Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Noviembre > Palabras del Presidente Santos durante la entrega de 120 kilómetros de doble calzada, Ruta del Sol, Sector 2.

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Palabras del Presidente Santos durante la entrega de 120 kilómetros de doble calzada, Ruta del Sol, Sector 2.

 La Gloria, Cesar, 3 nov (SIG).

Buenas tardes a todos, que bueno estar aquí en este corregimiento de Besote y ser, según me dicen, el primer Presidente de la historia que viene a este corregimiento.

Gracias Gobernador (Luis Alberto Monsalvo, del Cesar) por sus palabras; usted mencionaba que este Gobierno es un Gobierno que está haciendo una revolución por la modernidad. Y es cierto a pesar de que algunos me dicen que yo soy un revolucionario, algunos dicen que de izquierda y otros dicen que derecha. Pero lo que soy es una persona que quiere que el país progrese. Y para que el país progrese necesitamos hacer muchas revoluciones, muchos cambios, muchas reformas. Y desde el primer día me empeñé en iniciar revoluciones por todos lados.

Y hoy, más de cinco años después, podemos decir que esas revoluciones van en marcha.

Por ejemplo: usted mencionaba el acueducto de Aguachica, ahí hemos hecho una revolución. Más de 5 millones de colombianos hoy tienen agua y no tenían acceso a agua potable hace 5 años.

Hemos hecho una revolución en materia de alcantarillado. Más de 5.2 millones de colombianos tienen hoy acceso a alcantarillado, que no tenían hace 5 años.

Hemos hecho una verdadera revolución en materia de vivienda. Nos comprometimos a construir un millón de viviendas. Cumplimos.

Nos comprometimos a construir 100 mil viviendas gratis. Estaba el Vicepresidente (Germán Vargas) de Ministro de la Vivienda, y nos dijeron: demagogos, por qué prometen lo que no pueden cumplir, no le digan mentiras al pueblo.

Pues bien, hoy el Vicepresidente sigue hacia La Guajira, va a Barranca, a entregar 294 viviendas allá en ese municipio.

Ahí completamos 98 mil 400 viviendas.

Y a final de este mes, vamos a ir a El Salado, Bolívar, a entregar la vivienda número 100 mil. Viviendas gratis, 100 mil. Cumpliendo esa promesa que nosotros le hicimos al pueblo colombiano.

También nos dijeron: demagogos, mentirosos, cuando le prometimos con el entonces Ministro Molano que íbamos a conectar todos los municipios de Colombia con fibra óptica y banda ancha, para que los ciudadanos hasta de los municipios más remotos para que los niños y niñas de las familias más pobres pudiesen acceder a ese mundo maravilloso y necesario de la tecnología, del internet.

Hoy, ya podemos decir que todos los municipios están conectados. Esto ha sido señalado como un verdadero ejemplo a nivel mundial. Y el gran paso siguiente va a ser que esas conexiones que están en todos esos municipios lleguen a todos los ciudadanos, no solamente a los colegios, no solamente a ciertas instalaciones sino a todos lados.

¿Para qué?

Para que el niño o niña de la región más remota tenga el mismo acceso, porque el internet es uno solo, que el niño rico en Valledupar, en Bogotá, en Miami o Nueva York. Eso es igualdad de oportunidades y vamos avanzando en esa dirección.

Estamos haciendo una verdadera revolución de la clase media aumentando el número de colombianos que ingresan a la clase media y que salen de la pobreza. 4 millones 400 mil colombianos salieron de la pobreza e ingresaron a la clase media. 2 millones 500 mil salieron de la pobreza extrema. Y vamos a seguir porque todavía nos queda mucho camino por recorrer. Pero también ahí tenemos unos resultados muy importantes que mostrar.

La revolución de la educación. Les prometimos a los colombianos que íbamos a ser de la educación un centro gratuito para que todos los niños y niñas de Colombia pudieran asistir al colegio absolutamente gratis desde el grado cero al grado once.

