Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Junio > La paz en Colombia es el mejor negocio para el desarrollo sostenible, afirmó el Presidente Santos en Cumbre UE-Celac

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 La paz en Colombia es el mejor negocio para el desarrollo sostenible, afirmó el Presidente Santos en Cumbre UE-Celac

• “Una de las mayores víctimas de la guerra en mi país es el medio ambiente. La guerrilla protege y estimula la producción de coca para financiarse, lo que a su vez ha causado una diabólica devastación de nuestros bosques y selvas tropicales”, expresó el Jefe de Estado colombiano en Bruselas.

• Recordó que el lunes pasado, la guerrilla “en un acto totalmente irracional”, detuvo 200 camiones de transporte de petróleo y los obligó a derramar el crudo que cayó a las quebradas y ríos del Amazonas.

 Bruselas, 10 jun (SIG).

El Presidente Juan Manuel Santos afirmó este miércoles en Bruselas que una de las mayores víctimas del conflicto colombiano es el medio ambiente y por ello la paz en Colombia es el mejor negocio para el desarrollo sostenible.

“Una de las mayores víctimas de la guerra en mi país es el medio ambiente. La guerrilla protege y estimula la producción de coca para financiarse, lo que a su vez ha causado una diabólica devastación de nuestros bosques y selvas tropicales”, expresó el Jefe de Estado colombiano en la segunda sesión de la Cumbre UE-Celac: Desafíos Globales. 

La reunión se llevó a cabo en Bélgica en el marco de la Segunda Cumbre de la Unión Europea y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

“Pero no es solo eso –agregó el Mandatario colombiano–. Sus ataques a los oleoductos causan daños ambientales incalculables”, expresó.

Recordó que el lunes pasado, la guerrilla “en un acto totalmente irracional”, detuvo 200 camiones de transporte de petróleo y los obligó a derramar el crudo que cayó a las quebradas y ríos del Amazonas.

“Esto es un verdadero ecocidio. Por eso, la paz en Colombia, es el mejor negocio para el desarrollo sostenible”, manifestó.

El Jefe de Estado colombiano celebró el énfasis que hace esta cumbre de Europa y Latinoamérica y el Caribe en cambio climático y desarrollo sostenible.

“América Latina y el Caribe no tiene una participación significativa en la emisión de gases de efecto invernadero, pero sí somos una región vulnerable, y no podemos permanecer al margen”, advirtió el Presidente de Colombia.

Por ello recomendó que la Unión Europea y América Latina lleven una sola voz en la Cumbre de París de este año, con el objetivo de lograr “un acuerdo jurídicamente vinculante donde todos nos comprometamos con metas de mitigación y adaptación, comenzando por los grandes emisores”.

Recordó que Colombia propuso en la Cumbre Ambiental de Río + 20 que se establecieran unos Objetivos de Desarrollo Sostenible, que avancen hacia la erradicación irreversible de la pobreza.

“Hemos sido el primer país en incorporar los Objetivos de Desarrollo Sostenible en la política pública nacional, e invitamos a otros a que asuman acciones similares para su concreción”, indicó.

También se refirió a la Conferencia Internacional de Control de Drogas, celebrada la semana pasada en Cartagena con la asistencia de delegados de todo el mundo.

“Colombia ha sido el país que más ha  sufrido las consecuencias del narcotráfico y los efectos de la llamada ‘guerra contra las drogas’, declarada por las Naciones Unidas hace más de 50 años y que ciertamente no hemos ganado”, reiteró el Presidente Santos.

Agregó que por tal razón Colombia ha estimulado “una discusión franca y abierta sobre caminos alternativos para ser más efectivos en combatir este flagelo que sin duda sigue haciendo estragos en América Latina y en Europa”.

Por último señaló que la Organización de Estados Americanos (OEA) ha hecho recomendaciones y habrá una Asamblea Especial de Naciones Unidas el año entrante para tratar el tema.

Por último confió en que de esa “un enfoque más práctico y más efectivo, que no sólo se concentre en reprimir” a los campesinos y las ‘mulas', sino que ayude a  reducir la demanda y tratar el tema como un problema mundial de salud pública.