Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Julio > Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en la inauguración de la planta de tratamiento de aguas residuales de Armenia

 Sistema Informativo de Gobierno

SIG

 

 Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en la inauguración de la planta de tratamiento de aguas residuales de Armenia

Sistema Informativo del Gobierno

 Armenia, 1° jul (SIG).

Qué bueno. Qué bueno estar aquí nuevamente en Armenia en este evento tan importante, tan significativo, tan simbólico, como es la inauguración de esta planta para tratar las aguas residuales.

¿Por qué digo que es simbólico?

Porque representa un componente muy importante de mi visión sobre lo que yo quiero para este país. Sobre lo que hemos venido trabajando durante ya casi cinco años. Y hemos avanzado. Avanzado mucho.

Ustedes ya han escuchado. Yo quiero un país en paz, un país con más equidad.

Este país tiene demasiadas diferencias, unas brechas demasiado grandes entre los ricos y los pobres, entre regiones ricas y regiones pobres. Y un  país mejor educado.

La última vez que estuve en Armenia, estuve precisamente inaugurando la ampliación de un colegio, para que este colegio pueda entrar en eso que queremos que todos los colegios en Colombia tengan. Una jornada única, donde los niños que vayan a los colegios públicos no solamente, estudien cinco horas sino estudien ocho o más horas.

Que en lugar de estar en la calle, estén en el colegio estudiando. Eso tiene un gran significado, porque eso es lo que nos va a permitir cumplir con ese sueño que nos propusimos, con ese objetivo de ser el país mejor educado de América Latina en diez años, el año 2025.

Pero este es un componente de lo que significa el desarrollo y en la visión de darles oportunidades a todos, la parte ambiental se está volviendo cada vez más importante.

Ustedes ven las lluvias que por ejemplo están cayendo en Boyacá, en el Casanare, en Arauca, destruyendo carreteras. Y en el mismo país, en nuestro país, en Colombia, vemos las sequías, las temperaturas de la costa Caribe. Nunca o pocas veces se ha visto tanto calor o lluvias tan intensas.

Eso se debe a que hemos maltratado a nuestro medio ambiente, a que hemos maltratado nuestra biodiversidad, a que hemos contaminado nuestros ríos.

Por eso una parte importante de ese trabajo que estamos haciendo es cuidar nuestro medio ambiente y descontaminar nuestros ríos, nuestras aguas.

Y este esfuerzo que hicimos aquí en Armenia, con esta planta para tratar el 30 por ciento de las aguas residuales de Armenia, se da un paso muy importante en la dirección que todos queremos seguir manteniendo.

Hemos hecho un esfuerzo a nivel nacional muy grande, 650 mil millones de pesos.

Y cuando terminemos el Gobierno, queremos que por lo menos el 50 por ciento de todas las aguas residuales, de todo el país sean tratadas. Y así vamos a ir contribuyendo descontaminar nuestras quebradas, nuestros ríos y a ir protegiendo lo más preciado que puede tener cualquier país, sobre todo un país, tan rico en biodiversidad, en medio ambiente, como es Colombia.

Tenemos que mantener esa filosofía que la reiteró en una forma magistral el Papa Francisco con su encíclica, que publicó hace unos días.

Tuve la oportunidad de discutir con él eso, la importancia de proteger el medio ambiente. Porque el cambio climático, todos esos desastres naturales que ocasionan el cambio climático, sobre todo afectan a los más vulnerables, a los más pobres y tienen un efecto devastador en el desarrollo de las naciones.

Tuvimos la oportunidad de hablar sobre cómo un país como Colombia, que es uno de los países más vulnerables y al mismo tiempo más ricos en materia de biodiversidad –somos el país más rico por kilómetro cuadrado del mundo entero– tenemos que proteger esa riqueza porque va a ser nuestro futuro.

Esos activos tenemos que salvaguardarlos con todo lo que nos dé nuestra pasión, nuestro amor por nuestro país.

Esta planta es un granito de arena en esa dirección pero tiene un efecto muy importante: 30 por ciento ya del agua va a ser tratada, 30 por ciento menos de contaminación.

Sabemos que las otras dos plantas se tienen que construir para tener el 100 por ciento, y Alcaldesa (de Armenia, Luz Piedad Valencia), de pronto a usted no le va a tocar, pero tenga la seguridad de que antes de que yo me vaya del Gobierno, voy a poner otro granito de arena para que Armenia…

Y como mencionaba la Gobernadora (del Quindío, Sandra Paola Hurtado), y aquí vamos a inaugurar –yo no sé si pueda ir, porque se me está acortando el tiempo, pero el Vicepresidente y el Ministro (de Vivienda)– a Salento y a Pijao, una planta de agua potable que va a beneficiar a esos dos municipios.

Y venimos de inaugurar el Aeropuerto de Matecaña. Y ayer, como lo mencionó la Gobernadora, aprobamos en el Confis unos recursos muy importantes: 4 billones de pesos para obras públicas, para carreteras, para vivienda.

¿A Armenia qué le correspondió?

