Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Julio > Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en la firma del contrato para la concesión Transversal del Sisga-El Secreto

 Sistema Informativo de Gobierno

SIG

 

 Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en la firma del contrato para la concesión Transversal del Sisga-El Secreto

Sistema Informativo del Gobierno

 Bogotá, 8 jul (SIG).

Quiero decirles que con Guateque yo tengo un recuerdo muy lindo de mi padre, de mi abuelo, de mi tío abuelo.

Me acuerdo cuando yo estaba muy pequeño, hablaban de un gran señor. De un gran señor que nació en Guateque, nuestro expresidente Enrique Olaya Herrera.

Y decían que es un gran hombre. Que no solamente porque es muy grande –medía como dos metros–, sino que era una persona excepcional. Que pensaba en grande y que llegó muy lejos.

Y llegó muy lejos precisamente porque pensaba en grande. De Guateque a ser Presidente de la República.

Mi tío abuelo fue su ministro y después llegó a ser también Presidente de la República.

Y eso de pensar en grande, de pensar en grande es algo muy importante para cualquier persona, cualquier región, cualquier país.

Y eso fue lo que discutimos con mis compañeros de campaña en mi primera campaña presidencial. Nos preguntábamos por qué nosotros no podíamos pensar en grande, por qué en Colombia siempre hablamos con diminutivos: vamos a hacer la carreterita, vamos a hacer este parquecito, vamos a hacer este colegito.

No. Pensemos en grande. Hagamos grandes carreteras, grandes infraestructuras, seamos unos colombianos que nos ponemos objetivos altos y los logramos.

Y así fue como construimos el primer plan de desarrollo. Y también como hemos construido el segundo plan de desarrollo, poniéndonos objetivos altos, objetivos ambiciosos.

Por ejemplo, me acuerdo que comenzamos pensando en que íbamos a conectar los municipios con tecnología, fibra óptica y banda ancha. Y había, en el momento en el que llegamos al Gobierno, cerca de 150, 200 municipios.

Entonces dijeron doblemos el número. Pero pensamos en grande y nos preguntamos por qué no podemos conectar todos los municipios del país en cuatro años. Y lo cumplimos.

Nos pusimos un objetivo. ¿Por qué no reducimos la pobreza del país al 32 por ciento? Estaba en el 39 por ciento.

Y dijimos hagámoslo, pero vamos más allá.

Y lo cumplimos. Redujimos la pobreza 12 puntos. Está en 28 y medio por ciento. Lo mismo con la pobreza extrema, lo mismo con la generación de empleo.

¿Que vamos a crear un millón y medio de empleos? No, ¿por qué no nos ponemos una meta más alta, por qué no creamos dos millones? Y llevamos dos millones 900 mil empleos.

Y lo mismo sucedió con las carreteras, con las autopistas, con la infraestructura.

¿Qué nos pasa a los colombianos? ¿Por qué no podemos tener las mismas carreteras que tienen un país como Suiza o un país como Alemania, o un país como Estados Unidos?

¿Es que acaso nuestros ingenieros son inferiores? ¿Es que acaso no podemos construir ese tipo de carreteras?

Por eso desde el 7 de agosto del 2010 nos propusimos hacer una gran revolución de la infraestructura. Que cuando termináramos, este país fuera un país diferente.

Y esa es la revolución de la infraestructura que está en marcha, que está liderando en este momento el Vicepresidente Germán Vargas y la Ministra Natalia (Abello).

Ellos con el director de la ANI (Luis Fernando Andrade), con todo un equipo, han venido impulsando esa gran revolución y ya estamos comenzando a ver unos resultados muy importantes.

¿Por qué es tan importante esa revolución? Porque tener una buena infraestructura genera empleo, genera oportunidades.

Los campesinos aquí en Boyacá, campesinos que tienen dificultades de sacar sus productos a los mercados, una de las grandes dificultades que tienen es precisamente la falta de una buena infraestructura.

Nos decía el concesionario, el doctor Amín, el invierno nos ha generado muchos problemas de comunicación.

