Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Febrero > Palabras del Presidente Juan Manuel Santos, en la inauguración de la 34ª vitrina turística de Anato

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Palabras del Presidente Juan Manuel Santos, en la inauguración de la 34ª vitrina turística de Anato

 Bogotá, 25 feb (SIG).

“Adiós Estado paria. ¡Hola Jardín del Edén!”

Así, utilizando esas palabras exactas, comenzó un artículo que el Daily Mail –uno de los periódicos más leídos del Reino Unido– le dedicó el año pasado a Colombia.

Según la nota, ya no somos solo un destino seguro de visitar, sino un lugar al que hay que ir… Como dicen en inglés: un must-see, decía también el artículo.

El mundo se está enamorando de Colombia, quiere venir a conocernos, a ver nuestra industria de viajes, quieren venir a viajar y turismo superó –¡y con creces!– las metas que nos habíamos fijado para estos cuatro años.

En 2010 nos propusimos llegar a los 4 millones de visitantes extranjeros al cierre de 2014. Mucha gente me dijo no sea optimista, no ponga metas que no puede cumplir, algunos me decían Presidente no me ponga esas metas, que estábamos siendo demasiado optimistas.

El optimismo y la confianza en el sector funcionaron, porque el año pasado cerró con casi 4 millones 200 visitantes quienes –además– generaron 4 mil millones de dólares en divisas.

¡De cada 5 extranjeros que ingresaron al país el año pasado, 3 lo hicieron en plan de turismo!

Y les doy otra cifra: inversión extranjera directa en comercio, restaurantes y hoteles ha crecido en promedio 230 por ciento.

Pero esto va más allá de las cifras: ver a extranjeros paseando por las calles y plazas de toda Colombia, tomándose fotos, conociendo todo lo que tenemos para ofrecer, ya no es la excepción que aplaudíamos hace algunos años sino la regla.

Si antes las malas noticias sobre Colombia corrían, ahora las buenas nuevas vuelan.

Son cada vez menos los que preguntan sobre narcotráfico, las drogas y violencia… Ahora el tema es la paz, el buen momento de la economía, ¡y nuestros futbolistas! Nuestros deportistas en general.

Nada ha pasado por obra del Espíritu Santo ni por arte de magia: más de 1 millón y medio de personas trabajan en el sector y este es el fruto de su esfuerzo.

Desde el guía turístico en La Candelaria y la recepcionista de un hotel en Cartagena, a un taxista en Medellín, pasando por el instructor de buceo en Providencia o el vendedor de una agencia de viajes de Cali, todos se esfuerzan en seguir, como usted lo decía Paula (Cortés Calle, presidenta de Anato) innovando, porque esta es una industria que requiere mucha innovación, es muy competida, todos los países quieren las industrias sin chimeneas y afortunadamente es una industria que tiene garantizada la demanda, en el sentido en que cada vez hay gente que quiere viajar, eso es un muy buen augurio, pero lo que quiero resaltar es que este es un esfuerzo de mucha gente.

Es también el resultado de un trabajo con los gremios del sector que –como Anato– son unos aliados de lujo para fortalecer y modernizar la oferta turística.

Es el dividendo de la confianza de las más importantes cadenas hoteleras del mundo, que han venido aquí para quedarse y nos ayudan a construir un nuevo país.

También se debe al empeño de las autoridades locales, que hacen del turismo una apuesta productiva para sus regiones, y –por supuesto– a la gestión que estamos adelantando desde el Gobierno nacional para crecer en conectividad, estamos haciendo un gran esfuerzo, si usted dice que ya nos conectamos mejor porque ya se están acortando los tiempos entre ciudades no se imagina lo que va a ser en cuatro, cinco años cuando lo que ya se está contratando esté terminado en ese sentido. En, promoción, en calidad de nuestros productos y destinos, en todo eso hemos hecho un gran esfuerzo.

Y –como les pasa a los buenos estudiantes, que siempre les exigen más–, del turismo esperamos cada vez más…

Queremos llegar a 5 millones de visitantes en 2018 y que el gasto de los viajeros extranjeros sea de 6 mil millones de dólares en divisas por turismo.

Para lograrlo, tenemos que hacer de Colombia una opción de primer orden para los extranjeros en su próximo viaje… ¡hacer de Colombia un destino aún más atractivo, ojalá un destino irresistible!

Y ¿cómo lo vamos a hacer?

Le estamos poniendo todo el empeño a la primera condición –que es también el mejor gancho–: que seamos un país en paz…

Porque paz es confianza, tranquilidad, desarrollo, ¡más negocios!

También es clave avanzar hacia un desarrollo económico incluyente, con más y mejores apuestas productivas para impulsar el crecimiento empresarial.

Queremos que el sector tenga mejor infraestructura y sea más competitivo: por eso, a través de Bancoldex, vamos a seguir apoyando el desarrollo empresarial y ahora que Bancoldex se transformó, uno de sus objetivos es, precisamente, impulsar el crecimiento empresarial y dentro de esos empresarios los de este sector, de esta industria están en la lista muy de primeras.

