Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Julio > Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en Soacha, Cundinamarca

 Sistema Informativo de Gobierno

SIG

 

  Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en Soacha, Cundinamarca

 Soacha, Cundinamarca, 4 jul (SIG).

Primero que todo qué bueno estar nuevamente en Soacha, aquí he venido muchísimas veces, a veces a arreglar problemas y otras a entregar obras.

Soacha es uno de los sitios donde más hemos construido vivienda popular, donde más hemos invertido en la parte social, pero también sabemos de muchos de los problemas que tienen los soachunos y por eso, vivimos pendientes de Soacha.

Y quiero decirles a ustedes y al país entero: nosotros estamos librando tres guerras por la seguridad de los colombianos.

La primera guerra, es la guerra contra el terrorismo y el crimen organizado.

Esa guerra ha sido una guerra de muchísimos años donde hemos aprendido a ser cada día más efectivos.

Esa lucha contra el terrorismo nos ha costado muchas vidas, mucha sangre, mucho sufrimiento, pero siempre, siempre nos hemos impuesto. Siempre, hemos ganado.

Acuérdense ustedes, el terrorismo de Pablo Escobar, de los grandes carteles de la mafia; el terrorismo ahora de los grupos guerrilleros o del crimen organizado.

Y a raíz de la experiencia que hemos tenido, las autoridades, el Gobierno, siempre de la mano de la comunidad, es muy importante siempre la ayuda de las comunidades, nos hemos impuesto y hemos vencido el terrorismo.

Y así vamos a continuar. Los colombianos no nos dejamos amedrentar de los terroristas, los colombianos no vamos a sentirnos débiles frente al terrorismo, todo lo contrario, nos crecemos cada vez que vemos un acto terrorista.

Hemos visto en estos últimos tiempos actos de terrorismo que son actos de cobardía.

¿Y por qué digo que son actos de cobardía? Porque quienes cometen los actos terroristas no tienen la capacidad, ni la valentía de enfrentar a nuestra Fuerza Pública, tienen que ir a sembrar el miedo y el terror en la ciudadanía.

Porque eso es el terrorismo: sembrar miedo, sembrar terror y hacerlo es muy fácil. Una persona, dos, tres, son suficientes para generar ese tipo de miedo, ese tipo de terror.

Pero también ahí estamos presentes. Las autoridades están en total capacidad para contener y controlar cualquier acto de terrorismo. Así lo hemos demostrado y así lo estamos demostrando.

En estos últimos dos o tres días, vimos cómo en Bogotá explotaron un par de petardos y ayer unas llamadas bombas panfletarias que no tienen ningún valor militar.

¿Qué valor militar puede tener un petardo en una instalación de un banco, de una entidad financiera o una bomba panfletaria en una plaza en Bogotá? Ninguno.

¿Qué quieren los terroristas? Generar miedo.

Y por eso, quiero hacer un llamado: las redes sociales, la ciudadanía aquí puede colaborar muchísimo a no multiplicar el efecto de los terroristas, porque eso es lo que ellos buscan,  cuando multiplicamos, cuando sembramos rumores, cuando le damos cabida a las mentiras, como sucedió el día de ayer.

Durante todo el día lo que vimos fue una cantidad de rumores y de mentiras que estaban sembrando cierta gente con no sé qué propósito, y eso multiplicado, y la gente sentía miedo y la gente sentía intranquilidad sobre qué hacer en los centros comerciales.

Vimos toda clase de rumores sobre carros-bomba que no existieron nunca. Por eso quiero hacerles un llamado a las comunidades, a la ciudadanía para no caer en la trampa de estos terroristas, no replicar los actos terroristas sobre todo cuando no existen, porque eso es lo que los terroristas quieren.

Y por otro lado, la contundencia de nuestra Fuerza Pública, de nuestras Fuerzas Militares, de nuestra Policía, de las autoridades, la está demostrando todos los días.

En Bogotá llevábamos siete actos terroristas en el año, seis por parte del ELN, todos judicializados, todos resueltos, los responsables están en la cárcel.

