Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Noviembre > Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en la presentación de resultados de Proyectos de Fortalecimiento de la Cadena Láctea

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG
10/11/2015

 

 Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en la presentación de resultados de Proyectos de Fortalecimiento de la Cadena Láctea

 Ipiales, Nariño, 10 nov (SIG).

Quiero decirle, Gobernador (Raúl Delgado), que yo me acuerdo muy bien usted recién elegido. Me decía: yo vengo de un partido diferente al suyo, Presidente, pero vamos a trabajar juntos.

Y le dije: Gobernador, esa es mi forma de trabajar también. A mí no me importa el color político, no me importa si el gato es verde o el gato es rojo, con tal que cace ratones.

Entonces le dije Gobernador, trabajemos juntos.

Yo no sabía que el gato tan era tan intrépido, eso sí. Porque, como dice el Ministro Iragorri, este Gobernador es un lujo de Gobernador. Usted ya se va pero usted se puede ir con esa satisfacción maravillosa de cualquier servidor público y es irse con esa satisfacción del deber cumplido.

Usted, Gobernador, con este servidor –porque yo soy eso un simple servidor público al servicio de ustedes– hemos trabajado juntos y hemos dado resultados que jamás se habían visto en este departamento de Nariño.

Nunca antes –¡nunca antes!–, Nariño había recibido tantos recursos, había tenido tantas inversiones. Y no solamente las inversiones físicas, las inversiones materiales. Ahí veo las pancartas de las diferentes carreteras, las autopistas, el aeropuerto aquí de Ipiales, que dicho sea de paso, ya le mandé a decir al Director de la Aerocivil, ya los bomberos vendrán en las próximas dos semanas, tendrán las comunicaciones y el aeropuerto comenzará a funcionar antes de final de año.

Pero decía no solamente, en materia de infraestructura. Las obras materiales, que han sido muchísimas –ahí están todas las carreteras que se están construyendo–,  pero también la inversión social que para mí es fundamental.

Y eso ha significado, por ejemplo, que el departamento de Nariño haya sido el departamento en todo el país que más ha bajado su tasa de desempleo.

Cuando yo llegué al Gobierno, tenía una tasa de desempleo superior al 17 por ciento. Hoy está en el 10 por ciento. Que todavía es muy alta. Tenemos que seguir trabajando para crear más y más y mejor empleo.

También en las inversiones en materia de educación. En materia de comunicación a través de la tecnología, es el departamento que tiene más quioscos digitales de todo el país, donde hemos entregado más tabletas de todo el país. Y sabemos que nos falta mucho, mucho camino por recorrer.

Y el balance que usted deja, Gobernador, es un balance realmente muy muy positivo, pero a sabiendas –usted y yo lo sabemos– que todavía falta mucho camino por recorrer.

Pero se ha avanzado mucho más que en cualquier cuatrienio en la historia del departamento de Nariño y por eso lo felicitó. Para mí ha sido un privilegio trabajar con usted, señor Gobernador.

Y así es como tenemos que trabajar. Y espero, doctor Camilo Romero, Gobernador electo), que sigamos trabajando de la misma forma.

Cuando el Gobierno Nacional, el gobierno departamental y los gobiernos municipales –porque aquí en Ipiales también hemos hecho obras muy importantes y en la mayoría de los municipios del departamento; y saludo mucho a los alcaldes y les agradezco el gesto de esa placa que me acaban de dar–, cuando se trabaja de la mano el único beneficiado es el pueblo. El pueblo que se beneficia con las obras, con las inversiones sociales, triplicando o cuadruplicando los programas del adulto mayor; mejorando, ampliando, multiplicando las familias que se benefician con el programa de Familias en Acción. Toda esa inversión social que se hace de la mano de alcaldes, de gobernadores y el Gobierno Nacional va es a beneficiar el pueblo y eso es lo que tenemos que seguir haciendo.

Nariño era el departamento con más dificultares –sigue siendo un laboratorio de dificultades–, pero poco a poco las hemos venido resolviendo.

Y uno de los grandes desafíos para este departamento es precisamente el sector agropecuario.

Nariño es, eminentemente, agropecuario. Es un departamento de minifundio junto con el Cauca, el departamento del Ministro Iragorri. Son los departamentos donde más minifundio hay. Pero donde la producción agropecuaria es de gran importancia.

Y por eso también desde el primer momento nos propusimos ver cómo íbamos a diseñar una política que pudiese darle un salto cualitativo al agro aquí en Nariño y en el resto del país.