¿Por qué? Porque tenemos una mala infraestructura.

Por eso esta gran revolución –que ya está en marcha, que ya está financiada, que ya está contratada– va a cambiar el futuro del país en muchos sentidos.

Y les va a permitir a todas las regiones del país, pero sobre todo regiones que tienen un inmenso potencial como Boyacá, como Casanare, a realizar su verdadero potencial.

Esta obra que hoy estamos firmando su contrato de ejecución tiene una gran importancia estratégica.

Les voy a decir además por qué.

Hace unas semanas vino aquí a Colombia por primera vez en la historia el Primer Ministro de la China. Y luego, una semana o dos semanas después, vino por primera vez en la historia, el Primer Ministro de Francia. Vino aquí, a visitarnos, aquí a Colombia.

Y yo le preguntaba al Primer Ministro de la China por qué ese interés de la China en América Latina y en Colombia. Por qué tantos funcionarios importantes de su país nos están visitando.

Y me dijo: yo vengo de un país que tiene muchos habitantes. La China. Pues resulta que nosotros solamente producimos el 40 por ciento de lo que consumimos. Nuestra población está creciendo. Y no solamente nuestra población; la de la India, de la Indonesia, la del resto del mundo.

Y los chinos son muy precavidos, piensan a largo plazo y dicen, dicen los chinos, ¿cómo nos vamos nosotros a alimentar dentro de 20, 30, 40 años? ¿De dónde vamos a sacar los alimentos?

Y ahí está la respuesta, me dijo el Primer Ministro. Colombia es uno de los países con un inmenso potencial para aumentar su producción de alimentos.

Y hay una región del país, que se llama la altillanura, que está por desarrollarse, que todavía no ha sido desarrollada. Y esa va a ser una despensa de Colombia y del mundo. Y para eso se requieren grandes obras de infraestructura, carreteras para sacar esos productos.

Pues bien, esta carretera, esta autopista que hoy firmamos, va a cambiar la vida de millones de personas, porque nos va a dar una conexión que como lo decía el Gobernador (de Boyacá, Juan Carlos Granados), hace muchos, muchos años estábamos añorando.

Esta va a ser una de las vías principales para conectar al Casanare, la altillanura, los Llanos Orientales, con el centro del país.

Y por eso, las obras que allá se va a hacer van a tener una lógica y una salida. Y ese desarrollo que se va a generar gracias a esta obra va a ser un desarrollo muy importante.

Y así con todas las obras del país porque eso es lo que la infraestructura le ofrece a una economía, a un pueblo; más oportunidades, más competitividad.

Los productos de aquí de Boyacá, que hoy tienen dificultades en venderse o que se venden a bajo precio, cuando todas estas obras que estamos construyendo estén terminadas, van a bajar los fletes, va a haber mejores mercados, va a haber entonces mayor producción, mayores puestos de trabajo, mayor bienestar.

Esa es la verdadera consecuencia de esta revolución en la infraestructura colombiana. Una revolución que por supuesto tiene a Boyacá como una de sus prioridades, porque Boyacá está en el centro del país.

Boyacá además –y el Gobernador lo sabe–, pues yo tengo una especial consideración por Boyacá por razones familiares, afectivas, de mi sangre. Mi papá es boyacense, yo me crie aquí en Boyacá, me traían en mis vacaciones a Boyacá siempre durante los primeros 15 años de mi vida.

Y qué bueno poder decir, como lo puedo decir ya, que hemos hecho las inversiones más grandes en la historia de Boyacá.

El Gobernador muy generosamente lo repite. Nunca antes Boyacá había tenido tantos recursos, tantas inversiones. Inversiones que ya están en ejecución.

Yo hubiera querido mucho más, pero por supuesto los recursos no son ilimitados, los presupuestos, sobre todo ahora, están siendo restringidos por la situación económica mundial que nos está afectando. Pero lo que ya está asignado, lo que ya está financiado, lo que ya está en construcción, jamás lo había tenido Boyacá y eso me produce a mí un gran motivo de orgullo.