Los actos de estos últimos días: también los responsables acabarán en la cárcel, tengan la absoluta seguridad. Ya tenemos indicios, pero mientras tanto quisiera resaltar la valentía de nuestros policías frente a esos actos.

Aquí hay un patrullero, el patrullero Yeisson Andrés Cristancho Martínez, patrullero lo felicito mucho.

Este patrullero apenas le avisaron que había un artefacto explosivo en las instalaciones de Porvenir en la 72 con décima, se fue para allá y manejó la situación con gran valentía, con gran tranquilidad, con gran coraje, con gran profesionalismo.

Se entrevistó con la autoridad de la institución, dio las instrucciones precisas, evacuó el sitio, después dio las instrucciones de cómo proceder. Hicieron estallar el artefacto y afortunadamente, no hubo ninguna víctima, algunos heridos, sí, entre ellos, el patrullero, lo hirieron en una pierna, parte de las esquirlas.

Pero la forma como manejó esa situación es una demostración de la forma como proceden nuestros soldados de tierra, mar y aire, nuestros policías frente a situaciones de adversidad. Proceden con coraje, con determinación, con gran responsabilidad.

Por eso quiero que el General (Rodolfo) Palomino (Director General de la Policía Nacional) le coloque en este momento a este gran patrullero la Medalla al Valor, o se la voy a colocar yo.

Otros dos patrulleros que ayer tuvieron la oportunidad de demostrar su valentía, su determinación, su profesionalismo.

Un delincuente que estaba poniendo el artefacto panfletario para crear terror en la ciudadanía, porque repito no hay excusa para el terrorismo, es un acto de cobardía que lo que busca es que la gente se intimide, sienta miedo, pues estos patrulleros vieron a este personaje, lo persiguieron, puso resistencia, lo doblegaron y este personaje está hoy en la cárcel.

Lo descubrieron con varios uniformes, varias camisetas, se veía que estaba preparado para este tipo de situaciones, entonces se cambia la camiseta y de pronto dicen: ¿Dónde va el de la camisa amarilla? Resulta que se la ha cambiado por una camisa verde o azul, entonces estaba perfectamente planeado, premeditado.

Pero gracias a la acción de la Fuerza Pública, a la acción de estos patrulleros que son Fernán Francisco Puentes y Silvio Leonardo Vargas,

este individuo responsable, que estaba además con panfletos del ELN, hoy está en la cárcel.

Muchas felicitaciones patrulleros, sigan así, ustedes son como el patrullero Cristancho, le hacen honor a su institución de la Policía y honor a Colombia. Les vamos a colocar a estos dos patrulleros la Medalla por los Servicios Distinguidos.

Y eso es lo que les pido a los colombianos, lo mismo que han demostrado nuestros patrulleros: coraje, valentía, trabajo en equipo, unión.

Cuando los colombianos, cuando los ciudadanos y las autoridades se unen en contra del terrorismo, siempre, siempre sale perdiendo el terrorismo.

Y lo digo una vez más, se lo digo a los terroristas: no sé qué buscan, pero tengan la absoluta seguridad de que el efecto va ser el contrario. Si creen que van a obligar al Gobierno a hacer esto o aquello, el efecto es exactamente el contrario, porque si es para -por ejemplo- ceder ante un cese al fuego bilateral, lo que nos dicen estos terroristas es que debemos mantener la ofensiva militar.

Si lo que quieren es obligar al Gobierno a cambiar sus políticas, a cambiar el rumbo que llevamos, a cambiar el proceso de paz, la respuesta es exactamente la contraria.

Esto lo que nos muestra, lo que nos dice es que tenemos que seguir adelante buscando la prosperidad y la paz para los colombianos.

Esa primera batalla contra el terrorismo la vamos a continuar en forma permanente y al terrorismo lo seguiremos doblegando.

Son muchos los actos que se han evitado, cada día más tenemos información y capacidades para evitar actos terroristas. Y tengan la seguridad de que nuestras fuerzas están en plena capacidad, en total capacidad para controlar esos brotes de terrorismo.

Repito, llevamos muchos años aprendiendo a enfrentar el terrorismo, y por eso el conocimiento que tenemos lo aplicaremos y lo seguiremos aplicando para proteger la seguridad de nuestros colombianos y la tranquilidad de nuestros compatriotas.