Y fue así, por ejemplo, cómo cuando vino en una visita, hace ya varios años, el Primer Ministro de Nueva Zelandia. Estuvo en Bogotá y yo le dije: mire, Primer Ministro, yo tengo un problema y es que los productores de leche en mi país son muy ineficientes, producen con mucha dificultad su leche. Pero no podemos competir. Ustedes son los productores más eficientes del mundo entero. ¿Por qué no me ayuda? ¿Por qué no me ayuda a ver cómo podemos ir aumentando la productividad, la producción de leche en Colombia? En departamentos como por ejemplo, describí el departamento de Nariño.

Y aquí envió una serie de técnicos que vinieron, estudiaron las condiciones, estudiaron el terreno.

Y antes de devolverse para Nueva Zelandia lo llamé a mi oficina, al Palacio y le dije: cuénteme ¿Qué encontraron? ¿Tenemos o no capacidades de producir como ustedes producen en Nueva Zelandia?

Y estos señores –eran 3, me acuerdo–, monos, altísimos. Y me dijeron: ‘mire, Presidente. En Nariño hay condiciones para producir mucho más y mejor que lo que estamos produciendo hoy en Nueva Zelandia. Lo que hay que hacer es ir paso a paso agotando la productividad.

Como lo hicimos nosotros. Nosotros no aumentamos, no nos convertimos en el país más competitivo de un año para otro, lo hicimos poco a poco’.

Porque pasar de la época de la prehistoria porque así es como se estaba sembrando, se estaba produciendo y se sigue produciendo una parte importante de nuestra producción agropecuaria en el país, a la modernidad, se requiere todo un proceso, esfuerzos. Esfuerzos del Gobierno, esfuerzo de los propios campesinos, de los productores, para ir mejorando la calidad, mejorando la productividad.

Y fue así como nació también toda esta política, por ejemplo en materia de la cadena láctea. Con los Tratados de Libre Comercio que se han venido firmando,  pues era imperativo ayudar a los productores de leche en Colombia para poder, por lo menos, resistir la competencia.

Pero lo más importante, no asumir una actitud defensiva sino una actitud ofensiva.

Si este señor de Nueva Zelandia y los expertos dicen que un departamento como Nariño puede ser más productivo que Nueva Zelandia, eso quiere decir que nosotros podemos –como lo estamos haciendo con otros productos– no solamente competir con las importaciones sino volvernos exportadores.

Y aquí es donde se presenta una oportunidad de oro para Colombia y para Nariño.

Aquí estuvo hace unos meses el Primer Ministro de la China (Li Keqiang). Allá estuvo en Bogotá, en una visita oficial. Era la primera vez que venía un Primer Ministro de la China a Colombia.

Y yo le pregunté ¿y por qué ese interés de la China en Colombia y en América Latina? Porque iba a ir a Brasil, iba a ir a Argentina.

Y me dijo: ‘mire, Presidente Santos, por un interés muy sencillo, de sentido común. Nosotros somos muchos chinos. Somos más de mil millones de chinos y resulta que solamente producimos el 40 por ciento de lo que consumimos. Y le hemos sacado tanto jugo a la tierra que ya como que la tierra está cansada. Y estamos muy preocupados’.

Y los chinos planean, los asiáticos planean las cosas con mucho tiempo hacia adelante. Estamos pensando cómo vamos nosotros a alimentar a nuestra población en 10, en 20, en 30 años.

Y me dio una cifra. Me dijo ‘hoy hay 7 y medio billones de habitantes del planeta. En 20 años va a haber 9 o 9 y medio. Está creciendo la población en la India, está creciendo la población en Indonesia y resulta que hay muy pocos sitios en el mundo con capacidad de aumentar la producción de alimentos’.

Uno de ellos identificado por la FAO, que es la Organización de Agricultura Mundial de las Naciones Unidas, uno de esos siete países es Colombia.

‘Y por eso estoy aquí –me dijo el Presidente chino–, porque estoy viendo a ver qué podemos hacer nosotros para ver si podemos hacer contratos de largo plazo para asegurarnos nuestros alimentos.

Eso se lo cuento porque es una preocupación del mundo entero: Cómo es que el mundo se va a alimentar hacia el futuro, de dónde va a venir esos alimentos.

Y ahí Colombia tiene una inmensa oportunidad.

Pero tenemos que volvernos mucho más productivos, tenemos que modernizarnos, tenemos que dejar –ahí si como dicen– producir solamente con el machete y el azadón, e introducir nuevas tecnologías, nuevas prácticas.

