Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Noviembre > Palabras del Presidente Juan Manuel Santos durante la conmemoración del 124° aniversario de la Policía Nacional

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Palabras del Presidente Juan Manuel Santos durante la conmemoración del 124° aniversario de la Policía Nacional

 Bogotá, 5 nov (SIG)

Conmemoramos hoy 124 años de sacrificio y trabajo constantes para garantizar la seguridad de los colombianos y la sana convivencia. Deben sentirse muy orgullos todos ustedes de ser una de las instituciones más queridas por los colombianos. Y con razón.

En conjunto con las Fuerzas Militares, la Policía ha contribuido en forma muy significativa a darles cada vez más tranquilidad a los colombianos.

Quiero comenzar felicitando a todos los condecorados. En especial a las familias de estos héroes que cayeron cumpliendo con su deber. Las familias de los policías que murieron en el accidente del Black Hawk, que sucedió hace algunas semanas.

Un accidente absurdo. Un accidente, no fue derribado como algunos dijeron, donde infortunadamente murieron personas muy valiosas, miembros de esta institución.

Muchas gracias a todas las familias. No puede haber entrega más importante, sacrificio mayor, que la de ver a un hijo, un marido, un hermano, un ser querido, que muere cumpliendo con su deber. Por eso la gratitud de todos los colombianos con estas familias será eterna.

Dentro de los condecorados también está el único sobreviviente, el patrullero Juan Mesa, que en forma muy valiente pudo salvarse de ese absurdo accidente.

Cuántos policías, cuántos miembros de nuestras Fuerzas Armadas, no han caído en cumplimiento con su deber. El último fue Jorge Alexander Riveros Patiño, que cayó en ese ataque que hizo el Eln, después del día de las elecciones. Nuestras condolencias nuevamente a su familia y a las familias de los soldados que murieron en ese ataque. Tuve personalmente la oportunidad de saludarlos el día de las honras fúnebres.

En estos últimos meses, la Policía ha dado grandes golpes contra la delincuencia y el crimen organizado.

Varios de los condecorados participaron en la operación contra ‘Megateo’, un personaje siniestro que había sido declarado objetivo de alto valor desde cuando yo era Ministro de Defensa, hace ya más de 6 años. Estábamos detrás de él y finalmente cayó. Ya no es una amenaza.

Otro gran golpe que dio la Policía fue contra ‘Pijarbey’, considerado como el gran capo de los Llanos Orientales. También fue capturado ‘Mueble Fino’, Jair Sánchez, uno de los principales narcotraficantes de Cali. Ya autoricé su extradición.

Se ha incautado por parte de las Fuerzas Armadas, de la Policía, la mayor cantidad de cocaína en la historia de Colombia. Llevamos en lo corrido del año 144 toneladas.

Y la lucha contra las bandas criminales. Algunos los llaman ‘paramilitares. Son bandas criminales, bandas de crimen organizado, que pueden haber sido secuelas del paramilitarismo, aprendieron sus mañas ahí, y muchos de ellos no se desmovilizaron o si se desmovilizaron volvieron a delinquir.

Por eso he dado instrucciones muy precisas a todas las Fuerzas: al Ejército, a la Fuerza Aérea, a la Armada y a la Policía, que tenemos que ser contundentes en contra de estas bandas criminales. Y así ha sido.

En los últimos tiempos se han realizado más de 500 capturas contra la banda más poderosa en este momento, que es el ‘Clan Úsuga’. Hay una operación en el Urabá, denominada ‘Agamenón’, una operación persistente, contundente. Ya llevamos 187 mil millones de pesos incautados a ese clan, a esa banda.

También se han dado golpes contra la guerrilla, al Eln, la caída de ‘Marquitos’, ustedes lo vieron en el video, llevaba 35 años y era quien dominaba la minería ilegal en el sur de Bolívar.

Contra la minería ilegal, que también la hemos declarado objetivo de alto valor, por el tremendo daño que produce al medio ambiente, se ha convertido en una principal fuente de financiación de todos los grupos ilegales. Ahí también se han hecho operaciones y se tienen que seguir haciendo. Más de 4 mil minas han sido ya intervenidas.

