Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Mayo > Palabras del Presidente de la República, Juan Manuel Santos, en la inauguración del Intercambiador del Bosque en Floridablanca, Santander

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Palabras del Presidente de la República, Juan Manuel Santos, en la inauguración del Intercambiador del Bosque en Floridablanca, Santander

 Floridablanca, Santander, 27 may (SIG).

Decirles qué bueno estar aquí, como lo decía nuestro querido Alcalde, en la tierra de mis ancestros, en Santander, para poner en marcha unas obras tan importantes, tan emblemáticas, como el embalse que va a garantizar agua para Bucaramanga, para Floridablanca, para Girón, durante los próximos 50 años.

Esta es la obra más importante de este tipo que se está haciendo en este momento en América Latina, una obra de gran envergadura, pero una obra que sobre todo va a garantizar un mejor futuro para más de un millón de personas que viven en esta área. Y este intercambiador, que es parte de esa gran revolución que estamos queriendo hacer aquí en Colombia en materia de infraestructura.

Cuando me posesioné, le prometí al pueblo colombiano que íbamos hacer revoluciones en muchos frentes, en muchos sectores. Uno de ellos era el social, porque teníamos que combatir con más eficacia la pobreza, la pobreza extrema, el desempleo.

Cuatro años y medio después, podemos decir que esa revolución va en marcha, con toda la contundencia y produciendo resultados: más de 4 millones 400 mil colombianos los hemos podido sacar de la pobreza y más de 2 millones 400 mil de la pobreza extrema. Hemos creado más de 2 millones 700 mil empleos, un millón 700 mil empleos formales.

Nos falta mucho camino por recorrer, por supuesto, pero vamos en la dirección correcta. Pero para que eso se mantenga tenemos que hacer otra gran revolución: la revolución de la paz, traerle a este país paz después de 50 años de guerra. Una revolución que también tiene que estar en nuestros corazones, donde dejemos esa espiral de guerra, de violencia, de venganza, de odio, por un espiral de paz, de armonía, de perdón, de reconciliación.

En La Habana vamos a silenciar los fusiles, pero aquí en Colombia vamos a seguir construyendo paz en nuestros  corazones y también en nuestros colegios, en nuestras ciudades, a través de inversión social, de mejorar la educación, de mejorar la salud. Así es que vamos a construir esa paz. Allá en La Habana hacemos la paz, aquí en Colombia la construimos todos los días.

Por eso estas obras son un aporte importantísimo. Por eso Santander ha estado, como lo decía el Gobernador, en mi corazón. Siempre lo estará hasta el último día de mi Gobierno y hasta el último día de mi vida. Porque Santander para mi familia representa muchísimo. Y si yo soy la tercera generación de santandereanos, pues lo que quiero es dejarles a muchas generaciones de santandereanos de aquí en adelante un mejor futuro.

Esa revolución en infraestructura que estamos haciendo, la estamos haciendo porque creemos que Colombia tiene que desatrasarse, pensar en grande. Y ya estamos viendo, comenzando apenas a ver los frutos. En los próximos 3, 4 años, 5 años, vamos a ver a Santander y a Colombia en construcción, en obra: grandes carreteras, grandes proyectos de todo tipo. ¿Para qué? Para darles más empleo, más competitividad, más progreso, más calidad de vida a Santander y a Colombia. Esta obra es apenas un granito de arena dentro de lo que estamos haciendo.

Aquí en Santander lo anunciaba esta mañana: el viernes se cierra la licitación de la concesión para la doble calzada Bucaramanga – Barrancabermeja. La semana entrante se ponen en marcha las obras de la tercera ola de las concesiones de cuarta generación. Por ejemplo, la carretera Bucaramanga – Cúcuta.

Pero no solo eso. Ustedes saben que estamos en un problema fiscal: se nos cayó el precio del petróleo, que es un recurso muy importante para nuestras finanzas públicas, es un recurso muy importante para financiar nuestra inversión. Tuvimos que hacer lo responsable: apretarnos el cinturón, bajar las inversiones, bajar los gastos, tratar de buscar otros recursos para poder continuar haciendo inversiones importantes.

El Vicepresidente, la Ministra e Invías llegaron con unas solicitudes por 10 billones de pesos para obra pública. El Ministro de Hacienda, el Director de Planeación, después de hacer sus cálculos, le dijeron al Ministro: le podemos dar de esos 10, cuatro billones. Cuatro billones de 10. Un recorte importante.

Pero aun así las obras en Santander se salvaron todas. Y aquí están, ya se mencionó, el tercer carril Bucaramanga – Floridablanca, la carretera Cimitarra – Landázuri, Girón – Floridablanca (una promesa que hace mucho tiempo se ha incumplido), Curos – Málaga, terminar el proyecto de Yuma y Suratá – California.

Lo menciono el señor Gobernador: el aeropuerto, esa inversión tuvo un problema, unas anotaciones de la Procuraduría. En aras de la transparencia, que ha sido también prioridad para este Gobierno, se suspendió, pero se vuelve otra vez a abrir la licitación, para que esa gran obra del aeropuerto de Bucaramanga sea una realidad a la mayor brevedad posible.

