Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Noticias - Marzo de 2015 > Presidente Santos afirma que comienza a desvanecerse el escepticismo frente al proceso de paz

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Presidente Santos afirma que comienza a desvanecerse el escepticismo frente al proceso de paz

• Cuando la gente ve que “efectivamente se están dando pasos concretos, como el de las minas que se dio el sábado pasado, la gente dice: ‘Esto va en serio’, y comienza a desvanecerse ese escepticismo”, afirmó este lunes el Presidente Juan Manuel Santos al programa de televisión Agenda Colombia.

 Bogotá, 9 mar (SIG).

Foto: Juan Pablo Bello - SIG
El Presidente Juan Manuel Santos afirmó, al programa de televisión Agenda Colombia, que con avances como el acuerdo sobre desminado comienza a desvanecerse el escepticismo frente al proceso de paz. Foto: Juan Pablo Bello - SIG

El Presidente de la República, Juan Manuel Santos, afirmó este lunes que con pasos importantes como el acuerdo sobre desminado que se logró en La Habana, comienza a desvanecerse el escepticismo frente al proceso de paz.

“Lo que está sucediendo es algo muy interesante. Mucha gente es escéptica porque hemos hecho tantos intentos por lograr la paz y se han frustrado. Y un nuevo intento pues les causa miedo, les causa escepticismo. Pero en la medida en que van viendo que esto sí va en serio, la gente comienza a decir: hombre, esto de pronto sí, y comienzan a apoyar con más vehemencia, con más entusiasmo”, dijo el Mandatario en declaraciones al programa de televisión Agenda Colombia.

“Eso –agregó– es lo que hemos visto en estos últimos meses cuando ven que efectivamente se están dando pasos concretos, como el de las minas que se dio el sábado pasado. La gente dice: ‘Esto va en serio’, y comienza a desvanecerse ese escepticismo. Eso es muy importante y nos corresponde a nosotros en el Gobierno y a todos los que quieren la paz, tratar de hacer cada vez más pedagogía por la paz”.

El Jefe de Estado consideró que “este país va a cambiar 180 grados si logramos la paz. Lo que pasa es que nos habíamos acostumbrado a vivir en guerra y no nos imaginamos un país en paz. Por eso es tan importante comenzar a visualizar cómo sería ese país en paz. Y lo que vimos ayer, esa Marcha por la Vida, es un granito de arena, una pequeña demostración de lo que podría ser ese país en paz”.

Marcha por la Vida

Al respecto de la Marcha por la Vida, el Presidente Santos explicó por qué apoyó esta iniciativa liderada por el Profesor Antanas Mockus.

“Esta Marcha era una marcha por una causa muy linda, la más importante de cualquier persona, que es la vida. Fue una marcha que inició, que estimuló el Profesor Antanas Mockus, precisamente para tratar de buscar puntos de reconciliación en la sociedad colombiana. Eso me pareció a mí muy importante y por eso apoyé a Antanas Mockus”, dijo.

Y agregó: “No era una marcha del Gobierno, no era una marcha política. Era una marcha por una causa que debería unirnos a todos, como otras causas. Es como cuando uno va a apoyar a la Selección Colombia, todos los colombianos deben unirse en torno a la Selección Colombia, apoyar a su Selección. En la medida en que podamos encontrar ese tipo de temas, de causas que nos unan, vamos a ir reconciliándonos, vamos a ir tendiendo puentes y eso es lo que el país necesita.

El Mandatario sostuvo que “el país lleva demasiado tiempo polarizado, dividido, buscando disensos y no consensos. Por eso fue que me pareció tan importante salir a marchar por la vida. Vuelvo y repito: ¿cuál es la causa más importante de cualquier persona si no es su propia vida, el respeto por la vida, que tiene que ver mucho con la paz?”.

Al referirse a la relación estrecha que existe entre la vida y la paz, el Jefe de Estado declaró: “Porque paz es vida, la guerra es muerte, y esto también es una manifestación por la paz. Sinceramente creo que aquí nadie o muy poquitos pueden estar en contra de la paz. Si hay diferencias en torno a cómo llegar a ella, sería muy bueno poderlo sentar a discutirlas. Pero no oponerse a la paz, porque oponerse a la paz es como oponerse a la belleza o a la juventud o a la libertad. Eso no tiene ningún sentido”.