Por ejemplo, en las grandes obras de lo que llaman la Cuarta Generación, hay obras que benefician directamente a Boyacá, la que hoy firmamos, Sisga–El Secreto, que es la segunda obra de la segunda ola.

Miren lo que ya está en marcha. La primera ola de las grandes obras de Cuarta Generación, las concesiones de Cuarta Generación, que eran nueve grandes obras por 12 billones de pesos, todas están firmadas y todas ya están en construcción, porque ya se firmaron las actas de inicio de obra, que llaman. O sea, todo eso ya está en marcha.

La segunda ola están nuevamente por 12 billones, o sea, 12 más 12, 24 billones de pesos.

Y para que ustedes tengan una referencia, el presupuesto promedio de obras de infraestructura en los gobiernos anteriores al año era alrededor de 3 y medio billones. Esa es la magnitud de la revolución que estamos haciendo.

Esa segunda ola se firmó ya la primera, la primera obra de esa ola y esta es la segunda obra de esa segunda ola que son otros nueve proyectos en licitación y los cuales ya siete han sido adjudicados.

Fuera de eso, tomamos una decisión. Vamos a impulsar la economía por los problemas que hemos tenido, de la baja del precio del petróleo, que nos ha golpeado muy duro. Nosotros dependemos mucho del petróleo, de la minería, de muchas de las exportaciones mineras que se nos ha venido abajo. Eso nos afecta, porque tenemos menos regalías, menos recursos, menos utilidades de Ecopetrol, que el Gobierno usa para inversión.

Y eso afecta el crecimiento económico. Y lo que queremos es que el crecimiento se mantenga.

Fuimos capaces de ponernos con la camiseta amarilla en materia de crecimiento económico, como espero que Nairo Quintana rápidamente se ponga la camiseta allá en el Tour de Francia.

Este maravilloso boyacense.

Pues nosotros teníamos la camiseta amarilla, y la tenemos todavía, en crecimiento económico de toda América Latina, entre las economías medias y grandes.

Queremos mantener eso. Entonces le hemos dando como un impulso a la economía con inversiones importantes también en infraestructura y en vivienda.

En estructura, también aquí Boyacá sale beneficiada de lo que hemos llamado el Pipe,  el Plan de Impulso a la Productividad y el Empleo. Se llama el Pipe, el  Pipe 2.0, que anunciamos hace unos días, pues ahí hay unos recursos y unas obras muy importantes.

Puente Boyacá–Samacá, 12 kilómetros 15 mil millones de pesos. La licitación se abre la semana entrante el 3 de julio, se abre  la licitación.

La transversal de Boyacá, lo hablaba el señor Gobernador; Chiquinquirá y medio,  17.4 kilómetros, 110 mil millones de pesos. ¿Cuándo se abre la licitación? El 24 de julio. 24 de julio se abre la licitación.

Lo que llaman la Transversal  de Cusiana, Crucero–Pajarito, 95 mil millones

¿Cuándo se abre la licitación? El 8 de septiembre.

Todas esas obras benefician al departamento de Boyacá. Y todas esas obras van a contribuir a ese gran propósito de generar más empleo,  más oportunidades, más bienestar.

La vivienda, ese impulso a la vivienda aquí Guateque también va a ser beneficiado.

Gracias, señor Alcalde. Usted muy diligente ofreció un lote. Pues el segundo semestre de este año, ustedes que no fueron beneficiados en la primera ola, por así decirlo, de la vivienda gratis, ahora van a ser beneficiados con 100 viviendas gratis que se van a construir en el segundo semestre de este año.

Para generar más empleo y para darle vivienda digna sobre todo a aquellos que más la necesitan.

Usted mencionaba la inversión que hicimos en el acueducto, una inversión muy importante. Y yo me comprometo con usted, Alcalde. Voy a hacerle dos gestiones. Primero lo del colegio. Usted sabe qué queremos nosotros, que queremos nosotros con la  educación; que todos los niños tengan una educación de buena calidad, porque eso sí que nos ayuda a tener un país más equitativo.