Los servicios de la asistencia técnica, del Ministerio, de las diferentes entidades. Que estamos modificando en el Ministerio. En el Senado de la República, Tato Álvarez, usted nos dio unas facultades –el Senado de la República, el Congreso–   unas facultades para reformar todo el sistema agropecuario.

El congresista Carlosama también nos apoyó en eso y en qué forma.

Y vamos a reformar toda la institucionalidad agropecuaria el próximo mes para poder modernizar el campo colombiano.

Y aquí Nariño va a ser tal vez uno de los departamentos más beneficiados con esa modernización. Y ya estamos comenzando con este proceso que estamos haciendo con la cadena lechera.

Ustedes ya están comenzando a sentir, comenzando hasta ahora a sentir, ese tipo de políticas que va ayudando toda la cadena.

Le agradezco mucho, Alcalde electo (Ricardo Romero), Gobernador, la escritura que me acaba de dar. Se va a construir allá esa planta. Hay 27 mil 500 millones de pesos ya asignados, ya los tiene el Ministro.

¿Qué va a hacer esa planta? Pues va a mejorar uno de los eslabones de la cadena, que es poder tener una planta de procesamiento que va a mejorar los ingresos de todos los productores lecheros.

Pues la cadena tiene muchos eslabones y hay que ir mejorando cada eslabón de la cadena hasta convertirnos en una potencia en materia de producción lechera o agropecuaria en general.

Les voy a contar una cosa que estamos haciendo –estamos en el sur de Colombia–, que estamos haciendo en el departamento que queda más al norte de Colombia.

Con los indígenas wayúu, con el Ministro, allá estamos haciendo unos pequeños oasis. Simplemente la sequía allá sí que es permanente y ha sido milenaria.

Entonces perforamos un pozo de agua. El agua sale con un motorcito que se alimenta de energía solar. Eso ya está funcionando.

Entonces con esa agua estamos dándoles a las familias wayúu 2 o 3 hectáreas para que siembren un pasto especial.

Y les estamos ayudando a mejorar la genética de los chivos…

Entonces perforamos un pozo de agua, el agua sale con un motorcito que se alimenta de energía solar. Eso ya está funcionando, entonces con esa agua estamos dándoles a las familias Wayuu 2 o 3 hectáreas para que siembren un pasto especial, y les estamos ayudando a mejorar la genética de los chivos.

Entonces la producción de carne, la producción de chivos, se ha venido multiplicando, a tal punto que los ingresos de esos campesinos wayúu, que eran más o menos ¿de cuánto? De 300 mil, 400 mil, están hoy en 2 millones y medio. De 300 mil a 2 millones y medio cada persona.

Y la carne que están vendiendo, esta carne ya está en los supermercados –en Olímpica, por ejemplo-–está desplazando precisamente la carne que venía de cordero de Nueva Zelandia. Y eso ya se está produciendo. Hoy es una realidad.

No es que vamos a hacerlo, ya hoy esa carne –usted tiene ahí las fotografías, muéstreselas al Gobernador– ya la carne está en los supermercados.

Entonces esto es lo que tenemos que hacer con la leche. Que la leche cada vez se puede producir con más eficiencia, eso aumenta los ingresos del productor de leche y nos abre unos mercados muy, muy importantes. No solamente para defendernos de las importaciones sino para poder exportar, porque cada vez va a haber más y más demanda por lo productos agropecuarios.

Ahí hay que hacer un gran esfuerzo en mejorar toda la asistencia técnica. Tal vez la única organización que ha tenido una asistencia técnica eficaz ha sido la Federación de Cafeteros, con su servicio de extensión. Y eso que se ha venido disminuyendo en los últimos tiempos, era mucho mejor hace unos años. Otra vez volvió a aumentar.

Y mire lo que ha pasado con el café.  El café cuando yo llegue al Gobierno estaba en crisis, íbamos a producir menos de 7 millones de sacos de café. Nariño también es un productor cafetero.

El mes pasado produjimos una cifra récord: 13 millones y medio de sacos. De 7 millones a 13 millones y medio.

¿Eso en que se traduce? En mejores ingresos para todos los cafeteros, porque simplemente el ingreso es una multiplicación del volumen de producción con el precio. Si el volumen de producción aumenta pues aumenta el ingreso.

Y los cafeteros van a recibir este año más de 6.5 billones de pesos, cosa que nunca en su vida habían visto.

Y eso es lo que tenemos que hacer con cada sector, con cada sector agropecuario.

En el caso de la leche, vamos a seguir.

Usted me está pidiendo Gobernador, por favor continúe con el apoyo.

Por supuesto que vamos a continuar con el apoyo, hasta que los productores de leche de Nariño se conviertan en los productores más eficientes del país.

