Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Mayo > Palabras de Presidente Juan Manuel Santos al colocar la primera piedra del Megacolegio de Jamundí y comienzo del Plan de Infraestructura Educativa

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Palabras de Presidente Juan Manuel Santos al colocar la primera piedra del Megacolegio de Jamundí y comienzo del Plan de Infraestructura Educativa

 Jamundí, Valle, 29 may (SIG).

Ayer por la tarde, en presencia de todos los ministros, le anuncié al país un programa para darle un empujón a la economía.

Ese programa lo bautizamos Pipe 2.0

¿Pipe qué quiere decir? Programa de Impulso a la Productividad y el Empleo. Y es un programa que busca darle nueva gasolina, nuevo combustible a la economía, en un momento en que la economía necesita ese empujón.

Yo decía ayer: no es que nos esté yendo mal pero sí hemos sido golpeados por la baja del precio del petróleo, por la situación internacional, por la situación regional.

Y es ahí cuando los gobiernos responsables tienen que tomar medidas para contra  contrarrestar esos vientos negativos.

Y anunciamos un paquete de medidas muy importantes que vamos a poner en marcha inmediatamente para impulsar la economía y por consiguiente el empleo, el bienestar de todos los colombianos.

Y qué bueno, qué bueno estar aquí en Jamundí poniendo la primera piedra de    –para mí– el programa estrella de ese Pipe 2.0.

¿Y por qué digo que es el programa estrella? Todos los programas son importantes. Las vías que vamos a construir, muchas de ellas van a beneficiar aquí en el Valle del Cauca, toda esta región, los impulsos a los empresarios; por supuesto va a tener repercusiones en todo el país.

Pero ustedes saben que en mi visión, la visión que yo tengo para Colombia, es de ser un país en paz, un país más equitativo y un país mejor educado.

Y eso no se da por generación espontánea, se da por políticas concretas que nos lleven a ese puerto de destino, que nos lleven a hacer realidad esa visión.

Y lo que acabamos de hacer hoy aquí, poner la primera piedra  en la segunda etapa de este colegio y el inicio del Programa de Infraestructura para la Educación, que el país jamás había soñado, pues tiene un gran significado.

Primero por la importancia del programa. Nosotros construíamos alrededor de 1.500 colegios en cuatro años. Ese era el promedio.

¿Pues saben cuántos vamos a construir en los próximos cuatro años? ¡30 mil!

En lugar de 1.500, 30 mil.

Y lo que acabamos de hacer es darle ‘estartazo’ a ese proyecto que ya lo tenemos bien concebido, con la Ministra (de Educación, Gina Parody) lo hemos venido diseñando hace mucho tiempo.

Tenemos unos prototipos de colegio. Lo hemos llamado el ‘colegio 10’. Unos colegios de buena calidad, con aulas bien equipadas, con laboratorios de física, química, de ciencias naturales; con laboratorios de bilingüismo, con laboratorios de tecnología para fomentar la innovación, la multimedia.

Todos los colegios van a tener una biblioteca escolar. Todos los colegios van a estar dotados de buenos comedores, de buenas cocinas, para poder dar una buena alimentación a nuestros niños y nuestras niñas.

Tienen su zona administrativa, una sala para todos los maestros.

Todos los colegios van a tener conectividad. Nosotros en los primeros cuatro años  logramos hacer algo que nos decían que era imposible, que era conectar a todos los municipios de Colombia con fibra óptica y banda ancha. Y a mí me preguntaban  ¿y para qué? ¿Para qué hacemos semejante esfuerzo?

Y la respuesta es muy sencilla. La tecnología es hoy en día la herramienta más efectiva para progresar. Para una persona, para una comunidad, para una empresa, para un colegio.

Y lo que quiero yo es que todos los colombianos, comenzando –no terminando– con los más pobres, con los que más lo necesitan, tengan acceso a esa tecnología, a través de la conectividad.

¿Y cómo puede uno aprovechar mejor esa conectividad?

Pues enseñándoles a los niños a usar la tecnología. Por eso todos los colegios van a tener conectividad, baterías sanitarias, servicios generales. O sea colegios de óptima calidad.

Es un plan que además nos va a permitir acercarnos a esa meta –ambiciosa, yo sé que es muy ambiciosa– de ser el país mejor educado de América Latina en diez años.

¿Y por qué nos ponemos esas metas ambiciosas? Porque Colombia necesita pensar en grande, ponerse metas ambiciosas, objetivos altos.

Tenemos la materia prima, tenemos el capital humano, tenemos los recursos para llegar muy lejos.

A veces es un problema de actitud, de complejo de inferioridad. ‘No, es que yo no puedo hacer esto; es que yo no puedo hacer aquello’.

Cuando los colombianos nos proponemos algo, lo logramos, lo alcanzamos.

Yo vengo de un evento también muy importante. Estaba en el Palacio de Nariño entregándole el Pabellón Nacional, nuestra bandera, al profesor Pékerman y a Falcao, el capitán de la Selección Colombia.

Les entregué el Pabellón. Y recordaba, recordaba ya hace algunos años, cuando estaba recién elegido como Presidente de la República, el año 2010, que cuando vino el profesor Pékerman, ustedes recordarán cuando sugerí que trajéramos sangre fresca a la selección que me llovieron fuegos y centellas y me criticaron. Les dije no, espérense.

Y le recordaba al profesor Pékerman, en nuestro primer encuentro, que yo tuve la irresponsabilidad de ofrecer en mi campaña que la Selección iba a clasificar al Mundial de Fútbol, como si dependiera de mí.

Y le dije al profesor Pékerman: en sus manos está mi credibilidad frente a los electores.