Si los niños que van a los colegios públicos solamente van y estudian 5 horas,  y en cambio los que van a los privados estudian 8 horas o más, pues ahí comienza la diferencia el desequilibrio. Lo que yo quiero es que todos los niños estudien 8 horas o más.

Por eso algo revolucionario también que estamos haciendo. Vamos a construir 30 mil aulas que estaban programadas para los próximos 60 años, por que más o menos lo que se viene construyendo 1.500 aulas cada Gobierno.

Pero lo que se iba a construir en 60 años, lo vamos a construir en cuatro años. 30 mil aulas, 1500 colegios.

Entonces vamos a hacer una gran convocatoria, ya la estamos abriendo y eso era lo que usted me estaba diciendo, que Guateque pueda participar. Yo le aseguro que usted va a poder participar y voy a decirle a la Ministra que tenga una especial preferencia por Guateque, para que aquí pueda tener y sobre todo por el nombre que lleva el colegio, Enrique Olaya Herrera, que fue, como les decía al principio, una persona tan cercana a mi familia desde hace tanto tiempo.

Y lo de la salud, el hospital, voy a decirle al Ministro.

Ahí hemos hecho un gran esfuerzo. Recibimos el sistema de salud totalmente quebrado. Se lo habían robado, erra un sistema   que no funcionaba bajo ninguna perspectiva, no había ningún orden. Poco a poco hemos venido haciendo un gran esfuerzo, no solamente pro poner la casa en orden sino para que el sistema sea mejor y más equitativo. La equidad para mí ha sido muy importante.

¿Qué hicimos?

Equiparamos el régimen subsidiado con el régimen contributivo, es decir, desaparecimos los pacientes de segunda clase y de primera clase, y todos los pusimos en primera clase.

Y todos los colombianos que están en el sistema, que son ya el 96 por ciento, tienen los mismos beneficios.

Ahora, ¿qué más hicimos?

Le pusimos coto al abuso en los precios de los medicamentos a aquellos que estaban abusando

Hoy tenemos control de precios y nos hemos ahorrado y les hemos ahorrado a los pacientes más de un billón de pesos, porque les hemos puesto un control de precios a los medicamentos.

¿Qué más hemos hecho? Hemos comenzado a limpiar la parte financiera, que estaba totalmente quebrada. Se habían robado buena parte de los recursos de la salud. Y eso lo hemos venido corrigiendo poco a pocos. Todavía nos falta mucho camino por recorrer pero hemos recorrido buena parte,

Y nos corresponde ahora, hospital por hospital, irlos mejorando, irlos adecuando, mejorarles su administración, que paguen las EPS sus deudas con los hospitales  y los hospitales puedan dar un mejor servicio.

Ya hay muchos hospitales que han sido beneficiados. Voy a decirle al Ministro de Salud que venga y entonces esa solicitud suya, que sé que es un hospital que da una cobertura a la región entera, pues que le ponga también especial atención.

De manera que hoy es un día que nos debe producir a todos mucha alegría, esta obra que hoy firmamos

Y yo sé que aquí hay gente del Casanare que le hubiera gustado que se firmara en El Secreto.

Pero lo que le puedo decir a la gente del Casanare es que el inicio de obra, en treinta días, ese inicio de obra lo haremos en el Casanare, para que todos queden contentos.

Guateque es el punto equidistante entre Sisga y El Secreto. Por eso estamos también aquí, porque nos pareció que era lo más simbólico hacerlo aquí en Guateque.

Ustedes se van a beneficiar muchísimo de esta obra. Muchísimo. Y tengan la seguridad de que seguirán recibiendo la ayuda del Gobierno en la medida de nuestras posibilidades.

Nosotros estamos comprometidos con Boyacá. Usted lo sabe Gobernador, estamos comprometidos con ustedes y por eso qué bueno haber podido venir a Guateque.

Yo estoy seguro que allá en el cielo, Enrique Olaya Herrera está diciendo: bien hecho Presidente Santos. Me quedó bien educado este muchacho.

Muchas gracias a ustedes. Muchas gracias por su muy caluroso recibimiento.

Gracias.