Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Mayo > Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en la entrega del Premio Innova 2014

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en la entrega del Premio Innova 2014

 Bogotá, 5 may (SIG).

¡Qué bueno! estar aquí hoy, ¡qué bueno! estar en este evento que es un evento que inspira a mirar el futuro con más esperanza y más optimismo. 

Los sabios dicen que en la vida lo importante no es no caerse, sino saber levantarse y levantarse las veces que sea necesario para seguir adelante.

Lo que César López nos decía al principio de su intervención, es exactamente eso.

Yo creo que la innovación y el emprendimiento tratan de eso, hablan mucho de eso…

Hablan de mirar más allá, de aprender, de aprovechar las oportunidades, y de convertir cualquier caída en una ocasión para levantarse, levantarse con más fuerza y avanzar.

Los chinos tienen un dicho que dice: cada crisis hay que convertirla en una oportunidad.

Eso es lo que estamos premiando esta noche. Y eso es precisamente lo que estamos impulsando con tantas ganas, con tanta pasión desde el Gobierno nacional.

Quien se atreve a competir, quien se atreve a transformar el país a través de la innovación, de modelos de negocio innovadores, tiene todas las de ganar. A veces se fracasa, a veces se cae uno, pero como bien lo dijeron quienes me antecedieron en el uso de la palabra, el que persevera generalmente sale adelante.

Los casos de éxito que acabamos de ver y escuchar son precisamente un ejemplo de eso… Porque la innovación no solo genera valor para las empresas, sino que se traduce mejor calidad de vida.

Lo que Carolina dice y su aporte al medio ambiente de unos pacientes que atiende en su sala de cuidados intensivos de mil metros, eso mejora la calidad de vida de mucha gente a través de ese tipo de trabajo, de innovación.

Ni qué hablar de esa maravilla que nos contó César, los drones que a través de información y traducir eso en algo tan innovador como lo que nos describió, pues eso realmente es algo que genera desarrollo y un desarrollo sostenible y sostenido para el país.

Más innovación además equivale a algo que el país necesita urgentemente y es más productividad, y esa mayor productividad se traduce en más ingreso y mejor empleo, más y mejor empleo.

Esto ha sido una prioridad para nosotros desde el primer día, y en este esfuerzo hemos contado con el compromiso y el esfuerzo de todos los actores que hacen parte de este ecosistema del emprendimiento y la innovación.

Colombia fue reconocida por el Foro Económico Mundial como uno de los países latinoamericanos líderes en emprendimiento a nivel global.

Y el Banco de Desarrollo de América Latina lo que todos conocemos con –la CAF– seleccionó a iNNpulsa Colombia como caso ejemplar para resaltar, para analizar.

¡El mundo ya está hablando de Colombia como un hub emergente de innovación!

Nos ganamos los premios en Barcelona de la mejor política de las Tic del mundo entero hace dos años. Fuimos con 30 innovadores este año a Barcelona a esta feria y todos fueron exitosísimos en vender sus productos, sus ideas.

Pero no nos conformamos con eso… Yo les propuse a los colombianos fijarnos unas metas –unos objetivos grandes que vamos a cumplir de aquí al 2025– o sea dentro de 10 años.

El primero es ser el país más educado de América Latina… es un reto enorme, pero yo estoy seguro de que el salto que estamos dando en materia de cobertura, de calidad y de oportunidades para todos los colombianos nos va a permitir alcanzar esa meta.

Y el ejemplo de mí tocayo con aulas amigas, es un ejemplo que cae como anillo al dedo, rápidamente puede uno impactar la calidad de la educación con de ideas innovadoras como las que nos describió.

Ojalá nos ayudará y hagamos un causa-común para lograr esa meta.

Estamos en este momento tratando de convencer a los maestros que están representados en Fecode, que la innovación, la evaluación es fundamental para poder progresar y para poder tener mejor calidad en la educación. Y el problema de esto es que si no hacemos eso, pues nos vamos a quedar a trazados de por vida.

También nos fijamos el objetivo de erradicar –para 2025– la pobreza extrema de nuestro país… ya en estos últimos cuatro años logramos que más de 2 millones y medio de colombianos salieran de la pobreza extrema.

Eso es un número muy, muy importante, logramos bajar el porcentaje dela población de pobreza extrema a un digito, inclusive a menos del nueve por ciento y si logramos mantener ese ritmo, podemos en 10 años erradicar la pobreza extrema de un país que es demasiado rico para no darse el lujo de poder erradicar la pobreza extrema.