Y no solo eso, sino que los estratos más bajos les íbamos a regalar los textos, porque muchas familias no tienen ni siquiera ingresos para pagar los textos escolares. Pues ya tenemos esa cobertura universal, más de 18 millones de textos hemos repartido por el país entero, y esa revolución continúa.

Vamos a hacer en los próximos 3 años lo que estaba previsto para 60 -70 años en materia de infraestructura educativa para poder tener jornada única, para que los papas y las mamás no tengan que preocuparse de sus hijos porque solamente van 4 o 5 horas al colegio sino que puedan ir 8 o 9 horas. Y así además, mejorar la calidad de la educación.

Estamos también haciendo una revolución en la salud. A pesar de todos los problemas hemos tenido porque recibimos un sistema totalmente quebrado, totalmente inoperante, totalmente corrompido.

Ahí hemos hecho unos esfuerzos inmensos. Acuérdense de lo que yo les prometí que iba a dejar de existir los pacientes de segunda clase, porque cuando llegamos al Gobierno existían los pacientes de primera clase y los de segunda clase.

Los del régimen subsidiado tenían unos tratamientos y los del régimen contributivo tenían otros muchos mejores.

¿Qué hicimos?

Equipar. Todo el mundo el mundo iba a recibir los mismos tratamientos y no fue por lo bajo sino por lo alto. O sea, los pasajeros de segunda clase los pasamos todos a primera. Aumentamos el número de tratamientos. Convertimos la salud –primera vez en la historia- en un derecho fundamental de los ciudadanos.

Les pusimos (coto) a los precios de los medicamentos y estamos en este momento, en el proceso de ir limpiando la parte financiera para poder darle los recursos a los hospitales y que el sistema, como un todo, funcione mejor.

Pero otra de las grandes revoluciones que estamos haciendo y por la cual todos nos debemos sentir muy orgullosos, es la revolución de la infraestructura.

Este país como lo dijo el Vicepresidente en un reportaje que apareció en un periódico, va a ser un país muy diferente en 4 años a lo que teníamos hace 4 años.

Y va a ser muy diferente porque vamos a tener una infraestructura totalmente nueva, adecuada a las necesidades del hoy y del mañana.

Eso ha sido un esfuerzo de mucha gente desde el primer día. Me acuerdo cuando reclutamos al hoy Ministro encargado, el hoy Presidente de la (ANI), venía de una gran firma internacional (…). Se ganaba creo que 7 veces más de lo que se gana hoy. Sin embargo le dije: doctor Andrade, usted tiene que servirle a su país, sacrifique parte de sus ingreso, ya tiene suficientes, vengase a trabajar. Y desde ese momento nos propusimos crear la institucionalidad, crear la cultura de la estructuración.

Aquí qué pasaba con los contratos, qué pasaba con los proyectos, que venían los alcaldes, los gobernadores y los presidentes, y lo primero que hacían era ubicar en los contratos y después los estructuraban.

Después se podía averiguar cuánto costaba realmente y qué se requería para esos proyectos, y por eso este país se fue atrasando año tras año en materia de infraestructura. Porque los proyectos se acababan costando 2, 5 o hasta 10 veces más. Y a veces los proyectos quedaban por mitad de camino. Eso es historia patria.

Ya hoy tenemos una institucionalidad que funciona. La cultura de la estructuración siendo Ministro del Interior, el doctor German Vargas y el Estatuto Anticorrupción. Hicimos inclusive un artículo donde decía: no se permite visitar proyectos que no estén en lo que llaman la Fase 3, es decir, que estén listos, que sepan cuánto va a costar y además eliminamos lo que llamamos anticipo. 

¿Qué pasaba con el anticipo? Se lo dábamos a los constructores, el anticipo, se gastaban el anticipo, no hacían la obra y el pueblo colombiano se quedaba viendo un chispero.

Eso también lo eliminamos.