Y estamos trabajando –con Procolombia, con Bancoldex; con el Programa de Transformación Productiva– para aumentar el grupo de prestadores que venden servicios turísticos al exterior.

Igualmente, estamos conectándonos cada vez más mediante nuevas rutas y el aumento de frecuencias aéreas.

Nada más el año pasado –en vuelos nacionales e internacionales– se movilizaron más de 28 millones de personas.

Y nos estamos preparando para que sean más: para eso estamos ejecutando obras en 39 aeropuertos, con una inversión de 2,8 billones de pesos –más de 1.200 millones de dólares–.

Otro punto clave es seguir desarrollando –a través de Procolombia y Fontur– estrategias para promocionar y posicionar a Colombia como un destino turístico de clase mundial.

Nada más al Colombia Travel Mart organizado por ProColombia han venido más de 420 compradores internacionales y habrá más de 7 mil citas de negocio como aquí se presentó.

La semana pasada tuvimos una macrorrueda, no de turismo, sino de negocios en general de exportaciones, la expectativa eran 350 millones de pesos y según me dice la Ministra (de Comercio, Industria y Turismo, Cecilia Álvarez-Correa) y María Claudia (Lacouture, presidenta de Proexport) superaron la cifra que aparentemente fue de 480 millones de pesos. Espero que usted (Paula) haga lo mismo en esta rueda de negocio que tienen ustedes.

Yo quiero que Colombia sea el destino del mundo, y –ténganlo por seguro– una Colombia en paz va a ser un destino incomparable.

En los últimos cuatro años, la promoción de nuestro país como destino turístico por parte de ProColombia pasó de 16 a 42 países.

Y el año pasado nuestros empresarios hicieron presencia en más de 30 ferias internacionales con reconocimiento mundial.

¡Cómo no le vamos a apostar al turismo! ¡si es una pieza fundamental del desarrollo!, no nuestro, del mundo entero, de la región, de nuestros aliados países, por ejemplo, de la Alianza del Pacífico. Ahí inclusive estamos haciendo y queremos hacer más promoción vendiendo el turismo en los cuatro países: México, Chile, Perú y Colombia.

Más de 1.100 millones de turistas internacionales se movieron el año pasado en el mundo.

Y nosotros lo tenemos todo para participar de manera cada vez más importante en esas cifras. ¡Así lo dicen los expertos!

La revista Forbes –por ejemplo– nos ubicó como uno de los 10 lugares más cool para visitar en 2015 por nuestro carisma, autenticidad y –cómo no– el jugo de lulo.

Y otras publicaciones como La Stampa, Clarín, Lonely Planet y Condé Nast, entre muchas otras, nos reseñan como un destino más que recomendable.

La asistencia masiva a esta Vitrina Turística de Anato –la más grande de Colombia y la segunda de América, con más de mil expositores– es otra muestra de confianza nacional e internacional en nuestro sector turístico.

Colombia misma –nuestra imagen– es el mejor capital que tenemos para alcanzar las metas que nos hemos propuesto.

Y los beneficios son para todos los colombianos.

Ustedes –toda esta querida industria sin chimeneas– son nuestros socios para cumplir las metas que nos trazamos en el Plan Nacional de Desarrollo para los próximos 4 años.

La Colombia en paz, con equidad y mejor educada es una Colombia abierta al mundo, competitiva y con toda la capacidad para competir con los mejores destinos turísticos a nivel mundial.

Casi 130 mil empleos generados entre 2010 y 2013, y la expectativa de generar 300 mil más para el año 2018 son solo una muestra de la importancia estratégica de este sector para la economía.

Porque el turismo no solo es un sector altamente productivo sino también un constructor de territorios de paz y de confianza.

Uno de los mejores ejemplos es Caño Cristales –el río de los 5 colores, ¡el más bello del mundo!–, que hasta hace pocos años le decían el Country Club de la guerrilla. Allá, el ‘Mono Jojoy’ llevaba a sus amigas a bañarse en Caño Cristales, ese era la verdad y nadie se atrevía a cruzarse siquiera kilómetros a la redonda.

Hoy es uno de los sitios más bonitos que tenemos y es un parque maravilloso. El esfuerzo de nuestras Fuerzas Armadas –sumado a esa vocación tan propia de los colombianos de no rendirnos ante las adversidades– hizo que la comunidad se organizara para recibir a turistas de todo el mundo.

Cómo habrá sido el éxito que el año pasado estuvimos ahí, en ese sitio que era el Country Club del ‘Mono Jojoy’ ni más ni menos con el Príncipe Carlos de Inglaterra y fue de corbata porque así lo establece el protocolo de la Reina, cosa que sorprendió a muchos de los locales porque decían ‘qué hace este señor de paño y corbata en Caño Cristales’, quedó muy bien fotografiado y mejor impresionado. La verdad que quedaron maravillados.

