Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Junio > Palabras del Presidente de la República, Juan Manuel Santos, en la Convención del Partido de la U

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Palabras del Presidente de la República, Juan Manuel Santos, en la Convención del Partido de la U

 Bogotá, 5 jun (SIG).

Quisiera, antes de entrar en materia, referirme al hecho muy triste del secuestro de la hija de alguien que luchó mucho por el Partido de la U y ahora es funcionario del Gobierno, un gran funcionario, el doctor Diego Mora. Su hija Daniela, de tan solo 11 años, fue secuestrada el día de ayer.

Lo que quiero simplemente decirles es que el Gobierno está haciendo todo lo que está a su alcance para recuperarla. Hemos hablado con Diego en varias ocasiones. Hace una hora volví a hablar con él. Estamos haciendo todo lo posible. Esto hay que mantenerlo dentro de cierto marco de prudencia.

Quiero resaltar el anhelo de todos los colombianos para que se respete la vida a esta niña. Es un hecho horrible que no es aceptable bajo ningún punto de vista. El Gobierno está actuando y esperamos darle pronta solución.

Decía también Roy Barreras, el secuestro afortunadamente se está volviendo cosa del ayer. Este año, en lo que llevamos corrido del año, el secuestro se ha disminuido 70 por ciento frente al año anterior. Y el año anterior fue el año de secuestro más bajo de los últimos 35 años. Ha venido descendiendo. Hoy un secuestro nos arruga el corazón. Eso quiere decir que nos estamos acercando cada vez más a ser un país normal. Recuerden que ustedes hace pocos años: en un día 3, 4, 10 secuestros y ni siquiera era noticia de primera página.

De manera que hacemos votos por la pronta recuperación de Daniela.

El motivo que nos reúne hoy, lo acaba de entregar José David Name: el libro ‘La verdadera historia del Partido de la U’. Me divertí mucho escribiendo las palabras que ustedes van a encontrar ahí. Y tengo que agradecerle a Camilo Enciso, que me ayudó mucho en la parte ideológica, a recoger ideas, a ordenar las ideas.

Recordarles este Partido lleva muy poco tiempo, 10 años, pero ya hemos hecho historia. El solo inicio del Partido, recuerdo muy bien, contra viento y marea. Nadie daba cinco centavos por el Partido de la U. El Partido de la U, esa U que fue un largo debate sobre el nombre del Partido. Cuántas veces no nos reunimos con el senador, que en paz descanse, Luis Guillermo Vélez; con el doctor Aurelio Iragorri, aquí presente, diciendo: ¿Qué nombre le ponemos al Partido?

Yo les decía dos palabras muy importantes: un partido que tiene que, por lo que nuestro país es, estar comprometido con lo social. Y por otro lado, tenemos que tratar de buscar unidad. Hemos sido, desde nuestra Independencia, un país dividido, polarizado. En el pasado cuántas guerras civiles no hemos tenido a través de toda nuestra historia y seguimos teniendo, estamos en una guerra.

Por eso buscar la unidad. La unidad le permite a una sociedad, a un país, progresar mucho más rápido y en forma más efectiva. Y así fue como introdujimos ese nombre que tiene el Partido: Partido Social de Unidad Nacional.

Creo, y debe ser así, que esas dos palabras deben servir siempre de norte. Siempre estar comprometidos con lo social, siempre buscar la concertación en lugar de la confrontación. Buscar la unidad. Buscar la reconciliación. Eso como norma de conducta de un partido, como posición política, creo que a la larga da mucho más dividendos.

El partido hizo historia, comenzó haciendo historia, el primer día que se puso a prueba. Decía que no nos daban cinco centavos por el futuro del Partido, nos decían que esto no tenía futuro. Y resulta que, la primera lección, rompimos 157 años de monopolio bipartidista.

El Partido Liberal y el Partido Conservador llevaban 157 años obteniendo las mayorías en el Congreso de la República. Por primera vez, el Partido de la U rompió ese monopolio, esa situación.

Desde entonces también nos dijeron: ‘Eso es flor de un día, eso después de este triunfo se va a venir abajo’. No hemos perdido una sola elección. Elección tras elección se ha venido ganando, pero aún con un esfuerzo enorme. Y qué bueno que estemos reunidos para ir fortaleciendo nuestras bases: qué es lo que pensamos, para dónde queremos ir, para dónde queremos llevar el país.

Un partido de sólo 10 años es un partido como un niño que está buscando su futuro, y que tiene que estar en permanente discusión para descubrir ese futuro. Pero en ese proceso también hemos hecho historia.

Apenas ganamos esas elecciones, luego el partido participó en forma muy activa, fue determinante, ustedes se acordarán, en el Impuesto al Patrimonio, que sirvió para el fortalecimiento de nuestras Fuerzas Armadas que, a su vez, con las reformas que hicimos en materia de inteligencia, en materia de operaciones, invirtieron, cambiaron la correlación de Fuerzas Militares frente a la guerrilla. Y eso es lo que nos tiene hoy viendo la posibilidad de la paz.

