los colegios puedan tener. Sabemos que este es un esfuerzo grande, aquí ya se logró sobrepasar la meta, 50 por ciento. El nivel que queremos para el país entero es del 30 por ciento, aquí ya se pasó con creces.

El 100 por ciento lo obtuvo Chile en 15 años. Yo le decía a la Ministra que Chile se tomó ocho años en ingresar a la OCDE y nosotros nos vamos a tomar la mitad del tiempo para ingresar a la OCDE, la mitad del tiempo de Chile. Que lo mismo lo tenemos que hacer con la jornada única. En lugar de 15 años, en ocho años tener el ciento por ciento de los colegios en jornada única. Y aquí en Mosquera no le va a quedar difícil, alcalde, usted puede ser el primer alcalde de tener el ciento por ciento de colegios en jornada única, y lo voy a ayudar a que así sea.

De manera que a todos muchas felicitaciones, este es un momento de regocijo, un momento de alegría, un momento de constatar que sí se pueden hacer las cosas bien. Este colegio es una prueba de ello, estos niños son los resultados de una buena educación y por eso vamos a seguir adelante. Y ojalá que esta convocatoria que estamos lanzando desde este colegio, para todos los colegios de Colombia, sea escuchada, sea acogida.

Acuérdense que ahora se están dando unos incentivos, eso no sucedía antes; que van a premiar a los docentes, a los administrativos, al ingresar al régimen de jornada única. Y eso lo único que puede traer es beneficio para el país, consecuencias positivas. Aquí va a haber muchos madres y padres de familia, ustedes son los primeros testigos de lo que estoy diciendo, ustedes son los primeros que aprecian lo que es tener la jornada única para sus hijos.

De manera que muchas gracias a todos, y sigamos adelante para tener a Colombia como el país más educado de América Latina en el año 2025. Muchas gracias.