“Por eso me pareció tan bonito este motivo que Antanas Mockus nos ofreció. Por eso nos comprometidos con él a participar en una marcha, que fue una marcha muy bonita y vimos a los colombianos expresándose, porque eso también es muy importante para una sociedad: que la gente salga, se exprese, se manifieste, que le gusta esto o que no le gusta aquello. Eso es importante en una sociedad”, reiteró el Presidente de la República.

Importancia del acuerdo sobre desminado

En el programa Agenda Colombia, el Jefe de Estado consideró que al acuerdo sobre desminado que se logró en La Habana es un paso muy importante en el propósito de desescalar el conflicto.

“¿Qué quiere decir desescalar el conflicto? Tomar medidas que le resten intensidad al conflicto. En ese orden de ideas, la guerrilla ya hace unas semanas dijo que iba a dejar de reclutar niños menores de 17 años, ha debido decir de 18, pero, bueno, de 17 años para abajo. E hizo un gesto muy importante que fue el cese al fuego unilateral e indefinido. Ese fue un gesto que valoro muchísimo, es muy importante. Y ahora hace otro gesto, que es el de iniciar, junto con el Gobierno, el proceso para desminar el país”, expuso el Mandatario.

Sostuvo que “eso tiene una gran importancia, no solamente en ese desescalamiento del conflicto sino también para la seguridad de los colombianos. Nosotros somos de los países con más minas en el mundo entero. Todos los departamentos de Colombia, con excepción de San Andrés, tienen minas sembradas. Hay más hectáreas de minas sembradas casi que de café. Eso tiene un costo enorme no solamente para los militares sino también para los civiles. La mitad de las víctimas han sido civiles, niños. Más de 11 mil víctimas de minas desde el año 90, porque de ahí para atrás también hubo muchísimas. De esas más del 10 por ciento han sido niños que han sido víctimas de las minas”.

“Entonces imagínense lo que significa, yo lo he vivido cuando he ido a municipios como San Carlos en Antioquia, poder declarar un municipio libre finalmente de minas, lo que la gente aprecia eso. Pues imagínense si vamos a poder el día de mañana, yo creo que en el año 2025 podríamos decir: Colombia, libre de minas, ese es un logro inmenso, maravilloso. Porque, al contrario, lo que estamos viviendo hoy, Colombia es uno de los países más minados del mundo, eso es un horror, esa es una cosa aterradora. Entonces ese es un paso muy importante. Y valoramos ese paso, como le corresponde, con una gran importancia”, añadió.

Respuesta a críticas sobre desminado

El Presidente de la República se refirió a los argumentos de quienes han empezado a criticar el acuerdo sobre desminado del país.

“Entonces a esos se les pregunta: ¿entonces prefieren que sigamos en guerra y que sigamos minando el territorio? Es que los que no quieren ver que esto es lo que el país necesita, pues nada los va a convencer. ¿Que va a costar demasiado? ¿Cuánto cuesta tener el país minado? Ese sí que es un costo casi que imposible de calcular. Un costo terrible en vidas, costo en dinero, lo que usted quiera. ¿Cómo van a protestar porque se acordó comenzar a desminar el país? Todo el mundo debería es estar contento y aplaudiendo. Yo no entiendo realmente ese raciocinio”, sostuvo.

“¿Que se va a demorar mucho? Es que usted no se imagina lo dispendioso. Cuando uno ve a esos militares que han sido entrenados especialmente para ir desminando terrenos, con los perros, con toda la tecnología, lo difícil que es desminar un kilómetro cuadrado, el tiempo que se toma, el riesgo que se asume. Por supuesto que se va a demorar. Pero, ¿qué tal que entonces no lo hiciéramos? ¿Entonces dejemos las minas ahí para que nuestros hijos y nuestros nietos de pronto vayan caminando y los ‘vuelen’ una mina? Esa sería la alternativa que esas personas están buscando. Pues yo creo que eso es irracional”, puntualizó el Presidente de la República.