La lucha contra el contrabando, que tanto daño le hace a la economía del país, esa lucha tiene que continuar. Se han visto resultados. La Ley Anticontrabando que aprobó el Congreso de la República, ahora está siendo utilizada por nuestra Fuerza Pública. Tenemos más dientes, tenemos más capacidades y tenemos que perseverar.

En la lucha contra el contrabando no podemos bajar la guardia. Ya se ha incautado mercancía por 250 mil millones de pesos, pero les he dicho al general Palomino, al general Moreno y a todos los responsables de esta lucha contra el contrabando, que hay que redoblar los esfuerzos. Tenemos que hacer mucho más, porque todavía sigue llegando demasiado contrabando al país.

Contra ese otro flagelo de la extorsión, que sé que en algunas regiones ha generado mucha preocupación, se ha venido trabajando. Es un delito fácil de combatir. Si las comunidades colaboran, si los extorsionados denuncian, es el delito más fácil de tener éxito. Más del 95 por ciento de los casos donde hay colaboración de los extorsionados, se resuelven satisfactoriamente. ¿Eso qué quiere decir? Que se captura a los extorsionistas.

Por eso mi llamado hoy también es a las comunidades: colaboren más en la lucha contra le extorsión, y ustedes tendrán una Fuerza Pública mucho más contundente, más efectiva, en contra de este delito.

Hemos hecho avances muy significativos en indicadores de seguridad. Tenemos la tasa de homicidios más baja de los últimos 35 años y tenemos que seguir reduciéndola. Ese es el indicador que más se utiliza internacionalmente para medir el grado, el nivel de seguridad o inseguridad de un país.

Venimos reduciendo esa tasa año tras año. Todavía la tenemos demasiado alta. Yo digo repetidas veces: un homicidio es demasiado. Ahí tenemos también que perseverar.

Más de la mitad de nuestros municipios hoy podemos decir que están libres de extorsión. Se han desarticulado muchas de las bandas. Una de las últimas fue una banda bastante grande dedicada a la extorsión, que se denominaba ‘Los Tíos’, que operaba en 26 departamentos del país. Por eso también tenemos que seguir trabajando en ese frente.

Quiero agradecerle a la Policía nuevamente su participación, su trabajo, en el fortalecimiento de nuestra democracia con su papel en las últimas elecciones. Tuvimos las elecciones más seguras de los últimos tiempos, de las últimas décadas.

Además tuvimos la participación más alta que hayamos tenido tal vez en nuestra historia reciente, desde el plebiscito del año 57. Nunca antes tanta gente había acudido a las urnas, como la gente que acudió, los ciudadanos que votaron en estas elecciones.

Pero, por supuesto, falta mucho por hacer. Todavía hay un camino muy largo por recorrer. Todavía la seguridad es la primera preocupación de mucha gente en el país. Las encuestas así lo señalan. Por eso tenemos que hacer cada vez más esfuerzos para darles a las comunidades sensación de seguridad.

El hurto común, por ejemplo, ha aumentado y tenemos que luchar contra ese flagelo. Necesitamos también un gran esfuerzo, se está haciendo, en la lucha contra el delito cibernético. Es la nueva modalidad de delito. Ahí hay que innovar y la Policía sabe innovar mucho. Tiene grandes laboratorios, tiene gran personal y un ejemplo de innovación nos lo acaba de dar el oficial que se encarga del orden cerrado aquí en esta Escuela.

Ustedes vieron el desfile, eso es una innovación, eso nunca lo habíamos visto. Esa es una demostración de que la Policía sabe innovar. Entonces en la lucha contra ese delito, los delitos cibernéticos, hay que estar no en la retaguardia, hay que estar un paso adelante. Y tenemos con qué, porque he visto los laboratorios, he visto a la Policía trabajar en ese mundo nuevo de la cibernética, y ahí tenemos que seguir haciendo muchos esfuerzos.

El pie de fuerza hay que utilizarlo con la mayor eficiencia posible, colocar a la gente donde más se necesita. Se han hecho experimentos muy interesantes, muy importantes.