Todavía hay cierto temor de visitar algunos lugares y son temores válidos y eso es verdad. Sin embargo, prácticamente ya no hay lugar vedado para nuestra fuerza pública ni nuestras instituciones, y por lo tanto para viajeros internos e internacionales.

¡Hoy los invito simplemente a que se imaginen a Colombia después de 50 años de guerra, como un país en paz! Una Colombia llena de experiencias maravillosas que ofrecer, una Colombia para disfrutar con todos los sentidos.

Es una posibilidad real, cercana y una justa recompensa al esfuerzo de industrias que, como esta, no se ha quedado quieta y nos ha ayudado en este desarrollo. ¡Y tenemos que prepararnos para ella!

Porque el turismo es paz, Y LA PAZ ES MÁS TURISMO.

El Viceministerio de Turismo, por ejemplo, está liderando iniciativas en el Urabá-Darién, en el departamento de Putumayo, la Sierra Nevada de Santa Marta y la Sierra de la Macarena.

Esas experiencias no solo han sido refrendadas por las comunidades –que dejaron atrás los recuerdos amargos de la violencia–, sino que también han sido destacadas por la Organización Mundial de Turismo.

De hecho, la OMT, a través de su Secretario General, Taleb Rifai, ha reiterado su respaldo al proceso de paz, porque dice también que es un maravilloso incentivo para el turismo mundial.

El voto de confianza es tal, que en septiembre de este año, nuestra querida e innovadora ciudad de Medellín acogerá la edición 21 de la Asamblea General de la OMT.

Medellín –a propósito– aparece en la lista de los mejores viajes que la revista National Geographic recomienda para este año.

Sea este el momento de reconocer el trabajo incansable de las agencias de viajes, que son vitales no solo para la cadena de servicios turísticos sino para la promoción del país.

Y Paula a ustedes les expiden la partida de defunción hace mucho tiempo, no se preocupe, a muchas industrias también, a mí también me la expidieron hace mucho tiempo y aquí estamos. Sigan trabajando que están haciendo patria y seguiremos trabajando de la mano.

1.800 millones de dólares en tiquetes aéreos vendidos el año pasado son la muestra de su vocación permanente para reinventarse y estar siempre a la vanguardia.

Jamás desfallecieron en las épocas difíciles y siempre mantuvieron el nombre de Colombia en el radar de los viajeros del mundo.

Ustedes no le han fallado a Colombia y nosotros no le vamos a fallar al sector del turismo. Es una alianza que está produciendo resultados y que tiene un potencial enorme si logramos esa paz.

Todos los indicadores que impulsan al sector están mejorando: infraestructura, conectividad, seguridad, promoción, formalización… Pero no nos vamos a quedar ahí y vamos a avanzar mucho más trabajando juntos.

Los invito a que sigamos mejorando sus estándares de servicio, sigamos innovando e introduciendo nuevas tecnologías.

Tengan también la seguridad de que estamos comprometidos con la lucha contra la ilegalidad, la informalidad y, así como promovemos la formalización, castigamos a quienes quieren hacer negocios en condiciones de inequidad.

Nosotros desde el Gobierno seguimos trabajando para abrirles las puertas del mundo a los colombianos.

Ya son 35 los países que no nos piden visa, y avanza a buen paso el proceso para que también se levante este antipático requisito en el espacio Schengen –es decir, en Europa–.

También venimos haciendo un esfuerzo en materia migratoria… Más gente entrando y más gente saliendo por nuestras fronteras va a ser uno de los resultados que se va a multiplica en un país en paz.

Quiero enviar un saludo especial a los puertorriqueños, un pueblo con el que nos une la historia y la cultura – nuestros invitados de honor a esta Vitrina de Anato.

Esperamos a cada vez más puertorriqueños en nuestro país y cuenten con que cada vez más colombianos viajarán pronto a disfrutar al viejo San Juan, las hermosas playas y –por qué no– a aprender unos pasos de reguetón.

También saludo a las delegaciones de los 33 países presentes, que –estoy seguro– ya tienen claro por qué Colombia es la respuesta.

Lo mismo a Cartagena y al departamento de Bolívar, que son los destinos nacionales invitados este año.

Síganle contando al mundo sobre La Fantástica –como la llama nuestro querido Carlos Vives– que, a propósito, fue ampliamente reseñada como destino recomendado por el New York Times.

Y mi agradecimiento a todos los departamentos del país, que vienen con tanto entusiasmo a vender sus productos cada año.

***

Colombia –con esfuerzo, resultados y hechos contundentes– está dejando atrás la imagen de una cenicienta en el contexto internacional. Por el contrario: somos un destino “consentido” para el mundo.

Por eso los invito a que nos alistemos desde ya para dar rienda a todo nuestro potencial turístico.

A las agencias de turismo, a los hoteleros, a los guías, a los transportadores turísticos, a las aerolíneas, a los restaurantes, al comercio, a los alcaldes y gobernadores, les digo…

Gracias y prepárense para lo que viene porque… ¡A UNA COLOMBIA EN PAZ TODOS QUERRÁN VENIR!