Ya quedan los recursos asegurados, 65 mil millones de pesos, para la doble calzada de Armenia hacia el aeropuerto. Y esperamos que la concesión del aeropuerto se pueda dar.

La vez pasada no se presentaron proponentes porque iba como en llave con Popayán que es un aeropuerto deficitario. O sea, no es tan atractivo para el concesionario. Pero vamos a hacer una concesión individual y estamos seguros que esa concesión se va a poder adjudicar.

También le asignamos 35 mil millones de pesos al Paso Nacional Montenegro y 49 mil millones a La Tebaida–Montenegro. O sea, los corredores turísticos ya tienen a partir de ayer garantizados los recursos. Y esas licitaciones se abrirán, Vicepresidente, ¿cuándo?

El martes ya abren las licitaciones para esas obras.

Así es que este Gobierno quiere ir avanzando.

Cuando comenzamos el Gobiernos nos dijimos con el equipo de Gobierno, con el doctor German Vargas, con el doctor (Luis Felipe) Henao, con el equipo de Gobierno, tenemos que pensar en grande. Este país es grande, este país necesita obras grandes. No podemos seguir hablando en diminutivo.

Por eso nos propusimos hacer una gran revolución en materia de infraestructura. Y la venimos cumpliendo.

Cuando dejemos el Gobierno el 7 de agosto del año 2018 el país será diferente. Ustedes todos van a ver este país en construcción de aquí hasta el año 2018. Y de ahí en adelante, porque muchas de las obras seguirán.

Vamos a cambiar la faz de la infraestructura colombiana para hacer de este país un país más competitivo y así poder generar más prosperidad y más empleo.

Yo sé que aquí en Armenia, en el Quindío, el problema del desempleo ha sido un problema serio. Ha bajado mucho pero sigue siendo un problema serio, porque está muy por encima del promedio nacional.

Todo esto que estamos haciendo debe ayudar a atraer más inversión.

No en vano le dicen al Quindío ‘un pedacito del cielo en la tierra’. Y tenemos que cuidarlo y tenemos que alimentarlo y cada vez ponerlo más bonito. Y así podemos atraer inversión, atraer turismo y generar más prosperidad y más empleo.

Y lo estamos haciendo en una forma correcta, en una forma transparente.

La Gobernadora, muy querida y muy generosa, dice ‘nunca antes Armenia o el Quindío había recibido tantos recursos de un Gobierno Nacional’.

Y eso –lo puedo decir con orgullo– lo pueden decir casi todos los gobernadores y casi todos los alcaldes.

Nosotros hemos logrado incrementar los recursos de inversión como nunca antes lo ha hecho ningún otro gobierno. Y eso recursos están invirtiéndose en más colegios, en más carreteras, en arreglar el sistema de salud, que lo encontramos totalmente destrozado; en obras como esta que estamos hoy inaugurando.

Pero muy importante, lo estamos haciendo con toda la transparencia, con toda la pulcritud.

Desde el primer día con el hoy Vicepresidente, el entonces Ministro del Interior,  presentamos al Congreso, que lo aprobó, un proyecto, un estatuto anticorrupción para garantizar que cada peso del erario público, que son los pesos de ustedes los contribuyentes, se gastara bien, se gastara con transparencia y no se lo robaran.

Por eso cambiamos las formas de contratar. Ya, por ejemplo, las casas que construyen no tienen esos percances que realmente eran percances que causaban una gran tristeza.

Cuántas mujeres cabeza de familia al comienzo del Gobierno me decían ‘mire, es que yo tengo aquí esta carta, este subsidio. Nunca me entregaron la casa. Llevo cinco, 10, 15 años esperándola. Nunca apareció’.

Cuántas carreteras. Me dijeron ‘ahí está la plata para las carreteras’.

¿Y dónde está la carretera? No existe, se la robaron.

Nosotros corregimos eso y nosotros pusimos en marcha no entregamos un solo peso sino cuando la casa este construida, debidamente construida y entregada.

No les entregamos a los constructores anticipos, a los contratistas no les entregamos anticipos. Porque antes se entregaban los anticipos, no hacían la obra y comenzaban los litigios. Y acababa la obra costando 5, 10 o 20 veces más. Y quedaba a medio hacer.

Eso ya no más. Creamos una institucionalidad.

Fíjense en lo que estamos haciendo. Creamos una urna de cristal en el Ministerio de Transporte, en donde todos los contratistas que van a participar en una licitación tienen que someterse a esa urna de cristal. A que todos los demás contratistas, sus competidores, vean exactamente lo que están haciendo, qué es lo que están presentando, las condiciones a las cuales se están comprometiendo.

Para que el público en general, los colombianos, tengamos total confianza de la forma como estamos procediendo.

Y hoy la Ministra de transporte (Natalia Abello) estaba conmigo en Pereira, se devolvió a Bogotá, porque va a ir un paso más allá.

Por primera vez se logró la aceptación, el visto bueno de todos y cada uno de los funcionarios que están interviniendo en alguna forma en la adjudicación o en la construcción de los pliegos de esas multimillonarias inversiones, están aceptando que los sometan al polígrafo.