Le vamos a seguir haciendo, porque esa es la forma de ir progresando, de ir modernizando este país.

Y lo vamos a hacer también con todas las inversiones sociales que estamos haciendo.

Las comunidades indígenas, la vivienda rural por ejemplo, que yo tengo un compromiso con ustedes, espero que lo cumplan rápido señor presidente del Banco Agrario, eso lo vamos ahora a hablar en Túquerres.

Pero son todos esos compromisos que hemos venido asumiendo y que hemos venido cumpliendo y que son apenas el comienzo, les decía, porque esto es un proceso que tiene que continuar.

Nosotros lo que estamos es sembrando la semilla. Y todo eso, todos esos esfuerzos que estamos haciendo, pues van a hacer multiplicados si logramos esa paz tan añorada que estamos nosotros…

Yo vengo, antes de llegar aquí a Nariño estaba en un evento que estábamos analizando las regalías.

Llevamos tres años después de la reforma de las regalías que aprobaron en el Congreso de la República. Unas regalías que antes se distribuían en unos pocos, hoy se distribuyen en todos los municipios y todos los departamentos, que ha generado una prosperidad en muchos sitios del país que nunca antes se había visto.

Nariño es uno de los departamentos que más se ha beneficiado en materia de regalías.

Y estábamos analizando de como se ha venido invirtiendo esas regalías.

Y decía uno de los patrocinadores de este evento, que era el representante del Banco Interamericano de Desarrollo, el progreso que ha tenido Colombia en estos últimos 20 años. Que Colombia está hoy como uno de los países que está creciendo más alto, el crecimiento más alto en América Latina. Que Colombia es uno de los países que más ha reducido la pobreza y la pobreza extrema en estos últimos cinco años. Que Colombia ha sido el país que más empleo ha generado, más de 3 millones empleos hemos generado estos últimos cinco años.

Yo le decía a él y a los que estaban participando en el evento eso está muy bien y eso ha sido producto de un gran esfuerzo. Y no solamente de este Gobierno. Los gobiernos anteriores de este Gobierno lo han impulsado especialmente.

Pero eso todo ha tenido ha tenido un freno de mano, que es cuando uno trata de manejar con el freno de mano puesto; el carro no avanza como podría avanzar. Ese freno de mano se llama el conflicto armado.

Y aquí en Nariño no solamente ha sido un freno de mano sino una especie de soga al cuello que nos ha frenado, porque ese conflicto armado ha sido especialmente cruel con los nariñenses. Porque aquí se ha reunido todo lo malo de esta guerra, de este conflicto armado                                                 
                        
Por eso yo estoy convencido, absolutamente convencido, que si firmamos la paz Nariño va ser de los departamentos, sino el departamento, más beneficiado con esa paz.

Y ahí, imagínense ustedes cuántas inversiones no se han hecho, simplemente porque el contratista dice yo no voy a tal sitio porque allá esta la guerrilla, o allá estaban los paramilitares o están las Bacrim.

Entonces esa violencia que se ha ensañado con Nariño ha sido un freno, un freno tremendo en el progreso de este gran departamento.

Usted me decía algo muy significativo, le salió del alma: la verraquera de los nariñenses.

Esa verraquera la vamos a dejar fluir en toda su esplendor cuando firmemos la paz. Y espero que sea en los próximos meses.

Entonces ahí podremos todo unirnos para ponernos objetivos todavía más altos, todavía más ambiciosos.

Y este departamento lo que tiene es un buen futuro, no solamente el verde que usted mencionaba. Aquí lo que hay es cosas para hacer, hay un potencial para progresar. Es un departamento todavía muy pobre, un departamento que está todavía más atrasado. Pero lo que tiene buena gente y capacidad de para progresar.

Y yo, en lo que me queda de Gobierno que son todavía casi tres años, tengan la seguridad de que estaré aquí permanentemente de la mano de ustedes, y del nuevo Gobernador y de los nuevo alcaldes, ayudando a seguir progresando, a seguir progresando.

Porque además –con esto termino–, yo digo que el amor, el amor en la política se expresa es con presupuesto, con inversiones.

Y yo siento por ustedes los nariñenses un gran amor, porque ustedes me han apoyado. En las dos elecciones, me hicieron ganar. Ustedes todos los nariñenses en qué forma.

Entonces soy un Presidente agradecido. Y por eso qué bueno poder decir que ningún Presidente en la historia de Nariño ha invertido tanto y seguiré invirtiendo todo lo que tenga en mis capacidades, para que ustedes sigan progresando.

Que Dios lo bendiga. Y muchas gracias.