Nos falta mucho pero vamos en la dirección correcta.

Y nos pusimos una tercera meta, que ustedes nos van a ayudar a alcanzar… Esa meta es ser –también a la vuelta de una década– uno de los tres países más innovadores de América Latina, ¡y creo que lo podemos a lograr! Lo que vimos aquí es un ejemplo de que sí se puede

Garantizar un crecimiento empresarial que genere prosperidad es el camino para jalonar todo el aparato productivo del país y asegurar que sigamos creciendo.

Para eso hay un trabajo coordinado del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, que yo tuve el inmenso honor de crear hace ya 24 años; de Bancóldex, que también creamos hace 24 años, de iNNpulsa, que es un subproducto de este Ministerio que ha hecho una gran labor, y de ProColombia, la antigua ProExport.

Desde el Gobierno, hemos modernizado y ampliado nuestros servicios con objetivos muy claros: servir al progreso de nuestros empresarios, impulsar su creatividad e innovación, y motivarlos a exportar.

Le comentaba yo a la Ministra, ahora que describían como las categorías de los premios, innovación en servicios, innovación en producto, deberíamos agregarle –Ministra- una categoría: innovación en exportaciones.

Esta mañana precisamente estuvimos reunidos con cerca de 20 exportadores que ya están exportando, para que nos dieran ideas de cómo podemos hacer para duplicar las exportaciones.

¿Qué hay que hacer para que en un año, dos años, dupliquemos las exportaciones?

¿Ellos qué nos proponen? ¿Qué nos sugieren?

Y de esa conversación salieron una cantidad de ideas, unas muy sencillas, pero que uno ve el valor y el efecto que pueden tener pequeños cambios en la capacidad exportadora del país.

Eso es otra forma de innovar, de pensar permanentemente cómo mejorar.  

Las compañías que tienen el potencial y la capacidad para crecer a tasas de dos dígitos impulsan, son los que jalonan el desarrollo del país.

Y eso no se da así por generación espontánea. Se da por esfuerzo de innovación. 

Ese crecimiento sostenido es el que contribuye a generar mayor valor en la sociedad, que no es otra cosa que más y mejores empleos, y mayores ingresos para los colombianos.

Por eso queremos que las empresas sigan invirtiendo en actividades de investigación, desarrollo e innovación.

Nosotros propusimos en una reforma constitucional que hicimos de las regalías, que el 10 por ciento de todas las regalías se fuera a investigación, a desarrollo, a la tecnología.

Ahora hay una especie de puja por esos recursos entre los que quieren investigación básica, científica, y los que quieren investigación para desarrollar mejor las empresas o los productos.

Es un dilema, una puja que se presenta en todos los países del mundo. Y creo que ahí vamos a tener que ser muy salomónicos y repartir esos recursos, pero creo que hay que darle una porción importante a la innovación en las empresas si queremos nosotros crecer a tasas altas por mucho tiempo.

Y está comprobado que la innovación la puede hacer el Estado con relativa dificultad, pero la innovación real, la que impacta más, la hace el sector privado.

Por eso canalizar esos recursos más y más hacia las empresas creo que sería lo que mejores resultados nos puede dar en el largo plazo

Estamos listos para definir los criterios y condiciones para hacer un mejor uso de los beneficios de deducción por inversión en proyectos de ciencia, tecnología e innovación, que hoy existe ese estímulo, ese atractivo.

En el marco del Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018 –que está en proceso de aprobación por el Congreso– nos fijamos unas metas muy puntuales.

Se incluyó –por ejemplo– el 1 por ciento de la inversión en actividades de ciencia, tecnología e innovación como porcentaje del PIB. Uno por ciento del PIB. Eso ya es una cifra muy importante.

Y también un aumento en el número de empresas innovadoras… Queremos pasar del 22 por ciento en 2014 al 30 por ciento en 2018. Subir ocho puntos de aquí al año 2018.

La política pública es un elemento esencial para el crecimiento empresarial del país, pero el crecimiento lo hacen los empresarios y entre más innovadores pues van a obtener más crecimiento. 

En sus 3 años de existencia, iNNpulsa Colombia ha cumplido con su papel de activar el crecimiento empresarial en una forma realmente extraordinaria.

