Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Mayo > Declaración del Presidente Juan Manuel Santos sobre Conpes de cárceles

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Declaración del Presidente Juan Manuel Santos sobre Conpes de cárceles

 Bogotá, 19 may (SIG).

Acabamos de aprobar un documento Conpes muy importante, que nos va a permitir darle soluciones concretas a la crisis que estamos viviendo, que es la crisis carcelaria.

El documento busca dar “Un nuevo enfoque en la Política Penitenciaria y Carcelaria”.

Es bien claro que hay una situación grave, institucional, social y humanitaria en todas nuestras cárceles que, además, viene de tiempo atrás: hay hacinamiento, hay problemas de salud, hay falta de servicios públicos, extorsiones, entre muchos otros problemas.

Esa es una realidad que viven todos los días los reclusos y por eso es necesario y es urgente comenzar a cambiar esta situación.

La creación de más cupos en las cárceles es muy importante pero no es suficiente. Necesitamos soluciones integrales y por eso abordamos esta crisis desde diferentes aspectos.

En los últimos 22 años se crearon 50 mil cupos, pero al mismo tiempo se recibieron 89 mil nuevos presos, lo que muestra que los esfuerzos de los últimos gobiernos para crear cupos están muy por debajo del crecimiento de la población carcelaria.

Por eso, con este documento Conpes –además de seguir creando cupos–, buscamos también reducir el hacinamiento y también mejorar las condiciones de vida de los reclusos.

Vamos a garantizar que los reclusos cumplan sus penas con dignidad humana y que tengan algo muy importante, una efectiva resocialización. Resocialización para que cuando salgan sean ciudadanos productivos, ciudadanos que puedan tener una vida normal. Y para lograrlo, el Conpes apunta a 3 objetivos específicos.

El primer objetivo es “mejorar la infraestructura física, sanitaria, tecnológica y de capacidad humana”.

En el orden nacional tenemos 137 cárceles que pueden albergar a 77 mil reclusos, pero actualmente alojan a más de 118 mil. O sea, ¡son 41 mil personas más de las que pueden tener!

Como una primera medida, vamos a adecuar los cupos actuales y a construir 19 mil cupos más por vía de obra pública y por Asociaciones Público Privadas. Contarán con habitaciones dignas y con espacios adecuados para poder trabajar, para poder estudiar, para poder recibir atención médica necesaria.

Vamos también a fortalecer las capacidades del personal penitenciario y carcelario para que cumpla mejor y de manera más eficaz y eficiente su trabajo.

Y algo importante: tenemos previsto crear 557 salas de audiencias virtuales para resolver desde las mismas cárceles y sin dilaciones la situación jurídica de los reclusos. Hoy solo hay 88 de esas salas.

Con este nuevo enfoque de más salas virtuales, nos vamos a ahorrar en cuatro años 65 mil millones de pesos. Y mejorar la tecnología de seguridad y comunicaciones e incrementar por ejemplo los inhibidores de señal para celulares. Hoy hay solo 12, esa ha sido una de mis grandes frustraciones, de los 137 que deberían existir en todas las cárceles.

El segundo objetivo es “articular la Política Penitenciaria y Carcelaria con la Política Criminal”.

Hoy se calcula que más de la tercera parte de la población reclusa es sindicada, no condenada. Si se aplica una adecuada política criminal, solo debería ir a la cárcel quien revista peligrosidad o sea reincidente.

También articulamos un plan para desmantelar bandas que delinquen dentro y desde las cárceles. Vamos a actuar con toda la contundencia contra quienes promuevan la extorsión desde la cárcel. Se calcula que el 53 por ciento de las extorsiones en el país ocurren desde centros penitenciarios.

También vamos a acompañar a los reclusos durante y después de la reclusión para que, al recuperar su libertad, encuentren trabajo. Eso es parte de la resocialización.

El tercer y último objetivo específico es el de “integrar a los actores del nivel nacional con los territoriales y también el sector privado”.

Las entidades nacionales acompañarán a las territoriales para ver cómo pueden construir cárceles y asumir sus obligaciones, porque ahí les compete una gran responsabilidad a las entidades territoriales, que hoy está asumiendo el gobierno central.

