Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Mayo > Palabras del Presidente Juan Manuel Santos durante el lanzamiento de la Política de Transparencia en el Sector Transporte

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Palabras del Presidente Juan Manuel Santos durante el lanzamiento de la Política de Transparencia en el Sector Transporte

 Bogotá, 19 may (SIG).

A todos un saludo muy afectuoso. Esta mañana adjudicamos otras dos obras muy importantes. Adjudicamos la primera APP privada entre Cambao y Manizales. Ese es un sueño, querido Gobernador de Caldas, que han tenido los caldenses hace mucho tiempo, que se está convirtiendo en realidad.

También adjudicamos la primera obra de la segunda ola de las concesiones de cuarta generación (4G), entre Puerta de Hierro y Cruz del Viso. Entre las dos obras se va a invertir cerca del billón de pesos.

Esta mañana también inauguramos en Chiquinquirá una planta de tratamiento de aguas residuales, lo más moderno que se puede construir con la tecnología del mundo de hoy. Chiquinquirá pasó de tener cero a 100 por ciento, 120 mil chiquinquireños van a ser beneficiados, pero sobre todo se benefician las cuencas, los ríos, las lagunas.

Estamos haciendo un esfuerzo inmenso en inaugurar plantas de tratamiento de aguas residuales. Creo que a la próxima que vamos a ir es en Tunja. Pero hay en Armenia, en muchas ciudades, para ir haciendo una gran inversión en ese frente que es tan importante para el futuro de este país.

También seguimos entregando las casas gratis: 350 familias en Chiquinquirá. Qué emoción oír las historias de esas familias. Cada una tiene una historia particular: dónde vivían, cómo les cambia la vida por tener un techo digno donde vivir.

Eso es lo que estamos haciendo. Pero algo igual o más importante es toda esa ola de obras que estamos iniciando en el país, después de una estructuración, después de todo tipo de esfuerzos que hemos venido realizando para hacer la gran revolución de la infraestructura en Colombia.

Nos ha tocado gerenciar muchas discusiones. Inclusive, como sucedió el viernes pasado, jalarle las orejas al señor Vicepresidente, al señor Ministro de Hacienda, pero las cosas funcionan, porque hoy, ahoritica, después de esta reunión está citado el Confis, que va a aprobar los cuatro billones de pesos de obra pública para poder iniciar. De manera que todos los ingenieros, todos los contratistas, tienen esa gran expectativa.

Pero lo importante es que todo esto se haga con transparencia. Ustedes me han escuchado durante toda mi vida pública, tengo una Fundación que se llama Buen Gobierno. Esa Fundación lo que hace es defender los principios del Buen Gobierno, que son cuatro: la eficacia, la eficiencia, la rendición de cuentas y la transparencia.

La transparencia es fundamental para lograr el desarrollo de un país, para lograr que el Estado funcione, que el Estado pueda tener la suficiente credibilidad de la ciudadanía en todas sus políticas públicas. Es a través de procesos permanentes como mejor combatimos ese flagelo, que tanto daño hace, de la corrupción.

Como ustedes saben, el Gobierno y el sector privado estamos haciendo un esfuerzo monumental para dejar a los colombianos una mejor infraestructura, pero sobre todo algo que significa más competitividad, más conectividad, menores costos de transporte y menos tiempo de viaje.

Parte de este esfuerzo puede perderse si no controlamos los procesos de contratación para que no exista ninguna sombra, ninguna sospecha, ninguna duda sobre la forma como se está contratando. Y para que haya más y más y diversos proponentes. Sé que mucha gente cree que las licitaciones se hacen y se pueden hacer a la medida de algún contratista, de alguna empresa. Lo que queremos es precisamente que se disipen todas esas dudas a través de procedimientos que estamos poniendo en marcha.

Se trata en el fondo de cuidar el bolsillo de los colombianos, porque son los recursos de los colombianos los que al fin y al cabo financian y pagan todas estas obras que estamos desarrollando. Los recursos de los municipios, los recursos de los departamentos que, como bien se ha dicho, son recursos sagrados. Los recursos públicos son recursos sagrados y cualquier falta de transparencia, cualquier sobrecosto, cualquier acto de corrupción, nos cuesta es a todos.

Por eso hoy estamos dando un paso muy importante: la firma de este  Pacto de Transparencia en el sector Transporte. Este Pacto, que se celebra entre las entidades del Gobierno Nacional con los departamentos, los distritos y los municipios, es mucho más que una simple firma de un papel. Se trata de fijar unas pautas de transparencia en materia contractual que garanticen la pluralidad de oferentes.

Ahora bien, nuestra decisión de luchar contra la corrupción y a favor de la transparencia ya ha tenido unos avances indiscutibles. No es que estemos comenzando de cero.

En el año 2011 hicimos aprobar en el Congreso el Estatuto Anticorrupción, con el doctor Germán Vargas Lleras. Ahí comenzamos a legislar para depurar las malas prácticas de la contratación estatal. Fortalecimos los planes de compras públicas, fortalecimos la supervisión, fortalecimos la interventoría en los contratos.