El Alcalde Giuliani de Nueva York, que fue tan exitoso en la lucha contra la inseguridad ciudadana, ha venido asesorando a la Policía y a varias ciudades para ir diseñando nuevas modalidades, innovando en la lucha contra la inseguridad ciudadana. Los sitios calientes donde generalmente se concentran muchos de los delitos. La presencia en esos sitios. La capacidad de movilizar a los policías hacia esos sitios. Todo eso repercute positivamente en la lucha contra la inseguridad. Y ahí se está avanzando y se tiene que avanzar mucho más.

En este septiembre asignamos 600 policías más aquí en Bogotá, Alcalde Petro, y más de 3 mil 300 policías a todo el país. Hemos incrementado el pie de fuerza este año.

Pero sobre todo están cada vez mejor dotados, más herramientas, mejor tecnología. Las aplicaciones que se están utilizando, muchas de ellas innovación desde la propia Policía, como la que se lanzó hace unos meses en Soacha, en donde la ciudadanía puede avisar en tiempo de real. Llega la Policía en mucho menos tiempo del acostumbrado al lugar de los hechos. Todo eso, el uso correcto de la tecnología, va a aumentando la efectividad de nuestra Policía y de nuestras Fuerzas.

Por supuesto, estamos todos trabajando para que en el próximo aniversario de esta Policía, 125 años al servicio del país, sea una Policía ya inmersa en el posconflicto, que esté encargada de la seguridad de los colombianos en un país en paz. Este es mi sueño, esa es mi intención. Y gracias a ustedes es que podemos decir que estamos ad portas de lograr ese objetivo.

Cuántos policías no cayeron y no han caído –mencionaba el último– en la guerra contra las Farc y contra el Eln. Cuántos policías, cuántos soldados de tierra, mar y aire no han sacrificado sus vidas en esta guerra de más de 50 años.

Quiero reiterar lo que hemos venido diciendo a través de todos estos años, aquí en este aniversario de La Policía. Cuando iniciamos este proceso, les dije a ustedes, a los policías de Colombia, a los soldados de mi patria, oficiales, suboficiales, soldados y policías, que ingresábamos a un proceso, lo iniciábamos con absoluta claridad de lo que queríamos hacer, con unas líneas rojas que establecíamos desde un principio.

Ahora que estamos llegando al final de este proceso, lo que puedo decirles, una vez más, es que esas líneas rojas, ninguna de ellas se ha traspasado.

Cuando les dije a ustedes policías de Colombia que no serían objeto de ninguna discusión, de ninguna negociación, allá en La Habana, lo dije porque así iba a ser. Así ha sido y así será. No se ha discutido el futuro de la Policía, ni el futuro de nuestras Fuerzas Militares allá en La Habana. Y no se va a discutir.

Lo que sí hemos iniciado, con el señor Director de la Policía, con los oficiales, con los señores comandantes de nuestras respectivas Fuerzas, es un ejercicio de prospectiva: hacia dónde debemos llevar a nuestras Fuerzas para que sean unas Fuerzas poderosas, unas Fuerzas efectivas y unas Fuerzas lo más útiles posible en un país en paz.

Este ejercicio lo venimos haciendo y lo seguiremos haciendo, porque toda institución necesita renovarse, necesita atarse a las nuevas circunstancias. Y la Policía, como una de las instituciones más queridas por el país, pues también necesita prepararse para ese nuevo y mejor futuro.

El papel de la Policía en un país en paz, el papel de la Policía en el posconflicto, va a ser determinante, va a ser muy importante. La seguridad que les vamos a dar a los colombianos cuando firmemos el fin del conflicto, va a ser de la mayor importancia. Y desde ya la Policía tiene que prepararse también para ese escenario.

Ahí tendremos muchas más capacidades. Lo he dicho muchas veces: uno de los muchísimos beneficios de la paz será la seguridad de los ciudadanos de a pie, de los ciudadanos de las diferentes metrópolis, ciudades del país que hoy sienten algún tipo de inseguridad.

¿Por qué lo digo? Porque la paz nos libera muchísimas unidades de la Policía, de nuestro Ejército, de nuestra Armada, de nuestra Fuerza Aérea, que están dedicadas a la guerra. Y las podemos dedicar a la seguridad del resto de los colombianos.

Por eso las capacidades de nuestras Fuerzas se van a multiplicar en materia de seguridad para el resto de los colombianos. Por eso he dicho mil veces que aquí no va a pasar lo que pasó en El Salvador o lo que pasó en Guatemala, donde se incrementó la violencia, se incrementó la inseguridad.

