Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Mayo > Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en el conversatorio Trabajo para la Paz

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en el conversatorio Trabajo para la Paz

 Bogotá, 1° may (SIG).

Muy buenos días a todos, muy complacido de poder celebrar el Día del Trabajo aquí con ustedes.

Un día muy significativo, ya más tarde haré  referencia a lo que significa este día de hoy, y cómo nosotros en el Gobierno hemos querido darle al trabajo, esa palabra mágica: trabajo, que significa tantas cosas y que todos añoramos un buen trabajo. Más tarde haré referencia a ello.

Yo le agradezco mucho al Ministro Lucho Garzón lo que acaba de decir. Él más que nadie por su experiencia, por su vida, por lo que ha tocado enfrentar y trabajar en diferentes sectores, en diferentes etapas de su vida es tal vez el validador más eficaz que puede tener cualquier política pública, sobre todo la política pública que tiene que ver con el trabajo.

Y es gracias a este trabajo conjunto con el Ministerio y con mucha gente que podemos presentar diversas formas de ir buscando ese sueño de que todo el mundo tenga un trabajo bueno, un trabajo digno, un buen trabajo.

Como lo decía Lucho, hay una cantidad de obstáculos, de impedimentos para que la gente pueda acceder al trabajo.

También haré referencia un poco a ese esfuerzo que estamos haciendo en materia de la economía para que haya cada vez más demanda de trabajo.

Pero también en la parte cotidiana, en la ayuda a un muchacho, a una muchacha que están viendo cómo van a surgir en la vida y no tienen las oportunidades, a ellos también les estamos indicando y ayudando para que pueda ir venciendo esos obstáculos, venciendo esas talanqueras para que pueda acceder a un trabajo.

Uno de los programas, de los muchos programas que hemos puesto en marcha, de las muchas decisiones que hemos tomado con leyes de la República, con reformas a la política pero también con programas especiales.

Uno de esos programas se llama: “Talentos para el Empleo”. Eso fue lanzado el día que posesionamos al viceministro Luis Ernesto (Gómez Londoño) que lo saludamos a usted y a su señora.

Yo creo que es uno de los viceministros más jóvenes que hemos tenido, un joven dedicado también a ayudarnos para ver cómo podemos darle más trabajo sobre todo a los jóvenes, porque son los jóvenes que tienen más necesidad de trabajo porque ahí está concentrado el desempleo.

El desempleo para los jóvenes es más alto que el desempleo promedio. Y por eso todos estos esfuerzos son para todo el mundo, pero hay una especie de concentración en los jóvenes.

Para qué creamos, por ejemplo, este programa, que hemos denominado “Talentos para el Empleo”. Para fortalecer las habilidades, para capacitar a las personas y así con esa capacitación facilitarles que consigan empleo.

La meta que nos pusimos fue otorgar 13 mil becas para unos cursos cortos en institutos de formación para el empleo que sean certificados. Las personas van al instituto, se capacitan, luego tienen una experiencia se inscriben y al inscribirse se gradúan y se ponen en contacto con el empleador.

¿Cuáles son, Ministro, los beneficios del programa? Por qué no les explica quiénes pueden acceder. Decíamos que jóvenes, pero quiénes pueden acceder y cómo estuvo, cuál fue el resultado de la primera convocatoria.

(…)

Hoy aprovechando el Día del Trabajo vamos a anunciarle al país el lanzamiento de la segunda convocatoria de este programa.

Vamos a tener cupos para otros nueve mil, para el año, que estén interesados en los cursos para validar el bachillerato.

O sea, que los que estamos haciendo es abrir más el abanico para que más gente pueda tener acceso a ese proceso que los capacita para poder conseguir un buen empleo.

La convocatoria va a tener lugar entre el 11 de mayo, o sea en 11 días, y el 12 de junio, y tengo entendido que son unas ciudades específicas, aquí en Bogotá, en Barranquilla, en Cali, en Cúcuta, en Medellín, en Pasto y en Sincelejo.

Y para poder acceder a esos programas, los interesados tienen que dirigirse a los centros de empleo que están todos habilitados en todas esas ciudades, que tienen cobertura con este programa 

Simplemente presentan su cédula, asisten a la orientación que les harán los profesionales de estos centros de empleo. Van a diligenciar un formulario para postularse al programa y con eso quedan en la ruta hacía este proceso de poder tener un empleo digno.

Otro aspecto muy importante el día de hoy. Las víctimas del conflicto.

Ustedes saben que lo que yo quiero para este país es la paz. Un país como ustedes han visto en paz con más equidad y con mejor educación.

Para obtener la paz es muy importante que las víctimas se sientan resarcidas, que las víctimas se sientan ayudadas, que las víctimas del conflicto nos ayuden a todos los colombianos a reconciliarnos, a perdonarnos y a seguir adelante con el país en paz.

