Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Junio > Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en la inauguración de la planta embotelladora e Coca Cola Femsa en Tocancipá, Cundinamarca

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en la inauguración de la planta embotelladora e Coca Cola Femsa en Tocancipá, Cundinamarca

 Tocancipá, Cundinamarca, 5 jun (SIG).

​Qué bueno estar aquí 15 meses después de la visita que me hizo José Antonio Fernández y los altos directivos de Coca Cola Femsa a anunciarme esta inversión, esta intención de construir lo que hoy ustedes escucharon. Es la planta más eficiente del mundo entero que tiene Coca Cola Femsa.

Esto tiene un gran significado. Imagínense ustedes por un minuto lo que representa Coca Cola en el mundo entero, y que estemos aquí hoy en Tocancipá, inaugurando la planta más eficiente del mundo entero, eso es algo que nos debe llenar de orgullo. A mí me llena de orgullo, a los trabajadores, a todos los responsables de esta construcción, a Coca Cola Femsa, a los colombianos. Recorrí toda la planta, me dieron las explicaciones y realmente queda uno muy bien impresionado.

Eso es lo que queremos en Colombia. Personas como José Antonio Fernández que creen en nuestro país, y que no solo lo dicen, no solo lo expresan, sino que este sentimiento lo convierten en realidad, en inversiones como esta: 250 millones de dólares, y como él mismo nos lo contaban, en los últimos 5 años han invertido cerca de 800 millones de dólares.

El Gobierno quiere ayudarlo a que le vaya bien, a que le vaya a Coca Cola Femsa y a todos los empresarios que creen en el país, que están invirtiendo. ¿Cómo lo estamos haciendo? Por ejemplo, me decían que Coca Cola tiene más de 450 mil puntos de distribución, o sea llega a 450 sitios donde se consume Coca Cola.

Tiene una operación logística muy compleja, muy importante. ¿Cómo los estamos ayudando? Construyendo en Colombia las mejores autopistas, con dobles calzadas, con túneles, con viaductos, para que esa distribución sea cada vez más eficiente, menos costosa; que los camiones que lleven los envases de Coca Cola puedan llegar al punto de destino más rápido, más fácil y a menor costo.

Lo que estamos haciendo para mejorar la infraestructura de este país no tiene precedentes. Cuando ustedes llegan al Aeropuerto El Dorado, llegan al aeropuerto más moderno de América Latina: primero en carga y tercero en pasajeros, después de México y de Sao Paulo        

Eso es lo que estamos haciendo, invirtiendo en 58 aeropuertos más, para que cuando vayan a diferentes regiones de Colombia y aterricen, aterricen en aeropuertos cada vez mejores. Que si tienen que importar esa maquinaria por vía marítima, estamos haciendo un inmenso esfuerzo por ver nuestros puertos cada vez más eficientes.

Estamos haciendo un gran esfuerzo para que personas como Milena Porras, quien nos describió aquí su experiencia de vida, puedan multiplicarse y puedan estar cada vez mejor capacitadas, para poder encontrar un buen empleo en empresas como Coca Cola Femsa, a través del Sena y a través de todo lo que estamos haciendo para mejorar la educación, la capacitación de nuestros compatriotas, de nuestra mano de obra.

Y lo estamos haciendo también aumentándoles el número de consumidores y mejorándoles su poder adquisitivo. Por eso trabajamos todos los días por tener una economía más fuerte, más sana.

Estamos de cabeza de serie en América Latina, y nos proponemos mantenernos en los primeros lugares, en materia de crecimiento económico, pero no un crecimiento cualquiera, un crecimiento inclusivo donde podamos sacar el mayor número de personas de la pobreza y de la pobreza extrema. Que salen de la pobreza y consumen más Coca Cola, y lo hemos hecho con mucho éxito.

Esta misma semana aquí estuvo en Cartagena el Centro de Desarrollo Humano de la Universidad de Oxford, con 40 países, varias instituciones internacionales, exaltando y señalando cómo Colombia en los últimos 4 – 5 años se ha convertido en un ejemplo mundial por su política social, en materia de efectividad en sacar a gente de la pobreza y la pobreza extrema.