También, como lo mencionaba el Gobernador, todas esas obras del Contrato Plan son obras que ya están en marcha, que ya están ejecutándose y que van a ser un gran aporte para el desarrollo de este departamento.

Aquí cuando uno ve alrededor, ve el progreso. Lo felicito, Alcalder, por su enfoque. Cuando usted decía: voy a bajar los impuestos para traer inversión. Eso de atraer inversión es la mejor política para largo plazo porque así es como usted va a generar más empleo.

Allá veo esa construcción, allá veo esos empleados, esos trabajadores, eso es lo que tenemos que hacer todos los días en todas las ciudades del país: generar las condiciones para atraer la inversión. Buen enfoque, señor Alcalde. Le daba usted una gran importancia a la educación, se sentía orgulloso de que aquí en Floridablanca estaban los mejores colegios. Qué bueno que tenga usted ese enfoque. Ese es el enfoque del Gobierno. Por eso estamos en este momento en las Pruebas Pisa. Espero que Floridablanca también nos ayude a mejorar los resultados de las pruebas Pisa, que son a nivel mundial lo comparable a las Pruebas Saber, donde a usted también le fue tan bien. Espero que le vaya igual de bien o mejor en las Pruebas Pisa.

Cuando ve uno esos centros comerciales o por ejemplo la Zona Franca en materia de salud, doctor Virgilio, usted que ha sido un gran abanderado, me consta desde hace muchísimo tiempo. Cuando yo fui Ministro de Comercio Exterior hace más de 20 años, me decían, entre ellos, Virgilio Galvis, que estaba un poco más joven que hoy, estábamos con menos canas, me decía: ‘Colombia puede convertirse en gran centro de servicios médicos, tenemos un capital humano inigualable, buenos médicos’. Y ya eso después de tan tiempo se está volviendo realidad.

Aquí en Santander, aquí en Floridablanca, en Barranquilla, en Cartagena, por fin estamos ya con obras concretas, atrayendo pacientes de todas partes, utilizando nuestra calidad de capital humano que es inigualable.

Y también lo mencionaba el Gobernador: el atractivo turístico es inmenso para Bucaramanga, para Santander, para Colombia entera. Esa es una de las grandes industrias del futuro. Tiene garantizada su demanda. Todos nos vamos envejeciendo, todos queremos conocer el mundo y por eso va creciendo el número de turistas que vienen a visitar a Colombia.

Nos pusimos una meta, que en ese momento era inalcanzable. Me acuerdo del Ministro Díaz-Granados diciéndome: ‘Por favor, no me ponga esa meta’. Cuatro millones de turistas en el cuatrienio hasta el año pasado. Pues sobrepasamos esa meta. Vino el Primer Ministro chino la semana pasada: 100 millones de chinos se van a conocer el resto del mundo todos los años. Cuarenta vienen a América Latina y sólo 9 mil vienen a Colombia.

Le dije al Primer Ministro Chino ‘¿Por qué no promueve que vengan unos chinos más de esos 40 millones que vienen a visitar a América Latina?’ Y le aseguró, Gobernador, que aquí vamos a llenar esto de turistas chinos también, para que puedan dejar aquí sus dolaritos y generar empleo.

Además obras que hacen atractivo, que hacen más placentera la vida de los turistas, pero sobre todo la vida de los santandereanos. Por ejemplo: ayer Fontur suscribió un convenio para la construcción de la Alameda Las Nieves en el municipio de Girón. Es una obra por 5 mil 321 millones, un espacio peatonal que va a beneficiar y a fortalecer todo ese turismo allá en girón, querido Alcalde.

Entonces todo esto nos entusiasma para seguir trabajando todos los días, para generar los recursos, a través de una economía sólida, una economía que crezca. También lo felicito, Alcalde, por ese objetivo de mantener la confianza, la confianza en Colombia, no solamente en el exterior sino de nosotros mismos en lo que nosotros podemos hacer. Porque lo decía también ahora en el embalse: parte del problema con los colombianos, con los latinoamericanos, ha sido que no pensamos en grande, que nos quedamos en el diminutivo, en las carreteritas, en los pesitos, en las inversionistas. No, pensemos en grande, que podemos realmente obtener grandes cosas.

Colombia tiene todo el potencial, por eso estamos construyendo las mejores carreteras, los mejores túneles, las mejores empresas. Hace cuatro días inauguré una empresa de tubos petroleros, la más eficiente de mundo, y podemos ser los mejores en muchas cosas si nos lo proponemos. ¿Y quién nos ha dado esa línea, quién nos ha dado el ejemplo? Los santandereanos, que no dan ni un paso atrás, porque siempre van para adelante. Por eso hay que seguir el ejemplo de los santandereanos: siempre para delante con la mirada en alto, con objetivos ambiciosos. Así es como vamos a sacar a Colombia adelante. Muchas gracias.