¿Y qué es el polígrafo? Es una maquinita que me dice ‘dígame usted. ¿Usted se ha robado un centavo?

Y si dice que no y se lo ha robado, ese polígrafo comienza a marcar. Eso lo usa la Policía, lo usan en todas partes del mundo. Y miren lo importante, los funcionarios del Ministerio de Transporte, de buena voluntad se van a someter al polígrafo, para que ustedes tengan la total tranquilidad de que aquí nadie se está robando un peso.

Llevamos cinco años haciendo adjudicaciones de todo tipo. No hay una sola queja.

Dígame, doctor Henao, ¿usted ha recibido quejas de las adjudicaciones de la vivienda? O dígame, Germán Vargas ¿usted ha recibido alguna queja de las multimillonarias adjudicaciones que se han hecho en todas estas concesiones?

Se han adjudicado millones de pesos y ni una sola queja. Ni un funcionario de este Gobierno, en los casi cinco años que llevamos, está acusado.

Mucho menos en la cárcel, como ha sucedido en otros gobiernos.

De manera que ustedes pueden tener la absoluta tranquilidad que todo esto que estamos haciendo lo estamos haciendo con transparencia, con pulcritud.

Porque yo comparto esa tesis de que la plata del erario público, del tesoro público, es sagrada, es de ustedes; es de los contribuyentes. Nosotros simplemente somos unos administradores y tenemos la obligación de administrarla bien.

Por eso qué bueno, qué bueno ver ya las obras. Y es que estamos recorriendo el país entero inaugurando carreteras, colegios.

Vamos a construir 30 mil aulas que se iban a demorar 60 años. Las vamos a construir en los próximos cuatro años. 1.600 colegios, para poder tener lo que ya Armenia prácticamente tiene. Yo los felicito. Ustedes, casi todos los colegios están en jornada única.

Pero queremos que los demás colegios del país tengan eso.

¿Cómo lo vamos hacer? Con la misma pulcritud, con la misma trasparencia.

Porque así es como el Gobierno, el Buen Gobierno, debe administrar los recursos públicos.

Por eso yo quiero felicitarlos a todos los que contribuyeron a la construcción de esta planta. Esta planta va traer un gran beneficio.

Como les digo, estamos construyendo plantas de estas por todo el país.

Por supuesto que se requieren más. Por supuesto ojalá tuviéramos más recursos. Pero estamos invirtiendo los recursos que tenemos, los estamos invirtiendo bien.

Que por supuesto que hay necesidades mayores, sí. Que tenemos que hacer más inversiones, claro que sí.

Pero lo que hemos hecho hasta ahora ha sido significativo, ha sido muy importante.

Y querida Gobernadora y querida Alcaldesa, ustedes saben, este Presidente las quiere a ustedes enormemente.

Y ese amor, como ustedes lo decían, el amor en la política se demuestra con presupuesto.

El presupuesto que hemos invertido en el Quindío, en Armenia, ha sido el más grande de la historia de un gobierno en el Quindío o en Armenia.

¿Que necesitan mucho más? Sí.

Y vamos a ver cómo seguir aumentando esas inversiones.

Estamos pasando por dificultades económicas. El país está sufriendo mucho por la baja del precio del petróleo. Y tenemos que apretarnos el cinturón.

Pero a pesar de eso, vamos a seguir haciendo inversiones, porque el país necesita seguir creciendo. La economía, aunque ha bajado, sigue dinámica. Estas obras que se están realizando, lo que estamos haciendo en vivienda, ayer no sólo se aprobaron 2.2 billones de pesos en obra pública en carretera, sino 1.8 billones para vivienda, vivienda para la clase media.

Hemos hecho muchísimo en materia de vivienda para los más vulnerables con las casas gratis, con viviendas entre uno y dos salarios mínimos. Ahora queremos entre dos y cuatro salarios. Y estamos dando unos subsidios muy importantes y eso va a dinamizar mucho la economía.

Aquí en Armenia se van a beneficiar enormemente, porque ese sector de la población, tal vez la mayoría de la gente en Armenia, pertenece al sector, vamos a darles unos subsidios muy grandes para seguir esa dinámica.

La vivienda jalona 32 industrias, crea mucho empleo y por supuesto que vamos a focalizar buena parte de esos programas aquí en el Quindío, aquí en Armenia, para seguir adelante.

De manera que aquí seguiremos volviendo, seguiremos retornando a seguir inaugurando y a seguir anunciando obras nuevas.

Esa es parte de responsabilidad del Gobierno, parte de mí responsabilidad; trabajando en llave con las administraciones departamentales, municipales.

Sólo quiero decir que con esta querida Gobernadora he trabajado en llave, en una gran sociedad. Con la Alcaldesa también. Así es como se hacen las obras, así es como se dan resultados.

Sigamos trabajando hasta el último día de cada día de ustedes. Ustedes dejen sembrada la semilla, que yo me encargo de ahí en adelante de echarle agüita para que siga creciendo.

Muchas gracias.