Lo que iNNpulsa ha logrado, los ejemplos que estamos viendo, lo que vimos el año pasado, el año anterior, el antepasado, son ejemplos que por lo menos a mí me llenan de fe en el futuro y de seguridad en nosotros mismos como colombianos.

A través de iNNpulsa hemos diversificado la oferta de recursos financieros para empresas que tienen alto potencial de crecimiento.

Se los pongo en cifras: por cada 10 pesos del presupuesto de iNNpulsa –que son más o menos 250, 255 mil millones de pesos– se apalancan otros 7 pesos y medio, 7 pesos con 50 centavos, para el crecimiento empresarial extraordinario del país, jalonado por la innovación. O sea que esto es una gran inversión.

Eso se ha traducido en casi 4 mil beneficiarios, 4 mil beneficiarios y usuarios en todo el país, por medio de 370 iniciativas.

Pero también hemos despertado el interés en torno ese espíritu empresarial e innovador.

Los colombianos con ideas valiosas e innovadoras tienen ahora las herramientas para volverlas realidad.

El año pasado (2014), por ejemplo, lideramos la movilización de más de 115 mil colombianos en 450 escenarios, durante lo que se denominó la Semana Global del Emprendimiento.

Y para que los empresarios que quieren crecer basados en la innovación tengan los servicios necesarios, hemos ayudado a fortalecer más de 100 organizaciones en el país.

Pero queremos ir aún más allá: de hecho, estamos terminando un nuevo Conpes,  que es el documento que fija una política.

Un nuevo Conpes de Ciencia, Tecnología e Innovación para modernizarlo, para darle más fuerza, más instrumentos, más conexión con las necesidades del día a día que cambian tan rápidamente con la tecnología y con todo lo que estamos viendo que sucede en el país y en el mundo.

En el marco de ese Conpes, vamos a fortalecer a INNpulsa Colombia, lo vamos a fortalecer con más presupuesto, con más capacidades para llegar a más regiones y seguir liderando el desarrollo del país a través de esa cultura del emprendimiento y la innovación.

Este es un tema que, además, nos pone en línea con las políticas de todos los países modernos, de los países desarrollados, de la OCDE, que es el grupo de países con las mejores prácticas y nosotros esperamos a ingresar a ese grupo privilegiado ojalá en un  futuro no muy lejano.

Las oportunidades son inmensas: Nos hemos propuesto que para 2018 Colombia exporte cerca de 30 mil millones de dólares en sectores diferentes al petróleo y a la minería… Y para lograrlo la innovación la clave, es necesaria. ¡No lo podemos hacer si no innovamos!

Más de 2 mil empresas postuladas en 11 años de existencia del Premio Innova son otra demostración de este potencial.

O sea que esto está generando una masa crítica que cada vez exige más y nos da mejores resultados.

Los galardonados y nominados de este año –a quienes felicito– son la demostración de que las buenas ideas se pueden traducir en grandes realidades.

Su experiencia, su visión, su determinación, su perseverancia son –como le dije Cesar- una fuente de inspiración muy poderosa para todos los colombianos.

Y agradezco también a los miembros del jurado por su dedicación para escoger, entre muchos buenos, a los mejores.

Premiar la innovación es premiar las iniciativas que mejoran las condiciones en nuestros campos, en nuestras regiones, en nuestras fronteras, en nuestro país.

Premiar la innovación es también reconocer a quienes están ofreciendo soluciones, alternativas, caminos diferentes que serán muy útiles por ejemplo, ojalá en el posconflicto.

Usted decía Cesar que el que se cae se levanta y sigue, que las cosas difíciles hay que buscarlas con más ímpetu. Eso es lo que estamos haciendo, buscando la paz. Es difícil, muchas veces un proceso incomprendido, muchas veces tenemos reveses –como el que tuvimos hace unos días- pero vamos a seguir perseverando como usted perseveró para podernos asociar.

Usted, en su caso con una empresa Silicon Valley, en el caso del país asociarnos con los colombianos en un proceso de reconciliación.

En el nuevo país que estamos construyendo –una Colombia en paz, una Colombia con más equidad, una Colombia mejor educada– la innovación, el emprendimiento son elementos esenciales para jalonar el desarrollo y generar una prosperidad que pueda repartirse entre todos.

Ustedes –y cientos de miles de emprendedores en todo el país–, con su talento, con sus ideas, potencian ese crecimiento y nos llenan de esperanza para seguir trabajando por un mejor futuro.

Muchas gracias.