Por eso esa sociedad sector privado – sector público, basada en la concertación, no en la confrontación, basada en establecer reglas de juego claras, para que los inversionistas tengan seguridad jurídica.

A propósito de seguridad jurídica, quiero hacerles una pequeña aclaración. Hemos visto en algunos periódicos la publicación de unos estudios, de unos análisis que han hecho algunas personas que pertenecen a esa Comisión que está estudiando, por virtud de la ley de la Reforma Tributaria pasada, que se estableció por solicitud de los empresarios que se estudiara la posible reforma que han llamado estructural.

Ese ejercicio no es nada diferente a hacer una revisión, como se ha venido haciendo permanentemente, a nuestra estructura tributaria, a ver dónde está funcionando bien, dónde está funcionando mal, dónde podría mejorarse. Pero quiero darles la tranquilidad que nadie está pensando en este momento en una nueva reforma tributaria.

Este estudio nos lo mandó la ley. Es bueno tenerlo. Lo hemos hecho en muchísimas ocasiones. Yo mismo cuando fui Ministro de Hacienda dejé un estudio sobre una reforma estructural. Hemos recibido sugerencias del Banco Interamericano de Desarrollo, de la OCDE.

Hoy el Ministro de Hacienda está en París con los ministros de Hacienda de la OCDE. Y allá están exaltando la forma como Colombia ha venido manejando su economía, afrontando estos nuevos retos de la baja del precio del petróleo, manteniendo la confianza de los inversionistas y la fortaleza de nuestra economía, y así vamos a seguir.

Sabemos que la economía no puede ser el fruto de la improvisación o al vaivén de las situaciones políticas o económicas. Hay que mantener el rumbo. Y por eso tengan la tranquilidad que no estamos pensando en presentar ninguna nueva reforma tributaria.

Si lo hacemos, lo haríamos en concertación con el sector privado. Y tengan la seguridad, porque soy el primero en reconocer que el sector privado, las empresas que hoy están pagando sus impuestos, ya llegaron a su máxima capacidad. Si acaso hay que reducirles la carga tributaria.

De manera que quería hacerles esa aclaración, porque sé que ha habido cierto nerviosismo por las publicaciones que son normales de los medios en que un economista sugiere tal cosa, otro economista sugiere tal otra, y se va creando la sensación de que vamos hacer una gran reforma, y eso en este momento no está en nuestra lista de intenciones.

Lo que sí está en nuestra lista de intenciones es mantener el rumbo que hemos establecido. Yo lo he dicho muchas veces: queríamos entrar en un círculo virtuoso, tener una economía sólida, que crezca a ritmos más altos, que genere más inversión. Necesitamos más inversión. Por eso le agradecemos tanto sus palabras, y palabras que se han convertido en realidad con estos 250 millones de dólares.

Y miren lo bueno que está sucediendo. Esta misma semana, o estas últimas dos semanas, el señor Rocca, Paolo Rocca, estuvo más o menos en la misma época que José Antonio Fernández en mi oficina, anunciándome otra inversión por una suma similar: 250 millones de dólares. José Antonio viene de México. José Antonio Rocca venía de Argentina.

Pues hace una semana, ambos duraron 15 meses, inauguramos la fábrica Tenaris, que es la más eficiente, la más productiva del mundo entero en la elaboración de tubos petroleros. Una fábrica impresionante.

Tres días después estábamos aquí, en las afueras de Bogotá, con el presidente de la Mercedes Benz, poniendo en marcha una ensambladora, es la segunda planta que abre Mercedes Benz en tres años.

Y diciendo palabras parecidas, a las que hoy oímos, y le agradecemos a José Antonio Fernández, decía el presidente de Mercedes Benz: ‘Estamos aquí inaugurando una segunda planta y vamos a invertir mucho más, porque vemos que Colombia está haciendo las cosas bien’. ‘Nunca, dijo él, nos había ido tan bien en Colombia como en estos últimos años. Y por eso hemos localizado, escogido a Colombia como un centro logístico, un centro de operaciones’.