La segunda guerra por la seguridad: es la guerra contra la inseguridad ciudadana, contra el delito del ciudadano de a pie, contra el homicidio, contra el robo, contra el hurto, contra las personas que atracan en las calles, contra los que se meten a las casas, a los apartamentos a robar, contra el microtráfico, contra la extorsión.

Ese delito se ha convertido para el Gobierno, para nuestras Fuerzas Armadas, en prioridad, en objetivo de alto valor. Y ahí también requerimos la ayuda de las comunidades, porque aquí también cuando las comunidades ayudan a las autoridades y viceversa, cuando hay ese matrimonio los únicos que pierden son los delincuentes.

Y yo vine el día de hoy a felicitar a Soacha, a felicitar a su Alcalde (Juan Carlos Nemocón) y a la Policía, al Gobernador (de Cundinamarca, Álvaro Cruz).

Pero les voy a decir por qué, porque ustedes posiblemente no están enterados de lo que les voy a decir: Estuvimos toda la mañana recibiendo la información sobre una aplicación, que se inventaron aquí en Soacha, una aplicación para usar los teléfonos celulares, para que las comunidades, los ciudadanos puedan participar en forma mucho más activa, para protegerse a ellos mismos, para que las comunidades, los ciudadanos, puedan denunciar con mucha más facilidad cualquier tipo de delito.

Y para que las autoridades puedan responder mucho más rápidamente, y así darles más tranquilidad a las comunidades, a los barrios, a los municipios, al país.

Me siento muy orgulloso -querido Alcalde- (…) escuchar de manos de la representante de Google, esta gran compañía internacional diciendo: Esto que se han inventado en Soacha, es una innovación a nivel mundial, un sistema en donde desde su teléfono va poder utilizar lo que hoy se denomina el 123.

Pero no solo eso, sino que va poder dar información que le permita a la Policía, a las autoridades reaccionar con mucha más rapidez y por consiguiente, con mucha más contundencia contra cualquier tipo de delito.

El automóvil y la moto que acabamos de devolverles a sus legítimos dueños, que habían sido robados hace pocos días, fueron recuperados gracias a este sistema que se llama SuAPP, el sistema SuAPP, Soacha APP.

Óigase bien, esta aplicación SuAPP, Soacha APP, SuAPP va ser utilizada por todos los municipios del país, y le he dicho al Ministro de la Defensa (Luis Carlos Villegas) y al General Palomino: hagamos un gran esfuerzo para poder replicar, multiplicar lo que hoy se puede ya hacer en Soacha.

Y no solo eso, yo les aseguro, porque es la innovación a nivel mundial, ya lo dijo esta empresa Google, que muy pronto veremos otros países, en Europa, en el Asia, en América Latina, en Estados Unidos usando SuAPP, o sea que se está inmortalizando Soacha, cosa que me parece maravillosa y esto es algo muy importante.

¿En qué consiste esa aplicación?

Simplemente en una forma que ustedes pueden bajar la aplicación a sus celulares gratis, conectarse con la Policía, (…) y se conectan, que esto es una innovación, con todas las cámaras y con los radios.

Entonces, cuando vean un delito, cuando vean que algo está pasando avisan e inmediatamente el computador le traslada esa información a la Policía que a su vez se la traslada por vía tecnológica al CAI más cercano, a la patrulla más cercana para que reaccione lo más rápido posible.

Me decía el Gobernador que ya una aplicación de esta naturaleza ha disminuido el tiempo de respuesta en promedio de quince a veinte minutos, a tres o cuatro minutos.

Y eso hace toda la diferencia en la lucha contra la delincuencia. Y además, como se va a estar conectados con las cámaras, no se les olvide que esas cámaras son prueba judicial para meter a los delincuentes a la cárcel.

O sea que todos ustedes pueden utilizar esa aplicación, ayudar a la Policía y protegerse a ustedes mismos.

Repito, qué bueno, querido Alcalde, que Soacha sea un ejemplo de innovación y que hoy estemos protocolizando el lanzamiento de una aplicación que va a tener un efecto muy positivo en esa guerra contra la inseguridad ciudadana, contra la inseguridad del ciudadano de a pie.