Sin ese apoyo del partido, sin esas decisiones que ustedes tomaron en el Congreso de la República, el apoyo que nos dieron en las reformas que hicimos en la parte militar, no estaríamos hoy aquí sentados hablando de paz.

Luego, cuando ustedes me dieron el aval y me apoyaron en la Presidencia y comenzamos un gobierno que quisimos desde el principio que fuera fiel a esos principios, a esas palabras de lo Social y la Unidad.

Unidad: trajimos a la coalición de gobierno a mis antiguos rivales, robándonos una idea, presidente González, de Lincoln, cuando a sus antiguos rivales, candidatos a la presidencia, los trajo al gobierno. Yo hice algo parecido y logró unos resultados muy importantes, porque esa coalición, liderada por el Partido de la U, ha hecho reformas que antes no eran posibles, eran impensables.

Reformas, por ejemplo, cómo se dividen las regalías, cómo se reparten las regalías en el país. Muchísimos intentos en el pasado para hacer una distribución más equitativa, y finalmente se logró. Por eso creo que es una reforma que va a quedar en la historia como una reforma para la equidad, siempre pensando en equidad, en lo social.

En las leyes, por ejemplo, de sostenibilidad fiscal, que ahí viene y entra a colación lo que este partido tiene como norte o debe tener como norte en su posición frente a la economía y frente a lo social.

Yo he querido acercar al partido, alimentar al partido con las ideas de la Tercera Vía: el mercado hasta donde sea posible, el Estado hasta donde sea necesario.

Ahí, en el mercado hasta donde sea posible, una economía sólida, una economía que genere recursos, una economía que tenga la confianza de los inversionistas, es una condición necesarísima para poder aplicar una buena política social.

Este partido lideró en el Congreso una reforma constitucional que obliga a todos los poderes públicos a tener en cuenta el efecto de sus decisiones sobre la sostenibilidad fiscal de la Nación, con el criterio que una crisis fiscal, una crisis económica, lo que hace es vulnerar los derechos de los ciudadanos. Algo que vivimos en carne propia, la viví yo como Ministro de Hacienda, en la peor crisis económica en los últimos 100 años aquí en Colombia.

Y algo que ha servido de ejemplo en Europa. Recuerdo muy bien cuando estuve en México en el G-20, los países europeos diciendo: ‘Esto que hizo Colombia lo tiene solamente en cierta medida Alemania, pero sería muy bueno que los demás países lo introdujeran en sus propias constituciones’.

La Ley de Víctimas y Restitución de Tierras, que se aprobó en el Congreso, una ley histórica. Aquí vino el Secretario General de Naciones Unidas a la firma de esa ley, y dijo: ‘Esta ley no tiene precedentes en el mundo’.

La Universidad de Harvard tiene un equipo haciéndole seguimiento a esa ley y sobre todo a la Unidad de Víctimas. Ya llevamos medio millón de víctimas reparadas directamente. Y decía la Universidad en la conclusión del seguimiento que ha venido haciendo: Colombia ha sido el país que más víctimas ha reparado en la historia de la humanidad, y las ha reparado correctamente. Y está haciendo algo que nadie nunca había hecho, y es comenzar a reparar víctimas en medio del conflicto. Y la forma como las está reparando es la forma correcta.

Hicieron una encuesta entre las víctimas. Los resultados son bien interesantes, que tienen que ver también con la justicia transicional, doctor Roy. Decían las víctimas que para ellos era más importante la reparación que el castigo a los victimarios, lo cual comprueba algo que ya habíamos escuchado de las propias víctimas cuando fueron a La Habana, y que regresaron más propensas a ser generosas con la reconciliación, más que el promedio de los ciudadanos. Pero esa ley fue aprobada por el Partido de la U.

La Ley del Primer Empleo que ha tenido un efecto tan importante en la generación de empleo, sobre todo entre los jóvenes. El Estatuto Anticorrupción, las leyes que les dan a los colombianos más derechos, porque este partido, y eso debe ser otra norma, es un partido que quiere que los derechos se garanticen y se amplíen, porque hay otras corrientes que lo que quieren es restringir los derechos. nNosotros debemos estar siempre al lado de garantizar y fortalecer los derechos de los ciudadanos.

Y toda la legislación que se ha aprobado en estos cuatro años, histórica también en esa materia, es muy importante. Por ejemplo: fuimos el primer país, presidente González, en aprobar una ley en donde la salud la convertimos en un derecho fundamental para la sociedad.

Aquí estuvo la Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas el día que promulgamos la ley y dijo: esto es un ejemplo para el mundo entero. Y eso, por ejemplo, como un paso en esa concepción que tenemos de un país con derechos fundamentales garantizados para los colombianos es muy importante.

Pero no solamente es la ley, sino que hemos logrado aumentar la cobertura de los colombianos en el sistema de salud del 86, 84, 85 por ciento a 97, o sea tenemos cobertura universal.

Hemos ampliado el número de tratamientos de enfermedades que cubre el sistema. Pusimos a los pacientes de segunda clase en los asientos de primera clase, unificando los beneficios, pero por lo alto y no por lo bajo. Y pusimos una serie de medidas para controlar los precios de los medicamentos, que están teniendo unos resultados muy positivos.