Pero no nos quedamos ahí:  creamos la Secretaría de Transparencia de la Presidencia de la República, que ha venido desarrollando una labor muy efectiva en materia de alertar sobre posibles casos de corrupción o donde haya sospecha, focalizar la atención de la opinión pública y la atención de la Presidencia para poder actuar a tiempo. 

Expedimos el decreto-ley 019 de 2012, a través del cual reformamos el régimen de contratación estatal. Expedimos la Ley de Transparencia y Acceso a la Información. Expedimos la Política Pública Integral Anticorrupción, que está siendo liderada precisamente por la Secretaría de Transparencia y por la Comisión Nacional de Moralización.

También nos hemos sumado a la Alianza para el Gobierno Abierto y estamos en proceso de ingresar a la OCDE. ¿Con qué objeto? Los objetivos son múltiples, pero uno muy particular es asegurar el cumplimiento de los más altos estándares a nivel mundial en materia de transparencia y buen gobierno.

Si algo tiene la OCDE, es su obsesión por la transparencia y por tener políticas públicas que garantizan el buen gobierno. El ingreso a esa organización nos va a obligar a estar siempre a la altura de los mejores, no de la región, sino del mundo entero.

Esta misma semana está en Bogotá una misión de la OCDE para revisar en forma integral el sistema de la compra pública en Colombia. Esta misión –bajo la coordinación de Colombia Compra Eficiente– se  va a reunir con ONG, con los organismos de control que están aquí representados, aquí están delegados de la Contraloría, de la Procuraduría, con los gremios, con los grupos de compras y contratos del sector público y del sector privado.

Y ahora voy a decirles a qué se comprometen los que firmaron este Pacto:

En primer lugar, se comprometen al cumplimiento de buena fe de la legislación vigente en materia contractual. Así de sencillo, eso parece obvio, pero es muy importante: a cumplir la ley de buena fe. Eso tiene un gran simbolismo.

En segundo lugar, se comprometen con unos principios como la moralidad, la igualdad y la transparencia, porque esos principios y esos valores –y no solamente la ley– son la base de una buena contratación.

Un tercer compromiso es publicar los procesos contractuales en las páginas web de las entidades. Aquí hay que hacer una explicación. Hoy todos los contratos del Estado, todos, los publica el Ministerio de Hacienda. Cualquier ciudadano, cualquier universidad, cualquier ONG internacional puede entrar a esa página web y ver qué contratos ha suscrito el Ministerio de Transporte, el Ministerio de Hacienda, el Ministerio de Salud. Todos los contratos están ahí descritos.

Vamos a ir un paso más allá. Lo que se hace con este compromiso es que los proponentes, los ciudadanos, podrán revisar los procesos, inclusive participar en la discusión de esos procesos, y de esta manera hacer un seguimiento más ágil y más eficaz.

El cuarto compromiso es la implementación –y esto lo van a hacer todos los suscriptores del Pacto– de lo que hemos llamado una “sala transparente”.

Aquí tengo que hacer un reconocimiento al señor Alcalde de Manizales, al doctor (Jorge Eduardo) Rojas. Es un ejemplo que él le dio al Gobierno Nacional. Él viene aplicando este principio. En una “sala transparente” reunió a todos los gremios en Manizales, hace tres años, a todos los contratistas, y estableció un procedimiento donde todo el mundo podía verificar absolutamente todo lo que se hiciera en la contratación.

Como las buenas ideas se acogen, nosotros acogimos esa buena idea, y eso es lo que hoy acabamos de inaugurar con la Ministra de Transporte, con los demás funcionarios y con el señor Vicepresidente: una “sala transparente”, donde se va a poder ver, inclusive se va a poder registrar por video, absolutamente todo lo que se hace en el proceso de contratación.

La idea es que las propuestas van a ser custodiadas no solo por las cámaras, sino por el público en general, por las veedurías, por las organizaciones sociales.

En quinto lugar está la implementación de los pliegos-tipo para los procesos de obra pública. Todos los suscriptores del Pacto se comprometen a implementar los pliegos-tipos adoptados por el Invías –siguiendo las directrices de Colombia Compra Eficiente– para contratar obra pública, que se han convertido en referentes en toda Colombia y tienen gran acogida en el sector de la construcción.

‘Colombia Compra Eficiente’ fue otro paso importantísimo para la lucha contra la corrupción. Creamos, copiándonos de lo que se hizo en Chile, una entidad que hoy está dirigiendo la Paca Zuleta, en donde se están estandarizando todos los pliegos para las compras de todo lo que el Estado tiene que comprar.

Ya nos hemos ahorrado miles de millones de pesos. Y cualquier alcalde, cualquier gobernador, que quiera hacer una compra de algún material que ya esté en la lista ‘Colombia Compa Eficiente’, simplemente se cuelga, se colincha en ese proceso y tiene acceso a los mejores proveedores y tiene la seguridad de que se va a hacer con la mayor transparencia. Así se ahorra uno mucho dinero y le da uno una gran tranquilidad a toda la ciudadanía de que se están haciendo las cosas bien.