El uso de la tecnología, más la colaboración de las comunidades con las autoridades, con la Policía, esa es una combinación imbatible y vamos a seguir utilizando esta tecnología, vamos a seguir innovando porque esa guerra contra la inseguridad ciudadana también la vamos a ganar.

O sea que tenemos esas dos guerras contra el terrorismo, contra el crimen organizado. La segunda contra la inseguridad ciudadana, los indicadores de Soacha, Alcalde lo felicito, los estaba revisando, en todos los delitos ha venido disminuyendo.

Soy el primero en reconocer, no solamente en Soacha, en el país entero que nos falta mucho camino por recorrer.

Le decía a nuestro nuevo Ministro de Defesa: esa prioridad de la inseguridad ciudadana lo va a poner a usted a trabajar el doble, de pronto le quita unos kilitos, nos va a cambiar esa percepción de inseguridad, de intranquilidad que tienen los colombianos en este momento porque yo soy también el primero en reconocerlo.

Lo vamos a trabajar de la mano con las comunidades, con la Policía, con las Fuerzas Militares, con la Fiscalía, con todas las autoridades para ir venciendo también ese frente de inseguridad que es la delincuencia común.

Y hay una tercera guerra que aquí en Soacha es especialmente importante, en la cual yo me embarqué desde el comienzo de mi Gobierno -7 de agosto del 2010-, y es la guerra por la paz.

La guerra más importante que podemos librar los colombianos.

Yo sabía que iba a ser una guerra difícil, compleja, llena de obstáculos, llena de enemigos, que me iba a costar a mí políticamente, pero esa guerra también la vamos a ganar.

Aquí en Soacha sí que entienden por qué esta guerra hay que ganarla.

Creo que no hay una ciudad, un municipio más afectado por la violencia, por la guerra, por las consecuencias del conflicto armado que Soacha.

La gran cantidad de gente que ha llegado a Soacha desplazada por la violencia, desplazada por la guerra, de los paramilitares, de la guerrilla, de inclusive, el crimen organizado.

Aquí ustedes han sufrido como pocos colombianos las consecuencias de esta guerra y por consiguiente saben, mejor que nadie, los beneficios de la paz.

Hacer la guerra no es difícil, yo la hice y con mucha determinación y con mucho éxito, pero esta guerra por la paz, que es más difícil, la seguiremos, ahí vamos a perseverar, sin bajar la guardia en las otras dos guerras, sin exponer a los colombianos a ningún tipo de inseguridad, siempre con el ojo avizor.

Por eso estamos conversando en medio del conflicto porque no voy a permitir, por ningún motivo, que bajemos la guardia en ningún frente, frente a ningún tipo, ninguna fuente de inseguridad.

Pero esta guerra por la paz la vamos a continuar con todas sus complejidades, con todas sus dificultades y aquí también, necesitamos el apoyo de las comunidades.

Tenemos que recobrar la confianza en que sí podemos, en que sí vamos a llegar a ese puerto de destino y dejarles a estos niños de Soacha, de Cundinamarca, de Colombia, un país normal, un país en paz.

Esta guerra de 50 años nos ha costado mucho. Todo ese odio, esa sed de venganza, esa polarización que vive el pueblo colombiano es producto de esa guerra.

Tres, cuatro generaciones en guerra producen mucha polarización, producen odio, producen sed de venganza, pues eso es lo que yo estoy empeñado en terminar y que en lugar de odiarnos nos podamos tolerar los unos con los otros, amarnos los unos con los otros; reconciliarnos, estrecharle la mano a una persona con la cual se haya combatido y decirle: respeto su diferencia, usted puede pensar diferente a mí, pero trabajemos juntos por nuestro país.

Eso es lo que yo quiero y yo sé que Soacha me acompaña porque, repito, Soacha es el municipio que más entiende los beneficios de la paz.

De manera que, con ustedes soachunos y soachunas, vamos a ganar esas tres guerras: contra el terrorismo, contra la inseguridad y la guerra por la paz.

Muchas gracias