Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Junio > Declaración del Presidente Juan Manuel Santos en la ‘Alianza por el agua y la vida en La Guajira’

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Declaración del Presidente Juan Manuel Santos en la ‘Alianza por el agua y la vida en La Guajira’

 

Riohacha, 1° jun (SIG).  

Hemos tenido una durante toda esta mañana una jornada bastante productiva.

Esta mañana estuvimos en la comunidad de Sichichón, una comunidad indígena wayú, donde estuvimos inaugurando un proyecto de seguridad alimentaria que nos va a beneficiar más de 210 familias de ocho comunidades.

Es un proyecto de los que queremos multiplicar por toda La Guajira.

Un pozo donde se extra el agua, que no depende combustible. Uno que habíamos visitado hace unos meses dependía del Diésel. Este tiene una energía solar que da suficiente energía para que el pozo funcione. Y además el pozo genera todo un proyecto productivo que da seguridad alimentaria e ingresos.

Y ya está el proyecto en funcionamiento el proyecto. Este proyecto es, repito, el que queremos multiplicar por toda La Guajira.

Hay el plan de de tener cien de esos pozos funcionando a la mayor brevedad posible.

Hay cerca de 67 que ya están contratados, faltan 33 por contratar. Lo único que falta ahí son las consultas con las comunidades para poder contratar –los primeros cien, porque pensamos hacer más–, que son soluciones para las comunidades. Lo pude constatar personalmente, cómo aprecian ese tipo de proyectos, que no solamente nos permite tener acceso al agua, sino los beneficios que se pueden extraer de esos proyectos.

Y luego nos trasladamos aquí, me traslade aquí a Riohacha, y acabamos de terminar una reunión con varios ministros, funcionarios del Gobierno, representantes de las organizaciones internacionales; con el señor Defensor del Pueblo (Jorge Armando Otálora), con los alcaldes, con el señor Gobernador (José María Ballesteros), con los Representantes a la Cámara.

Hubo una reunión muy importante, por los resultados, pero que quisiera tratar de aprovechar y poner en claro una serie de cifras y de versiones que han venido circulando sobre la situación, referente sobre todo a los niños y a las vidas de los niños y a la desnutrición de los niños.

Lo que les propuse a todos es que hagamos un esfuerzo de coordinación.

También estuvieron los representantes del sector privado, de tres fundaciones muy importantes, tres empresas muy importantes del sector privado que están haciendo labores con las comunidades. Y que lo que nos necesitábamos era buscar la forma de coordinarnos mejor, para que no dupliquemos esfuerzos sino que por el contrario generemos sinergia que nos den la posibilidad de dar mejores resultados.

Y que pudiésemos tener como prioridad, el agua por supuesto y el agua combinado a la vida. A evitar que nadie, ¡nadie!, pueda morir por no tener acceso a una mínima alimentación.

¿Que descubrimos?  ¿O qué problema tenemos?

La falta de información. La falta de información que nos indique que todos estos esfuerzos que están haciendo, qué impacto real están teniendo.

No tenemos –y hay que confesarlo así, con esa franqueza y esa claridad–, no tenemos censo confiable, verdadero, que nos permita, por ejemplo, medir en los esfuerzos que hace el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) en darles ayuda a 35 mil niños, qué porcentaje de los niños están siendo beneficiados.

No tenemos esa base y por eso, de lo primero que vamos a hacer es un censo a toda la población rural aquí en la Alta Guajira.

Yo espero que el censo que se hizo, que no se ha divulgado por parte del Dane, nos dé los instrumentos requeridos, y si falta, complementamos ese censo.

Y le voy a decir al Dane, que priorice los resultados aquí en La Guajira, para ver qué nos faltaría y poder acelerar esas cifras, para tener algún tipo de orientación de lo que estamos haciendo.

Llevamos 694 rancherías pero, nuevamente, no sabemos realmente cuántas hay y por eso necesitamos hacer ese censo lo más pronto posible.

