Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Noticias - Marzo de 2015 > Palabras del Presidente de la República, Juan Manuel Santos, en la inauguración del Colegio ‘Francisco de Paula Santander’ de Santa Lucía, Atlántico

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Palabras del Presidente de la República, Juan Manuel Santos, en la inauguración del Colegio ‘Francisco de Paula Santander’ de Santa Lucía, Atlántico

 Santa Lucía, Atlántico, 6 mar (SIG).

“Decirles que para mí es un inmenso honor ser el primer Presidente de la República en la historia que viene a Santa Lucía. Yo vine al municipio, no vine al casco urbano, pero estuve en el municipio cuando estábamos en la ola invernal. Recuerdo perfectamente la situación que estaban viviendo aquí en Santa Lucía, en tantos municipios del sur del Atlántico y en tantos municipios del país. Más de 3 millones de damnificados.

Yo hice una promesa o tuve un sueño. Les dije a los colombianos: tratemos de aprovechar esta coyuntura difícil, esta crisis y la podemos convertir en una realidad. Le pedí al sector privado colombiano y a los colombianos que hiciéramos todos un esfuerzo para ver si podíamos quedar mejor después de todo el proceso de ‘Colombia Humanitaria’, que fue la institución que creamos para ayudar, y del Fondo de Adaptación, a ver si podíamos decir, después de unos años, que quedamos mejor de lo que estábamos antes de ese desastre natural, que ha sido, tal vez, el peor en la historia reciente de este país.

Y qué bueno venir a Santa Lucía a comprobar que en este caso se cumplió ese sueño. Lo que el señor Gobernador acaba de mencionar como las obras que se han construido, no voy a repetirlas, obras en materia de colegios, acueducto, alcantarillado, vivienda, todo esto nos indica que efectivamente hoy estamos mejor de lo que estábamos hace cuatro años y medio, cuando nos pegó tan duro esa ola invernal.

Y qué bueno venir a inaugurar un colegio, un colegio como este que estamos inaugurando. Ahí recorrimos las aulas, la biblioteca, estuve dando una clase en el aula que Telefónica donó con toda la tecnología, tablero electrónico, aprendí de voleibol, me enseñaron los estudiantes dónde nació el voleibol, cómo se juega. No fue mi señora, no estaba conmigo, porque ella me hubiera dado una clase porque ella juega voleibol todas las semanas. Vi la biblioteca maravillosa: 25 mil libros donados.

Pero lo que mejor vi, pude constatar, es lo que estos niños, estas niñas, están aprendiendo. Ese futuro que se están forjando. Les pregunté a los que estaban en once qué iban a estudiar, qué querían estudiar. La mayoría me decía: Ingeniería Civil, Ingeniería Electrónica, Medicina, esas carreras que el país tanto necesita.

Estuve, antes de estar aquí en Santa Lucía, en Baranoa, relanzando el programa que se denomina ‘Todos a Aprender’, a través del cual unos tutores les enseñan a los profesores, en las clases, cómo mejorar la calidad de la educación en matemáticas, en ciencias, en lenguaje.

Estuve esta mañana en la Universidad del Norte, en una feria que llamamos, con la Ministra Gina Parody, la Feria de ‘Ser Pilo Paga’, con 1.091 estudiantes en la Universidad del Norte que se ganaron las becas por ser pilos, porque obtuvieron los más altos puntajes en las pruebas Saber. Estudiantes que nunca se habían imaginado, ni sus padres, que podrían entrar a las mejores universidades, y hoy están estudiando.

Todo esto y esta inauguración de este colegio hoy tienen un propósito, que es convertir un sueño que tengo, y es el que Colombia sea el país mejor educado de América Latina en el año 2025. Y este sueño lo vamos a realizar, lo vamos a convertir en una realidad, gracias al esfuerzo de mucha gente, que se nota y que se demuestra y que se palpa aquí en este colegio.

Ese sueño no puede ser posible si el sector privado no participa. Y el sector privado es el más interesado en cumplir con ese sueño, porque el sector privado será el más beneficiado de una educación de alta calidad. Por eso, qué bueno y muchas gracias, doctor Vélez y doctor Gómez, por esa contribución de ustedes a este colegio, que sé que lo han hecho con todo el desinterés. El único interés es ayudar. Y es una demostración de que cuando todos nos juntamos, todos nos unimos, en torno a un propósito, sector público, sector privado y todos los colombianos, lo podemos lograr.