Además, se van a estructurar alianzas con el sector privado para mejorar las condiciones penitenciarias y carcelarias, así como la infraestructura tecnológica para vigilar mejor y para controlar mejor.

Y para cumplir con todas esas acciones, habrá una inversión que hemos calculado de 1,2 billones de pesos.

Para resumir, lo que pretende la Política Penitenciaria y Carcelaria del país, con el nuevo enfoque que le da el Conpes, es:

Resolver la crisis carcelaria con un trabajo interinstitucional.

Dignificar al interno y apoyar su resocialización y su reintegración a la vida civil cuando obtenga su libertad.

Y racionalizar el uso de los centros de reclusión, de forma que solo estén en la cárcel quienes realmente tengan que estarlo.

Este Conpes creo que es una buena noticia para los colombianos, porque transformará –con recursos y con un plan concreto– la realidad carcelaria del país y afianzará la tarea del sistema penitenciario en la recuperación de algo que para nosotros es prioridad: la seguridad ciudadana.

Designaciones en Mindefensa y Embajada de Colombia en Estados Unidos

Eso en cuanto al Conpes. Tengo otro anuncio que hacerle al país. El doctor Juan Carlos Pinzón ha sido compañero de trabajo mío desde hace mucho tiempo. Fue mi Secretario Privado en el Ministerio de Hacienda, cuando tuvimos que afrontar la peor crisis económica que ha vivido este país en los últimos 100 años.

Fue mi Viceministro de Defensa durante todo el tiempo que estuve en el Ministerio de Defensa. Compartió conmigo todos esos éxitos que obtuvimos. Y desde allá comenzamos y consolidamos el fortalecimiento de nuestras Fuerzas Militares, de nuestras Fuerzas Armadas, de la Policía, trabajo que continuamos, él como Ministro de Defensa y yo como Presidente de la República.

Hoy podemos decir que tenemos las mejores Fuerzas Armadas de nuestra historia, en cuanto a equipamiento, en cuanto a capacidad y en cuanto a resultados. Los resultados que se pueden mostrar hoy por parte de nuestras Fuerzas, son resultados sin precedentes en la historia.

Desde hace algún tiempo, el doctor Juan Carlos me ha venido diciendo: ‘Llevo ya demasiado tiempo’.  Va a cumplir cuatro años. Tal vez es el ciudadano civil que más ha durado en el Ministerio de Defensa en la historia del país. Y que quería cambiar como de ritmo de trabajo. Por eso hemos venido discutiendo las posibilidades de tener una responsabilidad en otro frente.

Es así como se va a hacer una especie de enroque, que hoy quiero anunciar. El nuevo Ministro de Defensa será el doctor Luis Carlos Villegas, actual Embajador en los Estados Unidos. El doctor Juan Carlos Pinzón pasará a ser Embajador en Washington.

Quiero agradecerle de todo corazón, a nombre mío, de mi familia, del Gobierno y del país, el trabajo que hizo Juan Carlos como Ministro de Defensa. Me consta que le ha puesto toda la pasión, todo el entusiasmo. Él creció en los cuarteles, siente las Fuerzas como propias, porque son propias por su familia, por su tradición. Ha sido un compañero leal, inigualable. Y estoy seguro de que seguirá haciendo una labor por el país ejemplar, como la que ha venido desarrollando como Ministro, como Viceministro, como Secretario Privado y en todo lo que a mí me consta que ha trabajado el doctor Juan Carlos Pinzón.

De manera que quería hacerle este anuncio al país de este cambio en el Ministerio de Defensa. Va a ser una transición normal, fácil. Va a haber un empalme mientras viene el doctor Luis Carlos, que se puede demorar algunas semanas. Pero ahí no va a haber ningún tipo de solución de continuidad, sino todo lo contrario: vamos a seguir fortaleciendo todas las políticas que tienen que ver con la seguridad de nuestros compatriotas.

Juan Carlos, muchas gracias. Y le deseo, aunque se va a demorar un tiempo, buen viento y buena mar en su nueva y muy importante responsabilidad. Muchas gracias.