Y de ahí comenzó esta gran revolución de crear toda una infraestructura en materia de carreteras, en materia de ferrocarriles, en materia de puertos, de aeropuertos, el río Magdalena. Todo eso ya va en marcha.

Y nosotros vamos a ver en los próximos 4 años una Colombia en obra, haciendo esa gran revolución como lo estamos haciendo hoy con este proyecto que está entregando 100 kilómetros de la Ruta del Sol en la Fase 2; 100 kilómetros nunca se habían entregado en un solo envión, creo que es la entrega más larga, más grande que se ha hecho en la historia de Colombia, de dobles calzadas, 100 kilómetros pero esto apenas es un pedacito de lo que vamos a construir de aquí en adelante.

Quiero agradecerle a todo el personal de (…) porque hace ya algún tiempo habíamos dicho: tenemos que acelerar la construcción de esas dobles calzadas, hoy no están entregando 100 y más encima dijeron que podía anunciar que van a poner hoy mismo en operación 20 kilómetros más de dobles calzadas en esta Ruta del Sol. O sea, son 120 kilómetros. ¡Eso no lo había visto el país nunca!

De manera que esto que estamos haciendo es una verdadera revolución. El río Magdalena ustedes ya lo han visto, ya se comenzó a dragar, ya comenzaron los puertos, ya el primer embarque de la carga seca llegó a Barranca; todo eso va a dinamizar todos los municipios y todos los departamentos rivereños.

El ferrocarril comenzó ya también a funcionar, vamos a ir construyendo y extendiendo las redes, en fin, haciendo todo un esfuerzo enorme en materia de infraestructura que ya está desarrollándose; cosa que nos complace enormemente y el Vicepresidente que ha estado empujando eso como pocos,  pues puede sentirse también muy orgulloso de todo este proceso va, como dirían los marinos: ‘viento en popa’.

Y vamos a seguir construyendo de aquí en adelante en todas partes, en todas partes.

De aquí salen el Vicepresidente y el Presidente de la Cámara de Representantes para La Guajira, allá hay obras importantes que se van a anunciar.

Está la firma del contrato Mayapo – Manaure por 69 mil millones. Esa es una obra muy importante. Otra que usted, querido Alfredo de Luque, ha estado insistiendo enormemente porque quiero darle ese reconocimiento, porque si hay alguien que ha insistido ante el Gobierno Nacional, es la obra Uribia – Nazaret en la Alta Guajira; una obra que va a ser un cambio fundamental para todos los guajiros.

Hoy no se puede transitar porque llovió. Y a propósito de la lluvia, quiero aprovechar una vez más. Ha llovido, ha llovido aquí en el Cesar, llovió en La Guajira, llovió en Barranquilla, llovió en Bolívar, llovió en Cundinamarca, pero no ha llovido lo suficiente y estamos en la época de las lluvias. Noviembre usualmente es mes de lluvias.

¿Qué está pasando? Que está lloviendo menos de la mitad de lo que debería llover y eso ¿qué significa? Que no se van a llenar los embalses, que no va a haber el agua suficiente para poder resistir el Fenómeno del Niño que se viene con toda su fuerza a partir de diciembre hasta marzo o abril del año entrante.

Por eso a pesar de que esté lloviendo, de que veamos charcos por todo lado y que en La Guajira no se pueda transitar por las lluvias, por favor ahorren agua y ahorren energía.

Vamos a pasar este Fenómeno del Niño, que es uno de los más fuertes en toda la historia, lo vamos a pasar todos juntos sin mayores adversidades. Vamos a tratar de mitigar el efecto pero para eso necesitamos unirnos todos, poner todos nuestro granito de arena, hacer un pequeño sacrificio cada uno de nosotros para que podamos sobrellevar este Fenómeno del Niño con el menor daño posible para todas las familias colombianas.

Se va a hacer también en La Guajira la firma del estudio definitivo de la vía Florida – Distracción, y hoy se terminó se terminó en Riohacha todo el proyecto que le habíamos prometido en materia de aeropuerto incluyendo la climatización, que fue una promesa que yo les dije.

