Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Julio > Palabras del Presidente Juan Manuel Santos durante la entrega de viviendas en Medellín

 Sistema Informativo de Gobierno

SIG

 

 Palabras del Presidente Juan Manuel Santos durante la entrega de viviendas en Medellín

 Medellín, 10 jul (SIG).

Ustedes vieron estos niños, estos jóvenes con este talento, con esa capacidad, qué bueno, qué bueno, porque ese es el capital humano que tenemos en Colombia, esa es la representación que tenemos del talento, de ese futuro por el cual todo estamos trabajando, por el cual yo estoy trabajando.

Cuando veo estos niños, cuando veo estas casas, cuando veo las enormes necesidades que tiene este país más me entusiasmo a seguir trabajando por todos los colombianos, para que tengan oportunidades, oportunidades de ir al colegio, oportunidades de que sus niños los puedan atender en las diferentes instancias establecimientos de la primera infancia.

Mi señora (María Clemencia Rodríguez) está hoy aquí en Antioquia con mi hija inaugurando los llamados CDI, Centro de Atención Infantil, ya llevamos más de un millón de niños atendidos en la primera infancia.

Estamos haciendo un gran esfuerzo por mejorar los colegios.

Esta mañana anunciábamos cómo estamos construyendo en los próximos años 40 mil aulas nuevas, 1.600 colegios nuevos.

Decretamos la educación gratis para que nadie, ningún niño, ninguna niña se quede sin educación del grado cero al grado 11.

Estamos también haciendo un gran esfuerzo para que cuando se gradúen de bachillerato puedan asistir a las universidades.

El programa de ‘Ser Pilo Paga’, ya tenemos 10 mil muchachos, muchachas que vienen de los estratos más bajos que están asistiendo a las mejores universidades.

Estamos haciendo un gran esfuerzo para ir mejorando cada vez más el sistema de salud. Sabemos que nos falta mucho, pero ya hemos dado cobertura universal.

Estamos dándole el mismo beneficio, el mismo tratamiento a los del régimen subsidiado que a los del régimen contributivo.

Estamos bajando los costos de los medicamentos.

Estamos haciendo un esfuerzo en materia de la seguridad, de la seguridad ciudadana.

Esta mañana estuvo el Ministro de Defensa, el nuevo Ministro de Defensa (Luis Carlos Villegas), en un laboratorio de criminalística que es el gran laboratorio aquí en Medellín, inaugurando ya los aportes que hemos hecho para que tengan las facilidades técnicas tecnológicas, para poder ser más efectivos en la lucha contra la inseguridad.

Es tecnología balística, tecnología dactilar y todo eso para ayudar a la seguridad del ciudadano de pie, que sabemos que todavía hay unos problemas serios, aunque los homicidios en Medellín han bajado, han bajado muchísimo, pero todavía sabemos que hay demasiados robos, demasiados atracos y demasiada inseguridad en muchos de los barrios por eso vamos a seguir insistiendo en ese frente.

Estamos haciendo unos aportes tecnológicos, se llama la seguridad en línea. Aquí el Alcalde (de Medellín, Aníbal Gaviria) ha tenido una gran iniciativa en ese sentido y estamos ubicando los puntos calientes, donde se concentra la inseguridad, para ir disminuyendo los índices de inseguridad.

También estamos haciendo un gran esfuerzo, por supuesto, en la vivienda.

Y a eso me quiero referir y al evento de hoy.

Cuando vino la ola invernal a mí me tocó al otro día de haberme posesionado, cuando dije el 7 de agosto de 2010 en la Plaza de Bolívar en el discurso de posesión que la llave de la paz no la iba a botar al mar, que más bien la iba a recuperar y la iba a utilizar.

Y qué bueno, qué simbólico, que estos muchachos, que Pacho me haya entregado esta llave de la paz y me dijo, “esta llave va entrar en unos cerrojos grandes, importantes para el país, úsela”.

Y eso es lo que estoy haciendo, estoy tratando de abrir las puertas de la reconciliación, las puertas de la paz, las puertas de ese sentimiento que todos debemos tener, de respetar las diferencias entre los colombianos, de dejar de disparar y más bien de trabajar juntos, todos por el futuro de estos muchachos que están demostrando su talento, por el futuro de los niños que están hoy por todo el territorio nacional buscando mejores oportunidades.