Pues con esa misma filosofía se van a implementar pliegos-tipo en todos los procesos, para que no exista ninguna sospecha de que alguien está manipulando o está haciendo el pliego a su imagen y semejanza. Las condiciones se vuelven homogéneas, es decir, no hay condiciones distintas para cada proceso que puedan favorecer a un proponente en particular.

Y un sexto punto tiene que ver con el acompañamiento de las entidades de control: la Procuraduría, la Contraloría y la Secretaría de Transparencia de la Presidencia, especialmente en las licitaciones más sensibles y de mayor interés nacional y territorial.

Este acompañamiento irá desde la publicación de los proyectos de pliegos de condiciones, hasta las audiencias y actuaciones que se requieran para la escogencia de contratistas.

Por último, le pido al Invías acoger la recomendación de la Secretaria de Transparencia de exigir a los interventores de las obras que realicen periódicamente registros fílmicos de los tramos de obra, cuando los vayan a ejecutar. Así cualquier ciudadano, entrando a la página web del interventor, podrá ver el estado de evolución de la obra, con ubicación satelital.

Con este proyecto –al que llamamos ‘Rodando la Vía’– vamos a proteger mucho mejor, con la mirada ciudadana, varios billones de pesos en obras de infraestructura vial.

De manera que los colombianos pueden estar tranquilos: no sólo estamos construyendo las obras necesarias, las obras más grandes de la historia de este país,  para que nuestro país sea cada vez más competitivo, sino que además les estamos garantizando la TRANSPARENCIA en la inversión de esos recursos que nunca antes se habían invertido en la infraestructura de nuestra nación.

Yo me siento muy satisfecho de este Pacto. Yo les agradezco enormemente a los gobernadores que lo suscribieron, que nos están acompañando, lo mismo a los señores alcaldes. Estamos avanzando, y avanzando rápido, en adoptar las mejores prácticas en la lucha contra la corrupción.

Esos lo hicimos desde el comienzo de este Gobierno. El Ministro Cardona comenzó con el pie derecho eliminando una serie de requisitos que eran innecesarios, los anticipos. Y recuerdo que el doctor Juan Martin Caicedo, aquí presente, un año después de iniciar este proceso se paró y dio un veredicto sobre lo que él estaba viendo en materia de transparencia desde ese entonces.

Yo le pediría al doctor Juan Martín, que si nos repite, antes de finalizar mis palabras, cómo está viendo desde ese momento en que usted hizo esa evaluación, hace ya casi tres años y medio, a hoy, lo que se está haciendo ahorita. Y lo que usted, como veedor, como legitimador natural, Presidente de la Cámara de la Construcción, está viendo en materia de transparencia.

Usted, que ha sido un obsesivo en ese tema de hacer las cosas correctamente. Doctor Juan Martín, por qué no nos regala su opinión (...).

Muchas gracias, doctor Juan Martín. De eso se trata. No hay medida más efectiva contra la corrupción que el foco de la opinión pública. Cuando la gente está viendo lo que está sucediendo es cuando mejor se pueden defender los recursos públicos.

Por eso esta transparencia, estos procedimientos, lo que buscan es precisamente eso: que todo el mundo pueda ver cómo se están haciendo las cosas y que se pueda estandarizar, para que no haya la tentación de poder manipular los pliegos para favorecer a uno o a otro, como ha sido la costumbre.

Esa ha sido una norma de comportamiento de este Gobierno. Nosotros hemos, desde el primer día, a todos los ministros les hemos dicho: tengan absoluto cuidado y denle mucha importancia a los procedimientos, a la transparencia. Y creo que por eso en mi Gobierno no se ha presentado escándalo mayor en ese tipo de contrataciones. Lo que hemos destapado nosotros son escándalos que han venido del pasado, porque no podemos ocultar el sol con las manos.

Y vamos a hacer un esfuerzo enorme para seguir dándole a la ciudadanía confianza en la forma como se invierten los recursos públicos, sobre todo cuando estamos haciendo las inversiones más grandes en la historia de este país.

El Alcalde de Chiquinquirá me decía, hoy por la mañana: ‘Presidente, nunca en la historia Chiquinquirá había recibido tantos recursos como los que he recibido como alcalde en estos últimos tres años y medio’.

La inmensa mayoría de los gobernadores, ustedes son testigos, y la inmensa mayoría de los alcaldes pueden decir lo mismo. Por eso esa inversión tan grande, en la medida en que se haga con transparencia, pues va a tener muchos mejores resultados.

De manera que los felicito a todos. Esta es una gran iniciativa. Vamos todos a trabajar. Y le hago un llamado, siguiendo las recomendaciones del doctor Juan Martín Caicedo, a todos los alcaldes de los municipios más pequeños para que se unan a este pacto, con la advertencia de que quienes no estén en el pacto, pues les va quedar más difícil conseguir los recursos de la Nación. Muchas gracias.