Por eso hice aprobar una ley, que se llama Ley de Víctimas y Restitución de Tierras, para devolverles a los campesinos las tierras que les quitaron los violentos, y para poder ayudar a las víctimas.

A las víctimas las hemos venido ayudando de muchas formas, con un gran esfuerzo, porque son demasiadas víctimas. Hay más de cinco millones, seis millones de víctimas, que han venido registrándose, ya hemos podido ayudar a más de medio millón de víctimas, nos queda un camino muy largo por recorrer, pero eso ha sido un esfuerzo monumental de muchísima gente.

Una de las formas para mí modo de ver más eficaces de ayudar a una víctima, una de las mejores ayudas es tratarle de buscar un buen trabajo, porque eso es a lo que aspira cualquier ciudadano, cualquier persona tener un buen trabajo.

Entonces por eso creamos una ruta de empleo para las víctimas del conflicto armado, una ruta especial para ayudar a las víctimas del conflicto armado. Y hoy tenemos la gran ventaja, el gran orgullo de haber establecido esa ruta, y ya estamos dándoles a muchísimas víctimas esa oportunidad de tener un buen trabajo.

Y eso lo estamos haciendo posible para que las víctimas sientan que les están cumpliendo sus derechos, derecho a la verdad, derecho a la reparación, su derecho a la justicia.

Una forma de repararlos es dándoles la oportunidad de trabajar.

De manera que ahí vamos avanzando en ese proceso, una forma de atender a las víctimas es entonces dándoles trabajo.

La ruta integral del empleo y del auto empleo rural y urbano para las víctimas –así se llama el programa- es oficialmente una medida de reparación.

¿Y en qué consiste este programa? Se trata -como para cualquier ciudadano- de restituirle a la víctima su capacidad para trabajar para ser productivo, formándolos, formándolos para el trabajo y acompañándolos, por ejemplo, en procesos de emprendimiento, si quieren crear su propia empresa, esa es la forma como los estamos ayudando.

Estos programas de formación se llevan a cabo de la mano de operadores, por ejemplo, yo acabo de ver cómo se estaban inscribiendo unas niñas que se estaban graduando después de haber pasado por un operador que se llama gente estratégica, que es un operador especializado en capacitar.

Tiene dos fases, y yo les preguntaba a las niñas que se están inscribiendo:¿Cómo les fue? Y explíquenme, ¿en qué consiste el programa? ‘Me llevan seis meses a una formación llamémosla teórica, allá le enseñan a uno la teoría y luego una fase para hacer las prácticas’.

Entonces cuando terminan la fase teórica y la fase práctica, entonces se pueden graduar y al graduarse, se inscriben en el proceso para juntar la persona graduada que ya está capacitada con los empleadores que están demandando personas para trabajar.

De eso se trata, suena muy sencillo, pero requiere todo un esfuerzo que afortunadamente está dando muy buenos resultados.

El primer paso antes de llegar aquí a este evento fue inscribir  una niña, ya una mujer víctima del conflicto en el proceso.

Yo mismo la inscribí con su número de cédula y ponerla en contacto con un empleador, ahora creo que vamos a tener la oportunidad de escucharlos a ellos, se pusieron en contacto, esta niña de Dolores, Tolima, se salió de las Farc a los 17 años, hoy es madre cabeza de hogar, tiene dos hijos, está desempleada, y hoy acaba de conseguir un empleo que le pagan dos millones 500 mil pesos.

Ahora, yo no quiero ser la persona que les cuente, yo quiero que ella les cuente, y que la persona que la empleo, que también estaba ahí, que también les cuente cómo está  empleando a muchísima gente.

Eso es lo que estamos tratando de hacer con todo el mundo.

Y queremos que además las víctimas, las mismas víctimas participen activamente en estos procesos, y pues hay que tener, voluntad, disciplina, esfuerzo para poder cumplir los objetivos de este programa.

Estos programas se hacen siempre teniendo en cuenta las necesidades del mercado, ¿qué tipo de capacitación hay que darles para que puedan tener más oportunidades de tener este oportunidad de trabajar?

Ministro (de Trabajo, Luis Eduardo Garzón) por qué no nos cuenta en detalle cómo ha marchado, y cuáles son los resultados de este programa tan bonito y tan importante para la paz.

Porque una forma de hacer paz, una forma muy efectiva de ir construyendo esa paz que todos necesitamos y que todos añoramos, es darle trabajo a todos los colombianos, pero también darle trabajo sobre todo a las víctimas, a las víctimas para que puedan sentirse en cierta forma resarcidas.

Y por eso es tan importante este programa específico para este gran sueño que yo sé que todos ustedes también quieren, que es poder vivir después de 50 años de guerra en un país en paz.