En fin, yo podría seguir en esta lista, porque hemos venido haciendo historia. En 10 años este Partido ha hecho historia en todos los frentes. Y los resultados así lo demuestran.

Esta misma semana estuvo aquí en Cartagena el Centro de Desarrollo Humano de la Universidad de Oxford, con Naciones Unidas, la Cepal y muchas entidades internacionales, 40 países que ya están dentro del sistema, un nuevo esquema, una nueva forma de medición de la pobreza.

Esto fue algo estimulado por un personaje maravilloso, fue mi profesor en dos ocasiones, Premio Nobel, Amartya Sen. Y él decía que la pobreza hay que medirla en una forma diferente a la medición normal que es simplemente por ingresos. Hay que medirla, y se le dio el nombre de Pobreza Multidimensional. Midiendo el verdadero acceso de las personas, de las familias, a las necesidades básicas, a los servicios básicos: si tienen acceso a la salud, si tienen acceso a la educación. Si tienen una habitación o una casa digna. Si tienen una serie de necesidades que están establecidas.

Y Colombia fue pionera en ese proceso. Comenzamos unos pocos países. Ya hay 40 que lo están utilizando. Pero lo importante, lo que nos debe hacernos sentir muy orgullosos, es que estas instituciones, sobre todo el Centro de Desarrollo Humano, reiteró hace dos días en Cartagena, allá estaba Tatyana, que Colombia ha hecho más por luchar contra la pobreza y la pobreza extrema. La medición que estamos haciendo, el número de pobres, de gente que han sacado de la pobreza y la pobreza extrema es un verdadero ejemplo para el mundo.

Nunca antes en la historia, por ejemplo, de América Latina, en tan poco tiempo habíamos sacado tanta gente de la pobreza y la pobreza extrema. Eso se debe a todas estas reformas que el Partido de la U ha venido aprobando y promoviendo. Por eso digo que este es un Partido que en 10 años ya ha hecho historia en muchos frentes.

Tenemos que tratar de seguir haciendo historia. Y qué mejor que, después de 50 años de guerra, lograr la paz. Ese sería también un cambio histórico. Porque muchos de los problemas que tenemos, que hemos venido acumulando, se deben al conflicto armado interno, que es como un freno que tenemos, que hemos tenido durante tantos años, durante tanto tiempo, a nuestro desarrollo. Que no nos ha permitido realizar nuestro verdadero potencial.

Por eso mi obsesión desde hace tanto tiempo. Con Felipe, desde hace más de 20 años, venimos trabajando por la paz. Ahora le voy a dar la palabra al Presidente Felipe González, porque si hay alguien que haya sido testigo de los muchísimos intentos que han hecho todos los presidentes de Colombia por buscar la paz, ha sido Felipe González. Si hay alguien que haya querido ayudar de buena voluntad a ese propósito de lograr la paz en Colombia, ha sido Felipe González.

Por eso qué bueno tenerlo aquí con nosotros en este momento histórico, donde estamos acercándonos por primera vez realmente a esa posibilidad. Lo que sucedió ayer, los acuerdos sobre la Comisión de la Verdad, es muy importante, es muy significativo. Y les voy a explicar muy brevemente por qué.

La justicia transicional, que es lo que en este momento no nos ha permitido avanzar realmente en la negociación, porque ese es el tema fundamental, hemos avanzado en otros frentes, pero el de la justicia, la aceptación de la justicia transicional, es fundamental, necesarísimo, para poder llegar al final del conflicto.

Ahí hay un lío que ahora discutiremos con el Presidente González, una diferencia de enfoques. Pero el hecho que se haya aceptado y se haya acordado la Comisión de la Verdad, es un paso muy importante en la aceptación del principio de la justicia transicional o de la justicia integral, llamémosla como la queramos llamar, porque estamos haciendo historia.

¿Por qué lo digo? Porque la base de esa justicia es el respeto por los derechos de las víctimas. ¿Cuáles son esos derechos de las víctimas? El derecho a la justicia, el derecho a la reparación y el derecho a la verdad. Lo que hicimos ayer es un reconocimiento de esa justicia integral y un elemento fundamental de esa justicia integral.

Si logramos ponernos de acuerdo en los otros dos puntos, esto fluirá con mucho más rapidez. Por eso creo que estamos en un momento histórico, en un punto de inflexión, y qué bueno tener a una persona que ha sido testigo como pocos de este esfuerzo que hemos hecho los colombianos desde hace 40 años, 50 años, por lograr la paz, no hemos podido, pero creo que si nos proponemos en esta ocasión lo vamos a realizar.

Y nuevamente este sería un gran legado, el más importante, que les podemos dejar a las próximas generaciones, como partido, como gobierno, cómo país, porque lo he dicho mil veces: esta no es la paz ni de Juan Manuel Santos, ni del Gobierno de Juan Manuel Santos, ni del Partido de la U. Es una paz para todos los colombianos. Y así, si lo logramos unirnos, nuevamente la palabra Unidad, unirnos todos para lograr ese propósito, estoy seguro de que así será.

De manera que bienvenido nuevamente a su país, Presidente González. Y comencemos este conversatorio.