Una de las razones por las cuales, la razón principal por la cual nos reunimos aquí hoy, ha sido las versiones que han aparecido en la prensa sobre el número de niños muertos por desnutrición.

Hoy es el Día Internacional del Niño. Y les dije los funcionarios del Gobierno: vayámonos para La Guajira y averigüemos realmente qué está sucediendo. Hablemos con la gente directamente responsable y que tiene la información sobre qué está sucediendo.

Las cifras oficiales señalan que en los últimos ocho años se ha registrado cerca de 294 casos.

Suponiendo un subregistro grande, el Dane estima que la cifra puede subir a 425 casos en ocho años. La cifra que aquí se circuló en el año 2014, o sea el año pasado, fue 48 de casos. 48.

Por eso me dicen los que realmente tiene por qué saber, que tienen las cifras objetivas –son los grandes validadores–, que esa cifra que ha circulado de 5 mil  casos es imposible; eso no tiene ningún asidero.

Yo, sin embargo, quisiera aprovechar de darle la palabra al señor Defensor (Jorge Armando Otálora), y al señor representante de Unicef, para que ellos den su propia versión, porque creo que esta situación hay que aclararla. Porque las versiones que han circulado en los medios de comunicación son realmente muy alarmantes, muy preocupantes, y por eso el Presidente generó esta reunión, para ver realmente qué estaba pasando.

Señor Defensor…

Defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora: Gracias, señor Presidente.

Efectivamente lo que prendió la alarma social en La Guajira fue el incremento inusitado, que según las cifras oficiales del Instituto Nacional de Salud, encontramos en 2013 y 2014.

Efectivamente en el 2013 se presentaron 26 muertes por desnutrición. Si lo comparamos con el 2014, llegamos a 48, casi más del 90 por ciento de incremento.

Eso prendió las alarmas de muchas instituciones, entre ellas de la Defensoría del Pueblo y en lo que va corrido del año, según esa misma institución, llevamos 11 muertes de niños por desnutrición.

Eso hace referencia a la estadística oficial, Señor Presidente.

Representante de Unicef: Lo que puedo decir es que como representante de Unicef y también como médico, no tengo, digamos, elementos para poner en duda estos datos. Son pocos, son muchos, no sé.

Lo que puedo decir es que 48 son demasiados. Son 48 vidas que podían ser salvadas.

Y lo que quisiera decir también es que esta incertidumbre que eventualmente existe sobre datos no debería ser una razón para atrasar las intervenciones que son necesarias.

Unas de las utilidades de los datos es ayudarnos a planear mejor. Lo que ya tenemos disponible en mi opinión es suficiente para empezar este trabajo de una manera coordinada, como el Señor Presidente lo estaba diciendo, y para hacer todo lo que podemos hacer para evitar, digamos,  lo que se ha producido el año pasado, con 48 niños que desafortunadamente han fallecido. La razón de la desnutrición no se vuelva a producir este año y en los años siguientes.

Presidente Santos: 48 demasiado. Un niño para mí es demasiado. Un niño que muera en Colombia porque no tiene acceso a una buena alimentación para mí es demasiado.

Por eso la cifra, por supuesto que es relevante pero el principio es el que es más importante: no podemos permitir que un solo niño en Colombia muera por falta de una buena alimentación.

Y por eso vamos a hacer un esfuerzo aquí en esta zona.

En el caso del ICBF, vamos a crear una mesa de trabajo para continuar la focalización ranchería por ranchería. Que debe hacer el ICBF para tener la información completa y poder hacer lo que hacemos por ejemplo en todos los programas de Red Unidos en la lucha contra la pobreza extrema, y es tener esa información precisa para poder resolver el problema

Entonces esta mesa de trabajo se va a hacer además con la participación de la Cancillería, de la Alcaldía de Uribia y con participación de las empresas privadas: Cerrejón, Chevron, además de la Registraduría, que nos debe colaborar en este ejercicio de focalizar el trabajo y de tener un buen censo, unos buenos datos.