¿Quién se iba a imaginar? Y yo les pregunto a los padres de familia aquí presentes que ustedes iban a tener un colegio de esta calidad para que sus hijos estudiaran, hace cuatro o cinco años. Pues estas voluntades se juntaron y aquí está el colegio. Un colegio para el que además hoy comienza algo muy importante. Un colegio que tendrá jornada única. ¿Qué quiere decir que tenga jornada única? Que estos niños y estas niñas podrán estar aquí por lo menos ocho horas, que es lo que queremos hacer con todos los colegios de Colombia. Porque esa es otra forma de mejorar la calidad. Si estudian más horas, pues van a estudiar mejor y van a aprender más. Y eso es lo que tienen los países que tienen alta calidad en la educación. Y este colegio hoy comenzó con jornada única.

Felicitaciones, y si aumentan, señor Rector, y si esto continúa afectando la calidad, nosotros lanzamos el programa de jornada única con incentivos. O sea que habrá premios: premios para el colegio, premios para los docentes, premios para usted como Rector. Ahí va a ver incentivos. Y premios, por supuesto, para los estudiantes. Porque de eso se trata: de ir estimulando a todos los colegios para que entren en jornada única. Y que cuando entren en jornada única, se dediquen a mejorar la calidad de la educación en todos sus aspectos.

La jornada única tiene muchas ventajas: los niños, en lugar de estar deambulando por las calles, están en los colegios. Las mamás y los papás son los que más aprecian la jornada única, porque no tienen que preocuparse si el niño qué pandilla lo estará convenciendo de que se vaya para aquí o para allá, o de pronto al narcotráfico, o la drogadicción.

La jornada única también tiene un efecto muy positivo en cohesionar a una sociedad. Por eso, señor Gobernador, yo quiero felicitarlo a usted, porque el departamento del Atlántico ya tiene el 27 por ciento de los colegios en jornada única: 27. Y resulta que la meta nuestra para el 2018 es que el 30 por ciento de los colegios en Colombia estén en jornada única. Usted ya está prácticamente ahí. Siga así. Porque ese es un legado que usted le deja al departamento, que es un legado que va a producir unos frutos muy, muy importantes para el futuro del Atlántico, para el futuro de todos estos los muchachos, de estas niñas y de estas familias.

Es un esfuerzo enorme que estamos haciendo para que todos los colegios entren a jornada única. Tenemos que contratar más docentes, tenemos que construir más aulas, tenemos que crear una infraestructura. Pero esa es la mejor inversión, porque ese es otro camino para llegar a realizar ese sueño de ser el país mejor educado de América Latina en el año 2025.

De manera que hoy ha sido para mí un día muy feliz. Estar aquí en el Atlántico en una especie de ronda educativa, con la Ministra, constatando cómo los programas están funcionando, constatando cómo los colegios se están construyendo y cómo debemos ir construyendo más colegios. Porque esa paz que estamos buscando se consigue en el largo plazo si seguimos construyendo más colegios. Si les seguimos dando más oportunidades a los niños y a las niñas de una buena educación, así es como este país va a progresar.

Por eso qué bueno estar aquí en Santa Lucía, diciendo: Siquiera, gracias a ustedes. Y lo que dijo el Gobernador, yo me sumo a esas palabras: ‘Gracias por su paciencia’. Cuántas veces, Alcalde, usted dijo: ‘Por favor, Presidente, estamos en una situación muy compleja. Estamos en situación en donde la gente quiere que les cumplan lo que les prometieron’. Y yo, casi que muerto de la pena, le decía: ‘Paciencia, paciencia, querido Alcalde, que eso va a llegar, lo vamos a hacer’. Eso requiere de tiempo, requiere de estudios. Queremos hacer las cosas bien. Nos excusa que hayan llegado a veces un poco tarde. Pero más vale tarde que nunca. Y mejor si llega bien hecho, como este colegio, que es un ejemplo para el país entero.

De manera que esta ola invernal, este desastre, efectivamente lo pudimos aprovechar: cambió la situación de mucha gente. Aquí en Santa Lucía sabemos que todavía tienen muchas necesidades. Yo soy el primero en decir: no quedo contento con lo que se ha hecho, ni mucho menos. Pero lo que se ha hecho, ustedes nos brindan una gran satisfacción. Y sobre eso seguir construyendo. Y de la mano del sector privado. Cómo me gusta que el sector privado y el sector público juguemos en el mismo equipo, metiendo los goles en la misma dirección, porque de eso se trata el desarrollo de un país.

A ustedes, la comunidad educativa, decirles que ustedes son los más importantes protagonistas del futuro de Colombia: los estudiantes, los profesores, los padres de familia, los rectores. Ustedes serán para mí los centro-delanteros de la Selección Colombia que vamos a conseguir la paz, un país con más equidad y un país con mejor educación.

Gracias. Gracias de todo corazón. Y aquí seguiremos viniendo cuántas veces sea necesario para constatar que estas obras se seguirán haciendo. Muchas gracias”.