Va a pasar todo lo contrario. Aquí vamos a ver es una mucha mayor seguridad porque nos hemos preparado para eso, porque no vamos a improvisar, porque todo lo que hemos venido haciendo durante estos cinco años, ha sido planear bien, ejecutar bien, tener preparadas nuestras Fuerzas para esa transición. Fuerzas que por su trabajo, por su tenacidad, su coraje y su efectividad, nos han permitido poder acariciar ese anhelo de los colombianos que es un país en paz.
 
También les he dicho, les dije desde un principio, que en el tema de la justicia, los miembros de nuestras Fuerzas Armadas recibirían, por lo menos, los mismos beneficios que reciba la guerrilla cuando se firme la paz. Eso también se ha venido cumpliendo al pie de la letra.

Les dije que ese tema no sería puesto en discusión con las Farc sino que sería un tema que nosotros: el Estado colombiano, la Policía, las Fuerzas Militares, el Ministerio de Justicia, el Ministerio de Defensa, por supuesto el Presidente de la República, iríamos a determinar, como lo hemos venido haciendo.

Yo les puedo volver a asegurar, una vez más, que no vamos a repetir esa situación del pasado en que unos ganaban unos beneficios y otros acaban en la cárcel. Los beneficios serán para todos, en forma justa, porque así es como vamos a poder cerrar definitivamente este conflicto armado.

De manera que ahí vamos avanzando en la dirección correcta. Vamos avanzando hacia ese país en paz. Va a ser una transición compleja, llena de desafíos, pero altamente conveniente. Y ese país en paz nos va a ofrecer nuevas oportunidades, inmensas oportunidades. Y ahí estará nuestra Fuerza Pública, ahí estarán nuestros soldados, ahí estarán nuestros policías, que los vamos a necesitar más que nunca para poder asegurar que esa paz sea realmente estable y duradera.

Quiero que también felicitar a la Policía. Vimos cómo ganaron los Primeros Juegos Mundiales de Policía. En esto nuestras Fuerzas se han venido destacando en todos los frentes. Yo digo con muchísimo orgullo que nuestras Fuerzas Especiales, a donde pertenecen miembros del Ejército, miembros de nuestra Armada Nacional, de nuestra Fuerza Aérea y de la Policía, se han ganado 6 de las 11 olimpiadas de las Fuerzas Especiales que se celebran en el continente americano.

La última competencia fue en Guatemala. Íbamos nariz a nariz con Estados Unidos. Y le dije el al General Rodríguez: ‘No se preocupe, General, lo veo muy nervioso, que nuestros hombres se van a imponer’.  Y se impusieron. Ganamos. Como ahora ganaron nuestros Policías estos Primeros Juegos Mundiales.

Esa es otra demostración de esas capacidades que tiene nuestra Fuerza Pública, que hemos venido desarrollando por la adversidad, por la guerra. La adversidad que forja el carácter. Por eso nuestras Fuerzas están siendo solicitadas por el mundo entero para misiones de paz.

Hace un par de meses, en la Asamblea General de Naciones Unidas, estuve con el Presidente Obama y con los presidentes de muchos de los países que están comprometiendo fuerzas en misiones de paz. Pero para orgullo de ustedes, policías de Colombia, y para orgullo de todos nuestros soldados de tierra, mar y aire, a quien más solicitaban para esas misiones de paz era a las Fuerzas Armadas de Colombia.

¿Por qué? Porque las consideran las mejores Fuerzas que tiene el continente, por la experiencia que han desarrollado. Ese es otro de los frentes que se nos abre como oportunidades hacia el futuro.

De manera que qué bueno esta celebración: 124 años. El año entrante serán 125 años sirviéndole a la patria. Les agradezco de corazón a todos los policías. Ustedes hacen una labor extraordinaria. Este aniversario los debe llenar de orgullo. Este país que estamos construyendo todos los días es gracias al trabajo que ustedes hacen.

Por eso termino estas palabras con esas lindas palabras de su himno: ‘Adelante, guardianes del orden, con hidalguía, valor, dignidad. Vigilad que el derecho del hombre sea con orden. Gozad libertad’. Muchas gracias.