Y el profesor, con esa sonrisa bonachona, me dijo: ‘tranquilo, Presidente, haremos todo lo posible’.

Pues bien, les recordaba  yo esta mañana, no solamente clasificaron sino que pusieron muy en alto el nombre de Colombia ante el mundo entero.

La Selección Colombia hoy brilla por sus méritos propios, con esos golazos que meten los miembros de esa Selección en todas partes del mundo. Y estoy seguro que van a hacer un gran papel en la Copa América a partir del mes entrante. Estoy seguro.

Pero les contaba eso porque la Selección Colombia, sus miembros, todos están sobresaliendo en el deporte más popular del mundo, en el futbol.

Por su actitud de ganadores. Los goles de James son goles que obedecen a una actitud de ganador. Los goles de Bacca que metió ahora para que el Sevilla fuera campeón –dos a último momento; Sevilla campeón por Bacca, un colombiano–, se

debe a una actitud positiva.

Y esa actitud positiva es la que debemos tener todos en esos grandes propósitos.

¿Que podemos erradicar la pobreza extrema en los próximos diez años? Sí. Porque en los primeros cuatro nos propusimos bajar la pobreza extrema a un dígito.

Sobrepasamos la meta. Y si seguimos con esa tendencia podremos erradicar la pobreza extrema en diez  años.

¿Que nos propusimos bajar la pobreza al 32 por ciento? Pues llegamos al 28. Todavía demasiados pobres. Todavía nos queda mucho camino por recorrer. Pero sobrepasamos una meta muy ambiciosa.

¿Que íbamos a generar dos millones de empleos, dos millones y medio? Sobrepasamos la meta, generamos 2 millones 700 mil empleos. Todavía nos falta mucho, más de 2 millones de empleos.

Lo que les quiero decir es que si pensamos en grande y nos unimos como país y trabajamos juntos, Gobierno Nacional, gobierno departamental, gobiernos municipales, y si nos fijamos unas metas ambiciosas, las podremos lograr.

Con el Congreso de la República hemos venido trabajando, ellos nos han aprobado las leyes de los presupuestos que nos permiten mostrar estos resultados que hoy el mundo está señalando como un ejemplo.

Nosotros nos criticamos mucho dentro de nosotros mismos. Pero el mundo está viendo qué está pasando en la región y ven a Colombia como una estrella fulgurante que está dando los mejores indicadores sociales, económicos. Que está buscando la paz. Y nos está apoyando.

Pero esto que estamos haciendo hoy es la semilla más importante.

No hay nada más importante que la educación. Esa es la garantía de un mejor futuro.

Por eso qué bueno, después lanzado ese Pipe 2.0, que el primer acto –y van a ser muchos–, pero  que el primer acto sea en materia de educación y sea aquí en Jamundí. Aquí en el Valle del Cauca,

Aquí en el Pacifico. Porque eso también tiene un simbolismo. No escogimos venir aquí al azar; escogimos venir aquí porque los secretarios de Educación que acaban de firmar esos convenios con el Ministerio de Educación, con Findeter, representan la Región Pacifica.

Nuestro compromiso con la Región Pacifica es absoluto, es total. Aquí hay muchas necesidades. En materia social, en materia de educación. Y por eso quisimos comenzar aquí diciendo ‘el compromiso con el Pacifico es absoluto y total’.

Porque sabemos que si logramos dar un empuje al Pacifico en esas áreas que tanto impacto tienen en el desarrollo de una región, pues el país entero también se va a beneficiar.

Por eso, señores secretarios de Educación, cuenten con todo el respaldo del Gobierno Nacional.

Estas obras que vamos a construir, las primeras aulas, los primeros colegios,  deben estar listos en un año. Eso no se va a demorar cinco, seis o siete años. En un año vamos a tener esas nuevas aulas.

¿Para qué, qué nos va a significar?

Por ejemplo, dentro del programa de educación queremos que cada vez más colegios tengan jornada única, para que los niños puedan permanecer más horas en el colegio.

Eso es algo que los papás y las mamás agradecen enormemente, porque si no están en el colegio, están por ahí vagando, tratando de encontrar algo qué hacer y ahí es cuando las pandillas, la drogadicción los agarra y los recluta.

Por eso es tan importante que permanezcan más horas en el colegio. Pero como no tenemos la infraestructura, la estamos construyendo. Y la jornada única también es una condición necesarísima para mejorar la calidad de la educación.

Está ya comprobado que entre más horas de estudio, de más horas pasen los niños en el colegio, mejor les va en las pruebas. Por ejemplo en las Pruebas Pisa,  que ayer y antes de ayer realizamos a nivel nacional.

O sea que esto simboliza en buena parte lo que queremos hacer de Colombia en este Gobierno: un país mejor educado y a través de la educación darles oportunidades a todos para ser un país más justo.

Que las brechas entre los ricos y los pobres se vayan disminuyendo, que los pobres salgan cada vez más de la pobreza y la pobreza extrema eliminarla de tajo. Y eso nos servirá para abonar la paz que estamos buscando allá en La Habana.

Por eso qué bueno estar aquí, querido Alcalde. Usted sabe que el compromiso con usted ha sido total. Me honra inmensamente ser el primer Presidente en la historia que viene a Jamundí. Me siento muy honrado.

Y ese honor es un honor que cuesta.

De manera que usted diga qué necesita y yo aquí estoy listo para apoyarlo.

De manera que muchas gracias. Muchas gracias y les agradezco enormemente a ustedes este recibimiento tan caluroso.

Todos a trabajar por una mejor educación. Que Dios los bendiga.