Si logramos dejar esas diferencias, si logramos dejar ese odio, esa venganza y convertirla en reconciliación abriendo las puertas de la paz en los corazones de los colombianos, en los hogares de los colombianos, en las comunidades de los colombianos, en los colegios de los colombianos este país va a ser mucho mejor.

Y tenemos que ir construyendo esa paz todos los días en todas partes, como lo estamos haciendo, por ejemplo, con todos los damnificados de la ola invernal.

Después de ese discurso, después de que dije que la llave de la paz la iba a utilizar para lograr la paz, al otro día me tocó irme a La Mojana, a Montería, a comenzar a atender las familias damnificadas por el peor desastre natural que ha tenido nuestro país, nuestra historia.

Esa ola invernal produjo millones de damnificados, pero yo les dije entonces que iba a ser un gran esfuerzo para que todos esos damnificados resultaran al final mejor de lo que estaban antes e iniciamos una cruzada ‘Colombia Humanitaria’, toda una empresa.

El sector privado aportó, el Gobierno por supuesto aportó, todo el mundo aportó, las comunidades internacionales para ir ayudando a los damnificados.

Creamos el Fondo Adaptación para tener una institucionalidad y también creamos la Dirección de Gestión del Riesgo en la Presidencia para ayudar a los damnificados, que los han venido ayudando a lo largo y ancho del país.

Y la entrega de estas casas hoy es parte de este propósito y qué bueno, me dice el doctor Arce, Gerente el Fondo Adaptación que en Medellín de todos los damnificados de esa época, acuérdense, la cantidad de familias damnificadas, solamente quedan cinco familias por atender.

De todas esas miles de familias quedan cinco por atender.

Qué bueno, que bueno poder decir que cumplimos, cumplimos en el sentido de hacer lo posible para que la mayor parte de las familias quedará mejor que antes.

Les preguntaba a los beneficiarios, a las beneficiarias  de estas casas, si esas casas que hoy están recibiendo son mejores de las que tenían antes de la ola invernal, todas me dijeron sí, muchos de ellos ni siquiera tenían casa.

Y por eso que bueno poder decir hoy, aquí en Medellín, que cumplimos con los damnificados.

Gocen esas casas, pero sigamos adelante, sigamos adelante, construyendo más colegios para que los niños que estamos viendo tengan esa oportunidad de ir a buenos colegios.

Construyendo hospitales, hoy el Ministro de Hacienda estaba anunciando un crédito para el hospital Pablo Tobón Uribe por 50 mil millones de pesos para atender mejor y más a los pacientes aquí en Medellín y estamos haciendo lo propio en otras ciudades del país.

Eso es construir paz, eso es construir patria. Por eso yo les decía, no me agradezcan las casas, es nuestro deber, qué bueno poder cumplir con la promesa que hicimos y así seguiremos cumpliendo, bajando la pobreza, bajando la pobreza extrema, creando empleo.

Hoy está una Feria de Empleo, el Ministro de Trabajo (Luis Eduardo Garzón) está allá haciendo la conexión entre la gente que necesita contratar y los miles de colombianos que están buscando empleo.

Me dicen que es una locura, que más de 20 mil personas están asistiendo y ya me decía el Ministro, miles de personas hoy han conseguido empleo en esa Feria del Empleo.

Así es como vamos a seguir trabajando y construyendo esa paz y yo voy a hacer todo lo posible, Pacho, para usar su llave, que ojalá en estos días tengamos un cerrojo difícil de abrir pero lo vamos a abrir, porque vamos a seguir perseverando hasta que no exista ninguna puerta y podamos alcanzar esa paz.

De manera que muchas gracias a ustedes por atendernos aquí en este barrio tan acogedor.  Padre muchas gracias por sus palabras, el Evangelio que usted decía: cuando uno llega a una casa, si hay paz hay prosperidad y hay felicidad; lo mismo para un país y eso es lo que nos falta llegar a ese país en paz.

Y por eso los invito a que sigamos luchando.

Muchas gracias.