Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Mayo > Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en la entrega del Pabellón Nacional a la Selección de Fútbol que disputará la Copa América 2015

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en la entrega del Pabellón Nacional a la Selección de Fútbol que disputará la Copa América 2015

 Bogotá, 29 may (SIG).

Qué bueno haber podido entregarle el Pabellón Nacional al profesor Pékermán, al capitán de nuestra Selección, Radamel Falcao, a nombre de todos los colombianos.

Yo recuerdo muy bien, recién llegado el profesor Pékermán, nosotros estábamos, todos los colombianos, soñando con la posibilidad de clasificar en el Mundial.

Le dije con cierto humor al profesor Pérkeman: Profesor, yo de irresponsable dije en mi campaña, en la primera campaña presidencial, que una de las promesas era que íbamos a clasificar en el Mundial de Fútbol. Como si eso dependiera del Presidente.

Le dije dije eso va a depender de usted, ‘profe’, que yo quede bien con mi electorado.

El profe me dijo –con esa sonrisa amable que siempre tiene–, me dijo: ‘haré todo lo posible para que usted no quede mal’.

Pues bien. No solamente clasificamos, sino que hicimos una labor extraordinaria en ese Mundial de Fútbol. Eso partió en dos realmente la historia del fútbol en nuestro país.

Pero no solo eso, sino que eso, que ese papel que jugó la Selección Colombia en el Mundial de Fútbol, les llenó a los colombianos el corazón de orgullo.

Cada vez que salía la Selección, cada vez que metían un gol, el país vibraba de emoción. Y eso es muy importante para cualquier país, para cualquier sociedad. Motivo de unidad, motivo de orgullo. Eso se necesita permanentemente.

Y creo que no ha habido en el pasado reciente más motivos de unidad. Nadie en el país, nadie, desde la guerrilla hasta el más enemigo de ellos, se unen en torno a ustedes, en torno a la Selección Colombia.

Ningún espectáculo, ninguna instancia nos produce más emoción y más orgullo.

Por eso qué bueno poder entregarles nuevamente el Pabellón para la Copa América, donde estamos seguros van a cumplir un papel extraordinario. Tenemos una gran Selección, yo creo que la mejor Selección en nuestra historia.

Si yo pudiera hacer el recuento de la historia de cada uno de ustedes, de los miembros de la Selección, me tomaría horas, porque cada uno tiene una historia extraordinaria. Lo último fue los dos goles de (Carlos) Bacca, allá en Sevilla.

Pero cada uno tiene una historia maravillosa, que son ejemplo para nuestros jóvenes  y ejemplo para el país.

Y por eso les deseamos –y estoy seguro de que hablo a nombre de todos los colombianos– los mejores éxitos.

Estaremos haciendo fuerza en cada partido. Yo voy a ver a cuál puedo asistir para estar allá personalmente como fui a algunos partidos del Mundial.

Y por eso, pues como dicen en la Marina, les deseamos buen viento buena mar y todos los éxitos.

El fútbol internacional pasa por un momento complicado. Todo el país y el mundo entero ha conocido esos señalamientos de corrupción en la FIFA.

Y qué podemos hacer los mandatarios de los países que tenemos una buena selección de futbol y que queremos que el futbol a nivel mundial siga con semejante prestigio y fuerza como lo han tenido en el pasado. Porque el futbol no le pertenece a ningún país, el futbol no le pertenece a ninguna institución, el futbol, no le pertenece a ninguna persona, a ningún equipo; le pertenece al mundo entero.

Y por eso hacemos votos para que casos como este se resuelvan pronto, que lleguen al fondo de esta situación. Que los culpables sean condenados, que los inocentes sean exonerados y que sigamos todos trabajando por el fútbol.

El fútbol hoy a nivel mundial es el espectáculo más popular, sin duda alguna.

El mundo se merece un buen fútbol, unas buenas instituciones que administren el  fútbol y por eso hacemos votos para que podamos pasar esta tempestad lo más pronto posible. A todos nos convendría y ojalá  que la justicia opere en forma acelerada.

Pero mientras tanto, les deseamos muchos goles, muchos éxitos.

Estaremos todos, ¡todos!, los colombianos pendientes de cada partido, de su desempeño. Y estamos seguros que nos van a dejar nuevamente muy en alto. Para nosotros es realmente un motivo de inmenso orgullo.

Y ‘profe’, como le he dicho tantas veces, no tenemos palabras para agradecerle lo que usted ha hecho por este país.

Muchas gracias.