Y así lo estamos replicando por todas partes de Colombia, o sea que esta revolución de la infraestructura va a continuar, hasta ahora está comenzando.

Y eso qué significa en el largo plazo. Mayor competitividad.

¿Qué es mayor competitividad? Pues más facilidades para que las empresas puedan exportar sus productos a precios más bajos y eso en ¿qué se traduce? En más empleo, en mejor empleo, en más inversión, en más dinámica económica. De eso se trata esta revolución en la infraestructura y estas revoluciones que estamos adelantando.

Por supuesto, todo esto va a ser mucho más fácil si llegamos a firmar, y como espero que lo hagamos muy pronto, esa paz tan añorada, porque la paz no es simplemente silenciar los fusiles, aquí en esta zona del país que tanto ha sufrido.

Usted lo decía Gobernador, el Cesar ha sido uno de los departamentos que más ha sufrido, yo estaba en el sur de Bolívar el sábado, estaba en Mompox firmando precisamente el inicio de otra obra maravillosa que es el Puente Yatí – Bodegas, que va a conectar por primera vez el sur de Bolívar con el resto del país.

Imagínense ustedes Mompox, que en lugar de llegar en ferry vamos a llegar por una buena autopista, una buena carretera.

Eso va a significar un cambio profundo en todo el sur de Bolívar.

El Gobernador mismo lo decía, Juan Carlos Gossaín, nunca en la historia de Bolívar se había hecho una obra tan importante, inclusive, Vicepresidente, hay una controversia porque sostenían los bolivarenses que este puente va ser el puente más largo de todo el país, en cambio los barranquilleros dicen que el puente Pumarejo va ser el puente más largo de todo el país.

Diriman esa controversia lo delego a usted Vicepresidente, pero construyamos esos dos puentes lo más rápido posible.

De manera que ahí vamos avanzando. Vamos avanzando como país.

Y quiero cerrar estas palabras agradeciéndole al Gobernador, también su trabajo.

Hemos trabajado muy bien, usted puede mostrar, como lo dijo, unos resultados que nunca antes había visto el departamento del Cesar, no solamente en obras sino también en inversión social: en las inversiones que hemos hecho para los adultos mayores y las inversiones que hemos hecho para Familias en Acción, en las inversiones que hemos hecho para poderle ayudar a las poblaciones más vulnerables.

Acuérdese lo que fue la ola invernal, este país va de un extremo a otro. Hace cinco año estábamos era con el agua al cuello, aquí tratando de ayudarle a los damnificados, y lo logramos.

Yo les prometí el 8 de agosto del año 2010 les dije a los damnificados más de 3 millones y medio: haremos lo posible para que la mayoría de ustedes quede mejor de lo que estaban antes de esta ola invernal.

Y eso lo cumplimos.

La mayoría de las personas damnificadas hoy pueden decir, o porque recibieron una casa nueva, o porque, o porque les mejoraron su vivienda que fue afectada, por mil razones. Hoy quedaron muchas poblaciones además mejor de lo que estaban antes.

Vayan ustedes al sur del Atlántico, por ejemplo, que fue devastada por esa ola invernal, hoy allá está llena de colegios, llenos de centros de desarrollo infantil, las obras que se han venido ejecutando después de la ola invernal.

Y ahí vamos avanzando.

Sabemos que nos falta mucho. Las solicitudes suyas Gobernador, pues duplican las capacidades del Gobierno de satisfacerlas porque siempre, siempre va ver menores recursos a las necesidades de la gente, en la mayoría de los países.

Lo importante es hacer las cosas bien, priorizar y tratar de focalizar la acción del Estado en los más vulnerables para que esas diferencias abismales, que infortunadamente todavía tiene Colombia, se sigan disminuyendo, y así podemos finalmente construir ese país en paz, más equitativo y mejor educado en que estamos todos empeñados.

Que Dios los bendiga y muchas gracias.