Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Noticias - Marzo de 2015 > Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en la recepción de las Llaves de la Villa de Madrid

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en la recepción de las Llaves de la Villa de Madrid

 Madrid, España, 3 mar (SIG).

​Muy querida alcaldesa Ana Botella y amigos de la ciudad de Madrid:

Es difícil expresar la emoción que me produce recibir hoy las llaves de una capital a la que me siento tan unido, a la que quiero tanto y que me es tan entrañable.

Y aprendí a querer a Madrid por mi padre que está en el cielo, sonriéndose en este momento, muchas veces vine con él y me enseñó a querer a Madrid y decía que era la ciudad más maravillosa que había.

Y no solo para mí sino para todos los colombianos que la conocen y también los que la añoran en la distancia.

Por supuesto, para los cientos de miles de compatriotas que habitan aquí, los que habitan aquí quieren más esta ciudad, o que habitan en las poblaciones vecinas.

Madrid es casa amiga, también en el deporte. Aquí, en el Atlético, hizo historia nuestro tigre Radamel Falcao.

Y ahora, estuvimos juntos hace un par de días en el Real Madrid, está haciendo lo mismo nuestro joven crack James Rodríguez.

Y no olvidamos esas gloriosas salidas de nuestro diestro César Rincón por la puerta grande de las Ventas.

O –yendo aún más atrás– la corona de la Vuelta a España conseguida por nuestro escarabajo Lucho Herrera en 1987.

Y qué decir lo que ha ocurrido en el campo cultural, lo dijo la señora Alcaldesa desde hace una semana, cuando el arte de Colombia desembarcó en ArcoMadrid, pero no solo allá, sino también en diversas galerías y espacios culturales a lo largo y ancho de la ciudad, aquí también como lo acabamos de ver en el Ayuntamiento.

La presencia de una de las joyas más preciadas del arte colonial colombiano, la custodia “La Lechuga”, en el Museo del Prado, nos llena de verdadera emoción, orgullo y alegría.

Lo mismo saber que la Casa de América en Madrid ha declarado a este marzo como el mes de Colombia.

Y no cabe duda que nos sentimos en casa.

No nos perdemos en la Gran Vía ni sentimos extraños los árboles del Parque del Retiro.

Disfrutamos, como los nuestros, los churros con chocolate, los bocadillos de calamar, las tapas siempre sabrosas y –en mi caso– los inigualables huevos rotos de Casa Lucio.

Es así, apreciada Ana.

Los colombianos no necesitamos guía para estar Madrid, porque nos parece una ciudad nuestra, sentimos que es nuestra ciudad. Como si siempre nos esperara para recordarnos nuestras raíces.

Me acuerdo muy bien cuando vine a la Primera Cumbre de Madrid (Segib) me tocó venir porque al Presidente colombiano de entonces, César Gaviria le tocó cancelar el viaje a último momento. Se le había volado de la cárcel Pablo Escobar, me llamó y me dijo ‘váyase a la Cumbre y a la Feria de Sevilla’.

Y en ese caso concreto, Colombia estuvo ad portas de ser declarado un Estado fallido, teníamos problemas de todo tipo: guerrilla, paramilitares, el narcotráfico se había tomado la (…) democracia colombiana.

Mucha agua ha corrido bajo el puente desde entonces. Hoy Colombia es un país diferente, Colombia se proyecta como el país con la economía más sólida de América Latina, con unos indicadores sociales como ningún otro país de América Latina y estamos ad portas, y agradezco mucho su apoyo, de lograr finalmente después de 50 años la paz, una paz que nos debe proyectar mucho más hacia al futuro y nos va a permitir  realizar todo el potencial que nosotros tenemos.

Pero hemos llegado aquí con ayuda de mis amigos, entre ellos, España. El Gobierno español durante todo este tiempo no solamente el actual gobierno sino los anteriores y este, nos ha dado la mano, su ayuda, su apoyo.

Por eso agradecemos tanto esta generosa hospitalidad del reino de España y aquí en esta ciudad tan entrañable como es Madrid.

De manera que me voy muy contento de haber podido disfrutar una vez más de la biodiversidad del ambiente de Madrid.

He querido en esta visita de Estado hacer lo mismo que mi padre hizo conmigo, como ya les dijimos, a Madrid, a que quieran a Madrid. Y se escucha también en Madrid, me dijeron, queremos aprovechar Madrid, no lo acompañamos al Ayuntamiento. Entonces están todos aprovechando.

Pero quiero decirles que recibí como un honor que atesoro las llaves de esta ciudad, será algo que no olvidaré nunca.

Me preguntaban ahora, ¿cuántas llaves ha recibido ya en lo que lleva de la Presidencia?, les decía, muchas pero ninguna como esta llave que me acaban de obsequiar, que la aprecio de todo corazón.

Sigo parafraseando la famosa canción de Agustín Lara porque no es solo mexicana, sino de toda América Latina: Madrid, Madrid, Madrid, en Colombia se piensa mucho en ti.

Muchas gracias.