Para mejorar la parte de salud, que también se abordó en esta reunión en forma muy superficial pero importante, La Guajira va a ser incluida dentro de los planes de una salud especial que hemos ya aplicado en otros departamentos donde existen poblaciones dispersas.

O sea, vamos a incluir La Guajira en ese régimen especial que ya se está adelantando en otras zonas del país.

Eso significa que las EPS deben buscar al paciente y no al revés. Eso es muy importante, ese principio de casi que de invertir la carga a la prueba  es muy importante para tener una mejor atención y un mejor servicio de salud.

Se va a poner en marcha en las próximas semanas el programa de recuperación nutricional que va a beneficiar a 7 mil niños y es un programa que está haciendo Unicef con el Ministerio de Salud. Y eso se va a poner en marcha de forma inmediata.

Vamos a multiplicar también el uso de la telemedicina. La telemedicina tiene unas grandes ventajas. No necesitan los médicos –los buenos médicos– venir, sino a través de los medios tecnológicos, que ya están disponibles en muchos sitios,  pueden hacer las consultas.

Hoy hay telemedicina en Nazareth, en Fonseca y en Dibulla. Pero queremos llevar la telemedicina a toda la Alta Guajira. Eso también es un paso importantísimo, la calidad de la atención en materia de salud para toda esa población.

Así mismo, el ICBF va atender 3 mil niños más en estos tres municipios en materia de agua.

Como ya lo mencioné al principio, pozos como el que hoy visitamos en Sichichón los vamos a construir por toda La Guajira. Cien en un comienzo.

Esos pozos deben tener plantas desalinizadoras, deben tener proyectos productivos que los acompañen, deben tener una energía, la mayoría vamos a ver si le ponemos energía solar en cuanto nos sea posible combustible Diésel pero en la medida de la posible energía solar porque ya tenemos claro que la energía solar es suficiente.

Y vamos a hacer lo posible para combinar los pozos con colegios. Allá en Sichichón me mostraban el colegio, las condiciones del colegio no son las mejores. Es un colegio donde los niños están prácticamente al aire libre recibiendo sus clases.

Como tenemos nosotros el proyecto de construir 30 mil aulas en los próximos cuatro años o próximos tres años –iniciamos el proyecto en el Plan Pacifico la semana pasada en Jamundí–, le dije a la Ministra que se traslade aquí a La Guajira y llegará el viernes, para que ese plan que iniciamos en el Pacifico también se inicie simultáneamente aquí en La Guajira, porque también tienen esas necesidades básicas muy grandes insatisfechas, sobre todo la de los colegios.

Y si combinamos la construcción del colegio con la perforación del pozo y el proyecto productivo, eso nos va a generar una serie de sinergias y nos va a facilitar que todo el mundo tenga acceso al agua alrededor de esos pozos porque para ahí también llevar a los niños o que los niños vayan al colegio.

De manera que ese también va a ser uno de los proyectos que nos vamos a proponer a adelantar en el futuro cercano.

Por supuesto que hay muchísimos más temas que hablábamos con los alcaldes, que hablábamos con el Gobernador, temas que se van a discutir en otras instancias. Pero el propósito fundamental de esta reunión era agua, niños y nutrición, y creo que lo que aquí se decidió nos debe ayudar a avanzar en la dirección correcta en esas necesidades tan importantes que tiene La Guajira y sobre todo la Alta Guajira.

Vamos a ver cómo coordinamos mejor todas las entidades. Muy preocupados por la situación de sequía. Mayo que pasó –hoy es el primer día del mes de junio–, mayo pasó en blanco en materia de lluvias.

Nunca antes en La Guajira había dejado de llover en un mes de mayo. La primera vez que no llueve en el mes de mayo acabamos de pasar.

¿Eso qué quiere decir? Que el cambio climático nos está afectando y con eso tenemos que avanzar en ver cómo mitigamos los efectos de ese cambio climático.

Muchas gracias.   

(Fin)