Y así sucesivamente, muchas empresas están llegando. Algunas se van. Hace unas semanas tuvo mucha repercusión la ida de Chiclets Adams, pero la Ministra habló con el presidente de Chiclets Adams y le preguntó: ‘¿Por qué se está yendo?’. Y él le dijo: ‘Me estoy yendo porque nos compraron internacionalmente, las plantas que tenemos tienen 65 años, están totalmente obsoletas, y el mercado de chiclets en el mundo entero está bajando’. No es nada diferente a esas circunstancias.

Algunas plantas se cierran, industrias que florecen y que después desaparecen, y otras plantas llegan y crecen, esa es la dinámica económica.

Lo que queremos en Colombia es tener un ambiente favorable, atractivo, porque esa inversión que necesitamos, que hemos logrado que crezca en los últimos cuatro años como nunca antes, la inversión en el país está llegando al 30 por ciento de nuestro Producto Interno Bruto (PIB), esos son niveles asiáticos, es lo que nos garantiza el crecimiento futuro.

Por eso seguiremos haciendo todo lo posible, José Antonio y directivos de Coca Cola Femsa, para que ustedes sigan enamorándose de Colombia. Usted ya se enamoró del vallenato, nosotros estamos enamorados de las rancheras. Pero eso también nos acerca más.

A todos los trabajadores decirles: felicitaciones, están ustedes trabajando en una empresa estrella, porque me han contado también y he podido ver ese sentido de la responsabilidad social, que hoy es un componente fundamental de cualquier empresa, de cualquier inversión.

Responsabilidad social, responsabilidad ambiental, y con eso lo que queremos es que hagan más y más negocios, que les vaya bien, porque si a ustedes les va bien al país le va bien, generamos más empleo, generamos más prosperidad.

De manera que qué bueno poder estar con ustedes en esta inauguración de esta planta, se hizo en tiempo récord. Les preguntaba si tuvieron dificultades de alguna naturaleza para la construcción de la planta, me dijeron que no.

Al principio algo de las licencias que ya lo corregimos y estamos en permanente comunicación con todos los empresarios para que el Gobierno, esa es nuestra responsabilidad, ofrezca las mejores condiciones para que esta economía crezca, para que haya más inversión, y por consiguiente más prosperidad.

Aquí está con nosotros el comprador de Coca Cola a nivel mundial. Lo estamos tratando de convencer, y ya nos dijo que estaba muy interesado en que compre para distribuir a nivel mundial nuestras frutas, para hacer bebidas a base de frutas colombianas. Me dice que ya hay un gran interés en comprar fresas, guayaba, papaya, lima, taití, y un nuevo sabor, ‘gulupa’, qué bueno.

Y ahora que estuve en Panamá, el Presidente mundial de Coca Cola me dijo, con el Ministro de Hacienda: Queremos invitar a Colombia, porque estamos organizando nosotros la gran reunión de empresarios, que va a reunirse simultáneamente con el G-20 en Turquía, que vaya Colombia y nos exponga cómo es que ustedes están haciendo su política social, porque eso es lo que más nos interesa a nosotros poder divulgar: el éxito de la política social, porque esa es la base de un buen éxito de una política empresarial.

Y qué bueno, y allá estaremos en noviembre por invitación del Presidente mundial de Coca Cola.

O sea que seguimos trabajando juntos. Plantas como estas es la que queremos multiplicar por todo el país, lo estamos haciendo, más de 220 empresas han llegado en estos últimos años, y lo que queremos es que lleguen muchas más.

De manera que muchas gracias por creer en Colombia, muchas gracias por estar aquí con sus inversiones, y ustedes serán siempre bien recibidos, porque como –vuelvo y repito una vez más-, si a ustedes les va bien a Colombia le va bien. Muchas gracias.