Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Junio > Palabras del Presidente Juan Manuel Santos durante la entrega de proyecto de intervención integral en agua potable y seguridad alimentaria en Manaure, La Guajira

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Palabras del Presidente Juan Manuel Santos durante la entrega de proyecto de intervención integral en agua potable y seguridad alimentaria en Manaure, La Guajira

 Manaure, La Guajira, 1° jun (SIG).

(...) Estos proyectos los vamos a multiplicar por toda La Guajira, porque sabemos el inmenso beneficio que este tipo de proyectos tiene para tanta gente. Ya estamos en proceso. Ya esos proyectos se vienen consultando, como se consultaron aquí con las comunidades, para que las comunidades estén totalmente de acuerdo dónde se ubica, cómo se utiliza, cómo se construye. Y ya están en marcha para completar los primeros 100.

Este proyecto es inclusive mejor que el primero que visité hace unos meses, porque este proyecto no requiere combustible para que la planta pueda funcionar. Este proyecto tiene la energía solar, o sea que ahí es un beneficio adicional.

Aparte del proyecto, como aquí ya se ha dicho, lo que queremos es generar ingresos, y afortunadamente ya encontramos la forma de generar los ingresos con el proyecto productivo, con el forraje que alimenta a los chivos. Y tenemos también el mercado para venir aquí a cada sitio a comprar el producto, dar el dinero y así todo el mundo se beneficie.

He escuchado con mucha atención y vi con mis propios ojos las necesidades que tienen en materia de educación, de infraestructura para la educación, del colegio. Les cuento: la semana pasada en la otra región del país, la región Pacífica, en el municipio de Jamundí, donde tampoco había ido nunca un Presidente de la República, puse la primera piedra para el proyecto más ambicioso que jamás haya tenido Colombia en materia de construcción de colegios. Porque lo que íbamos a construir en 40 a 50 años, porque en Colombia se construyen en los últimos gobiernos 1.500 colegios cada cuatro años, en los próximos dos años vamos a construir 30 mil colegios.

Hemos comenzado por el Pacífico, porque es la región donde hay más necesidades básicas insatisfechas, pero el norte de La Guajira también tiene unas inmensas necesidades básicas insatisfechas y por eso le voy a decir a la Ministra de Educación que se traslade aquí y que el programa lo comience aquí inmediatamente, y en esa forma sembramos futuro.

Si los niños van al colegio en buenas condiciones, los alimentamos bien, muy importante alimentar a los niños desde el momento en que nacen durante su etapa de crecimiento, su etapa de educación, serán unos ciudadanos productivos. Mi Gobierno está comprometido con esa política de darles a los niños desde que están, inclusive, en la barriga de las mamás, darles un cuidado integral, protegerlos, porque ese es el futuro de nosotros.

También para la alimentación de los niños, para la alimentación escolar, tanto la Ministra como la Directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, quien me está esperando en Riohacha, le voy a dar instrucción para que se vaya de comunidad en comunidad haciendo el censo de las necesidades en ese frente, para que puedan focalizar la acción del Instituto para que pueda realmente satisfacer las demandas de una población tan dispersa como la población Wayúu.

Tengan la seguridad de que he asumido la responsabilidad de mi Gobierno, con el espíritu de un corredor de carreras por etapas, y que quiero ayudar, en la medida de lo posible, a mejorar las condiciones de vida de todos los colombianos, pero sobre todo de los más vulnerables, y ustedes están en ese grupo de los más vulnerables.

Por eso, hasta el último día de mi Gobierno pueden contar con mi ayuda, mi apoyo, mi presencia, y espero que con buenos resultados. Muchas gracias por este recibimiento tan cariñoso, los quiero mucho, seguiré apoyándolos y por eso que Dios los bendiga. Muchas gracias.

Para los que no saben el idioma les voy a traducir: un saludo para todos y un saludo a todas las autoridades nuevamente. Quiero comenzar estas breves palabras reafirmando mi compromiso con el departamento de La Guajira y mi compromiso con las comunidades Wayúu.

Yo tengo una gran deuda de gratitud con las comunidades Wayúu y les voy a explicar por qué. Cuando yo vine por primera vez, recién elegido Presidente de la República y había anunciado mi intención de buscar la paz, las autoridades Wayúu me dieron un bastón, que tenía como mango un pájaro, y me dijeron: ‘Le entregamos este bastón, que sólo se lo hemos entregado a Gabriel García Márquez, nuestro Premio Nobel, él como arquitecto de la palabra y a usted se lo entregamos como arquitecto de la paz; cuídelo y ojalá le ayude’.

Me explicaron el papel del palabrero y desde entonces tengo ese bastón conmigo en mi casa. Todas las mañanas consiento el pajarito.

Ese camino para buscar la paz es difícil, lleno de complejidades, lleno de obstáculos. Cada vez que encuentro una dificultad y un obstáculo le pido a Dios que me inspire, y a ese bastón que ustedes me regalaron que me fortalezca para seguir adelante.

Hasta poder decir, como lo dijeron estos niños cantando el Himno Nacional, poder decir: Cesó la horrible noche.

Pero mientras allá en Cuba hacemos la paz, conversamos, usamos la pablara para silenciar los fusiles, aquí en Colombia tenemos que construir esa paz, y la construimos con proyectos como este que hoy estamos celebrando.

Y qué bueno ser el primer Presidente de la historia que viene a esta comunidad a celebrar la puesta en marcha de un proyecto tan maravilloso como el que estamos todos viendo.